Reseña: Curious Cargo

Introducción

Me topé con un mercado nocturno en el que no se vendían flores ni productos agrícolas, sino una clase de mercancía más curiosa: un extraño material cristalino, condensadores de energía y una cosa verde y temblona. Fue toparme con ello y acabar cada vez más metido en el tema. Un desconocido me vendió por más de la cuenta unos esquemas logísticos que apenas entendía. Y peor aún, a mi mejor amigo le vendieron lo mismo. Ahora tengo que poner en marcha mis líneas de suministro a fin de prepararme para enviar mi carga. Y, si mi amigo empieza a enviar parte de esta curiosa carga, tendré que interceptar sus camiones hasta acaparar el mercado. Sea como sea, voy a convertirme en el rey de Curious Cargo.

Portada
Portada

Así se nos presenta Curious Cargo, un diseño de Ryan Courtney, responsable de Pipeline. El juego fue publicado por primera vez en 2020 por Capstone Games en una versión en inglés. De las ilustraciones se encarga Kwanchai Moriya, responsable del aspecto de juegos como Dinosaur Island, Under Falling Skies, Sidereal Confluence.

Se encuentra publicado en español por Maldito Games (aunque el juego es completamente independiente del idioma). Permite partidas a 2 jugadores, con una edad mínima sugerida de 12 años y una duración aproximada de entre 30 y 60 minutos. El precio de venta al público es de 35€. Para esta reseña se ha utilizado una copia de la versión en español de Maldito Games, que la propia editorial nos ha cedido amablemente.

Contraportada
Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.



Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 19,5×19,5×4,5 cm. (caja cuadrada pequeña similar a la de otros juegos como Kahuna o Trambahn), nos encontramos con los siguientes elementos:

  • 6 Tableros de Jugador (de cartulina)
  • 2 Tableros de Envío (de cartulina)
  • Indicador de Orden de Turno (de cartón)
  • 2 Marcadores de Turno (de madera)
  • 25 Cartas de Camión (45×68 mm.)
  • 25 Losetas de Camión (de cartón)
  • 75 Losetas de Cinta transportadora (de cartón)
  • 36 Mercancías (de madera)
  • 10 Fichas de Construcción (de cartón)
  • 8 Fichas de Transporte (de cartón)
  • 6 Losetas de Separador (de cartón)
  • 10 Losetas de Andamio (de cartón)
  • Bolsa (de tela)
  • Reglamento
Contenido
Contenido

Mecánica

Curious Cargo es un Spin-Off de Pipeline que toma como mecánica principal el establecimiento de rutas mediante losetas con tuberías que se entrecruzan. El objetivo del juego es intentar conectar unas máquinas que cada jugador tiene en su tablero personal con unas puertas de embarque hay a izquierda y derecha. Estas conexiones serán de dos o tres colores (según el nivel de dificultad) y cada vez que se establezca una, el jugador progresará en un marcador de conexiones (que proporciona beneficios al alcanzar determinados valores y establece el orden de turno). Cada ronda se estructura en dos fases. Una primera en la que cada jugador dispone de 3 puntos de acción para ir conformando sus conexiones (con cada punto de acción se puede robar una loseta o colocar una loseta). Posteriormente, se pasa a una fase de carga/descarga en la que los jugadores dispondrán de una acción a escoger entre jugar una carta de camión en la zona de carga (de cualquier jugador), descartar una carta de camión para obtener sus beneficios o descartar 2 losetas para robar una carta de camión. Para poder cargar, debe existir un camión con espacio disponible en la zona de carta y una conexión del mismo color entre una maquina y la puerta de embarque correspondiente. En ese caso, se colocará un recurso del color correspondiente de la reserva del jugador. Si un camión cargado llega a la zona de descarga (ha salido de la zona de carta del rival) y el jugador tiene una conexión del color adecuado, descargará el recurso en su zona de descarga, lo cual proporciona interesantes beneficios. La partida finaliza cuando un jugador ha cargado un determinado número de recursos, se ha agotado la reserva de losetas o ha alcanzado una estrella en alguno de los parámetros (conexiones, elementos cargados o elementos descargados), completándose la ronda.


