Reseña: Praga Caput Regni

Introducción

Carlos IV ha sido coronado Rey de Bohemia y gobernante del Sacro Imperio Romano. Desde su castillo en Praga, supervisa la construcción de nuevas fortificaciones, un puente que cruce el río Moldava, una universidad y una catedral que se alcen tras los muros del propio castillo. Praga ya es una de las mayores ciudades de Europa. El rey Carlos la convertirá en la capital de un imperio. Los jugadores toman el papel de acaudalados ciudadanos organizando varios proyectos de construcción en la Praga medieval. Aumentando su riqueza y contribuyendo a la construcción, ganarán el favor real. Los jugadores eligen entre seis acciones que están siempre disponibles, pero constantemente viéndose alteradas en sus costes y beneficios. Los jugadores más hábiles descubrirán sinergias entre las acciones cuidadosamente planificadas y los beneficios de construir proyectos cívicos. Al final de la partida, el ganador será aquel jugador que más haya conseguido impresionar al rey Carlos.

Portada
Portada

Así se nos presenta Praga Caput Regni, un diseño de Vladimír Suchý (Last Will, Underwater Cities, League of Six). El juego fue publicado en 2020 por Delicious Games en una versión en inglés y alemán. De las ilustraciones se ocupa Milan Vavroň (Tzolk’in: El Calendario Maya, Mage Knight o Las Ruinas Perdidas de Arnak).

Se encuentra publicado en español por Arrakis Games (aunque el juego es completamente independiente del idioma). Permite partidas de 1 a 4 jugadores, con una edad mínima sugerida de 14 años y una duración aproximada de entre 30 y 120 minutos. El precio de venta al público es de 54,95€. Para esta reseña se ha utilizado una copia de la versión en español de Arrakis Games.

Contraportada
Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.



Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 29,7×29,7×7,2 cm. (caja cuadrada estándar tipo Ticket to Ride), nos encontramos con los siguientes elementos:

  • Tablero de Juego (de cartón)
  • 4 Tableros de Jugador (de cartón)
  • 6 Losetas de Acción (de cartón)
  • 4 Discos de Puntuación (1 de cada color) (de madera)
  • 4 Peones del Camino Real (1 de cada color) (de madera)
  • 44 Cubos (11 de cada color) (de madera)
  • 4 Tableros de Acciones (de cartón)
  • 30 Losetas de Mejora (de cartón)
  • 36 Losetas de Edificios (de cartón)
  • 36 Losetas de Muros (de cartón)
  • 8 Fichas de Producción (de cartón)
  • 24 Losetas de Tecnología (de cartón)
  • 2 Hojas de Referencia (de cartulina)
  • Muro del Hambre (de cartón)
  • Catedral (de cartón)
  • 3 Losetas Alternativas del Muro del Hambre (de cartón)
  • 3 Losetas Alternativas de la Catedral (de cartón)
  • 3 Losetas del Camino Real (de cartón)
  • Puente de Carlos (de cartón)
  • 12 Losetas de Puente (de cartón)
  • 11 Losetas de Plaza (de cartón)
  • 30 Fichas de Bonificación Rojas y Azules (de cartón)
  • 8 Fichas de Bonificación Rojas y Azules de Valor 3 (de cartón)
  • 6 Ventanas Doradas (de cartón)
  • 14 Ventanas Plateadas (de cartón)
  • 12 Huevos (de cartón)
  • 4 Huevos de Valor 3 (de cartón)
  • Ficha de 5 Puntos (de cartón)
  • Reglamento
Contenido
Contenido

Mecánica

Praga Caput Regni es un eurogame en el que tendremos que desarrollar la ciudad de Praga y sus alrededores. Para ello tendremos un original sistema de selección de acciones consistente en una rueda con losetas que muestran dos acciones de las seis posibles (construir murallas, construir edificios, obtener piedras, obtener oro, progresar en el camino del rey o mejorar las acciones) cuyo coste y beneficios irá variando a medida que la rueda gire. Los jugadores, además, podrán resolver acciones adicionales gracias a las ventanas, que se obtendrán por diversas vías. El objetivo es intentar acumular la mayor cantidad de puntos posibles en las muchas vías disponibles (la muralla, el muro del hambre, la catedral, el camino del rey y sus bonificaciones, los decretos, los huevos, las plazas y los tracks de tecnología y de universidad).


Conceptos Básicos

Empecemos por el Tablero. El elemento principal lo encontramos en la esquina superior derecha con una rueda de muescas con bonificaciones. Esta rueda está dividida en tres secciones: roja con un sobrecoste en monedas, verde (sin sobrecoste ni beneficio) y azul (con recompensa en puntos de victoria). En la zona superior izquierda encontramos la zona del Muro del Hambre y la Catedral. Justo debajo tenemos los decretos, que proporcionarán puntos de victoria al final de la partida. A mitad de tablero a la derecha encontramos el suministro de losetas. Dividiendo el tablero y corriendo paralelo al rio encontramos el track del camino del rey, con cinco etapas que acaban en el puente. Finalmente, en la mitad inferior encontramos la zona de la ciudad, con una serie de espacios donde los jugadores podrán construir edificios en torno a unas plazas. Rodeando el tablero encontramos un track de puntuación de casillas numeradas del 0 al 99.

Tablero
Tablero

En los espacios del Muro del Hambre, de la Catedral y del Puente se colocan tres estructuras en tres dimensiones que mostrarán una serie de elementos configurables. En las Catedral y en el Muro del Rey cada jugador dispondrá de un marcador que progresará en dos dimensiones. Hacia el lateral aumentará el valor de las fichas de bonificación de color rojo y azul. Hacia arriba se obtendrán puntos de victoria de forma directa. Algunas casillas de estos tracks en dos dimensiones proporcionan bonificaciones en forma de puntos de victoria o desplazamientos adicionales. El puente muestra dos filas de recompensas que se obtendrán tapándolas con fichas de bonificación.

Muro del Hambre, Catedral y Puente
Muro del Hambre, Catedral y Puente

Estas fichas las encontraremos en Plata y en Dorado. Cuando un jugador progrese en el camino del rey, el jugador obtendrá dichas losetas en las últimas etapas y las colocará sobre el puente, consiguiendo las bonificaciones cubiertas.

