Detalle Tablero

Reseña: Tiletum

Introducción

¡Bienvenidos a la Europa de principios del Renacimiento! Eres un comerciante acaudalado que busca aumentar su fortuna, obtener influencia y ganar reconocimiento. Mientras visitas ciudades de todo el continente, construirás puestos comerciales y contribuirás a la construcción de enormes catedrales. Gánate el favor de figuras influyentes, invitándolas a tus casas y haciendo uso de tus habilidades únicas. Obtendrás contratos rentables y recursos con los que cumplirlos. Por último, cuando llegue el momento, participarás en ferias que te concederán grandes recompensas y reputación. ¿Lograrás convertirte en el mejor comerciante de principios del Renacimiento?

Portada
Portada

Así se nos presenta Tiletum, un diseño de Daniele Tascini y Simone Luciani (Tzolk’In: El Calendario Maya, Los Viajes de Marco Polo). Publicado por primera vez en 2022 por Board&Dice en una versión en inglés. De las ilustraciones se encarga Giorgio De Michele (Evolution, Street Masters) y Zbigniew Umgelter (Tekhenu: El Obelisco del Sol, Tawantinsuyu: El Imperio Inca).

Se encuentra publicado en español por Maldito Games (aunque el juego es completamente independiente del idioma a excepción del reglamento). Permite partidas de 1 a 4 jugadores, con una edad mínima sugerida de 14 años y una duración aproximada de entre 60 y 100 minutos. El precio de venta al público es de 55€. Para esta reseña se ha utilizado una copia de la versión en español de Maldito Games, que la propia editorial nos ha cedido amablemente.

Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.



Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 29,7×29,7×7,2 cm. (caja cuadrada estándar tipo Ticket to Ride), nos encontramos con los siguientes elementos:

  • Tablero Central (de cartón)
  • 4 Tableros de Jugador (de cartón)
  • 20 Dados de Recurso (de resina)
  • Bolsa para Dados (de tela)
  • 195 Fichas de Recurso (de cartón)
  • 54 Losetas de Bonificación (de cartón)
  • 45 Losetas de Personaje (de cartón)
  • 26 Losetas de Contrato (de cartón)
  • 25 Losetas de Catedral (de cartón)
  • 11 Losetas de Feria (de cartón)
  • 32 Casas (8 de cada color) (de madera)
  • 28 Pilares (7 de cada color) (de madera)
  • 12 Marcadores (3 de cada color) (de madera)
  • 4 Comerciantes (1 de cada color) (de madera)
  • 4 Arquitectos (1 de cada color) (de madera)
  • 21 Cartas (62,5×88 mm.):
    • 13 Cartas de Decreto
    • 8 Cartas de Desafío
  • Reglamento
  • Reglamento del Modo en Solitario
Contenido
Contenido

Mecánica

Tiletum es un peso medio con mecánica principal de draft de dados en el que los jugadores compiten, a lo largo de cuatro rondas (con tres turnos por jugador), en progresar en cinco aspectos: edificios (colocando ciudadanos y estandartes para activar bonificaciones), contratos (recolectando recursos para poder completarlos y liberar columnas), desplazar al arquitecto para colocar columnas (que permiten ayuda en la construcción de las catedrales), desplazar al comerciante (para colocar puestos comerciales que permiten activar las bonificaciones de las ciudades elegidas al comienzo de la partida) y progresar en el track del rey (que determina el orden de turno y bonifica/penaliza a los jugadores según su posición). En cada turno el jugador activo debe escoger uno de los dados disponibles, cuyo valor determina el tipo de acción al que está asociado (esto va rotando en cada ronda). El jugador obtiene tantos recursos como el valor del dado (que se puede modificar utilizando monedas y cambiando la acción a la que está asociada) y, posteriormente, resuelve la acción con un número de puntos de acción igual a 7 menos el valor del dado. Al termino de cada ronda se realiza una evaluación si el jugador tiene un puesto comercial o a su comerciante en la ciudad correspondiente. Al final de la partida los jugadores obtienen puntos adicionales por su presencia en el tablero con columnas y puestos comerciales.


Conceptos Básicos

Empecemos por el Tablero Principal. Este muestra un gran mapa de Europa Central, con una serie de ciudades interconectadas mediante caminos. En cada ciudad podemos encontrar espacio para colocar losetas de catedral y espacios circulares para las columnas, espacios para losetas de bonificación y/o espacios para colocar puestos comerciales. En la zona superior izquierda tenemos la zona de acciones, divida en seis sectores, cada una con un espacio para una loseta de bonificación y sitio para colocar los dados. En la zona superior central encontramos un espacio para colocar las losetas de ciudad y los criterios de puntuación de cada ronda. En la zona superior derecha tenemos un recordatorio de la puntuación final. En la zona izquierda central tenemos espacios para los suministros de losetas. En la zona inferior izquierda tenemos el track del rey donde se mide la corrupción. Finalmente, en el marco tenemos el clásico track de puntuación con casillas numeradas del 0 al 99.

