Reseña: Consumption, Food & Choices

Introducción

Como ocurre con todas las cosas en la vida, la alimentación y la salud tienen que ver con el equilibrio. Dado que no hay dos personas iguales, diferentes dietas satisfacen diferentes necesidades. Con un poco de ayuda y suficiente determinación, sus metas estarán a su alcance. Los jugadores deberán comprar ingredientes, cocinar recetas, cenar fuera y participar en actividades: ¡ingerir y eliminar calorías! El jugador que mejor maneje las necesidades de su cuerpo ganará el juego, todo en la búsqueda de la salud y la felicidad.

Portada
Portada

Así se nos presenta Consumption: Food & Choices, un diseño de Karen N. Knoblaugh, siendo este su primer juego. Fue publicado por primera vez en 2019 por Kolossal Games en una versión en inglés tras una exitosa campaña de financiación mediante KickStarter. De las ilustraciones se encarga Naomi Robinson (Hands in the Sea, Fields of Green).

El juego no se encuentra publicado en español, por lo que tendréis que recurrir a la importación (es dependiente del idioma en las cartas de receta y en los especialistas, además del reglamento). Permite partidas de 1 a 4 jugadores, con una edad mínima sugerida de 14 años y una duración aproximada de unos 60 minutos. El precio de venta al público es de 48€. Para esta reseña se ha utilizado una copia de la versión en inglés de Kolossal Games.

Contraportada
Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.



Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 32×21,.3×5,3 cm. (caja similar a la segunda edición de Pax Pamir pero más alargada), encontramos los siguiente elementos:

  • Tablero Principal (de cartón)
  • 415 Fichas de Alimentos (de cartón)
  • 115 Cartas (62,5×88 mm.):
    • 48 Cartas de Actividad
    • 41 Cartas de Receta
    • 12 Cartas de Stock Agotado
    • 6 Cartas de Especialista
    • 8 Cartas de Referencia
  • 36 Fichas de Compra
  • 16 Marcadores de Acción (4 en cada color) (de madera)
  • 12 Cartas de Mercado (43×68 mm.)
  • 5 Tableros de Dieta a doble cara (de cartulina)
  • 4 Marcadores de Puntuación
  • 2 Dados (de resina)
  • Marcador de Jugador Inicial (de cartón)
  • Bolsa para Alimentos (de tela)
  • Marcador de Ronda (de madera)
  • Reglamento
Contenido
Contenido

Mecánica

Consumption: Food & Choices es un juego de colocación de trabajadores en el que cada jugador debe gestionar su cuerpo. Para ello, a lo largo de las seis rondas, los jugadores ejecutarán acciones que les permitirán obtener alimentos para almacenarlos en la nevera con los cuales, posteriormente, tomarse un tentempié o completar recetas de platos que también degustar, aunque siempre podrán ir a cenar fuera. En todos estos casos los alimentos pasan a estar en el interior del cuerpo, y saldrán cuando el jugador realice actividades deportivas. Las recetas y las actividades completadas proporcionan puntos de victoria (y los restan si no se completan), así como el número de nutrientes en el cuerpo, que dependerá del objetivo personal de cada jugador. Al comienzo de cada ronda los jugadores se repartirán unos roles que potenciarán diversas acciones. Al término de la partida, los jugadores obtienen puntos por criterios adicionales en recetas así como por colecciones de actividades completadas.


Conceptos Básicos

Comencemos con el Tablero Principal. Este muestra una serie de zonas con espacios de acción (círculos). Cada espacio de acción tiene elementos asociados que iremos viendo durante este apartado. En la zona superior izquierda encontramos el mercado, con una cuadricula con columnas y filas asignadas a dados. Cada casilla muestra un tipo de alimento que se puede comprar. En la zona inferior izquierda tenemos los restaurantes, donde los jugadores ingerirán alimentos directamente. En la zona central, inferior, encontramos la agenda de actividades, donde se podrán obtener actividades. En la zona central, arriba, tenemos el track de progreso de la partida. En la zona superior derecha tenemos el recetario, donde se podrán conseguir recetas. En la zona inferior derecha tenemos el mercado local, donde los jugadores podrán adquirir o degustar conjuntos de alimentos. Y en el marco del tablero encontramos el track de puntuación con casillas numeradas del 0 al 99.

