Reseña: Clank: La Maldición de la Momia

Introducción

Riquezas incalculables te esperan en el interior de las pirámides de los Ancestros, pero están bien protegidas. Una vigilante momia inmortal lanza una horrible maldición sobre aquellos que profanan su tumba. Y, por supuesto, el tesoro ha atraído a un dragón. ¿Podrás escapar del temible Croxobek?

Portada

Así se nos presenta La Maldición de la Momia, la segunda expansión de Clank! Una Aventura de Construcción de Mazos. De la expansión se ha encargado Andy Clautice, quien ha colaborado con Paul Dennen en Clank! Legacy: Acquisitions Incorporated. La expansión fue publicada en 2018 por Renegade Games en una versión en inglés. De las ilustraciones se encargan un amplio equipo de artistas.

En nuestro país se encuentra publicada por Devir, y, al igual que el juego original, la dependencia del idioma es importante. Mantiene el rango de jugadores (de 2 a 4), la edad mínima sugerida (12 años) y la duración (30-60 minutos). El precio de venta al publico es de 29,95€. Para esta edición se ha utilizado una copia de la edición en español/portugués de Devir que la propia editorial nos ha cedido amablemente.

Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.



Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 26,5×26,5×4 cm. (caja cuadrada mediana de dimensiones similares a la de las expansiones de Star Wars: Rebellion o Juego de Tronos: El Juego de Tablero 2ª Ed), encontramos siguientes elementos:

  • Tablero a doble cara (de cartón)
  • 41 Cartas (63,5×88 mm.)
  • Tablero de Mercado (de cartón)
  • 2 Fichas de Objetos (de cartón)
  • Peón de Dragon (de madera)
  • Peón de la Momia (de madera)
  • Dado Piramidal (de resina)
  • 2 Fichas de Secretos Principales (de cartón)
  • 2 Fichas de Secretos Secundarios (de cartón)
  • Ficha de Ídolo del Mono Supremo (de cartón)
  • 24 Fichas de Maldición (de cartón)
  • Reglamento
Contenido

Mecánica

Si no conocéis el juego base os recomiendo que os paséis por la tochorreseña correspondiente, ya que se hacen referencia a muchos conceptos explicados en ella. Esta expansión proporciona un nuevo tablero de juego con el concepto de la momia y las maldiciones, además de aumentar el número de cartas disponibles en el mazo.


Conceptos Básicos

Empecemos con el principal elemento que incorpora esta expansión, las Maldiciones. Los jugadores, debido a efectos diversos (del tablero o de cartas), recibirán fichas de maldición. Estas fichas restan dos puntos de victoria al final de la partida.

Maldiciones

Pasemos al nuevo Tablero incorpora, cuya principal novedad es la aparición de pasillos que asignan maldiciones a los jugadores al transitarlos. Adicionalmente, el tablero se encuentra dividido en cuatro zonas (la que se encuentra en la superficie y tres en la zona subterránea). Cada una de estas zonas muestra un espacio triangular con un jeroglífico distinto.

Tablero

En estos espacios se colocará el peón de la Momia, de forma que, cuando acceda a una zona en la que se encuentre uno o más peones de jugadores, estos reciben una maldición. Adicionalmente, los jugadores podrán enfrentarse a la momia cuando se encuentren en la región donde el peón de la momia. Para enfrentarse a la momia se dispone de una carta que siempre estará disponible con los requisitos para enfrentarse a ella. Si un jugador derrota a la momia, además de activar los efectos indicados en la carta, expulsará a la momia de la zona en la que se encuentre. Para determinar la nueva zona a la que la momia se desplaza, se lanza un dado piramidal que muestra los cuatro símbolos de espacio para las momias.

Momia

Como toda expansión que se precie, se añaden Nuevas Cartas al mazo. La principal novedad de estas cartas es que pueden provocar que la momia cambie de estancia al lanzar el dado piramidal.

Nuevas Cartas

Se añade un nuevo tipo de objeto, los Ankhs, que, además de proporcionar puntos de victoria, permiten recuperar puntos de vida (recuperándolos del track de puntos de vida).

Ankhs

Por último, se incorporan nuevas Fichas de Secreto que se mezclarán con los del juego original, que también provocan el movimiento de la momia.

Secretos

Con esto tenemos suficiente.