Losetas de Bonificación
Losetas de Bonificación

Cada jugador dispondrá de un Tablero Personal en el que lo que destaca son las ruedas de acumulación de recursos (oro a la izquierda que aumenta en sentido horario y piedra a la derecha con aumento en sentido antihorario). Estas ruedas tienen 3 marcadores, una en cada posición de valor 6 de cada rueda y otra común en la posición 9 que muestran bonificaciones que se desbloquean cuando alguna de las ruedas acumula suficientes unidades. En la banda inferior encontramos dos tracks de producción que determinan las unidades de oro o piedra que se producen. Estos tracks además habilitan una serie de bonificaciones. En las bandas derecha encontramos dos tracks, el de tecnología (que habilitan nuevas tecnologías) y el de universidad (que aporta valor al primer track). Sobre estos espacios se irán desplazando unos cubos marcadores que, en el caso de los que se encuentren en las ruedas, se desbloquearán para utilizar en diversos elementos.

Tablero Personal
Tablero Personal

Sobre la rueda del tablero principal se colocarán las Losetas de Acción, que muestran dos acciones distintas. Cuando un jugador escoja una de estas losetas podrá escoger una de las dos acciones. El juego incluye dos juegos de losetas, uno más simétrico que otro. Cada vez que un jugador escoja una de estas losetas, volverá al tablero ocupando el espacio de mayor coste.

Losetas de Acción
Losetas de Acción

Para marcar el progreso por el camino del rey cada jugador dispondrá de un Peón. Inicialmente comenzará fuera del camino y, a medida que se ejecuten las acciones correspondiente, el peón progresará a la siguiente etapa, disfrutando de los efectos marcados en la misma.

Peones
Peones

En todas las etapas del camino del rey se puede emplear un Huevo para disfrutar de una bonificación adicional, aunque en las dos últimas etapas (la cuarta y la quinta) el uso de estos huevos es obligatorio. Adicionalmente, al final de la partida los jugadores obtendrán puntos por los huevos no utilizados.

Huevos
Huevos

Cada jugador dispondrá de una Loseta de Acciones que, de forma simbólica, marca las acciones disponibles en las losetas de acción. En torno a esta loseta se construirán las murallas.

Loseta de Acciones
Loseta de Acciones

Durante la partida, gran parte de las acciones consistirán en colocar losetas. Existen tres tipos. En primer lugar, las losetas de acción mejorada, que sustituyendo el espacio correspondiente en la loseta de acciones (y obteniendo avances en el track de universidad). En segundo lugar tenemos las losetas de muralla, que se colocan en torno a la loseta de acciones. Y en tercer lugar tenemos las losetas de edificio y se colocan en el tablero personal. Estas losetas tienen bonificaciones en las esquinas (para conseguir fichas de bonificación) así como bonificaciones al conectar losetas compartiendo lados.

Losetas
Losetas

Al construir edificios y murallas los jugadores conectarán por los vértices símbolos que les permitirán conseguir fichas Rojas y Azules. Estas fichas tendrán un valor en puntos de victoria en función del progreso horizontal en la Catedral y en el Muro del Hambre.

Fichas Rojas y Azules
Fichas Rojas y Azules

En el tablero encontraremos una serie de Plazas que muestran dos bonificaciones. Una superior, que se obtendrá cuando la plaza se rodee completamente, y una inferior que se obtendrá también cuando se complete, aunque también se podrá conseguir al completar la partida. Para ello los jugadores deben construir edificios que les permitan colocar marcadores de control.

Plazas
Plazas

A medida que los jugadores progresen en el track de tecnología los jugadores obtendrán Losetas de Tecnología. Hay cuatro niveles y cada jugador podrá obtener una de estas losetas que proporcionarán efectos permanentes o de disfrute inmediato.

Losetas de Tecnología
Losetas de Tecnología

Al desarrollar los tracks de producción los jugadores podrán obtener Fichas de Bonificación para mejorar su producción, pudiendo conseguir, oro, piedra y/o puntos de victoria de forma adicional a la hora de producir.

Fichas de Bonificación
Fichas de Bonificación

Finalmente, tenemos las Ventanas, que son un tipo de recurso especial que se obtendrá durante la partida. Los jugadores podrán gastarlas en parejas durante su turno. Hay dos tipos de ventana: blancas y doradas. Una pareja de ventanas blancas permitirá progresar verticalmente en el Muro del Hambre o en la Catedral, mientras que una pareja de ventana dorada con otra ventana (blanca o dorada) permitirá resolver una acción adicional en el turno. Al final del turno el jugador no podrá tener más de 2 ventanas en su reserva. Las ventanas blancas también servirán para activar algunos decretos.

Ventanas
Ventanas

Con esto tenemos suficiente.


Preparación de la Partida

  1. Se despliega el tablero en el centro de la mesa.
  2. Se gira la rueda para que apunte a la marca según el número de jugadores.
  3. Se coloca el cubo blanco en la muesca de la rueda. El otro cubo se coloca en la casilla correspondiente según el número de jugadores en el track de progreso.
  4. Se escoge un juego de losetas de acción (la cara clara es una distribución más simétrica que la oscura) y se colocan todas por la misma cara comenzando por la primera muesca libre de la zona roja y se continúa ocupando espacios en el sentido de las agujas del reloj.
  5. Se separan las losetas de edificio, muralla y acciones mejoradas por nivel y se mezcla cada pila. Se ocupan los espacios del suministro con losetas de nivel I y nivel I especial, dejando las de nivel II a un lado.
  6. Se colocan las estructuras del Muro del Hambre, de la Catedral y del Puente, colocando las losetas correspondientes si se desea aleatorizar la partida.
  7. También se puede configurar el camino del rey colocando las losetas modificadoras sobre las etapas correspondiente.
  8. Se mezclan las losetas de camino del rey. Las de color plateado se colocan formando una pila bocabajo en la zona de la cuarta etapa del camino. Las de color dorado se dividen en 2 pilas, una de tres que se coloca en la zona de la quinta etapa del camino y las otras tres en la zona reservada junto a la catedral.
  9. Se coloca de forma aleatoria una loseta de plaza del color correspondiente en cada espacio de plaza de la ciudad.
  10. Se forma una reserva general con las fichas azules, rojas, huevos y ventanas.
  11. Se separan las losetas de tecnología por nivel y se forman cuatro pilas bocabajo, mezclando cada una.
  12. Cada jugador escoge un color y recibe un tablero personal, 11 cubos (de los cuales coloca 3 en las muescas de las ruedas de recursos, 2 al comienzo de los tracks de tecnología y de universidad, 2 en los tracks de producción en las casillas de valor 3 para la cantera y 4 para la mina de oro, 2 cubos en las casillas iniciales de la Catedral y el Muro del Hambre, sobrando 2 cubos que quedan en la reserva personal del jugador), una loseta de acciones, un peón para el camino del rey (que se coloca antes de la primera etapa) y marcador de puntos de victoria que se coloca en la casilla de valor 0 del track de puntuación.
  13. Finalmente, se escoge al jugador inicial de forma aleatoria.