Conceptos Básicos

El elemento principal del juego son las Losetas de Cinta Transportadora. Son poliominós de dos casillas que muestran una siempre tres tuberías, cada una en un color y que conecta 2 de los lados de la loseta (asumiendo que la loseta está compuesta por dos casillas y, por tanto, hay seis lados conectados dos a dos). Los jugadores deberán utilizar estas losetas para establecer conexiones dentro de su tablero personal.

Losetas de Cinta Transportadora
Losetas de Cinta Transportadora

Los jugadores podrán colocar las losetas de cinta transportadora sobre otras piezas, aunque el requisito básico es que cada pieza debe apoyar completamente sobre otras piezas. Para evitar desniveles cada jugador dispondrá de un conjunto de Fichas de Andamios que se podrán colocar para genera una superficie estable. El problema es que son limitadas, y cada ficha utilizada permanecerá en el tablero hasta el final de la partida.

Fichas de Andamios
Fichas de Andamios

Estas losetas serán colocadas en el Tablero Personal que cada jugador tendrá en su zona. Estos tableros muestran una serie de puertas de embarque a izquierda y derecha numeradas del 1 al 10. En el interior del tablero encontraremos una cuadricula con, además de ciertos obstáculos y/o bonificaciones, un conjunto de máquinas con una serie de salidas. El objetivo de los jugadores es conectar estas máquinas con las puertas de embarque, teniendo en cuenta que las puertas de la izquierda sirven para cargar mercancías en los camiones que estacionen en las puertas de embarque y las puertas de la derecha servirán para descargar mercancías que transporten los camiones que estacionen en las puertas de embarque.

Tablero Personal
Tablero Personal

Durante la partida los jugadores tendrán opción de conseguir Conectores, los cuales permiten bifurcar una cinta transportadora de un color en tres salidas (formando una cruz). Esto permitirá generar tres conexiones a partir de una única máquina, aunque todas serán del mismo tipo.

Conectores
Conectores

Los Camiones se representan mediante losetas alargadas con una serie de espacios de carga (la cabina del camión se tiene en cuenta para el tamaño, pero no puede almacenar mercancias). Alguno de los espacios de carga estará bloqueados con un símbolo de caja con señal de prohibido. En la cabina, se muestra una bonificación que el jugador obtendrá si logra cargarlo completamente. Un camión se cargará de forma automática al progresar a lo largo de las puertas de embarque siempre y cuando haya conexiones activas entre las máquinas y dichas puertas de embarque. Cuando un camión esté totalmente cargado proporcionará la bonificación indicada en la cabina al jugador que lo tenga en su zona de carga.

Camiones
Camiones

Para poder activar estos camiones cada jugador dispondrá de Cartas de Camión. Estas cartas muestran un tipo de camión especifico (dimensiones), un número de puntos de acción que requieren para ser jugados en la fase correspondiente y un numero de losetas de cinta transportadora que se pueden obtener de forma alternativa a activar el camión correspondiente.

Cartas de Camión
Cartas de Camión

En estos camiones se cargarán Mercancías. Por cada tipo de cinta transportadora tendremos un tipo de mercancía. Cada jugador dispondrá de seis mercancías de cada tipo y uno de los objetivos de la partida será intentar cargar en los camiones la mayor cantidad posible de estas mercancías, ya que, de base, es fundamental cargar un mínimo de mercancías de cada tipo para optar a la victoria. Adicionalmente, los jugadores podrán descargar mercancías que haya cargado su rival en los camiones que lleguen a las puertas de desembarque, obteniendo puntos y bonificaciones por dichas descargas.

Mercancías
Mercancías

Esas recompensas se representan mediante Fichas de Bonificación. Existen dos tipos. Por un lado tenemos los Engranajes, que proporcionan puntos de acción adicional en la fase de construcción de cintas transportadoras. Por otro tenemos las Fichas de Camión, que proporcionan puntos de acción adicionales en la fase de transporte, además de permitir robar nuevas cartas de camión. Los jugadores podrán intercambiar 2 engranajes para obtener una ficha de camión, o intercambiar 2 fichas de camión por un conector.