Preparación de la Partida

A la preparación del juego base se aplican las siguientes modificaciones:

  • Se escoge el lado del nuevo tablero a utilizar.
  • Se mezclan las fichas de secretos con las del juego base.
  • Se coloca la ficha de Ídolo del Mono Supremo en la estancia correspondiente.
  • Se colocan los objetos sobre la nueva loseta de mercado.
  • Se añaden las nuevas cartas al mazo y se coloca la carta de la momia junto al goblin.
  • Se lanza el dado piramidal para determinar la primera localización de la momia.
  • Se forma una reserva general con las fichas de maldición.

Desarrollo de la Partida

Se aplican los siguientes cambios durante el desarrollo de la partida:

  • Si el peón de un jugador se encuentra en la región en la que está presente la momia, podrá combatir contra ella.
  • Si un jugador derrota a la momia o se revela una carta que así lo indique, se lanzará el dado piramidal para determinar la nueva localización de la momia. Todos los jugadores presentes en la nueva zona a la que la momia se desplaza recibirán una maldición.
  • También se recibirán maldiciones al transitar por ciertos pasillos.
  • Se ha modificado la regla para obtener Artefactos. Ahora, un jugador no deberá obtenerla obligatoriamente al entrar en la estancia, sino que podrá decidir si tomarla mientras permanezca en la estancia.

Fin de la Partida

El final de la partida no sufre variaciones. En el recuento hay que tener en consideración las fichas de maldición.


Opinión Personal

Como ya hemos dicho alguna vez, 2016 supuso un antes y un después en el mundo de los juegos que implementaban la mecanica de construcción de mazos. Renegade y Paul Dennen dieron con la tecla adecuada al publicar Clank! Una Aventura de Construcción de Mazos para conseguir un balance entre un juego de cartas accesible y un enfoque temático atractivo lanzó al mercado un juego que entró con fuerza en el panorama lúdico. Y si hay un tipo de juego que resulta fácilmente ampliable son los juegos de cartas.

Toca analizar la segunda gran expansión, La Maldición de la Momia, que, de nuevo, cambia la ambientación de la mazmorra. Tras pasar por una mazmorra y zonas sumergidas, ahora nos transportamos a Egipto y profanar tumbas donde una temible momia amenazará a los aventureros que se adentren en ellas. Vamos a ver cómo se comporta, no sin antes agradecer a Devir la cesión de la copia que posibilita esta tochorreseña.

Detalle Momia

Quiero empezar recordando la anterior expansión, Tesoros Sumergidos (aquí su tochorreseña) que, en mi opinión, no aportaba lo suficiente para suponer un añadido relevante sobre el juego base, más allá de unas pocas cartas y un mapa con un ligero aumento en la toma de decisiones al incluir estancias en las que no se puede permanecer más de un turno.

Y quiero recordarla porque esta segunda expansión parece haber salido de un molde similar en cuanto a componentes, ya que se incluye un nuevo tablero a doble cara (una más sencilla y otra más compleja), algunas fichas de secretos y un mazo de unas pocas cartas (unas cuarenta) para ampliar la oferta del suministro.

Sin embargo, ahora si tenemos un par de conceptos interesantes que son los que dan sentido a la expansión. Hablo de la Momia y, especialmente, las Maldiciones. Estas últimas vienen a representar a las maldiciones del padre de los juegos de construcción de mazos, Dominion (aquí la tochorreseña de Intriga), ya que restarán puntos al final de la partida. La diferencia fundamental es que estas maldiciones no son cartas, sino fichas, por lo que no ensuciarán el mazo de los jugadores.

Detalle Tablero

Estas maldiciones serán obtenidas por los jugadores al transitar por ciertos pasillos, al resolver determinados efectos de algunas cartas o al encontrarse con la protagonista del juego, la Momia. El cuerpo vendado de algún antiguo faraón deambulará por el tablero, funcionando como otro enemigo recurrente al que se puede derrotar para obtener beneficios. Sin embargo, hay una sutil pero importante diferencia, ya que para poder confrontarla, será necesario que el jugador se encuentre en su misma zona (una de las cuatro en la que el tablero se encuentra dividido).