Tablero Principal
Tablero Principal

Cada jugador dispondrá de un Tablero de Dieta. Este tablero muestra dos grandes zonas. En la parte superior tenemos la cocina, con un track lineal con una serie de espacios donde se colocarán los alimentos. Al final de cada ronda los alimentos en este track se desplazan un espacio a la derecha hasta que llegan a la basura, donde restarán puntos al final de la partida. En la zona inferior encontramos la representación del cuerpo, con los 11 tipos de alimentos divididos en cuadriculas. Cada cuadricula muestra una cantidad de puntos de victoria en cada casilla. A medida que los jugadores ingieran alimentos, las fichas se colocarán de derecha a izquierda y de arriba a abajo, proporcionando los puntos indicados en la última casilla cubierta (si no tiene fichas proporcionará los puntos indicados en la barra del título). En los laterales del tablero encontraremos espacios de acción personales, algunos con un símbolo de infinito indicando que no quedan bloqueados al ocuparlos con un disco, pudiendo activando varias veces en una misma ronda. Estos tableros muestran dos caras. Una con una distribución de los puntos simétrica (Dieta Estándar) y otra con una dieta asimétrica (Dieta Especifica de cada jugador).

Tablero de Dieta
Tablero de Dieta

Como juego de colocación de trabajadores, los jugadores disponen de Discos de Acción de un color. Estos marcadores se colocarán en los espacios de acción disponibles, tanto en el tablero principal como en el tablero de dieta.

Discos de Acción
Discos de Acción

Uno de los ejes de la partida serán las Fichas de Alimento. Estas representan los distintos alimentos que los jugadores pueden obtener como nutrientes, ya sea consumiéndolos directamente al cenar fuera de casa o picoteando algo en la cocina, o bien preparando platos siguiendo recetas. Los alimentos son perecederos, por lo que al final de cada ronda se irá acercando la fecha de caducidad de los mismos. Los alimentos caducados penalizarán a los jugadores al final de la partida.

Fichas de Aliment
Fichas de Aliment

La principal vía para obtener estos alimento será el supermercado. Para ello los jugadores ejecutarán una acción concreta mediante la cual lanzarán dos dados que determinaran los pasillos del supermercado que tienen en oferta. Los jugadores dispondrán de una cantidad de dinero virtual por acción para obtener alimentos, cuyo precio dependerá de la tirada de dados y de las casillas disponibles. Cada vez que un jugador adquiera un alimento del supermercado, la casilla correspondiente será cubierta con una ficha de alimento agotado.

Dados y Fichas de Supermercado
Dados y Fichas de Supermercado

La otra vía será el Mercado Local, que se representa por cartas que ofrecen conjuntos concretos de alimentos para ser ingeridos directamente o bien para colocarlos en la cocina. Estas cartas están numeradas, de forma que en cada ronda habrá dos cartas disponibles.

Cartas de Mercado Local
Cartas de Mercado Local

Cuando un jugador compra alimentos, estos serán colocados en la cocina para ser usados como ingredientes de Recetas. Estas se representan con cartas que muestran un determinado conjunto de alimentos en la zona superior izquierda. En la zona superior derecha tenemos una ilustración del plato ya cocinado. En la banda inferior aparece un efecto (en fondo azul si es de un solo uso y en fondo rosa si es de puntuación de final de partida) junto a una determinada cantidad de puntos de victoria. Para completar una receta es necesario cubrir todas las casillas de alimentos. Los jugadores serán penalizados por cada receta no completada al final de la partida.

Recetas
Recetas

Para llevar una vida sana y poder ajustar los alimentos en el cuerpo, los jugadores realizarán Actividades Deportivas. Estas se representan mediante Cartas de Actividad, que muestran en su zona inferior un determinado conjunto de alimentos que el jugador extraerá de su cuerpo (gastándolo). Una actividad será completada cuando todas las casillas de la misma sean cubiertas con fichas, obteniendo los puntos indicados en la misma. En la banda superior encontraremos un icono asociado al tipo de actividad (hay 8 tipos distintos) y, al final de la partida, los jugadores obtendrán una bonificación por colecciones de al menos 3 actividades distintas. También serán penalizados por actividades no completadas.

Actividades Deportivas
Actividades Deportivas

Por último, al comienzo de cada ronda los jugadores escogerán una Cartas de Especialista. Estas proporcionan dos posibles beneficios a disfrutar durante toda la ronda, aunque solo se podrá escoger uno de ellos.