Fichas de Bonificación
Fichas de Bonificación

Cada jugador dispondrá de un Tablero de Envío en el que se organizarán las mercancías disponibles para cargar en dos depósitos en la zona derecha, mientras que en la zona izquierda tendremos depósitos para las mercancías que vayamos descargando de camiones enviados por el rival. En la zona superior de cada deposito se muestra un valor numérico correspondiente a los puntos de victoria que el jugador ha acumulado en función del espacio libre más a la derecha en la zona izquierda y la casilla ocupada más a la derecha en la zona izquierda. Los espacios de la zona derecha muestran bonificaciones que se obtienen al ocupar la casilla. Y ambos depósitos muestran bonificaciones en la zona inferior que se activan al liberar u ocupar la columna. En la zona de carga se indican cuantas mercancías debe cargar el jugador para detonar el final de la partida, así como cuantas mercancías de cada tipo debe cargar como mínimo para optar a la victoria. Entre ambos espacios encontramos un espacio de almacenamiento para las losetas de cinta transportadora que los jugadores mantengan al final de cada fase organizándolas en dos pilas que no se podrán reordenar, de forma que solo se podrá utilizar la que se encuentre en la zona superior de cada pila (liberando la siguiente si hubiese).

Tablero de Envío
Tablero de Envío

Finalmente hay que hablar del Tablero de Conexiones Activas, que, en esencia, servirá para determinar el orden de turno. Muestra un track de diez casillas sobre el que los jugadores harán avanzar un marcador. El jugador cuya ficha se encuentre más adelantada será el primero actuar en cada fase. Estas casillas muestran ciertas bonificaciones que se activan a alcanzarlas. El marcador de un jugador avanzará siempre que consiga aumentar el número total de conexiones activas en su tablero personal. Si alguna de estas conexiones se rompe, el marcador no retrocederá, pero habrá que realizar la cuenta del total de conexiones para comprobar si se ha superado el nivel actual.

Tablero de Conexiones Activas
Tablero de Conexiones Activas

Con esto tenemos suficiente.


Preparación de la Partida

  1. Los jugadores escogen uno de los tableros personales y cada uno coloca el mismo orientado hacia sí y enfrentados entre sí.
  2. Bajo ellos, cada jugador coloca su tablero de envío.
  3. Cada jugador recibe 6 mercancías de cada tipo y las coloca en los espacios de carga de la zona izquierda.
  4. Se baraja el mazo de cartas de camión, y se coloca a un lado. Cada jugador roba 3 cartas para formar su mano inicial.
  5. Se introducen en la bolsa todas las losetas de cinta transportadora.
  6. Cada jugador recibe un conjunto de 5 andamios.
  7. Se forma una reserva con las losetas de camión.
  8. Se coloca el tablero de conexiones activas a un lado.
  9. Se forma una reserva con las fichas de bonificación y conectores.
  10. Cada jugador escoge un color y recibe el marcador de conexiones activa escogido.
  11. Se elige aleatoriamente al jugador inicial, de forma que los jugadores apilan los marcadores de conexiones activas en la casilla de valor 0, quedando arriba la del jugador inicial.

¡Ya podemos comenzar!

Partida Preparada
Partida Preparada

Desarrollo de la Partida

Una partida de Curious Cargo se desarrolla a lo largo de un número indeterminado de rondas. Cada ronda se compone de dos fases.

Fase I: Construcción

En esta fase cada jugador dispone de un turno de construcción, comenzando por el jugador inicial y continuando por su rival. En cada turno, el jugador activo dispone de 3 puntos de acción. Con cada punto de acción el jugador podrá:

  • Robar una loseta de cinta transportadora de la bolsa y añadirla a su mano.
  • Colocar una loseta de cinta transportadora de su mano o de la parte superior de alguna de las dos pilas de su tablero de envío en su tablero personal, debiendo apoyarla en una superficie plana (el tablero o sobre dos casillas ocupadas por losetas a un mismo nivel).

Si el jugador dispone de fichas de bonificación de transporte, podrá descartar una (y solo una) para obtener 2 puntos de acción adicionales a los anteriores.

Tras colocar cada loseta en el tablero debe comprobarse el número de conexiones activas. Si es superior al indicado en el tablero de conexiones, se avanzará el marcador hasta el nuevo valor, obteniendo las recompensas que correspondiese en las casillas por las que se progrese.