Tablero Principal
Tablero Principal

Uno de los elementos principales del juego serán los Dados. Son dados de seis caras con valores numerados del 1 al 6 y aparecen en cinco colores. Al comienzo de cada ronda se extraerán una serie de dados de la bolsa (no todos), se lanzarán y se colocarán en la zona de acciones del tablero principal. El concepto importante es que, al escoger un dado, el jugador obtendrá, por un lado, recursos igual al valor del dado y, por otro, puntos de acción para resolver la acción correspondiente igual a siete menos el valor del dado.

Dados
Dados

Para determinar la acción a la que se asocia cada dado se dispone de un Dial con seis sectores en los que se indican los valores numéricos y, consecuentemente, los puntos de acción disponibles para la acción correspondiente. Este dial se girará tres veces durante la partida, de forma que cada acción tendrá un valor distinto asociado en cada ronda.

Dial
Dial

Los jugadores gestionarán cinco tipos de Recursos durante la partida: hierro, lana, piedra, comida y oro. Cada recurso tendrá un fin especifico (el hierro y la lana para completar contratos, la piedra para colaborar en la construcción de ciudades, la comida para completar el desarrollo de las casas y el oro para variar el valor de los dados en la zona de selección). Cuando un jugador escoge un dado, obtendrá tantos recursos del tipo asociado al color del dado como valor del mismo.

Recursos
Recursos

Los jugadores tendrán una doble representación sobre el tablero de juego. Por un lado tendrán un Peón de Arquitecto, representado con una figura de un compás. Este peón se podrá desplazar a lo largo de las rutas del tablero principal gracias a una de las acciones disponibles. En las ciudades este peón podrá colocar columnas (si la ciudad está construyendo una catedral) y/o recuperar losetas de bonificación.

Arquitecto
Arquitecto

Las Columnas vienen a representar la presencia arquitectónica de los jugadores en las distintas ciudades. Serán importantes porque al final de la partida proporcionarán puntos de victoria, pero su principal función es permitir al jugador colaborar con la construcción de la catedral en la ciudad correspondiente. El jugador comenzará con dos columnas disponibles, y podrá ir desbloqueando nuevas columnas al completar contratos.

Columnas
Columnas

La Catedrales se representarán con una serie de losetas con una imagen representativa. Cada catedral tendrá una serie de niveles y cada jugador podrá colaborar en la construcción de cada catedral mientras quede al menos una de estas losetas. Cada loseta indica una cantidad de puntos de victoria que va decreciendo. Junto a estas losetas se colocarán las fichas de coste de construcción, que determinarán el coste en piedra (independientemente de las losetas de catedral que resten) más una cantidad fija en puntos de victoria (que se sumaría a la de la loseta de catedral obtenida por el jugador).

Catedrales y Costes
Catedrales y Costes

El otro peón del jugador será el Mercader, representado con una ficha con forma de carreta. Funcionará de forma análoga al arquitecto, pudiendo desplazarse a lo largo de las conexiones entre ciudades, así como recoger las losetas de bonificación. Sin embargo, en vez de colocar columnas, el mercader coloca puestos comerciales (que permitirán disfrutar de las ferias si se celebran en dicha ciudad, así como activar efectos asociados a los espacios correspondientes).

Comerciantes
Comerciantes

Estos Puestos Comerciales permiten, además de activar efectos disponibles en el tablero principal, asegurar la evaluación de una ciudad si tiene asociado un criterio de puntuación. Los jugadores comienzan con un puesto comercial ya construido en Tiletum más dos disponibles, debiendo completar edificios para conseguir desbloquear nuevos puestos comerciales, que proporcionarán puntos al final de la partida junto con las columnas colocadas.

Puestos Comerciales
Puestos Comerciales

Al comienzo de la partida se establecerán cuatro Ciudades (Tiletum siempre es la primera) en las que se realizará una evaluación indicadas en las Losetas de Feria. Al final de cada ronda, si el jugador tiene presencia comercial en la ciudad, ya sea porque su comerciante se encuentra en ella o porque ha construido un puesto comercial, podrá evaluar el criterio de puntuación.

Ciudades y Ferias
Ciudades y Ferias

Durante la partida los jugadores obtendrán una serie de Losetas de cuatro tipos: contratos (que requieren una combinación de recursos para proporcionar puntos de victoria), personajes (asociados a una de las cinco acciones y proporcionan bonificaciones al ser colocados), escudos (permiten completar las casas), bonificaciones (que se pueden aplicar en cualquier momento del turno) y escudos (que permitirán completar edificios y obtener beneficios). Sobre el tablero y en los espacios de acción se colocarán losetas de todos estos tipos, mientras que en el suministro de personajes para la acción de personajes solo habrá personajes, y en el espacio de suministro de los contratos para la acción de contratos aparecerán contratos y escudos (estos últimos se utilizarán para completar edificios).

