Reseña: Hollywood Golden Age

Introducción

Hollywood Golden Age te traslada a la meca del cine, en su época más gloriosa, para que tú mismo dirijas una de estas grandes productoras. Tu labor consistirá en contratar un elenco que incluya a los actores y actrices de más prestigio y a los directores más cotizados, garantizando así que tus películas cosecharán los éxitos necesarios para alzarte con la victoria, convirtiéndose en grandes clásicos del cine.

Portada

Así se nos presenta este Hollywood Golden Age, una reimplementación de Dream Factory, ambos diseñados por Reiner Knizia (High Society, Modern Art, Amun-Re). El juego original fue publicado en 2001 por Hasbro (con ilustraciones de Doris Matthäus). Esta última revisión ha sido publicada por Ludonova, con un espectacular cambio de look de la mano de Sophie Eves.

El juego es completamente independiente del idioma y permite partidas de 3 a 5 jugadores, con una edad mínima sugerida de 12 años y una duración aproximada de unos 45 minutos. El precio de venta al público es de 39,95€. Para esta reseña se ha utilizado una copia de la versión en español de Ludonova, que la propia editorial nos ha cedido amablemente.

Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.

Ir a la Opinión Personal

 

Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 29,7×29,7×7,2 cm. (caja cuadrada estándar tipo Ticket to Ride), nos encontramos con los siguientes elementos:

  • Tablero de Juego (de cartón)
  • 30 Monedas de Valor de Películas (de cartón)
  • 11 Premios con Peana de Plástico (de cartón)
  • 50 Fichas de Billetes de 1.000$ (de cartón)
  • 93 Losetas de Producción (de cartón)
  • 22 Guiones de Película (de cartón)
  • 5 Pantallas de Jugador (de cartulina)
  • Loseta de Jugador Inicial (de cartón)
  • Reglamento
Contenido

 

Mecánica

Hollywood Golden Age es un juego en el que los jugadores se convierten en productores de películas. A lo largo de cuatro rondas en las que se realizarán diversas subastas por lotes de losetas. Los jugadores intentarán conseguir estos lotes con distintos elementos para completar una película (director, actores, compositor de banda sonora, cámaras, vestuario, etc.). Una vez completada una película, en función de la valía de estos elementos y del tipo de película, los jugadores irán obteniendo marcadores con el valor de cada película, algo que se tendrá en cuenta a la hora de otorgar premios (puntos de victoria adicionales). Las subastas son estándar (rondas de pujas hasta que solo quede un jugador que no haya pasado), pero con la peculiaridad de que el dinero en juego durante toda la partida no varía, y cuando un jugador gana una puja, debe entregar equitativamente el dinero con el que ganó la subasta al resto de jugadores (el sobrante se suma a la cantidad de la siguiente puja ganadora). El jugador será el que más puntos acumule entre películas terminadas, premios y dinero sobrante.

 

Conceptos Básicos

Comencemos con los Guiones. Los jugadores tendrán como objetivo principal completar películas partiendo de un guion representado en unos tableros alargados. En la zona superior encontramos el nombre de la película sobre un letrero cuyo fondo nos indica el género de la misma (rojo-drama, verde-comedia, azul-aventuras). Cada guion tendrá un valor inicial indicado con estrellas al lado del nombre. El resto del tablero muestra una serie de espacios que tendremos que completar con losetas de producción. Cada espacio exige un tipo de loseta concreto, aunque hay espacios libres que admiten cualquier tipo de loseta (salvo la de director, pues cada película solo puede tener un director). Algunas películas muestran en su último espacio un hueco para añadir estrellas invitadas. Este espacio será el único que no será necesario rellenar para completar la película. Si el jugador desea ocuparlo, deberá hacerlo antes de que el resto de espacios se ocupen, momento en el que la película quedaría completada y ya no admitiría cambios. Por supuesto, una vez colocada una loseta en un guion, está ya no podrá moverse por lo que resta de partida.

Guiones

Las Losetas de Producción muestran los distintos elementos necesarios para completar una película. En la banda derecha muestran el valor de la loseta (de 0 a 4 estrellas). En el resto de la loseta encontramos una ilustración correspondiente al tipo de loseta, el cual se indica mediante un símbolo en la zona superior derecha del recuadro de la ilustración. Así encontramos directores (claqueta), actores (mascaras), cámaras (cámara), vestuario (aguja de coser) y banda sonora (nota musical).

Losetas de Producción

Existen dos tipos de losetas especiales. Por un lado, las losetas comodín, que muestran una escena en tonos grises y podrá colocarse en cualquier espacio de un guion, a excepción del de director (este siempre debe ser ocupado por un director). Por otro, las estrellas invitadas, que muestran sus estrellas en color rojo en vez de en dorado. Estas losetas solo podrán colocarse en los espacios para estrellas invitadas de los guiones, y tendremos que hacerlo antes de completar la película. No estará permitido colocar una loseta de estrella invitada en un espacio libre (sin tipo definido) del guion.