¡Ya podemos comenzar!

Partida Preparada
Partida Preparada

Desarrollo de la Partida

Una partida de Praga Caput Regni se desarrolla a lo largo de un determinado número de turnos alternados por los jugadores, comenzando por el jugador inicial y continuando en el sentido de las agujas del reloj.

En su turno, el jugador activo deberá escoger una loseta de la rueda (recibiendo los puntos de victoria o pagando el coste en monedas si corresponde). Tras ello, deberá elegir una de las dos acciones impresas en la loseta para llevarla a cabo.

La posición en la que se encuentra la loseta de acciones escogida dentro de la rueda muestra una bonificación que puede ser disfrutada por el jugador antes o después de llevar a cabo la acción correspondiente.

También es posible que el jugador haya mejorado la acción escogida en su tablero de acciones, recibiendo una bonificación.

Si un jugador tiene una ventana dorada y una ventana blanca o dos ventanas doradas, tendrá la opción de devolverlas a la reserva para llevar a cabo una acción adicional en su turno, a escoger de las seis posibles (se podría repetir la acción escogida en la loseta), recibiendo la bonificación de acción mejorada si correspondiente. Solo es posible llevar a cabo una acción extra por turno, aun disponiendo de ventanas suficientes para ejecutar más de una acción adicional.

Si dispone de al menos 2 ventanas blancas, podrá descartarlas para avanzar uno de sus marcadores en la Catedral o en el Muro del Hambre una casilla hacia arriba (en algunos avances se deben pagar los recursos indicados en la estructura correspondiente).

Es importante indicar que un jugador no puede finalizar su turno con más de 2 ventanas, por lo que tiene 3 o más ventanas en su reserva, deberá ejecutar alguna de las opciones anteriores o bien descartar el exceso.

Finalmente, tras ejecutar la acción y recibir las distintas bonificaciones, el jugador rotará la rueda en el sentido de las agujas del reloj hasta que haya un espacio libre en la rueda en el primer espacio de la zona roja (según el sentido de las agujas del reloj), para, acto seguido, colocar la loseta escogida al comienzo del turno. Si alguna loseta sale de la zona azul, se le colocará la ficha de 5 puntos encima, que la arrastrará hasta que algún jugador la escoja.

Si la flecha de la rueda apunta a la marca correspondiente al número de jugadores, se avanzará el marcador de rondas. Cuando se alcance la ronda adecuada, se deberán sustituir las losetas de Nivel I por las de Nivel II.

Antes o después de ejecutar la acción, el jugador puede gastar una unidad de oro o de piedra para retirar 2 losetas del suministro de una fila (se colocan al fondo de la pila correspondiente) y reponerlas inmediatamente.

Detalle Ciudad
Detalle Ciudad

Las acciones disponibles son:

  • Gestionar Minas. El jugador dispone de dos opciones:
  • Aumentar la Producción en una unidad (desplazando el marcador de minas de oro una casilla a la derecha) y obtener 1 unidad de oro. Si se alcanza la casilla de producción de valor 6 se obtiene una ficha de producción adicional de las disponibles y se coloca en la casilla inicial del track. Si se alcanza la última casilla, el jugador gana el derecho a colocar un cubo en uno de los seis decretos (algunos requieren pagar ventanas). No es necesario reclamarlos instantáneamente, sino que se pueden reclamar en cualquier turno posterior, aunque cada decreto solo podrá ser reclamado por un único jugador.
  • Producir. El jugador obtiene tantas unidades de oro como su capacidad de producción. Adicionalmente, anotará puntos de victoria y obtendrá los elementos impresos en casillas a la izquierda de su marcador de producción.
  • Si, al obtener oro, su dial de recursos alcanza el valor 6 y/o el valor 9, desbloqueará la casilla ocupada por uno de sus cubos (que tendrá disponible a partir de ese momento). La casilla de 6 unidades da derecho a avanzar una casilla el track de tecnología (si se alcanza una casilla con nivel de tecnología, se roban 3 losetas del nivel correspondiente, se escoge una para aplicar sus efectos y se coloca al final de la pila las dos restantes). La casilla de valor 9 otorga una ventana dorada. Ambos elementos solo se obtienen cuando el cubo que hacía de tope es retirado.
  • Gestionar Canteras. Se resuelve de igual manera que con las minas, pero atendiendo al track de canteras.
  • Camino del Rey. El jugador avanza un paso su marcador de peón a la siguiente etapa y disfrutará del efecto allí indicado. Adicionalmente, si dispone de al menos un huevo, podrá gastar uno de ellos para disfrutar de una bonificación adicional. El huevo es necesario en la cuarta y en la quinta etapa, revelando 3 de las losetas (plateadas en la cuarta etapa, dorada en la quinta), escogiendo una para recibir sus beneficios y colocándola en el puente, recibiendo como bonificación los dos símbolos cubiertos con la loseta. Si el puente está completo, se obtienen los beneficios de la loseta, pero no los del puente.
  • Construir Muralla. El jugador escoge una de las losetas disponibles en el suministro, paga el coste indicado y la coloca en cualquier espacio libre adyacente a su loseta de acciones (no es obligatorio conectarlas a losetas de murallas previas), recibiendo los beneficios indicados en el recuadro. Adicionalmente, si conecta bonificaciones con otras losetas (de acción o de muralla), se recibirán ambas bonificaciones. Igualmente, si se amplía un círculo de fichas rojas o azules, se reciben tantas fichas como losetas conectadas menos 1.
  • Construir Edificio. El jugador escoge una de las losetas disponibles en el suministro, paga el coste indicado y la coloca en cualquier espacio libre de la ciudad (si este muestra un coste en monedas, se paga adicionalmente para recibir el beneficio indicado en la casilla), recibiendo los beneficios indicados en el recuadro. Si es una loseta con espacio para cubos, se colocará un cubo de la reserva personal. Si se termina de rodear una plaza, se comprobará qué jugador dispone de mayoría de cubos, recibiendo ambas bonificaciones. En caso de empate, el jugador que recibe la bonificación será aquel cuyos edificios con cubos hayan costado más (sumando piedra y oro). Si se mantiene el empate, ambos se llevan las bonificaciones. Tras resolver la plaza, los jugadores recuperan los cubos de los edificios colindantes que podrán utilizarse en turnos posteriores.
  • Mejorar una Acción. El jugador escoge una de las losetas disponibles en el suministro y la coloca sobre la acción correspondiente en su loseta de acciones, rotándola libremente y recibiendo los posibles beneficios al conectar símbolos. Adicionalmente, se avanza una o dos casillas en el track de universidad (dependiendo del nivel de la loseta). Si se ha alcanzado el nivel máximo en el track, cada avance extra se convierte en 2 puntos de victoria. Si la acción mejorada es la acción de mejorar una acción, la bonificación mostrada en la loseta recién colocada también se obtiene.