Losetas
Losetas

Otra de las acciones disponibles será progresar en el track del rey. Este track, además de servir para establecer el orden de turno al final de cada ronda, otorgará o sustraerá puntos de victoria a los jugadores según su posición en el track. Durante una ronda se revelarán Losetas de Corrupción que harán retroceder los marcadores de los jugadores en dicho track.

Losetas de Corrupción

Cada jugador dispondrá de tres Discos Marcadores, uno para los puntos de victoria, otro para el orden de turno y otro para el track del rey. Es importante indicar que en el track del rey, cuando un jugador es penalizado, su marcador vuelve a la posición de origen para la siguiente ronda, mientras que si es bonificado, simplemente mantendrá su posición.

Discos Marcadores
Discos Marcadores

Cada jugador dispondrá de un Tablero Personal que muestra tres cuatro zonas. En la banda superior tendremos espacios para colocar los contratos completados con un valor en puntos de victoria creciente (sobre estas casillas se colocarán las columnas que el jugador podrá desbloquear). En la zona derecha encontraremos un espacio de reserva para cuatro losetas, de forma que un jugador podrá acumular losetas (contratos, personajes, escudos y bonificaciones) para utilizarlos en el momento que crea oportuno (nunca podrá tener más de cuatro losetas en este espacio). En la zona inferior derecha tenemos un espacio para colocar los dados seleccionados durante la ronda. Y ocupando la mayor parte del tablero tenemos los edificios, consistentes en columnas de 1/2/3 casillas con un valor en puntos de acción asociado donde se colocarán personajes (cada tipo de personaje solo podrá estar presente en una columna, y dentro de cada columna solo podrá haber personajes de un mismo tipo). En la casilla inferior de cada una de estas columnas se podrá colocar un escudo (no podrá repetirse escudo en el tablero del jugador) a cambio de comida, activando una bonificación especial. En el tejado de cada edificio habrá un espacio para colocar un puesto comercial que se desbloqueará cuando se complete el edificio (personajes y escudo), liberando además un potenciador de acción. El edificio más a la derecha ya muestra un personaje neutral y solo necesita el escudo para completarse, aunque no proporciona ningún beneficio más que el de la casilla de escudo.

Tablero Personal
Tablero Personal

Estos Potenciadores aumentarán el número de puntos de acción que un jugador obtendrá al escoger la acción correspondiente. El número de puntos de acción extra dependerá del número de casillas del edificio y se colocarán en la acción asociada a los personajes colocados en el edificio correspondiente que es completado. Estas bonificaciones también aplican cuando se utiliza el espacio de acción comodín para resolver la acción correspondiente.

Potenciadores
Potenciadores

Con esto tenemos suficiente.


Preparación de la Partida

  1. Se coloca el tablero principal en el centro de la mesa.
  2. Se introducen en la bolsa tantos un dado de cada color por cada jugador presente en la partida.
  3. Se forman pilas con las losetas de catedral de cada tipo, en orden creciente (arriba de la pila la loseta de mayor valor) y se colocan en los espacios adecuados.
  4. Se mezclan las losetas de coste de catedral y se coloca una en cada espacio de catedral. En la ciudad en la que se coloque el marcador sin coste se retiran las losetas de catedral.
  5. Se mezclan las losetas de corrupción y se colocan en una pila bocabajo en el espacio correspondiente
  6. Se forma tres reserva de losetas según su reverso, dejando en la caja aquellas marcadas con un número de jugadores que no se corresponda con el de la partida.
  7. Se forma una reserva general con los recursos.
  8. Se coloca una loseta de bonificación (con estrella en el reverso) en cada espacio de acción, en la casilla del track del rey y en las casillas de las ciudades correspondientes al número de jugadores.
  9. Se coloca una loseta de contrato en cada casilla de la hilera de contratos.
  10. Se coloca una loseta de personaje en cada casilla de la hilera de personajes.
  11. Se mezclan las losetas de ciudad y se colocan 3 en los espacios de ciudad junto a Tiletum. Se marca cada ciudad resultante con una ficha correspondiente a la ronda en la que se activa la feria en dicha ciudad.
  12. Se mezclan las losetas de feria y se coloca una bajo cada ciudad.
  13. Cada jugador escoge un color y recibe: un tablero personal, 7 columnas (coloca 5 en las casillas en las casillas de contrato de su tablero personal excepto en la última, dejando 2 en su reserva personal), 8 puestos comerciales (coloca 1 en Tiletum, 2 en su reserva personal y 1 en el tejado de cada edificio de su tablero personal), 1 arquitecto y 1 comerciante (que coloca en Tiletum), 5 potenciadores y 3 discos marcadores (que coloca en la casilla de 10 puntos del track de puntuación, en la casilla de valor 0 del track del rey y en la zona de orden de turno).
  14. Se escoge aleatoriamente al jugador inicial, que coloca su disco en la primera casilla del orden de turno. El resto de jugadores ocupan las siguientes casillas en orden de turno. Este mismo orden debe configurarse en la pila de discos del track del rey (de abajo a arriba).
  15. Cada jugador recibe un recurso de cada tipo y 1/3/5/6 fichas de oro para el primer/segundo/tercer/cuarto jugador.