Dentro de los directores tenemos que destacar los Directores Estrellas. Son cuatro losetas que formarán un lote cada una de ellas por separado, y son las losetas que mas estrellas proporcionan.

Directores Estrella

A la hora completar una película se realizará una evaluación sumando todas las estrellas presentes en el guion y en las losetas de producción. Se dispone de una serie de Fichas de Valor numeradas del 0 al 22. El jugador tomará la ficha de valor correspondiente al número de estrellas, siendo el valor de esta moneda el que se aplicará posteriormente, dejando de importar las estrellas que hubiese en la película. Esto es importante porque, en caso de no quedar la moneda del valor correspondiente, el jugador deberá tomar la inmediatamente inferior que quede disponible.

Fichas de Valor

Durante la partida se otorgarán una serie de Premios de 5 o 10 puntos de victoria. Por un lado, tenemos los premios de ronda (dorados de 5 puntos), que se otorgan al final de cada ronda al jugador con la mejor película (de mayor valor) completada hasta el momento. Por otro lado, tenemos los premios de primera película de cada género (de 5 puntos), que lo conseguirá el jugador que antes complete una película del genero correspondiente. Finalmente, tenemos los grandes premios (10 puntos), consistente en tres premios para la mejor película de cada categoría, premio a la mejor película de Serie B (la película de menor valor) y el premio a la mejor dirección (el jugador que tenga más estrellas entre todos los directores de sus películas completadas).

Premios

Para conseguir las losetas los jugadores tendrán que pujar en subastas. Los jugadores recibirán al comienzo de la partida una determinada cantidad de Fichas de Dinero. El total de fichas de todos los jugadores será todo el dinero disponible durante la partida, de forma que, cuando un jugador gane una subasta, deberá repartir entre el resto de jugadores el dinero ofrecido. Por supuesto, no está permitido pujar una cantidad mayor a la que el jugador posee.

Fichas de Dinero

Para esconder el dinero a los rivales, cada jugador dispondrá de una pantalla que indica qué estudio controla (con un logotipo distinto). Esta pantalla determinará también el conjunto de tres guiones iniciales que recibirá cada jugador al comienzo de la partida.

Pantallas

Por último, tenemos el tablero principal, sobre el cual se colocan las losetas organizadas en lotes según edificios mostrados a lo largo de una carretera por la que progresará un coche que irá defendiéndose en frente de ellos. Hay 6 edificios con borde blanco en los espacios para las losetas donde estas se colocarán bocarriba dispuestas a ser subastadas, y 2 edificios con borde naranja que representan fiestas (tienen limusinas delante), donde se colocarán las losetas bocabajo. En la zona superior izquierda encontramos el espacio para colocar las fichas de valor. En la zona superior derecha encontramos un recuadro para colocar el remanente de dinero que no se ha podido repartir. Y en la zona inferior derecha encontramos unos recuadros para colocar los premios de ronda.

Tablero

Con esto tenemos suficiente.

 

Preparación de la Partida

  1. Se despliega el tablero principal en el centro de la mesa.
  2. Se separan las losetas de director estrella y se forma una pila con ellas en la primera casilla del camino. Tras esto, se revela la primera.
  3. El resto de losetas de producción se mezclan y se forma una reserva con ellas. A continuación, se rellenan todos los huecos de subastas con tantas losetas bocarriba como espacios muestren. Adicionalmente, se rellenan los espacios de fiesta con tantas losetas bocabajo como jugadores haya en la partida.
  4. Se colocan las monedas de valor de las películas en el suministro de la esquina superior izquierda del tablero. En los casos en los que hay dos monedas para un mismo valor, la moneda con el símbolo + se coloca apilada sobre la que no lo muestra.
  5. Cada jugador recibe una pantalla con un estudio concreto, 12 fichas de billetes (10 en partidas de 5 jugadores), una pantalla y 3 guiones iniciales según el estudio indicado en la pantalla. El dinero, las pantallas y guiones de estudios no utilizados se devuelven a la caja.
  6. Se colocan los 3 trofeos de ronda en los espacios correspondientes. El resto de trofeos se dejan a un lado.
  7. Se coloca el coche en la primera parada de la carretera, junto al espacio con el director estrella.
  8. Finalmente, se escoge al jugador inicial y se le entrega la loseta identificativa.

¡Ya podemos comenzar!

Partida Preparada

 

Desarrollo de la Partida

Una partida de Hollywood Golden Age consta de cuatro rondas. Cada ronda se compone, a su vez, de seis subastas y dos rondas de draft.