Con esto tenemos suficiente.


Preparación de la Partida

  1. Se coloca el tablero en el centro de la mesa.
  2. Se mezcla el mazo de cartas de actividades y se colocan en el espacio de reserva. Tras esto, se revelan las tres primeras cartas de actividad y se colocan en los espacios correspondientes.
  3. Se mezclan las cartas de receta y se divide en dos mazos del mismo tamaño aproximadamente. Se coloca cada mazo bocabajo en los espacios izquierdos de la zona de recetas. Tras esto, se revelan cuatro cartas, dos de ellas se colocan en los espacios de la derecha y las otras dos sobre los mazos.
  4. Se forma una reserva general con las fichas de mercado.
  5. Se dejan a un lado los dados.
  6. Se forma una reserva general con las fichas de alimento.
  7. Se introducen en la bolsa 10 fichas de cada tipo y se mezcla bien.
  8. Se coloca una ficha de aceite/grasas en el espacio marcado de la pizzería. El resto de espacios de la pizzería y el restaurante chino se rellenan con fichas de la bolsa. Al reponer la pizzería, si se roba alguna ficha de alcohol, se deja a un lado y tras ocupar todos los espacios, se devuelven a la bolsa.
  9. Se separan las cartas de mercado local por tipo, ordenadas de mayor a menor. Se revelan las cartas que muestran un uno.
  10. Se coloca el marcador de ronda en el track de progreso.
  11. Se colocan en una hilera las seis cartas de especialista.
  12. Cada jugador escoge un color y recibe un conjunto de 4 marcadores de acción y un marcador de puntuación que coloca en la casilla inicial del track de puntuación.
  13. Cada jugador recibe un tablero de dieta (los jugadores deciden si jugar con el lado estándar o con los tableros asimétricos).
  14. Se escoge aleatoriamente al jugador inicial y se le entrega el marcador representativo.

¡Ya podemos comenzar!

Partida Preparada
Partida Preparada

Desarrollo de la Partida

Una partida de Consumption: Food & Choices se desarrolla a lo largo de seis rondas. Cada ronda se compone de tres fases.

Fase I: Selección de Especialistas

Comenzando por el jugador sentado a la derecha del jugador inicial y continuando en el sentido contrario a las agujas del reloj, cada jugador debe escoger un especialista disponible, tomando la carta correspondiente y colocándola en su zona de juego. No estará permitido que un jugador escoja dos rondas consecutivas un mismo especialista.

La fase finaliza una vez todos los jugadores han escogido un nuevo especialista.

Cada especialista proporciona dos habilidades. Cada jugador deberá escoger una de ellas y será la que disfrute durante toda la ronda, no pudiendo cambiarla a mitad de la misma. Los especialistas disponibles son:

  • Chef Principal:
    • Cuando el jugador cocina, puede ignorar el tipo de unas de las fichas de alimento, pudiendo colocar cualquier otra en dicho espacio.
    • Cuando el jugador cocina, puede intercambiar una receta disponible con una del suministro. Las fichas de alimentos que se encontrase sobre la receta que tenía el jugador se colocan en la basura.
  • Entrenador
    • Cuando el jugador entrena, puede colocar una ficha adicional de alimento en una actividad.
    • Cuando el jugador completa una o más actividades con una acción, coloca en su cuerpo una ficha de agua del suministro.
  • Asistente de Cocina
    • Cuando el jugador cocina, puede colocar una ficha adicional de alimento en una receta.
    • Cuando el jugador cocina, el jugador puede desplazar una ficha de alimento de una receta incompleta a otra.
  • Consejero Personal
    • Si el jugador cocina y el número de actividades es igual o superior al número de recetas completadas, el jugador puede completar una receta con una ficha de alimento menos.
    • Si el jugador entrena y el número de recetas es igual o superior al número de actividades completadas, el jugador puede completar una actividad con una ficha de alimento menos.
  • Asistente de Compra
    • Cuando el jugador compra, puede colocar un marcador de compra adicional en cualquier espacio disponible sin coste y recibir la ficha de alimento correspondiente.
    • Cuando el jugador compra, puede modificar el valor de uno de los dados en una unidad hacia arriba o hacia abajo (del seis se pasa al uno y viceversa).
  • Dueño de Restaurante
    • Cuando un jugador cena fuera, el jugador puede sustituir una ficha de alimento por cualquier otra del suministro.
    • Antes o después de cenar fuera, el jugador puede devolver a la bolsa todas las fichas del espacio de acción seleccionado y reponerlo con nuevas fichas robadas de la bolsa.
Detalle Especialistas
Detalle Especialistas

Fase II: Acciones

Comenzando por el jugador inicial y continuando en el sentido de las agujas del reloj, los jugadores alternan turnos colocando un marcador de acción en un espacio de acción disponible, resolviendo la acción correspondiente. Tras esto, el turno pasa al jugador de la izquierda.