¡Ya podemos comenzar!

Partida Preparada
Partida Preparada

Desarrollo de la Partida

Una partida de Tiletum se desarrolla a lo largo de cuatro rondas. Cada ronda se estructura en cinco fases.

Fase I: Preparación

Se extraen de la bolsa tantos dados como número de jugadores por tres más dos, se lanzan y se colocan en los espacios de acción correspondientes según el dial interior.

Fase II: Acciones

Esta fase se resuelve a lo largo de tres rondas de acción. En cada ronda de acción, comenzando por el jugador inicial y continuando según el orden de turno establecido, cada jugador disfrutará de un turno de acción.

En cada turno de acción, el jugador activo deberá escoger un dado disponible en la zona de acciones. Antes de escogerlo, podrá cambiar su valor gastando 2 unidades de oro por cada punto que quiera añadir o sustraer al valor del dado (cambiándolo de sector en la zona de acciones, del 6 se pasa al 1 y viceversa). El dado se coloca en uno de los tres espacios para dados del tablero personal.

El jugador obtendrá tantos recursos del tipo asociado al color del dado como el valor del mismo y podrá emplear tantos puntos de acción como 7 menos el valor del dado en la acción correspondiente (si el jugador dispone de un potenciador en la acción, sumara estos puntos de acción a los correspondientes por el valor del dado). Si hubiese una loseta de bonificación en el espacio, el jugador puede reclamarla. Una vez empleados los puntos de acción, el turno pasará al siguiente jugador según el orden de turno.

Detalle Acciones
Detalle Acciones

Esta fase finaliza una vez todos los jugadores han completado tres turnos de acción, esto es, tienen 3 dados en su tablero personal.

  • Las acciones disponibles son:
  • Arquitecto. Por cada punto de acción el jugador podrá:
    • Mover a su arquitecto a lo largo de una ruta hasta la siguiente ciudad.
    • Colocar una columna de su reserva en un espacio de columna en una ciudad en la que aún no tenga una.
    • Recoger una loseta de bonificación y colocarla en el tablero personal.
  • Mercader. Por cada punto de acción el jugador podrá:
    • Mover a su mercader a lo largo de una ruta hasta la siguiente ciudad.
    • Colocar un puesto comercial de su reserva en un espacio de puesto comercial libre en una ciudad en la que aún no tenga una, activando la bonificación si la mostrase.
    • Recoger una loseta de bonificación y colocarla en el tablero personal.
  • Personajes. El jugador podrá gastar:
    • 1 Punto de Acción en coger un personaje disponible en el suministro y colocarlo en el espacio de reserva de su tablero personal, reponiéndolo inmediatamente.
    • 1 Punto de acción en descartar todas las losetas de personajes y reponer el suministro. Las losetas descartadas se mezclan con la pila de personajes (se mantienen en la partida).
    • 1/2/3 Puntos de acción en colocar un personaje de su espacio de reserva en una casilla de un edificio cumpliendo las normas (cada tipo de personaje solo puede estar presente en un edificio y en un edificio solo puede haber personajes de un mismo tipo). Si un edificio se completa con personajes, el puesto comercial de su tejado se coloca en la reserva de puestos comerciales disponibles. Al colocar el personaje se aplica la bonificación indicada en él.
  • Contratos. El jugador podrá gastar:
    • Los puntos de acción correspondientes en reclamar una loseta de contrato/escudo del espacio correspondiente y colocarlo en su zona de reserva. Al final del turno, las losetas restantes se desplazan hacia la derecha y se repondrá revelando nuevas losetas.
    • 1 Punto de acción para cambiar un recurso por otro. La primera vez que se haga esto, el jugador obtendrá un recurso adicional de su elección.
  • Rey. El jugador avanza tantos espacios en el track como puntos de acción.
  • Comodín. El jugador escoge cualquiera de las acciones anteriores como si el dado se encontrase en dicha acción y emplea todos los puntos de acción en ella.

En cualquier momento durante su turno el jugador podrá:

  • Emplear losetas de bonificación para aplicar su efecto.
  • Completar un contrato entregando los recursos correspondientes, anotando los puntos de victoria. Colocará la loseta en el espacio sin contrato más a la izquierda en la zona de contratos completados, liberando la columna si correspondiese y anotando los puntos adicionales indicados en el espacio.
  • Colocar un escudo pagando las unidades de comida correspondiente. Coloca el escudo en la casilla correspondiente del edificio escogido y resuelve el efecto indicado. Si ese edificio se completa en algún momento, el jugador liberará el potenciador, que colocará en el espacio de acción asociado a los personajes colocados en el edificio.
  • Construir una Catedral. Si el jugador dispone de una columna en una ciudad y no ha colaborado aun en la construcción de dicha catedral, podrá devolver a la reserva la cantidad de piedra indicada en la loseta de coste para reclamar la loseta superior de la pila de losetas de catedral, anotando tantos puntos como indique la loseta más los que se indiquen en la loseta de coste.