Fase II: Transporte

Comenzando por el jugador inicial y continuando con su rival, cada jugador disfrutará de un turno de transporte. En cada turno, primero se comprobará si hay conexiones activas que transporten mercancías a espacios libres de camiones jugados previamente. Si es el caso, se cargará una mercancía del tipo correspondiente siempre y cuando en las casillas adyacentes del camión no haya ya una mercancía del mismo tipo. Igualmente, si un camión previamente cargado se encuentra en la zona de descarga y existe una conexión activa en la puerta de descarga correspondiente a la casilla ocupada por una mercancía del mismo tipo, la mercancía será descargada.

Tras esto, el jugador deberá ejecutar una de las tres siguientes acciones:

  • Jugar Cartas de Camión. El jugador dispone de 2 puntos de acción para jugar cartas de camión según el número de puntos de acción que indique la carta. Con cada carta jugada, el jugador tomará la loseta de camión correspondiente al comienzo de las puertas de carga de cualquier jugador (el o su rival). El camión empujará los camiones previos. Si algún camión sobresale del track de puertas de carga del jugador, pasará a la zona de descarga del rival, comenzándose al comienzo de la misma. Si un camión sobresale de la zona de descarga de un jugador, se retornará a la caja junto con las mercancías que transportase. Tras desplazar los camiones, se vuelve a comprobar si hay carga o descarga de mercancías.
  • Descartar Carta de Camión para obtener Losetas de Cinta Transportadora (tantas como indique la carta). Estas losetas deben ser apiladas en el almacén del jugador en el orden que escoja entre ambas pilas.
  • Descartar 2 Losetas de Cinta Transportadora para robar una carta de camión, que se añade a la mano.

Si el jugador dispone de fichas de bonificación, podrá descartar una (y solo una) para robar una carta de camión y, tras esto, dispone de dos nuevos puntos de acción para jugar una o dos cartas de camión y colocar las losetas correspondiente.

Tras esto, salvo que se haya detonado el final de la partida, comenzaría una nueva ronda.

Detalle Zona del Jugador
Detalle Zona del Jugador

Fin de la Partida

El final de la partida se puede activar por cuatro motivos:

  • Que se agote el suministro de losetas de transporte (la bolsa está vacía).
  • Que un jugador alcance las 10 conexiones activas.
  • Que un jugador haya descargado 4 mercancías de un mismo tipo.
  • Que un jugador haya cargado el número de mercancías indicado en el tablero de envío.

Se completará la ronda en la que ocurrió alguna de las situaciones anteriores, tras lo que se evaluaría qué jugador es el ganador. En primer lugar, se evalúa si ambos jugadores han cargado el numero mínimo de mercancías. En caso de que un jugador no lo haya hecho, el jugador que sí lo haya conseguido ganará automáticamente.

Si ambos jugadores cumplen este requisito, se atiende a las estrellas, ganando aquel que más estrella haya acumulado (se consigue una estrella por alcanzar las 10 conexiones activas o por descargar 4 mercancías de un tipo). Si ambos jugadores poseen el mismo número de estrellas, entonces se procede a evaluar la puntuación de cada jugador. Cada jugador anota:

  • Los puntos indicados en la parte superior de la zona de carga de la casilla libre más a la derecha de cada tipo de mercancía. También se anotan los puntos indicados en la parte inferior si la columna correspondiente está completamente libre.
  • Los puntos indicados en la parte superior de la zona de descarga de la casilla ocupada más a la derecha de cada tipo de mercancía.
  • Los puntos indicados en la casilla del track de conexiones activas que ocupe su marcador.

El jugador con más puntos será el vencedor. En caso de empate, el jugador que esté por delante en el orden de turno será el vencedor.


Variantes

Modo Avanzado. Los jugadores voltean sus tableros de envío y ahora dispondrán de tres tipos de mercancías. Las losetas de cinta transportadora muestran en su reverso con fondo oscuro conexiones en los tres tipos. El resto de reglas se mantienen.

Modo Avanzado
Modo Avanzado

Opinión Personal

Hace un par de años el señor Ryan Courtney sorprendió a propios y extraños con un peculiar juego económico en el que implementaba la casi tradicional mecánica de establecimiento de rutas, pero esta vez utilizando un sistema de losetas con tuberías retorcidas de varios colores. Me refiero al famoso Pipeline (aquí su tochorreseña).