Fin de la Partida

La partida finaliza cuando el cubo se encaja en el hueco de la rueda en la última ronda. Se procede con el recuento final:

  • Plazas sin Resolver. Cada plaza con edificios con marcadores alrededor de la misma que aún no se hayan completado. Cada jugador con al menos un marcador alrededor de la plaza recibirá el beneficio inferior de la plaza.
  • Cada jugador anota tantos puntos como el resultado de multiplicar el nivel del track de tecnología por la cantidad mostrada en la casilla del track de universidad.
  • Cada jugador anota los puntos indicados en la fila del Muro del Hambre y de la Catedral en las que se encuentren sus marcadores.
  • Cada jugador anota tantos puntos como el resultado de multiplicar el número de marcadores azules por el valor indicado en la columna del muro del hambre en la que se encuentra su marcador.
  • Cada jugador anota tantos puntos como el resultado de multiplicar el número de marcadores rojos por el valor indicado en la columna del muro de la catedral en la que se encuentra su marcador.
  • Cada jugador anota 4/10/18 puntos si han construido 3/4/5 murallas.
  • Cada jugador anota los puntos correspondientes a decretos y/o losetas de última etapa del camino del rey.
  • Cada jugador anota 1/3/6/10 puntos por disponer de 1/2/3/4 o más puntos.

El jugador con más puntos de victoria será el vencedor. En caso de empate, el jugador que comenzase a jugar más tarde será el ganador.

Detalle Referencia
Detalle Referencia

Variantes

Modo en Solitario: la partida se resuelve como una partida a dos jugadores. Cuando le toque al jugador virtual, este escogerá la loseta más avanzada en la rueda (asumiendo como el punto más avanzado la última casilla de la zona azul). Se avanza la rueda y se coloca en el primer espacio rojo libre. El objetivo es intentar alcanzar la mayor puntuación posible.


Opinión Personal

El señor Vladimír Suchý es uno de esos autores que han ido envejeciendo como los buenos vinos. Ya sus primeros diseños fueron relativamente sólidos y, lo que es más importante, mostrando siempre un punto de originalidad que es fundamental para llamar la atención. Ahí tenemos Last Will (aquí su tochorreseña) con esa peculiar ambientación en la que teníamos que demostrar ser el heredero más derrochador o Pulsar 2849, un juego con gestión de dados con muchísimas posibilidades gracias a un árbol tecnológico muy variable.

Pero el punto de inflexión pareció llegar cuando abandonó el paraguas de CGE Games y fundó su propia editorial bajo el sello de Delicious Games, dando la nota con ese gran diseño que es Underwater Cities (aquí su tochorreseña). Un juego que mezcla desarrollo de cartas con colocación de trabajadores y generación de un motor de producción de recursos muy exigente. Tal vez se alargaba un poco en cuanto a duración, pero el salto de calidad en el diseño respecto a sus anteriores obras era el preludio de lo que estaba por llegar.

Así, en 2020, con una Feria de Essen convertida tristemente en evento virtual, nos llega Praga Caput Regni, que nos traslada a la época en la que Carlos IV es coronado rey del Sacro Imperio Romano, catapultando el desarrollo de Praga para convertirla en la capital del Imperio. Vamos a ver qué nos propone el bueno de Vladimir no sin antes agradecer a Arrakis Games la cesión de la copia que posibilita esta tochorreseña.

Detalle Muro del Hambre y Catedral
Detalle Muro del Hambre y Catedral

Tomaremos el papel de personajes influyentes en la ciudad que buscan ganarse el favor del rey en pos de potenciar el mencionado desarrollo de la misma. Para ello, esencialmente, tendremos que construir edificios, fortificar con el famoso Muro del Hambre y progresar en la Catedral. Esto lo conseguiremos resolviendo determinados tipos de acciones en cada turno que podríamos resumen en tres grupos: recolectar recursos (cada jugador dispone de una cantera para obtener piedra y una mina para obtener oro, construir (se tomarán losetas de un suministro general y se desplegarán en diversas posiciones) y progresar por el camino del rey (que proporcionará diversos efectos).