El marcador del coche se detendrá en cada uno de los edificios en los que se realizará una subasta por el lote de losetas reunido en dicho edificio (losetas bocarriba) o se realizará un draft en los edificios en los que se celebran fiestas (losetas bocabajo, revelándose justo en el momento que el coche alcanza el edificio). Una vez el marcador llegue al último edificio (fiesta), se entregará el premio de mejor película producida hasta la fecha al jugador con la película completada de mayor valor en este momento.

Tras esto, se repondrá el tablero tal y como se hizo en la preparación inicial y se vuelve a colocar el coche en el primer edificio de la ruta.

En las subastas, la primera puja la podrá realizar el jugador con el marcador de jugador inicial, pudiendo pujar desde 0 hasta el máximo de fichas de billete que posea tras su pantalla. Se trata de una subasta inglesa, en la que el jugador activo en la subasta puede optar por subir la puja (no está permitido ofrecer una cantidad mayor a la que se posee tras la pantalla) o pasar, dejando de disfrutar de turnos de puja. La subasta finaliza cuando solo queda un jugador que no haya pasado, obteniendo el lote de losetas y debiendo repartir el dinero de la puja ganadora (mas el posible remanente de la subasta anterior que se encuentre en el recuadro de la esquina superior derecha) entre todos los jugadores de forma equitativa. Las fichas de dinero sobrantes (si las hay) se colocan en el recuadro de la esquina superior derecha. Por último, el ganador de la subasta se convierte en el jugador inicial para la siguiente subasta, recibiendo la loseta identificativa.

Detalle Remanente

En las fiestas, se establece el orden de selección según el número de actores y actrices que un jugador tenga en sus películas, de mayor a menor. En caso de empate, escogerá antes el jugador más cercano al jugador inicial. Siguiendo este orden, cada jugador escoge una de las losetas disponibles, de forma que cada jugador obtendrá una loseta.

Cuando un jugador recibe losetas, debe colocar cada una en un espacio válido disponible en sus guiones (que coincida con el tipo de loseta) o descartarla (se devuelve a la caja). Cuando un jugador completa una película, esto es, todos los espacios del guion están ocupados con la excepción del espacio para estrella invitada (que no es obligatorio, aunque no podrá rellenarse una vez cerrada la película), se calculará el valor de la película sumando todas las estrellas de las losetas y del propio guion. Tras esto, el jugador tomará la moneda del valor coincidente y la colocará sobre la película (si el valor corresponde a una moneda con símbolo +, el jugador tomará esta antes que la que no la tiene, dejando la que no tiene el símbolo disponible para otro jugador). Si no quedasen monedas del valor exacto de la película, el jugador tomará la primera ficha de valor inferior disponible. Por último, si es la primera película de genero drama/comedia/aventuras en ser completada en la partida, el jugador recibe el premio correspondiente.

Detalle Películas

 

Fin de la Partida

La partida finaliza al término de la cuarta ronda. Se procede a entregar los premios finales. El jugador con la mejor película del genero drama/comedía/aventuras recibirá el premio de 10 puntos correspondiente. El jugador que, en conjunto, posea una mayor suma de estrellas en directores en películas completadas recibirá el premio a la mejor dirección. Y, finalmente, el jugador con la película de menor valor recibirá el premio a la mejor película de Serie B.

Tras esto, se procede a la evaluación final. Cada jugador suma:

  • Los puntos indicados en las monedas de sus películas completadas.
  • Los puntos correspondientes a los premios acumulados durante la partida.
  • 1 Punto por cada billete de 1.000$ que posea al final de la partida.

El jugador con más puntos será el vencedor. En caso de empate, el jugador con la película mejor valorada de entre los empatados será el vencedor.

 

Opinión Personal

Reiner Knizia es, sin duda alguna, el autor más prolífico del panorama lúdico mundial (y por muchos títulos de diferencia), aunque es cierto también que muchos de esos títulos son reimplementaciones y revisiones, alargando la vida de muchos de sus diseños. El juego que hoy analizamos es una revisión (con ajuste temporal) de uno de esos diseños que, sin encontrarse entre los más reconocidos del doctor en matemáticas, sí que tenía cierta consideración por lo curioso de su ambientación. Hoy tochorreseñamos Hollywood Golden Age, anteriormente conocido como Dream Factory. Vamos a ver qué tal se comporta en mesa, no sin antes agradecer a Ludonova la cesión de la copia que posibilita esta tochorreseña.