Las acciones disponibles son:

  • Cenar Fuera (Tablero Principal). El jugador toma todas las fichas de alimento del espacio escogido y las coloca en su cuerpo.
  • Tomar un Tentempié (Tablero de Dieta). El jugador escoge una ficha de su cocina y la coloca directamente en su cuerpo.
  • Comprar en el Supermercado (Tablero Principal). El jugador lanza los dados y los coloca en la fila y columna correspondiente. Tras esto, dispondrá de 6$ (virtuales) para gastar en alimentos. Un alimento sin cubrir situado en la fila y/o columna de alguno de los dados tiene un coste de 1$. Cualquier otro alimento sin cubrir cuesta 3$. Cualquier alimento cubierto cuesta 5$. El jugador cubre los espacios de alimentos escogidos con fichas de compra y toma del suministro las fichas de alimento correspondientes y las coloca en su cocina, ocupando los espacios indicados según el tipo de cada ficha.
  • Comprar en el Mercado Local (Tablero Principal). El jugador escoge una de las dos cartas de mercado local disponible y obtiene las fichas de alimento correspondientes, que colocará en donde la carta así lo indique (cocina o en el cuerpo).
  • Obtener Recetas y Cocinar (Tablero Personal). El jugador puede escoger hasta 3 recetas disponibles en el suministro y colocarlas en su zona de juego. Una vez escogidas las recetas, el jugador repone los espacios liberado revelando nuevas cartas de receta. Tras esto, el jugador puede enviar desde el espacio de cocina de su tablero de dieta hasta 3 fichas de alimento a recetas incompletas (se puede repartir). Cuando una receta es completada, se colocan las fichas colocadas sobre la misma en los espacios correspondientes del cuerpo y se coloca en el lado de recetas completadas tras anotar los puntos de victoria correspondiente. Si el efecto de la receta no es de final de la partida, el jugador podrá activarlo cuando corresponda y así lo desee, volteándola posteriormente para indicar que ya ha ejecutado dicho efecto.
  • Escoger Actividades y Entrenar (Tablero Personal). El jugador puede escoger hasta 2 actividades disponibles en el suministro y colocarlas en su zona de juego. Una vez escogidas las actividades, el jugador repone los espacios liberados revelando nuevas cartas de actividad. Tras esto, el jugador puede enviar desde los espacios para alimentos de su cuerpo hasta 3 fichas de alimento a actividades incompletas (se puede repartir). Cuando una actividad es completada, se devuelven las fichas colocadas sobre la misma al suministro general y se coloca en el lado de actividades completadas tras anotar los puntos de victoria correspondiente.
Detalle Zona del Jugador
Detalle Zona del Jugador

Fase III: Mantenimiento

Se procede de la siguiente forma:

  • Si algún jugador ha ocupado el espacio de cenar fuera en la pizzería, ahora puede recolocar su marcador de acción en un espacio de acción disponible y llevar a cabo la acción correspondiente.
  • Comenzando por el jugador inicial y continuando en el sentido de las agujas del reloj, cada jugador puede ejecutar cualquier número de efectos de final de ronda en recetas completadas.
  • Los jugadores desplazan una casilla hacia la derecha los alimentos en su cocina. Los alimentos en el espacio más a la derecha se colocan en el espacio de basura.
  • Si no es la última ronda:
    • Los jugadores recuperan sus marcadores de acción.
    • Se retiran todos los marcadores de compra del supermercado.
    • Se devuelve al suministro cualquier ficha de alimento que se encuentre en los espacios de restauración.
    • Se reponen los espacios de restauración. Para ello, se coloca una ficha de aceites y grasas en el espacio marcado de la pizzería, y el resto de espacios, tanto de la pizzería como del restaurante chino, se reponen con fichas de la bolsa. En la pizzería no se pueden colocar fichas de bebidas alcohólica. Si se extrae alguna ficha de bebida alcohólica al reponer este espacio, se deja a un lado y se devuelven a la bolsa una vez repuestos los espacios de la pizzería.
    • Se retiran las cartas del mercado local correspondiente a la ronda que está finalizando y se voltean las cartas cuyo número coincida con la siguiente ronda.
    • Se colocan todas las cartas de actividades en el fondo del mazo y se revelan tres nuevas.
    • Se colocan las cuatro cartas de recetas en el fondo de sus respectivos mazos. Tras esto, se revelan cuatro nuevas cartas de recetas.
    • Finalmente, el marcador de jugador inicial se pasa al jugador de la izquierda.