Para ejecutar estas acciones nos encontramos con un ingenioso sistema consistente en una rueda con espacios en los que encontraremos losetas hexagonales dobles con dos acciones distintas en cada una. Así, en esencia, se trata de un draft, escogiendo el jugador una de ellas (una loseta y una acción dentro de la loseta). La peculiaridad es que la posición que ocupa cada loseta dentro de esta rueda tendrá asociada una bonificación (que se disfrutará al escoger la loseta) y, en función del sector que ocupe de los tres que hay, una bonificación en forma de puntos de victoria o un sobrecoste en forma de unidades de oro.

Tras esto, la loseta activada retornará a la rueda, haciéndola girar lo suficiente como para poder ubicar la loseta en el primer espacio de la zona con sobrecoste, lo que implicará que, para poder activar esa misma loseta, el siguiente jugador tendrá que asumir el máximo gasto que contempla la rueda.

Detalle Decretos
Detalle Decretos

Cuando uno se pone delante del enorme y recargado tablero de este Praga Caput Regni, aparece casi al instante una sensación de presión ante una posible carga conceptual elevada. La sorpresa aparece cuando el núcleo principal en torno al que gira el juego (la rueda, jejeje) es un ochenta por ciento de dicha carga (porcentaje que me saco de la manga). Y es que lo primero que llama la atención es que estamos ante un juego relativamente elegante.

Basta con ver algunas hojas de ayuda que han desarrollado algunos usuarios para comprobar que el grueso de cada turno se reduce a escoger loseta de acción, ejecutar una de las dos acciones visibles (que son muy atómicas), recibir posibles bonificaciones (de la rueda, de la acción si está mejorada, de alguna tecnología, etc.), avanzar ya rueda y devolver la loseta. No tiene más.

Sin embargo, que mecánicamente sea hasta cierto punto sencillo en cuanto a mecánicas no implica que no sea profundo. Y aquí es donde no queda otra que alabar al señor Suchý por haber conseguido encerrar tantas posibilidades con tan pocas acciones. Vamos a ver las claves que elevan a los altares a este diseño.

La primera sería la tensión. Estamos ante un juego con turnos delimitados. En esos pocos turnos tienes que lograr encadenar la secuencia de acciones más eficiente posible para acumular el máximo de puntos de victoria. Puntos de victoria que iremos rapiñando durante la propia partida además de los elementos puntuables de final de partida.

Detalle Tablero Personal
Detalle Tablero Personal

La cosa es que tendremos continuamente la sensación de que es imposible abarcarlo todo, y que tendremos que intentar apurar cada bonificación al máximo para sacarle todo el jugo posible a nuestros turnos. Aquí entra el segundo factor clave, esto es, los combos.

Y es que Praga Caput Regni encierra una enorme cantidad de posibilidades, siendo fundamental el concepto de las ventanas. Se trata probablemente del recurso más valioso y difícil de conseguir del juego, en especial las ventanas doradas. Y es que lograr reunir una pareja de ventanas siendo al menos una de ellas de oro nos permitirá duplicar el efecto del turno al poder ejecutar una segunda acción de forma consecutiva y sin las restricciones de la rueda (aunque sin disfrutar de la bonificación que se asocia a la loseta).

Así, estaremos continuamente intentando reunir esta pareja de ventanas para disfrutar en la medida de lo posible del máximo de turnos dobles. Y claro, en el momento que uno asume esto como objetivo a corto plazo, las neuronas se ponen a pleno rendimiento intentando encontrar la secuencia de movimientos que nos permite hacernos con una de estas parejas.

Ventanas se pueden conseguir en muchos sitios: el camino del rey, los edificios, las murallas, las bonificaciones de la propia rueda, las losetas de tecnología, las acciones mejoradas… A medida que vayamos progresando en la partida, aun teniendo unas opciones iguales para todos los jugadores, sí que cada uno habrá ido tomando pequeñas bifurcaciones que le permitirán potenciar unos aspectos sobre otros.

Detalle Camino del Rey
Detalle Camino del Rey

 

Aquí entra pues la tercera clave del juego, la variabilidad. Y no solo por el orden aleatorio de los diversos elementos que aparecen en el juego, sino que la cohesión entre ellos es tan grande que a medida que vayamos dando pequeños pasos en la partida, se nos presentarán oportunidades que tendremos que decidir si aprovechamos o no en función de lo que tengamos en mente. Y es que el juego estará constantemente tentándonos a hacer algo distinto gracias a esas oportunidades. Una loseta de edificio que aparece y que nos encaja muy bien, una loseta de acción con una bonificación que no nos vendría mal, una loseta de acción que por poco interesante para el resto de jugadores ha ido acumulando puntos de victoria…

Cuando nos queramos dar cuenta, el final de la partida nos ha alcanzado y es bastante probable que nos hayamos dejado muchas cosas por hacer. Y es que como cuarta virtud del juego encontramos un flujo de partida extraordinario. Los turnos, aun teniendo momentos de combos máximos con turnos dobles y bonificaciones a tutiplén, se resuelven a la velocidad de la luz, porque muchos otros no serán más que tomar loseta y ejecutar acción. Al no haber apenas mantenimiento (reponer los espacios en las losetas y hacer el cambio de nivel de losetas a mitad de partida), el ritmo será endiablado, a no ser que tengamos en la mesa a un titan del análisis-parálisis, algo que puede degradar enormemente la experiencia, y el juego se presta a analizar opciones. Pero teniendo jugadores agiles en la partida, tendremos la sensación de que no tenemos ni tiempo para pensar.

Y es que, de nuevo, el juego nos propone tantas opciones… Yo en cada partida he optado por intentar desarrollar una cosa distinta. En una afronté el camino del rey con valentía, llevando a mi peón hasta el puente antes de enfilar el último giro completo de la rueda, lo que me permitió enfocarme en la bonificación que me proporcionaba la loseta de puente de quinto nivel. En otra opté por progresar lo máximo posible en el muro del hambre y acumular la mayor cantidad posible de fichas azules mediante construcción de murallas y edificios. En otra opté por intentar aprovechar al máximo las bonificaciones de las plazas, pagando importantes cantidades de oro para ocupar los lugares de privilegio de la ciudad…

Detalle Loseta de Acciones
Detalle Loseta de Acciones

Y sin olvidarnos de los huevos, que parece ese típico recurso metido con calzador pero que tendrá su importancia, como lo tiene todo lo demás. Como digo, al final es el juego el que te va planteando pequeñas vías de escape que tendremos que intentar aprovechar y será lo que acabe determinando por qué apostamos más fuerte a la hora de acumular la mayor cantidad de puntos. Es lo que más me gusta del juego, que en cada turno tendremos un buen abanico de opciones disponibles, todas ellas interesantes, de forma que cada turno será un pequeño dilema.

La sensación general tras cada partida es de plenitud absoluta. De haber estado totalmente concentrado en una vorágine de acciones dominada por una rueda central que en pocas ocasiones combina como más nos interesa la bonificación del espacio con la acción que lo ocupa. Cuando eso ocurre y nos permite resolver un turno muy potente, el bienestar que uno siente es absoluto. Por poner un ejemplo ilustrativo, vendría a ser una sensación parecida a la que se recibe con Los Castillos de Borgoña (aquí su tochorreseña) cuando un jugador consigue ir más allá con sus dos dados al lograr encadenar acciones que permiten hacer mucho más, pero con la importante diferencia de que aquí tenemos un diseño más elaborado y exigente.

Si acaso se le puede poner alguna pequeña pega tal vez sea el nivel de interacción. Y es que, aunque los jugadores estén haciéndose la puñeta de forma más o menos continuada, es una interacción indirecta y que rara vez será buscada por los jugadores. Me refiero a que lo normal es que en el entreturno un jugador esté poniéndole ojitos a una loseta, ya sea de acción, de edificio, de muralla o de acción y justo el jugador que actúa antes que nosotros decidimos que es la que mejor le viene. Nos fastidiará sin querer. Esto lleva a que si dos jugadores están optando por estrategias muy diversas, puede darse la circunstancia de que entre ellos apenas se pisen.

Detalle Rueda
Detalle Rueda

Es cierto que tenemos el tema de las mayorías en las plazas, pero vuelve a ocurrir lo mismo, ya que si uno o varios jugadores deciden optar por otras vías de desarrollo, pues aun existiendo una ligera mecánica de control de áreas, su peso en las sensaciones de la partida será reducido. Pero lo digo, una pequeña pega que tampoco es especialmente relevante al ser este un eurogame de peso medio tirando a durete en los que normalmente el nivel de interacción es, si cabe, más bajo.

En cuanto al azar, nos encontramos con una influencia de la misma prácticamente superficial, ya que solo afectará a la hora de reponer los suministros y/o robar de las pilas. Es cierto que en momentos puntuales de la partida la aparición de una determinada loseta puede beneficiar bastante el jugador que recibe el turno, pero diría que no tiene especial impacto sobre el desarrollo de la partida. Si habría que hablar de ese punto de caos que se genera con la asociación de las losetas que sueltan los jugadores que finalizan sus turnos y la bonificación que les corresponde en el primer espacio libre de la zona roja. Algún jugador con gran capacidad de anticipación podría hacerse una idea de qué bonificación va a tener cada loseta suponiendo cuales van a escoger sus rivales, pero en la práctica será un elemento que tendremos que gestionar a posteriori.

Con todo, no queda más que recomendar abiertamente este Praga Caput Regni porque tiene todo lo que uno busca en un eurogame de este corte: es tenso, es divertido, es combero, es profundo, es relativamente elegante y tiene ese punto de originalidad (aunque no sea algo rompedor) con el tema de la rueda de acciones con bonificaciones asignadas que le da un sabor especial. Por poner otro ejemplo que sirva como comparación, quiero acordarme de Agra (aquí su tochorreseña), otro buen diseño con el que comparte el tema de tener unas estructuras en tres dimensiones sobre las que progresan marcadores y mostraba conceptos interesantes dentro de la colocación de trabajadores. El problema de Agra es precisamente que se sumergía demasiado en esos conceptos y al final tenías un diseño tal vez demasiado obtuso, algo en lo que el juego que hoy nos ocupa sale plenamente victorioso.

En cuanto a la escalabilidad, el juego funciona perfectamente con cualquiera de las configuraciones gracias, precisamente, a no disponer de un fuerte nivel de interacción. Es cierto que a cuatro jugadores el progreso de la rueda está más acentuado y es más complicado prever qué opciones vamos a tener disponibles en el siguiente turno, mientras que a dos jugadores es relativamente sencillo hacer esta predicción a la hora de calcular posibles penalizaciones si nos vemos obligados a tomar una loseta de la zona roja porque es lo que toca en ese turno. Obviamente, con cuatro jugadores hay más fiesta en el tablero, y como el entreturno apenas se resiente, diré que es su mejor configuración, pero sin dejar de lado las partidas a dos jugadores, altamente disfrutables.

Pasemos a la edición. Nos encontramos con unas calidades relativamente habituales en el mundo de los eurogames, esto es, cartón de buen grosor y adecuado prensado que permite destroquelar los elementos de forma adecuada, especialmente las piezas que forman parte de las estructuras en tres dimensiones (algunas de las cuales conviene fijar con pegamento para no tener que estar montándolas continuamente). Los elementos de madera tienen formas estándar a excepción de los peones para el camino del rey. Los elementos articulados se conectan mediante ejes de plástico que no cuesta demasiado conectar. El reglamento está aceptablemente bien estructurado y no deja lugar a dudas. Como nota informativa, parece que hay copias de la primera tirada que están defectuosas en cuanto a los cortes en las planchas. Yo al menos en mi copia no he notado desviaciones importantes (como podéis ver en las fotos), pero si tenéis la mala suerte de encontraros con este problema, sabed que la propia Delicious Games se está haciendo cargo de cara a enviar los componentes problemáticos a todos aquellos que lo necesiten.

Detalle Puente
Detalle Puente

En cuanto a las ilustraciones nos encontramos al polifacético Milan Vavroň. En esta ocasión parece haber sido poseído por el espíritu de Klemens Franz mientras echaba un rato ojeando los libros de ¿Dónde está Wally? Porque si algo tiene el tablero de Praga Caput Regni es que está tremendamente sobrecargado, repleto de detalles en los que uno puede perderse. En términos generales no molesta, pero si es cierto que, como he dicho anteriormente, abruma, porque parece un diseño más complejo de lo que finalmente acaba siendo. Lo mejor, sin duda, la portada, totalmente evocadora.

Y vamos cerrando. Praga Caput Regni se ha convertido por derecho propio en uno de los grandes diseños del 2020. Tiene todo lo que se le puede pedir a un eurogame de este peso: es tenso, es divertido, es ágil, es combero, es rejugable, escala bien. De esos juegos que cuando terminas una partida estás deseando echar otra para explorar otras vías o profundizar en la que se acaba de experimentar. Como única pequeña pega se le podría poner que la interacción es muy indirecta, y pocas veces un jugador ejecutará una acción buscando el perjuicio de un rival antes que el beneficio propio. Pero, aun así, el juego está tan ajustado que esto es suficiente para generar distorsión y fastidiar a cada jugador en su turno al ver como opciones interesantes desaparecen. Una apuesta segura. Por todo esto le doy un…

Sobresaliente

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

39 comentarios en «Reseña: Praga Caput Regni»

  1. Muy contento con el sobresaliente, el juego lo merece. Este autor desde pulsar lo sigo y me parece ya unos de los grandes

    Responder
  2. Querido Ivan, enhorabuena! Has reflejado perfectamente todas las sensaciones que te deja esta maravilla de juego. Es curioso, que aun no siendo un juego que apriete demasiado, la necesidad extrema de optimizar los combos al máximo resulta ser dramática, y te hace disfrutar como en muy pocos otros juegos. Un sobresaliente merecidísimo!

    Responder
    • Es pura competitividad. A mi me pone negro ver que un rival empieza a encadenar turnos gracias a las ventanas y yo ni las huelo… xD

  3. Buenos días Iván.
    Cómo jugador de Eurogames cuyo rival habitual es un informático, me importa especialmente el azar versus control, puesto que yo no tengo tanta capacidad de planificación y por tanto los juegos que no incluyen azar, debo asumir por adelantado, que voy a recibir una soberana paliza. Hace algunas reseñas que no lo comentas de manera especifica ese factor. Lo hecho tremendamente de menos, puesto que es uno de mis puntos importantes a la hora de decidir la compra de un juego, junto con la escalabilidad.
    Este juego en concreto llevo tiempo oyendo hablar de él, pero no me acababa de despertar interés, pero hoy leyendo la reseña completa creo que acabo de sufrir otro flechazo que añadir a la lista de deseos.
    Saludos y excelente trabajo como siempre.

    Responder
    • Tienes razón. Tengo que añadirlo a la reseña. Pero en esencia, el azar está presente en la reposición de las losetas y a la hora de robar de las pilas. No es algo crucial, pero en momentos determinado un jugador si puede verse ligeramente beneficiado. Pero en general, poco azar.

    • No sé qué te dirá Iván pero yo te puedo decir que con mi pareja he disfrutado muchísimo las dos partidas que he jugado. Jugué otra más a 3 y si que hay más edificios construidos y se cierran más plazas, pero para mí es totalmente satisfactorio a 2 jugadores.

    • Como digo en la reseña, a 2 va perfectamente y el ritmo de partida es espectacular (en poco más de una hora partida finiquitada). Si es cierto que a 4 jugadores va a haber más apreturas. Pero por lo general, funciona muy bien en todas sus configuraciones.

  4. Esperaba ansioso tu reseña… soy de Argentina y te voy a ser sincero ni bien vi la calidad de los componentes y el diseño lo compre a mediados de noviembre en preventa en un sitio de EEUU porque eso me generó mucha atracción sin ni siquiera saber de que trataba el juego. Luego buscando información y ahora despúes de leer tu reseña me doy cuenta que fue muy acertada la compra y estoy esperando ansioso que me llegue el ejemplar para poder hacerle unas partidas.- Además si tiene tu sello de sobresaliente, imposible que defraude…

    Muchas gracias por tu aporte!!

    Responder
    • Lo siento, pero es que como es bien sabido, yo y los juegos en solitario somos como el agua y el aceite. No puedo serte de mas ayuda 🙁

    • Hola. Yo llevo ya echadas 5 partidas al modo solitario y me gusta mucho. La esencia del juego de buscar el combo perfecto para optimizar las 16 acciones con que cuentas, te mantiene en tensión. Para mí, es un muy buen solitario. Adicionalmente Arrakis ha colgado en su web unas reglas de solitario avanzadas donde un bot con sólo 5 cartas, además de pisarte aleatoriamente acciones de la rueda, te elimina losetas, espacio de construcción en plazas y logros. En mi opinión, muy recomendable.

    • Va genial. De los mejores que tengo el modo solitario nuevo mejora al solitario del manual.

  5. Gran reseña esperada para dar el paso final de ordenar este gran juego. Te hago una pregunta o sugerencia; porque no publicas tus reseñas en BGG en cada juego que analizas?. Personalmente pienso que tus reseñas son de lo mejor en el mundo de habla hispana y ayudaría esto a que mas gente conozca de tu gran trabajo. Saludos!.

    Responder
    • Ya lo hago, aunque no en los enlaces de cada juego. Es una sección que no visita nadie! Hubo un tiempo que las colgaba ahí pero no llegaba apenas tráfico. Sin embargo, es mas efectivo que ponga el enlace como comentario del juego, que es algo que consulta mucha mas gente.

      Saludos!

    • Si, bajo “Reviews” lo que hacen otros blogs es que “copian y pegan” el texto con la reseña e imágenes y un link que lleva a la reseña original. Sobre la sección de BGG donde comentas que colgabas tus reseñas nunca lo he visto!. Como tu dices, no es tan visitado como la sección “reviews” bajo cada juego publicado en BGG. Saludos.

  6. Buen juego!
    Una dudilla: Cuando llegas al máximo de un track de oro o piedra te dan la opción de reclamar uno de los sellos, pero te dicen que si no tienes para pagar ventanas por algún sello puedes reclamarlo más tarde. Mi pregunta es, que cubo usas para marcar tu sello reclamado? el mismo del track que al llegar al final ya no tiene utilidad, o tiene que ser otro que tengas disponible? Es que se puede dar el caso que hayas construido muchos edificios rojos con cubitos y te quedes sin cubos…

    Responder
    • El cubo del track sigue teniendo utilidad, porque a partir de ese momento, si escoges la acción de mina o cantera, ese cubo te marca cuanto produces. A la hora de marcar el sello tienes que usar un cubo que tengas disponible, al igual que para construir edificios. Si te quedas sin cubos no puedes construir edificios ni reclamar sellos.

      Saludos!

  7. Una pena lo de la primera edición que se ha descuadrado, la mia es una de ellas, no obstante es funcional así que no me meteré en solicitar repuesto aunque estéticamente, los huecos de las ruedas de recursos quedan bastante descuadrados.

    Responder
  8. Si llegas al final y quitas el cubo del track se presupone que cuando produces lo produces todo. No obstante, es cierto lo que me dices, no lo vi en las reglas pero he leido un hilo en bgg donde el propio autor dice que no se pueden coger los cubos del track.
    Por otro lado se me pasó algo en las reglas: cuando una plaza es completamente reclamada, los jugadores que tienen cubos en esos edificios, los recuperan, así no hay escasez de cubos y no me hubiese visto en la necesidad de querer coger un cubo hasta del track 🙂

    Responder
  9. Hola Ivan, felicidades por la reseña como siempre, para mí este sobresaliente es merecidísimo. En cuánto a la puntuación final de las plazas sin resolver todos los jugadores que tengan cubo independientemente del número de recursos que hayan gastado reciben la recompensa mostrada en la parte inferior no únicamente el que más.
    Un saludo!

    Responder
  10. Hola Iván,

    ¿Consideras al Praga, el último vizconde y el Marco polo II, juegos de corte similar?

    Si tuvieses que elegir uno, ¿Cual sería?

    Responder
    • Si, mas o menos les otorgaría el mismo peso, tanto por complejidad mecánica como por profundidad. Si tuviese que escoger uno, creo que me quedaría con Marco Polo II. Me parece el que mas variabilidad, tensión e interacción tiene de los 3. Praga está muy bien cerrado, pero en la comparación, le falta ese punto de presión de los demás jugadores que sí tienes en MP2.

  11. Buenas tardes, Iván. Esta tarde iba en el coche escuchando un podcast vuestro de Más Madera de hace unas semanas en el que os ponéis a hablar de este juego y, por cosas que comentabas tú sobre las pequeñas acciones que vas haciendo en cada turno y que terminan desembocando en unos finales de partida épicos y cosas que comentaba Edgard sobre las sensaciones que le dejó tras su primera partida, me ha recordado mucho a mis propias sensaciones con el Tzolk’in (tanto en las dos primeras partidas, en las que sentía que la partida avanzaba sin que yo hiciera nada, como en las posteriores, cuando ya vas encontrando las acciones que hacer para disfrutar de un final trepidante). ¿Crees que son realmente parecidos o es una paja mental que me he montado en la cabeza? Y, en caso de que sean realmente parecidos: ¿recomiendas este si ya tengo el de los mayas (y me gusta mucho, claro)?
    Una última cosa: en el podcast dices que el Praga es relativamente fácil de explicar porque las mecánicas son simples. ¿Tienes la misma opinión sobre el Tzolk’in? Porque a mí me parece un mundo explicárselo a alguien de nuevas, pero quizá soy yo que me lío con detalles…

    ¡Muchas gracias por tu trabajazo y perdona la parrafada! Un saludo,
    Nicolau

    Responder
    • A mi Tzolkin mecanicamente me parece un juego relativamente asequible, porque el eje fundamental del juego se explica en 5 frases. Otra cosa es hacer entender a los jugadores lo que hay que hacer. Tienen sus similitudes, aunque yo creo que Tzolkin tiene mas interacción, aunque Praga es mas combero.

  12. Hola! Me lanzo a preguntar, aunque te voy a mezclar un poco todo me parece… Después de mucho leer, estoy dudando entre este Praga y el Bora-Bora/Castillos de Borgoña (ya he visto que entre estos dos te mueve más el 1ero). La intención sería poder disfrutarlo principalmente a 2 con mi pareja, y eventualmente a 3-4 con visitas.

    En este mismo sentido, también nos tientan por otro lado el Brass Birmingham y el Food Chain Magnate. La diferencia de precio es sustancial y aunque los 2 son juegazos por lo que he visto, si es a 2 con cual te quedarías? Son mecánicas parecidas aunque cambie la temática?

    Responder
    • A dos descartaría Brass y FCM porque son juegos económicos que necesitan mas gente en la mesa para brillar. De los que dices, a mi Bora Bora me parece el mejor, aunque está imposible de conseguir, así que me decantaría por Praga.

      Saludos!!

  13. Hola Iván, muy buena reseña. Se te agradece. ¿Tendrás el Reglamento en español? He comprado la versión en inglés y me gustaría tener las reglas en idioma español. Eso nada más. gracias de antemano. Saludos desde Chile.

    Responder
  14. Hola Ivan. Le he echado ya un par de partidas a éste Praga en yucata (ahora jugando la tercera) y me está gustando bastante. Sin embargo hay algo que me chirría, en ambas partidas (a 3 jugadores) hemos cerrado sólo 2 plazas en cada una. Me llama la atención que de inicio se colocan 9 plazas (a 3 jugadores) y queden tantísimos huecos libres al final de partida, la interacción ha sido casi nula en este aspecto. Los jugadores hemos sido mayormente novatos, puede influir eso? ¿Cuántas plazas se cierran de media en una partida?. Ahora he empezado una partida a 4, pero la cosa no debería cambiar mucho porque a éste número se coloca 1 plaza más…(y a 2 jugadores una plaza menos que a 3)

    Gracias.

    Responder
    • Depende de a qué vayan los jugadores. Si todos van a plazas, se van a cerrar muchas. Son opciones que hay y dependerán de a qué vaya cada uno, y de aprovechar las oportunidades.

Deja un comentario