Fase III: Rey

Cada jugador anota o pierde los puntos de victoria indicados en el espacio que su marcador ocupe en el track del rey. El jugador más avanzado en el track obtiene la ficha de bonificación colocada en el espacio correspondiente (en caso de que varios jugadores ocupen el mismo espacio en posición más a la derecha, obtendrá la bonificación el jugador más abajo en la pila).

Tras esto, se ajusta el orden de turno, colocándose los marcadores según la clasificación relativa entre los jugadores en dicho track (primero será el jugador situado más a la derecha en el track). En caso de que varios jugadores ocupen una misma casilla, se considera que está por delante el que más abajo esté en la pila de discos.

Aquellos jugadores que perdiesen puntos recolocan sus discos al espacio de valor 0 en el track (deben mantener el orden relativo dentro de la pila, esto es, el que más a la derecha estuviese se coloca más abajo, y si varios ocupaban un mismo espacio, mantienen el orden dentro de esa pila).

Fase IV: Feria

En esta fase aquellos jugadores con presencia en la ciudad indicada para la ronda en curso, esto es, su mercader está en la ciudad y/o han construido un puesto comercial en la misma habrán ganado el derecho a aplicar el criterio de puntuación correspondiente, anotando puntos de victoria según cumplan dicho criterio.

Fase V: Mantenimiento

Se procede de la siguiente forma:

  • Se reponen los espacios de acción colocando nuevas losetas de bonificación (las losetas que no se han recogido durante la ronda permanecen en los espacios de acción). También se coloca una ficha en el espacio de bonificación del rey.
  • Se mezclan todas las losetas de corrupción y se colocan formando una pila. Luego se coloca bocabajo tres losetas en los espacios de corrupción.
  • Se devuelven todos los dados a la bolsa.
  • Se rota el dial de acciones.

Tras esto, comenzaría una nueva ronda.


Fin de la Partida

La partida finaliza al término de la cuarta ronda, procediéndose al recuento final en el que cada jugador anota:

  • 5/10/20/30 Puntos de victoria si el jugador ha completado 3/4/5/6 edificios (todos los personajes y el escudo correspondiente).
  • Cada jugador obtiene tantos puntos como el resultado de multiplicar los puestos comerciales por las columnas presentes en el tablero.
  • 1 Punto de victoria por cada 4 recursos sobrantes (sin importa el tipo).

El jugador con más puntos de victoria será el vencedor. En caso de empate, el jugador que esté por delante en el orden de turno será el vencedor.


Variantes

Modo en Solitario. El jugador se enfrenta a un bot, que utiliza el reverso de un tablero de jugador y un mazo de cartas. Se utilizan dos dados de los que no están en la bolsa y una pieza de otro color para determinar la acción que se resuelve mediante las cartas de decreto.

Modo en Solitario
Modo en Solitario

Opinión Personal

El señor Andrei Novac tiene una larga trayectoria como autor y, sobre todo, como desarrollador, iniciándose en la ya extinta NSKN Games, que se fusionó con Board&Dice, manteniéndose el nombre de esta última. Muchos son los juegos que tienen su firma (aunque ninguno ha llegado a cuajar en el panorama lúdico), pero en bastantes más aparece acreditado como desarrollador jefe (para eso es uno de los responsables de la editorial). Y no se puede decir que haya destacado en su labor como editor cuando un altísimo porcentaje de los juegos publicados por la editorial salen al mercado con problemas relativamente evidentes y que tienen que ser solventados expansión mediante.

Con todo, la editorial ha conseguido crear una marca reconocible, la famosa «Serie T», que vendría a encuadrar títulos de peso medio-duro cuyo título comienza por la letra T, siendo Teotihuacan: Ciudad de Dioses (aquí su tochorreseña), su mayor éxito hasta la fecha. El resto de títulos, siendo buenos juegos y, en mayor o menor medida recomendables, acaban cojeando en algún aspecto que denota cierta falta de desarrollo.

Es por eso que yo perdí la fe en los juegos pertenecientes a esta serie, los cuales suelen venir firmados por autores italianos muy de mi gusto. Pero, como digo, normalmente tienen buenas ideas y hay que darles un tiento, porque nunca se sabe. Es por eso que hoy vamos a analizar Tiletum, el añadido a la serie presentado por la editorial en la Feria de Essen de 2022, no sin antes agradecer a Maldito Games la cesión de la copia que posibilita la parrafada que viene a continuación.

Detalle Tablero
Detalle Tablero

En Tiletum nos olvidamos de temas y ambientaciones exóticas y volvemos a los orígenes de los eurogames, esto es, la Europa Renacentista en la que tendremos que comerciar y erigir monumentos para acumular prestigio. El uso de una ambientación ya clásica en el mundo lúdico es toda una declaración de intenciones: no esperéis una revolución con Tiletum.