Tras esto, comenzaría una nueva ronda.

Detalle Cuerpo
Detalle Cuerpo

Fin de la Partida

La partida finaliza al término de la sexta ronda. Los jugadores anotan los siguientes puntos:

  • Cada grupo de alimentos en el tablero de dieta proporciona o resta los puntos indicados en la última casilla ocupada o, en caso de no tener fichas de alimento, el valor indicado en el título.
  • Se pierden 2 puntos de victoria por cada ficha de alimento en la basura.
  • Se pierden los puntos de victoria indicados en las cartas de recetas y actividades incompletas.
  • Se anotan los puntos de las recetas completadas con efecto de puntuación
  • Los jugadores anotan puntos por colecciones de actividades de al menos 3 cartas con símbolos distintos. Cada colección de 3/4/5/6/7/8 símbolos distintos proporciona 5/7/10/14/29/25 puntos.

El jugador con más puntos será el vencedor.


Variantes

  • Modo a 2 Jugadores. Cambia la preparación de la partida de la siguiente forma:
    • Se mezclan las cartas de mercado local y se descartan 4 de ellas. El resto se separan por tipo de mercado y se ordenan bocarriba.
    • Se retira el consejero personal de los especialistas
    • Se toman las 12 cartas de supermercado agotado y se dejan a un lado. Al comienzo de cada ronda se revelan las 2 cartas superiores del mazo de cartas de supermercado agotado y se colocan marcadores de supermercado en las casillas adecuadas.
  • Modo en Solitario: se utiliza un tablero de dieta concreto, las acciones de comer fuera quedan bloqueadas, se retiran las recetas con asterisco, y se usan las cartas de supermercado agotado. Durante la partida, el jugador va introduciendo cartas de especialista (que no están todas disponibles de entrada). El objetivo es intentar alcanzar la máxima puntuación posible.
Cartas de Supermercado
Cartas de Supermercado

Opinión Personal

En esta ocasión vamos a hablar de un juego peculiar en muchos sentidos, aunque no tanto en el mecánico (que es en el que solemos hacer hincapié por estos lares). Consumption: Food & Choices es un diseño surgido de la mente de una nutricionista que, hasta la fecha, no se le conocen más juegos de mesa. Como es obvio, el juego está centrado en su especialidad, y nos va a proponer algo tan sencillo y, a la vez, tan complicado, como es llevar una vida sana. ¿Lo conseguiremos? A ver si al menos en el tablero sí.

Consumption: Food & Choices es un juego con una mecánica principal de colocación de trabajadores muy tradicional siguiendo el esquema con el que en su día Uwe Rosenberg revolucionara el mundillo gracias a esa obra maestra que es Agricola (aquí su tochorreseña). Así, nos vamos a encontrar con una serie de espacios de acción que podremos activar colocando un marcador, resolviendo el efecto asociado de forma inmediata y, en la mayoría de los casos, bloqueando el espacio, que ya no podrá ser activado por ningún otro jugador durante la ronda en curso.

¿Qué vamos a hacer con estas acciones? Pues algo tan sencillo como hacer la compra, preparar la comida, nutrirnos y, finalmente, realizar actividades físicas. Falta tener acciones para descansar y así completar al ciclo, pero, en esencia, lo que se nos propone es gestionar nuestro propio cuerpo.

Detalle Cartas
Detalle Cartas

Así, cada jugador dispone de un tablero personal que viene a representar los depósitos de los distintos tipos de alimentos una vez ingeridos. Estos depósitos tendrán unos determinados niveles óptimos que los jugadores intentarán alcanzar al final de la partida.