Como efecto secundario, y, para mí, lo mejor de la expansión, es que al derrotar a la momia la ahuyentaremos, lanzando un dado para determinar su nueva ubicación. Si en esta ubicación hubiese peones rivales, recibirán una maldición. De esta forma, el juego añade un elemento interactivo entre los jugadores más allá del componente de carrera por ser el primero en ir recogiendo elementos de las estancias.

Además, se genera un pequeño bucle, ya que la forma más efectiva de eliminar maldiciones es mediante uno de los efectos que se desencadenan al derrotar a la momia, por lo que, si un jugador ha acumulado un número importante de maldiciones, irá en busca del peón de la momia para derrotarla, lo que puede generar que otros jugadores reciban maldiciones al encontrarse con la susodicha. Bien pensado.

Es cierto que habría sido interesante un peón de momia que persiguiese realmente a los jugadores y si les da alcance, aplicarles alguna penalización mayor, como pérdida de puntos de vida. Pero bueno, no olvidemos que Clank! es un peso medio-ligero y tal vez un elemento mecánico de este tipo añadiría demasiado estrés al asunto.

Detalle Mercado

También me gustaría destacar un efecto que aparece en las nuevas cartas y en el nuevo objeto que se añade el mercado: la posibilidad de recuperar puntos de vida. Y es que, si un jugador tiene mala suerte y acumula demasiado puntos de daño al sacar cubos de la bolsa, puede ver como la suerte le destruye la partida. De esta forma siempre tendrá la opción de intentar dedicar algunos turnos a recuperarse y tener opción de al menos llegar a la superficie.

Y con esto ya habríamos repasado más o menos lo que aporta esta expansión. Ya sabéis que, aun gustándome bastante, yo soy de esos que tuercen el gesto cuando se encuentran con un juego que implementan construcción de mazos pero le restan peso a la gestión de la mano, como por ejemplo ocurre en Star Realms (aquí su tochorreseña). Son juegos en los que, básicamente, enseñas tu mano y simplemente decides el orden en el que aplicas los efectos.

Es por eso que veo mucho recorrido para expansiones. Con Tesoros Sumergidos me llevé una pequeña decepción, pero creo que La Maldición de la Momia si ofrece los elementos mínimos exigibles para recomendar su adquisición, especialmente la posibilidad de hacer el mal (aunque haya que tener un pelín de suerte para conseguir afectar a otros jugadores) y el contrapeso de las maldiciones.

No es que sea una expansión fundamental que solvente problemas detectados en el juego original, pero si es cierto que le da otro sabor y resulta interesante ver como actúan los jugadores a la hora de gestionar sus maldiciones. De momento, entre las dos expansiones disponibles, me quedo con esta sin duda alguna.

Detalle Momia

En cuanto a la edición, se mantienen las calidades del juego base, con unas cartas de gramaje normalito, con textura lisa y brillante y una respuesta elástica aceptable (imprescindible enfundar, porque además las cartas son muy oscuras y se pueden marcar fácilmente). Para el tablero se recurre a un cartón con un grosor adecuado, no como con las fichas, que recuerdan a los acabados de los juegos de Alea. El peón de la momia y el nuevo peón de dragón (innecesario pero adecuado temáticamente) son de madera de buena densidad. También se incluye una loseta de mercado (como en la primera expansión) para colocar los objetos y recordar el coste de los mismos. El reglamento está adecuadamente estructurado y no deja lugar a dudas. Visualmente el juego mantiene el mismo estilo, siendo lo más destacable la orientación del tablero que muestra una pirámide, para poder aprovechar todo el espacio.

Y vamos cerrando. La Maldición de la Momia es la segunda expansión para Clank! Una Aventura de Construcción de Mazos. Incorpora un nuevo tablero con un nuevo concepto, las maldiciones, que restarán puntos al final de la partida, y la momia, que también reparte maldiciones y hay que ir a su encuentro para derrotarla. Por supuesto, también se incluyen algunas cartas asociadas a dichos conceptos. La gestión mecánica de la momia eleva un punto el nivel de interacción y la toma de decisiones, siendo una expansión interesante. Por todo esto le doy un…

Notable

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

7 comentarios en «Reseña: Clank: La Maldición de la Momia»

    • En principio si, aunque los efectos de las cámaras inundadas no se aplicarían si se juega con el tablero de la momia y viceversa.

Deja un comentario