Mecánicamente nos encontramos con un draft de dados que ya hemos visto en numerosos juegos, siendo tal vez Grand Austria Hotel (aquí su tochorreseña) el referente más claro. Al comienzo de cada ronda se van a lanzar unos dados cuyos valores están asociados a unas acciones. En cada turno, el jugador activo simplemente escogerá uno de estos dados para resolver la acción correspondiente. Y así se irán sucediendo los turnos.

La partida durará cuatro rondas con tres turnos de acción por jugador, esto es, doce turnos en el total de la partida. Al final de cada ronda habrá una pequeña fase de evaluación que involucrará a un track en el que los jugadores intentan progresar y un criterio que los jugadores evaluarán si cumplen determinadas condiciones. Nada que no se haya visto antes, ¿verdad?

Detalle Track del Rey
Detalle Track del Rey

Pues tal vez aquí esté la clave del asunto. Parece como si Lucinai y Tascini hubiesen dejado a un lado el afán por intentar innovar y se hubiesen centrado en hacer un diseño lo más redondo posible. Un juego que, sin llamar la atención a priori, consiga enganchar a los jugadores gracias a sus sensaciones, su dinamismo y, especialmente, su variabilidad. Y creo que todo esto lo han conseguido por lo que os voy a ir desgranando.

En primer lugar, la mecánica del draft de dados con acciones asociadas es un sistema que inclina la balanza hacia lo táctico, pues uno puede tener una idea muy clara de qué quiere hacer, pero depende en gran medida del resultado de la tirada de dados al comienzo de la ronda para poder llegar a cabo dichos planes. Un ejemplo típico en Grand Austria Hotel es que durante una partida en las tiradas resulten pocos valores asociados a la acción que permite preparar habitaciones, algo fundamental en el juego ya que es condición necesaria para poder completar el ciclo de un cliente.

Tiletum se aleja ligeramente de este problema, pues permite a los jugadores modular ligeramente la distribución de dados utilizando uno de los cinco recursos disponibles. De esta forma, si un jugador tiene oro, la excusa de que no salen los dados que necesita ya no tendrá cabida. O al menos no completamente. Pues a la hora de escoger un dado no solo estamos determinando qué acción vamos a resolver, sino también qué recursos vamos a obtener. Es por eso que Tiletum recuerda más a Tekhenu: El Obelisco del Sol (aquí su tochorreseña), que también tenía un suministro de dados con un dial giratorio entre rondas que iba cambiando las asociaciones de los dados a las acciones y con recursos asociados a los dados.

Detalle Catedral
Detalle Catedral

De hecho, un pensamiento recurrente en mi cabeza es que Tiletum viene a ser como Tekhenu pero «sin parafernalias». Aquí no tenemos un gran obelisco que llame la atención al ver el juego desplegado en mesa (pero que resulta más un estorbo que otra cosa) y, sobre todo, engorrosas acciones mezcladas con otras mucho más atómicas. Aquí las cinco acciones disponibles son sencillas de resolver y cada una está asociada a uno de los elementos que proporcionan puntos en el juego, a saber: el track del rey (clásico track para gestionar el orden de turno y otorgar puntos), el mercader y el arquitecto (para colocar puestos comerciales y columnas respectivamente, lo que dará derecho a puntuar por la feria o construyendo catedrales), los contratos (al estilo Marco Polo, entrego recursos y consigo puntos) y los personajes (que permiten rellenar edificios obteniendo beneficios por el camino).

Si, seguramente ya muchos estaréis viendo un patrón bastante feldiano en lo comentado, esto es, una mecánica central que permite seleccionar uno de estos aspectos en los que desarrollarse y que se entrelaza con los demás a base de efectos. Así, por ejemplo, cuando se completa un contrato logramos liberar una columna para poder colocarla con el arquitecto, o cuando colocamos un personaje este puede hacer que movamos nuestro mercader. O cuando colocamos un puesto comercial con el mercader podemos activar todos los efectos de un edificio con sus personajes. Fijaos que hasta tenemos el clásico track de orden de turno que, además, luchará contra los jugadores porque sus marcadores irán retrocediendo, llegando a hacerles perder puntos si no resuelven esta acción alguna que otra vez.

Esto está potenciado con las losetas de bonificación que encontraremos repartidas por el tablero y junto a los espacios de acción, pudiendo ser reclamadas por el primer jugador en escoger un dado de dicha acción. Estas losetas son una de las clave del juego. Y es que, aunque hay cuatro tipos de losetas (contratos, personajes, escudos y bonificaciones), el jugador las trata de la misma forma, esto es, primero la tiene que colocar en un almacén temporal en el que solo caben cuatro losetas, pudiendo resolver su efecto en el momento que más nos interese y siempre que se den las circunstancias adecuadas para ello.