Para introducir alimentos en el cuerpo tendremos que, como es obvio, comer. Como en la vida real, tendremos dos opciones. O bien salimos a comer a un restaurante, o nos ponemos el delantal y nos adentramos en el maravilloso mundo de las sartenes y los fogones para preparar nuestras propias recetas.

Sea como fuere, los alimentos básicos que componen las distintas comidas de las que disfrutaremos pasarán directamente al interior de nuestro cuerpo, rellenando de derecha a izquierda y de arriba a abajo las cuadriculas correspondientes. Mientras estemos por debajo de los niveles recomendables, no nos quedará más remedio que seguir comiendo.

Pero una vez que los sobrepasemos, tendremos que ponernos el chándal y salir a mover el cuerpini. Consultaremos la agenda del polideportivo municipal y nos apuntaremos a diversas actividades deportivas que retirarán de nuestro cuerpo determinados nutrientes.

Tanto las recetas como las actividades deportivas demandan determinados conjuntos de alimentos representados por cartas que proporcionan puntos de victoria de forma directa al ser completadas. Las primeras requieren que estos alimentos estén en nuestra cocina, mientras que las segundas, como es obvio, exigen que se encuentren en el interior de nuestro cuerpo. En ambos casos, no completarlas supondrá una penalización al final de la partida.

Detalle Zona del Jugador
Detalle Zona del Jugador

Las recetas, además, proporcionarán efectos disfrutables durante la partida, ya sea una única vez en el momento que la carta indique y el jugador así lo desee, o bien como un criterio de puntuación adicional durante la partida que nos permitirá tomar cierta dirección a la hora de ejecutar acciones durante las rondas.

Las actividades deportivas por su parte proporcionan menos puntos, aunque permiten completar colecciones, ya que hay ocho tipo de actividades, por lo que además de utilizarlas para ajustar los niveles dentro de nuestro cuerpo en los distintos niveles, abren una vía estratégica que generará dudas continuas a la hora de resolver acciones a medida que se encuentren disponibles tipos de actividades que el jugador aun no tenga en su zona.

Pero volvamos al comienzo. Para poder preparar recetas los jugadores deben hacer acopio de alimentos, y la vía principal para ello será el supermercado. Una acción que recurre a una mecánica relativamente azarosa pero que da pie a situaciones muy divertidas durante la partida. Digamos que en cada ronda el supermercado se abastece y hay disponibilidad de todos los productos. Cuando un jugador va a comprar, los dados determinaran qué productos se encuentran en oferta y, por tanto, puede conseguir más por menos.

A medida que los jugadores vayan adquiriendo productos, el stock de los mismos irá menguando, llegando un momento en el que será difícil conseguir determinados productos a un precio módico. En mis partidas esta acción ha sido roleada bastante, mencionando a cualquier cadena de supermercados y maldiciendo cuando lo que queremos no está en oferta o, lo que es peor, encontramos los estantes arrasados y tenemos que dejarnos gran parte de la nómina en conseguir determinados alimentos.

Detalle Recetario
Detalle Recetario

Estos alimentos, una vez adquiridos, son colocados en nuestra nevera particular, la cual tiene una mecánica de evolución similar a la de juegos como Dungeon Petz (aquí su tochorreseña) o Abominación: El Heredero de Frankenstein (aquí su tochorreseña). Así, los alimentos que se encuentren en nuestra reserva personal deberán ser utilizados dentro de un determinado intervalo temporal (rondas) si no queremos que caduquen, algo que penalizará a los jugadores.

Todos estos elementos mecánicos están, como ya veis por mis comentarios, perfectamente integrados temáticamente. Y ese es el factor diferenciador que hace de Consumption: Food & Choices un juego destacable. Porque la realidad es que como eurogame es algo bastante normalito, ya que tenemos un juego muy directo en el que los jugadores van a resolver acciones (de entre un abanico relativamente reducido) obteniendo recursos para completar cartas de objetivo y puntuar.