El juego recibió todo tipo de críticas pero no se le podía negar su originalidad, especialmente en el interesante puzle personal que cada jugador debía resolver de la forma más optima posible para tener margen de actuación en el resto del juego. Resto del juego que es el que, en mi opinión, hacía aguas, con un sistema de selección de acciones no especialmente satisfactorio y, sobre todo, una mecánica de desarrollo de tecnología tremendamente restrictiva y que daba pie a desequilibrios importantes que, en un juego de este tipo, no me parecen aceptables.

Parece ser que no fui el único que vio el potencial de la mecánica de puzles y ha sido el propio Ryan el que la ha extirpado para implementarla en lo que vendría a ser un Spin-off al más puro estilo Uwe Rosenberg con Patchwork (aquí su tochorreseña), que, para quien no lo sepa, fue un subproducto de El Banquete de Odín (aquí su tochorreseña), cuyo desarrollo se estaba alargando demasiado y el diseñador del mejor juego de todos los tiempos optó por publicar un juego de aparente menor impacto y que, con el paso del tiempo, se ha convertido en uno de sus productos estrella, eclipsando al diseño padre.

¿Ocurrirá lo mismo con este Curious Cargo? ¿O, de nuevo, el señor Courtney pinchará en hueso? Vamos a comprobarlo no sin antes agradecer a Maldito Games la cesión de la copia que posibilita esta tochorreseña.

En Curious Cargo tenemos la misión de gestionar optimizar la logística de un almacén. Para ello debemos automatizar el sistema de carga y descarga mediante una serie de cintas transportadoras que permitan desplazar las mercancías desde las maquinas generadoras hasta los muelles de carga y viceversa (el almacén de cada jugador enviará sus mercancías al almacén del rival).

Detalle Cintas Transportadoras
Detalle Cintas Transportadoras

El eje central del juego será el despliegue de estas cintas transportadoras mediante losetas que ocuparán dos casillas del tablero cuadriculado que representa el almacén del jugador. Estas losetas muestran tres tuberías que conectan dos lados de dicha loseta. Estas tuberías, a su vez, pueden ser de dos colores, pues el almacén gestiona mercancías de dos tipos (tres si jugamos en el modo avanzado).

Todo gira en torno a conseguir establecer conexiones ininterrumpidas de un mismo color desde una maquina (que tienen varias salidas) hasta los muelles. Esto permitirá la carga y descarga de mercancías de forma automática… siempre y cuando haya un transporte esperando a ser cargado.

La gestión de los transportes se realiza en lo que vendría a ser la segunda fase de cada ronda, en la cual los jugadores jugarán unas cartas especiales que especifican el tamaño de dicho camión, lo que determina el número de mercancías que pueden transportar.

Estos camiones podrán ser introducidos por la pasarela de carga del jugador activo o, sorpresa, por la pasarela de carga del jugador contrario. Porque si cargar mercancías es importante (hay que liberar el almacén hasta un mínimo en todos los tipos de mercancías para optar a la victoria), más valioso es si cabe recepcionar mercancías del rival. Cada mercancía que pase de largo porque no haya coincidido la parada del camión con un muelle de descarga con la pasarela correspondiente será una oportunidad perdida.

Ambas fases tienen como mecánica principal la gestión de puntos de acción. En la fase de construcción estos puntos se utilizarán para obtener y colocar losetas en el tablero personal, mientras que en la fase de transporte estos puntos se utilizarán para jugar las cartas de camión, las cuales tienen un coste de 1 o 2 puntos (lo que se traduce en que un jugador, por norma general y si tiene suficientes cartas, podrá jugar una o dos cartas en función de si cuestan 2 puntos o 1 punto).

Así, turno a turno, los jugadores ampliarán y mejorarán su red de cintas transportadoras para alcanzar velocidad de crucero en lo que a carga y descarga de mercancías se refiere hasta que se detona el final de la partida, determinándose a un ganador. Y, en esencia, esto es Curious Cargo.

Detalle Conexiones
Detalle Conexiones

Voy a empezar por «lo malo». Curious Cargo es de esos juegos que generan frustración en los jugadores. Son una pequeña montaña que hay que escalar en esas primeras partidas en las que aún no se tienen bien asentados los conceptos, ya que el diseño parece estar ideado para ir en contra de los jugadores.