Detalle Tablero Personal
Detalle Tablero Personal

De esta forma se genera una dinámica muy interesante, con turnos relativamente sencillos en los que los jugadores tienen opción de resolver grandes combos gracias a estas losetas que se pueden utilizar en cualquier momento. Tal vez este es el mayor defecto que le encuentro al juego, pues puede dar pie a un ritmo ligeramente entrecortado que alterne turnos de resolución directa (cojo el dado, obtengo recursos y hago una acción) con otros mucho más elaborados (cojo el dado, gano una loseta de bonificación que utilizo inmediatamente para actuar sobre un determinado elemento, con los puntos de acción muevo este peón a este punto y obtengo otra loseta de bonificación que activo antes de agotar los puntos de acción disponibles para, finalmente, completar una tarea que simplemente requería haber colocado previamente otro elemento en una localización concreta y/o haber acumulado los recursos adecuados). De hecho, es de esos juegos que requiere que los jugadores sean relativamente ordenados si no se quieren cometer pifias que requieran rehacer turnos completos. Un poco en la línea de Praga Caput Regni (aquí su tochorreseña). Un problema típico cuando al jugador se le da la libertad de aprovechar diversas bonificaciones en cualquier momento de sus turnos. No es nada grave, pero a veces puede degradar ligeramente la experiencia de juego.

Con todo esto ya tendríamos un juego bastante majo. Pero lo que de verdad hace que Tiletum destaque dentro de los juegos de la Serie T (no lo tenía muy complicado) es su variabilidad. A la inherente a los dados y que las acciones vayan cambiando de valor asociado, hay que sumarle unos criterios de evaluación en cada ronda que varían de una partida a otra, tanto en requisitos como, en especial, localizaciones. Al comienzo de la partida se marcarán tres ciudades adicionales a Tiletum (esta es fija) a las que se asociarán cuatro criterios de puntuación. Los jugadores deberán ceñirse a estos cuatro criterios e intentar maximizar la puntuación en cada una de las rondas.

Algo que parece obvio pero que no es tan sencillo de alcanzar. Sobre todo cuando uno cae en la cuenta de que el dial solo va a girar tres veces en toda la partida, de forma que habrá acciones que irán ganando peso y otras que lo irán perdiendo. Así, una acción cuyo primer valor asociado sea 3 (otorgando 4 puntos de acción) en las siguientes rondas pasará a tener asociado el 4, el 5 y el 6, otorgando más recursos pero, consecuentemente, proporcionando menos puntos de acción. Es por eso que es muy importante realizar una planificación completa de la partida desde muy temprano a la hora de intentar resolver nuestras acciones, apareciendo una carga estratégica más importante de lo que en un principio podría parecer.

Detalle Ciudades y Ferias
Detalle Ciudades y Ferias

Pongamos un ejemplo. Imaginemos que en la última ronda se bonifica a los jugadores por cada columna colocada en el tablero. Hasta ese momento colocar columnas solo tiene como función poder colaborar en la construcción de las catedrales (que no es nada despreciable). Pero claro, cuando llegamos a esa evaluación nos interesa haber colocado el máximo de columnas posibles. Hay que prestar atención a la posición de la acción de arquitecto y los valores que va a tener asociados en cada ronda para decidir en cuál de ellas conviene dedicar esfuerzos al poder disfrutar de más puntos de acción.

Si nos descuidamos, puede que en esa última ronda en la que teníamos pensado colocar muchas columnas, el valor asociado a la acción de arquitecto sea el 6, y por tanto solo tengamos un punto de acción, que apenas deja margen de maniobra. Es cierto que hay modificadores, potenciadores y efectos varios con muchas losetas con los que intentar compensar esto, pero sirva de ejemplo para poner de manifiesto una de esas capas que se muestra a medida que se van jugando partidas.

De esta forma, Tiletum viene a funcionar como un oasis en el desierto dentro de la editorial en el sentido de que, por primera vez, parece que tenemos un diseño que es bastante redondo en sus acabados, sin parafernalias ni mecanismos estrafalarios que busquen impactar al jugador en la explicación de la partida. No es un juego imprescindible, pero sí que, dentro de un ranking con los juegos publicados por la editorial, estaría bastante arriba. Como ya hemos comentado que tiene un toque feldiano, para mi viene a ser como Bonfire (aquí su tochorreseña) dentro del histórico de Feld, esto es, un juego que no pondríamos en lo más alto de un ranking del autor, pero que es lo mejor que ha publicado tras bastantes años.

Detalle Arquitecto y Mercader
Detalle Arquitecto y Mercader

Además el juego escala perfectamente gracias a la mecánica principal. Es cierto que en partidas a cuatro jugadores el orden de turno impacta más porque no es lo mismo que haya tres opciones menos entre turno y turno que solo una. Pero en todas las configuraciones la partida tiene un buen ritmo, hay toma de decisiones interesantes y el tablero está adecuadamente ajustado al número de jugadores para eliminar espacios de bonificación (tanto de losetas como de puestos comerciales).