Sin esta magnífica inmersión temática estaríamos ante un juego más. Y, en cierto modo, esa simplicidad temática le sienta bien porque agiliza la partida (explicación incluida) y da rienda suelta a los jugadores a que estén comentando sus jugadas. Durante la partida se estarán escuchando constantemente comentarios del tipo «ufff, esta pizza con tanto pollo y especias me ha obligado a desabrocharme el cinturón» o «me pesa el culete, va siendo hora de que me vaya al gimnasio a hacer algo de aerobic». Aunque mi favorito, aprovechando el momento que nos ha tocado vivir entre 2020 y 2021 (por si leéis esta reseña muchos años más tarde y no os acordáis), es el de «vaya tela, otra vez he llegado tarde y la gente ha arrasado con la harina. Solo queda alcohol y unos caramelos». Ni os cuento ya cuando toca degustar alguna de las recetas completadas «mmmmmm que rico estaba este brownie con helado de vainilla que me acabo de meter entre pecho y espalda».

Detalle Restaurantes
Detalle Restaurantes

Pero bueno, no os quedéis con que el juego es simple, porque, aunque mecánicamente sean pocos conceptos y estén bastante vistos en otros juegos, estamos ante uno de esos diseños que aprietan a la hora de conseguir una buena puntuación. De entrada, porque completar las recetas no es algo trivial y lograr salir bien parado de la visita al mercado resulta complicado.

A esto le sumamos que las cuatro acciones en cada ronda saben relativamente a poco. Además, el jugador inicial siempre estará tentado por una acción un poco particular como es la de ir a cenar a la pizzería, ya que permite reubicar el trabajador al final de la ronda en una acción disponible, por lo que es un regalo de alimentos para nuestro cuerpo. Pero claro, la combinación de alimentos no ser la más optima, por lo que tendremos que escoger cuidadosamente las actividades que queramos completar.

Tal vez el concepto más importante a la hora de competir por la victoria sea esa primera fase de selección en la que cada jugador va a escoger un especialista que potenciará determinadas acciones durante la ronda, lo que obliga a los jugadores a hacer una proyección de en qué van a emplear sus cuatro peones, intentando que el beneficio de dicho especialista pueda disfrutarse varias veces. Por ejemplo, de nada sirve escoger al asistente de compras si luego no vamos al supermercado o escoger al chef si no vamos a cocinar.

De esta forma, aunque no estemos ante un juego de colocación de trabajadores tipo Caylus (aquí su tochorreseña), sí que tendremos que hacer una planificación mental de qué acciones queremos resolver, teniendo en cuenta que las acciones del tablero principal si estarán limitadas, así como los elementos disponibles. No jugar bien con los tiempos puede provocar que un rival se nos adelante y escoja esa actividad deportiva que nos venia bien o esa receta que requería los alimentos que ya tenemos en la cocina.

Detalle Supermercado
Detalle Supermercado

De rejugabilidad tampoco anda mal el juego. Por un lado tenemos los tableros de cuerpo, que permiten a los jugadores disfrutar de un modo simétrico (todos tienen las mismas necesidades) como de un modo asimétrico en el que cada cuerpo tendrá unas exigencias distintas. A nivel competitivo prefiero el modo simétrico porque me da la sensación de que hay tableros con los que es más fácil jugar que con otros (además de que cada uno potencia ciertos aspectos en detrimento de otros, reduciendo la fricción entre los jugadores al ocupar los espacios de acción), pero es cierto que el modo asimétrico es más divertido a nivel temático, ya que cada jugador acaba metiéndose en su papel. Así, si eres amante de la comida basura, cada vez que sales a cenar harás el típico chascarrillo, mientras que si estás obsesionado con tener todos los niveles al mínimo estarás todo el día haciendo deporte.

Tal vez el mayor defecto que se le puede achacar es que, al ser un juego relativamente directo, las partidas se van a parecer bastante entre sí en cuanto a sensaciones, delegando mucho en los jugadores y en la inmersión temática conseguir una experiencia que resulte significativa, aunque los ingredientes para conseguirlo están ahí (nunca mejor dicho). Basta con no sentarse a la mesa con eurogamers sin alma.

En cuanto a la escalabilidad, lo ideal es tener el máximo de jugadores en la partida. A tres o cuatro el juego funciona a las mil maravillas, mientras que a dos jugadores es necesario el uso de unas cartas especiales que ajustan el mercado para que haya cierta escasez, aunque las actividades y las reseteas tendrán menos movimiento, y es algo que afecta a la partida (aun limpiándose los suministros al final de cada ronda).