En esos primeros turnos el desasosiego será casi absoluto, pues tendremos la sensación de que los turnos pasan y no conseguimos progresar. Que lograr establecer conexiones de forma efectiva es una tarea hercúlea, ya que la exigencia a nivel espacial de este diseño es, cuanto menos, elevada.

A eso súmale el factor azar, ya que las losetas se roban de una bolsa y parecen haber sido diseñadas por el mismísimo demonio, ya que, de primeras, costará conectarlas de forma adecuada para, con no demasiados puntos de acción, conseguir establecer conexiones. Esto conduce a turnos que se desarrollan con un ritmo entrecortado, con propensión al análisis-parálisis por intentar alcanzar este objetivo a corto plazo.

Y claro, mientras no tengamos ninguna conexión la segunda fase de la ronda carece de sentido, tentándonos a «malgastar» cartas de camión (cuya principal función es activar los transportes con los que cargar y descargar mercancías) con la idea de acelerar nuestro ritmo de despliegue de losetas.

A medida que vamos jugando partidas, nos damos cuenta de que Curious Cargo vendría a ser como intentar arrancar un coche en segunda. Es decir, conseguir que el velocímetro progrese en esos primeros instantes resulta complicado y hay que tener mucho tacto a la hora de juguetear con el embrague y el acelerador para que el vehículo no se detenga abruptamente.

Pero entonces, una vez alcanzada cierta velocidad, la situación se vuelve mucho más placentera y el margen de maniobra se amplía gracias a numerosas bonificaciones que podremos ir activando, las cuales nos proporcionarán puntos de acción extra en ambas fases, nuevas cartas de camión o conectores, los cuales sirven para bifurcar en tres ramas la salida de una cinta transportadora, lo que puede facilitar bastante el establecimiento de nuevas rutas.

Es cuando el cielo se despeja y comenzamos a vislumbrar los rayos del sol, entendiendo el flujo del juego y empezando a controlar los extraños pero atractivos tiempos de este diseño, en el que hay que saber gestionar adecuadamente cada punto de acción para conseguir la cuadratura del círculo.

Me gusta especialmente ese punto táctico en el que hay que intentar aprovechar las oportunidades que se nos van presentando durante la partida, algo que se pone especialmente de manifiesto en lo que a recepción de mercancías se refiere. El nivel de satisfacción que se alcanza cada vez que conseguimos descargar uno de estos recurso es muy elevado, porque significa la consecución de una meta que en los turnos iniciales se antoja complicadísima.

Detalle Recursos
Detalle Recursos

Y es que en recepcionar mercancía es donde encontramos el empuje definitivo a nuestra partida, pues cada recurso que alojemos en la zona izquierda de nuestro tablero proporcionará una bonificación. Es cierto que estas bonificaciones son conseguibles por otras vías, pero con un ritmo más pausado, mientras que un camión bien cargado por el rival puede convertirse en un festival de premios si logramos recepcionar todo lo que traiga.

Es cierto que el juego incita a los jugadores a centrarse principalmente en la carga, ya que es condición indispensable haber liberado al menos dos mercancías de cada tipo del almacén antes de que se detone el final de la partida, algo que, por norma general, será a causa de que uno de los contendientes haya cargado un determinado número de mercancías.

A esto le sumamos que la gestión del orden de turno, sin ser algo especialmente crucial en el desarrollo de la mayoría de las rondas, también genera cierta tendencia en los jugadores a intentar establecer la mayor cantidad posible de conexiones, especialmente para cargar, además de para intentar mantenerse por delante, como por obtener las bonificaciones que se encuentran en casillas avanzadas del track que indica este parámetro.

También me gusta la pequeña gestión de la mano de losetas que robamos en un turno. Mano que se ve ampliada con las dos losetas que hay en la parte superior de las pilas del almacén. Esto provoca que, muchas veces, tengamos que establecer una especie de programación a la hora de almacenar estas losetas para, en la siguiente fase de construcción, poder emplear todos los puntos de acción en colocar losetas que hemos ordenado adecuadamente según la ruta que queríamos trazar. De nuevo, un juego exigente en cuanto a capacidad visual y planificación.

De esta forma tenemos un diseño que toma lo mejor de Pipeline y lo pone en primer plano del juego que nos ocupa. Es cierto que esas partidas iniciales puede que no resulten todo lo satisfactorias que uno espera, pero creo que el juego merece que se le otorguen varias oportunidades antes de juzgarlo, pues, aun pareciendo mecánicamente accesible, entender el flujo de la partida es harina de otro costal.