Y, como ya he dicho, la rejugabilidad es tal vez el aspecto positivo más importante, con partidas que varían mucho de unas a otras en cuanto al enfoque óptimo de cara a maximizar la puntuación. Si, siempre vamos a estar resolviendo las mismas cinco acciones, pero la sensación es que en cada partida habremos puesto el foco en sitios distintos, lo que vuelve a traer a mi mente a Grand Austria Hotel.

Pasemos a la producción. Aquí Board&Dice suele mantener un nivel medio-alto en cuanto a componentes, aunque, como ya he comentado, ha dejado de lado elementos vistosos. Así nos encontramos básicamente con componentes de cartón de grosor decente y prensado aceptable (se destroquelan fácilmente), dados de resina de colores pastel (habituales dentro de los juegos de esta serie) y elementos de madera con formas relativamente comunes (a excepción del peón del arquitecto). El reglamento está bien estructurado y no deja lugar a dudas.

Detalle Acciones
Detalle Acciones

Uno de los mayores problemas del juego lo encontramos a nivel visual. Es cierto que la portada es llamativa por la paleta de colores y la bulliciosa estampa que presenta, todo lo contrario que el tablero principal, que muestra un plano de Europa Central sin apenas ornamentos. Tal vez demasiado frio, ya que, desplegado en mesa, le cuesta resaltar (mucho espacio entre los elementos).

Y vamos cerrando. Tiletum ha sido una agradable sorpresa en el sentido de que no esperaba gran cosa de esta editorial y nos encontramos con un diseño sólido, con conceptos claros y que se aleja de parafernalias extrañas intentando buscar la originalidad mecánica. Es un juego bien hecho en el que destaca la variabilidad, ya que de una partida a otra, haciendo las mismas acciones, tendremos la sensación de que estamos tomando caminos totalmente distintos. Además el ritmo de juego es elevado al ser turnos relativamente sencillos (aunque de vez en cuando un jugador desata una tormenta de efectos con los que hay que proceder cuidadosamente para no cometer una pifia). Es entretenido y ve mesa con facilidad. Por todo esto le doy un…

Notable

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

8 comentarios

  1. Genial reseña!!!, a mi tampoco me llamaba mucho pero al final queria alguna novedad y entre el GWT Argentina y éste, al final ha caido Tiletium (Tengo el anterior GWT con expansion). Está viendo mesa con facilidad, me parece muy buen euro con mucha rejugabilidad y aunque sea el tablero tosco cuando lo vas llenando no queda mal del todo. Por los combos y la facilidad que sale a mesa para mi estaria dentro de los 5 mejores juegos de Daniele Tascini y Simone Luciani, por debajo de sus pepinazos, GAH, Marco Polo II, Tzolkin …

    Gracias por tus reseñas Ivan, y respecto a las notas, aunque supongo que te lo han preguntado, te has planteado cambiar la nota y ponerla numerica?
    Un saludo y sigue asi, ayudas mucho con tus reseñas.

    Swinepox

    1. Yo con las notas intento trasmitir más bien lo recomendable que es un juego. Con todo, existe una nota numérica que podéis ver en mi perfil de la bgg o en muevecubos (en el enlace a la tocho), por si no sois capaces de deducirlo con la parrafada, que me parece más significativa que un simple número.

  2. EXCELENTE RESEÑA , Y LA VERDAD QUE TAN PROLIFICA Y MINUSIOSAS RESEÑAS NOS DA UNA TREMENDA MANO … FELIZ 2023 Y POR MAS MISSUT MEEPLE !!!🍸😁🍾

  3. Me llama mucho este Tiletum! Y ahora más con la reseña! ¿Entonces dirías que el fallo que lo aleja del sobresaliente, son los turnos en que un jugador encadena combos y hace que el ritmo de la partida sea irregular? Porque eso también pasa en el Praga… ¿O simplemente que no es un juego innovador? Porque para mí es más importante que el juego te deje buen sabor de boca y tengas ganas de volver a sacarlo, aunque las mecánicas nos suenen ya.
    Gracias y un saludo!

    1. No, lo aleja del sobresaliente es precisamente eso, que tampoco es que sobresalga. Es un muy buen juego, pero no te impacta como los que logran trascender.

  4. Estás que te sales este año Iván, muchas gracias por la reseña.

    Euro espartano y resultón, a ver si se asienta lo suficiente para ser de esos juegos fáciles de sacar.

    Ansioso estoy por probarlo.

    1. Con tema manido, como dios manda. Solo faltaba un tío mirándote con cara de pocos amigos en la portada al estilo Hansa Teutonica o Saint Petersburg :p

  5. Ahora si me lleve sorpresa, después de leer todo pensé que obtendría un sobresaliente y ya veo que ya respondiste la justificación del notable. En mi caso no he tenido la oportunidad de probarlo pero de los últimos juegos de la «T» creo que es el que mejores comentarios he ido leyendo en la red.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *