Reseña: Beyond the Sun

La Primera Guerra Termonuclear fue desagradable con la Tierra. Durante los dos últimos siglos, los disturbios civiles y el cambio climático continuaron devastando todas las regiones del mundo. La producción de cultivos se estaba hundiendo, los recursos se estaban agotando y la pobreza y el crimen estaban desenfrenadas. La humanidad se enfrentaba a la extinción. La solución parecía clara: abandonar la Tierra y encontrar un nuevo hogar entre las estrellas. Ante la perspectiva de la aniquilación, las facciones restantes en la Tierra vinieron juntas. En la víspera de Año Nuevo 2240, se celebró el Tratado de Intercambio Científico firmado en el antiguo emplazamiento del Lincoln Memorial en Washington, D.C. Los recursos del mundo se invirtieron en la investigación espacial, y todos los descubrimientos fueron compartidos en una red global. Por primera vez en la historia, la humanidad actuó como uno. En solo seis cortos años, los ingenieros de la Corporación Nishida-Ostergaard bajo el liderazgo del Dr. Edmund Saito, y la tecnología se compartió con el resto del mundo. La humanidad finalmente entró en la era espacial. Poco después de este descubrimiento clave, otras facciones también investigaron primitivas técnicas de terraformación, cultivos resistentes a la radiación, minería en asteroides y otros componentes clave para la supervivencia humana fuera del sistema solar. Incontables expediciones se iniciaban cada mes en exoplanetas. Ahora que se ha encontrado una solución, la ambición por el poder y el control se agita en cada facción una vez más…

Así se nos presenta Beyond the Sun, un diseño de Dennis K. Chan, siendo este su primer diseño. El juego fue publicado en 2020 por Rio Grande Games en una versión en inglés. De las ilustraciones se encarga Franz Vohwinkel (Puerto Rico, Targi, Tichu, ¡Toma 6!).

Seguir leyendo

Reseña: Yedo Deluxe Master Set

Corre el año 1605. Hidetada Tokugawa ha sucedido a su padre como sogún. Gobierna el país desde Yedo, la ciudad más importante de todo Japón. Son tiempos inciertos en los que poderosos clanes conspiran unos contra otros en un conflicto silencioso para obtener el favor del sogún… o reemplazarlo. Como líder de tu clan, es tu deber mejorar la posición de tu familia, lograr fama duradera y triunfar en la lucha contra vuestros rivales. Demuestra tu ingenio y tu coraje… ¡y conviértete en el amo y señor de Yedo!

Así se nos presenta Yedo, un diseño de Thomas Vande Ginste y Wolf Plancke, responsable de otros juegos como Dragonsgate College o Kill Shakespeare. El juego fue publicado por primera vez en 2012 por eggertspiele en una versión en inglés y alemán. En 2020 se ha publicado una edición revisada y ampliada por parte de Board&Dice. De las ilustraciones se encargan Jakub Fajtanowski (Monolith Arena, Sierra West, World Shapers), Zbigniew Umgelter (Tekhenu: El Obelisco del Sol, Traintopia, Mandala Stones) y Franz Vohwinkel (Targi, Puerto Rico, Tikal).

Seguir leyendo

Reseña: Carnaval de Monstruos

La Real Sociedad Monstruológica cuenta entre sus miembros con los más respetados y famosos expertos en monstruos a lo largo de todo el reino. Cada año, la Sociedad permite que se una solo un miembro nuevo, por lo que los aspirantes compiten por demostrar su valía con la más fantástica colección de monstruosas bestias que puedan encontrar… y capturar. Como ayuda en esta misión de exploración, la Sociedad provee a cada aspirante de un pequeño estipendio, que podrán usar para contratar a otros expertos y costear sus expediciones a las tierras fantásticas donde residen las bestias más exóticas. Tras cuatro temporadas de caza, los futuros miembros presentan sus colecciones en el banquete anual de la organización, un evento conocido como el Carnaval de Monstruos.

Así se nos presenta este Carnaval de Monstruos, diseñado por Richard Garfield (Magic: El Encuentro, Bunny Kingdom, King of Tokyo). El juego fue publicado en 2019 por AMIGO en versiones en inglés y alemán. De las ilustraciones se encargan Loïc Billiau, Martin Hoffmann, Dennis Lohausen, Michael Menzel, Oliver Schlemmer, Claus Stephan y Franz Vohwinkel.

Seguir leyendo