Creo que ha sido una buena idea independizar lo que funcionaba bien en Pipeline y darle todo el protagonismo de un juego exclusivo para dos, en el que el puzle personal es lo más importante, aunque existe una sutil interacción que genera dinámicas muy interesantes durante la partida.

En cuanto a la rejugabilidad, no contentos con que ya de por si el juego es exigente, se incluyen en la caja varios tableros personales que alteran el punto de partida, junto con un modo avanzado que destrozará más de una mente intentando conectar adecuadamente no ya dos tipos de cintas transportadoras, sino tres. Hay juego para rato.

Detalle Cintas Transportadoras
Detalle Cintas Transportadoras

Pasemos a la producción. Nos encontramos un producto bastante cuidado donde el elemento que tal vez menos luzca sean los tableros personales y de almacén, aunque es cierto que son de cartulina con un tratamiento que los plastifica y son bastante agradables al tacto. Es entendible porque si hubiesen sido de cartón, habría que haber elevado el volumen de la caja para que entrase todos. Las cartas son de un gramaje aceptable, respuesta elástica decente y textura lista (enfundado recomendable porque las cartas se manosean bastantes). Los elementos de cartón muestran un grosor tal vez un poco pobre para lo que estamos acostumbrados, aunque es el suficiente como para que la experiencia de juego no se resienta. Para mí lo peor es el reglamento, que está estructurado de una forma un tanto extraña y dificulta la comprensión del flujo de la partida, con ciertos elementos ordenados de aquella manera.

Visualmente el juego es bastante llamativo gracias a uno de los ilustradores con más fuerza en este comienzo de década como es Kwanchai Moriya, con un estilo muy colorido y capaz de variar su estilo de forma que no sea tan sencillo reconocer su trazo. La portada es muy llamativa y está repleta de detalles (algo que contrasta con una contraportada algo pobre). Los tableros tienen pequeños detalles escondidos y las losetas tienen el punto justo de personalidad y claridad para que la partida fluya sin problemas.

Y vamos cerrando. Curious Cargo es un juego que toma como eje fundamental la mecánica de construcción de rutas de Pipeline para hacer un juego más directo, interesante y entretenido, aunque es cierto que muestra una curva de entrada que puede atragantársele a muchos jugadores, con una dinámica que en los primeros turnos resultará extraña, como si actuase en contra de los jugadores. Pero una vez asimilado el flujo de la partida, estas resultan entretenidas y desafiantes, pues no deja de ser intentar hacer juegos de malabares con los distintos elementos para conseguir los objetivos. Además tiene una variabilidad remarcable, con varios tableros y un modo avanzado que provocará más de un dolor de cabeza (en el buen sentido). Por todo esto le doy un…

Notable

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

3 comentarios en «Reseña: Curious Cargo»

  1. Una vez mas gracias por tus reseñas , tiene buena pinta el juego.

    Parece que también tiene algo de interacción entre jugadores!!!!

    Responder
  2. A mi me ha gustado, coincido en casi todo lo que dices y es verdad que con las partidas vas viendo como mejorar pisando tus otras losetas sin tener que estar esperando esa linea recta que nunca sale.
    Lo que si creo que el modo de 2 colores tiene ciertos fallos, al ser mucho mas facil conectar las cintas de transporte y solo ser necesarias 4 piezas de 2 colores distintos para poder ganar, la partida siempre se resuelve por los 9 envios sin que te de suela dar tiempo a montar una estrategia en la que mandes al menos 4 mercancias y recepciones las mas posibles. En 3 colores al ser necesarias 6 mercancias de 3 colores para ganar hace que todo sea mas pausado y te da mas tiempo a montar un sistema tanto de entradas como de salidas, aunque tambien es mas dificil recepcionar bien.

    Responder
    • Es lo que comento de que el juego es tendente a cargar sobre todo lo antes posible, porque te puede pillar a contrapie y perder la partida por la via rapida si tu rival anda muy vivo. Pero creo que es necesario pasar por ese modo, que ya es complicado a nivel espacial. Entrar directo al modo avanzado puede espantar a mas de uno.

Deja un comentario