Pasemos a la producción. Nos encontramos con unos acabados correctos. El cartón para las fichas y el tablero principal es de buen grosor aunque prensado mejorable (se destroquela bien pero quedan los clásicos restos en las uniones). Las cartas tienen un gramaje aceptable, textura en lino y una respuesta elástica decente. Los tableros personales, aun siendo de cartulina, tienen un gramaje interesante en comparación a otros que se ven por ahí, y con tantos tableros habría sido necesario ampliar el fondo de la caja si se hubiese usado cartón. El reglamento está bien estructurado y no queda lugar a dudas, aunque en la versión que yo tengo los modos en solitario y a dos jugadores no vienen recogidos.

Detalle Actividades
Detalle Actividades

En cuanto al aspecto visual, el trabajo de Naomi Robinson es espectacular. Se ha optado por un enfoque fotorrealista que le sienta genial al juego, especialmente en lo que a las cartas se refiere. Mientras estás jugando es inevitable escuchar rugir a tu estomago al ver esas delicias ilustradas. El tablero principal también es un magnífico ejercicio de integrar suministros de forma elegante. La portada tal vez es algo más sosa, con solo alimentos ilustrados sobre fondo blanco. También pueden generar algo de rechazo los tableros de dieta, que con tanta cuadricula no dejan ver el fondo. Pero vamos, en general, un buen trabajo.

Y vamos cerrando. Consumption: Food & Choices es un peso medio con mecánica principal de colocación de trabajadores que, conceptualmente no aporta nada nuevo, pero que consigue un nivel de integración temática que ya quisieran la mayoría de los juegos. Y, aunque sea un juego sencillo en cuanto a su explicación, no es para nada trivial competir por la victoria. Estos dos puntos fuertes lo hacen tremendamente recomendable. Tal vez su mayor defecto, además de una escalabilidad algo justa (lo mejor es a tres o cuatro), que las partidas si pueden resultar parecidas en sensaciones, pasando a ser de esos juegos cuyo éxito en mesa depende de la predisposición de los jugadores, aunque es cierto que esta es relativamente sencilla de conseguir. Por todo esto le doy un…

Notable

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

6 comentarios en «Reseña: Consumption, Food & Choices»

  1. Buenas Iván,

    La verdad es que tiene buena pinta el juego. Lo tengo en el radar desde que he leído sus comentarios en Crónica Jugonas y los minutos dedicados en MasMadera…

    Crees que saldrá en español? Me sorprende la cantidad de componentes que trae y el precio ajustado.

    Un saludo!

    Responder
    • Acaba de llegar una reimpresión por parte del editor, así que mucho me temo que, o esa impresión tiene mucho exito y hay una tercera, o mucho me temo que no llegará en español, porque no veo factible que una editorial española se lance en solitario a lanzar una edición. Tendría que esperar a una conjunta.

      Y bueno, son muchas fichas de cartón, pero esto al final son pocas planchas dentro de la caja. A mi no me parece que el precio esté tan ajustado. Mas bien es un precio «normal». Un Castillos de Borgoña anda ahí ahí en cuanto a cantidad de componentes y es mas barato.

      Saludos.

  2. Hola Iván,

    Como siempre, muchas gracias por tu trabajo, ¡eres único!

    He estado navegando por internet y no puedo encontrarlo a la venta en ninguna tienda, no se si me podrías ayudar a encontrar un lugar donde comprarlo.

    Y también aprovecho para preguntarte si me puedes recomendar algún otro juego de este estilo, cuya temática «imite la vida real», no se si me explico.

    Un abrazo

    Responder
    • Yo lo compré en Fantasy Welt y esta mañana tenían copias. Y no hay muchos juegos de este corte, al menos que yo haya probado y me hayan resultado satisfactorios.

  3. Gracias de nuevo Ivan por la reseña. La verdad es que es un juego que si saliese en español lo compraría para regalar a familiares nutricionistas. Se ve bonito, muy temático y por lo que cuentas, no complicado y con chicha. Aunque por el comentario anterior entiendo que es poco probable, creo que sería un juego que, por su temática, podría venderse bastante bien si saliese una edición española.

    Responder
    • Si, si yo se lo he comentado a varios responsables de editoriales que son cercanos. Y más de uno estaría encantado. El problema es que no es barato de producir y hay que unirse a una edición internacional que a saber cuando volverá a ocurrir. Por eso lo veo complicado, no porque el juego no merezca la pena.

      Un saludo!

Deja un comentario