Detalle Marilyn

En Hollywood Golden Age nos convertiremos en director de un estudio cinematográfico en pleno apogeo del séptimo arte en la meca del cine. Nuestro objetivo, como es de suponer, es producir las mejores películas para elevar a los altares al estudio y que sea proclamado como el más prestigioso de la historia, dejando verdaderas obras de arte para la posteridad. ¿Y cómo haremos esto? Pues muy sencillo. Cada estudio dispondrá de tres guiones de tres producciones de distinto género (aventuras, comedia y drama). Dichas producciones ya han sido planificadas y el guion está escrito (algo que ya le da cierto caché a la película). Solo queda la labor de producción, esto es, contratar al personal necesario y poner el dinero para que la película llegue a buen término a lo largo de cuatro rondas que comprenden todo un año.

Estos elementos necesarios para completar la película se representarán mediante losetas de producción. Estas losetas contienen directores, actores y actrices, bandas sonoras, equipos cinematográficos o, incluso, estrellas invitadas que den aún más valor (o menos) a la película. Cada producción tendrá unas exigencias muy concretas, de forma que los jugadores tendrán conseguir dichas losetas para asignarlas a las películas correspondientes para dar por finalizada la producción, momento en el que se evaluará la calidad de la película sumando el valor de cada loseta que la compone y el valor del guion. De esta forma, la película queda consolidada y proporcionará estos puntos al final de la partida, y comenzando una nueva producción (si quedasen suficientes).

Para conseguir estas losetas los jugadores irán visitando diversos edificios ubicados en Hollywood, donde se dispondrán grupos de dos y tres losetas (con alguna excepción). La mecánica principal para conseguir estos lotes será una subasta americana simple, esto es, subasta con varios turnos de puja en los que es obligatorio sobrepujar si uno quiere seguir en la pelea por ser quien se lleva el gato al agua. El mayor postor recibirá dichas losetas y las deberá asignar inmediatamente a sus películas, colocándolas legalmente en un hueco que coincida con el tipo de loseta (recordemos que hay losetas comodín y espacios sin tipo de loseta preasignado). Este jugador, además, se convertirá en el jugador inicial de la siguiente subasta.

Detalle Premios

Cada ronda se compone de seis subastas (dos lotes de tres losetas, tres lotes de dos losetas y un lote con una única loseta, el director estrella, que son las losetas más valiosas del juego). Para ir marcando la progresión, un pequeño marcador con forma de coche comenzará en un camino que circula entre los edificios de los distintos estudios, parándose en la puerta del edificio que contiene el siguiente lote de losetas a subastar.

Cada tres subastas el coche se detendrá delante de un fastuoso edificio en el que se celebra una fiesta con en la que, como buenos productores que somos, iremos a intentar captar algún talento para nuestras películas sin tener que pasar por caja. La gracia es que las losetas de estas fiestas están inicialmente ocultas, así que uno no sabe a quién se va a encontrar mientras se toma una copa. Puede llegar a ocurrir el caso de que, cuando nos toque escoger, no quede ninguna loseta que nos encaje en nuestras películas, ya que se comenzará a elegir losetas por el jugador con más actores y actrices (y continuando según este criterio)

Al termino de las tres primeras rondas se celebrará una pequeña gala en la que la película mejor valorada hasta el momento recibirá un pequeño galardón que otorga puntos de victoria de forma directa. También se recibirá un trofeo similar si somos los primeros en finalizar la producción de una película de cada uno de los tres géneros contemplados. En la cuarta ronda se celebrará la gran gala en la que se repartirán los premios importantes (el doble de valor que los anteriores), donde se reconocerán a la mejor película de cada género, a la mejor película de Serie B (la que menos valor tenga) y el premio a la dirección, para aquel jugador que posea un mayor valor en directores colocados en producciones finalizadas. La partida finaliza tras esa gran gala, evaluándose la puntuación de cada jugador sumando el valor de sus películas completadas, los premios obtenidos y el dinero sobrante (cada ficha de billete equivale a un punto).

Detalle Audrey

Y ya que hablamos de dinero, la peculiaridad del diseño es que nos encontramos con un juego de suma cero, esto es, que las pérdidas de un jugador (lo que paga por conseguir un lote una vez el resto de jugadores han decidido retirarse de la subasta) se reparten entre el resto de jugadores de forma equitativa (si sobra algo, se sumará a la cantidad del mayor postor de la siguiente subasta). De esta forma los jugadores no tienen que preocuparse excesivamente por el dinero porque, aunque se queden a cero, en un par de subastas volverán a tener efectivo.

En cada partida cada jugador comenzará con la misma cantidad de dinero (representada con fichas que muestran un fajo de billetes), por lo que, desde la primera subasta, el dinero comenzará a fluir y será difícil seguirle la pista a poco que hayamos celebrado tres o cuatro subastas. Esto tiene sus pros y sus contras. Por un lado, este sistema hace a Hollywood Golden Age un diseño de subastas mucho más asequible que otros juegos de subasta de Knizia, como podrían ser Ra (aquí su tochorreseña), Amun-Re, Medici (aquí su tochorreseña) o High Society. Y cuando hablo de accesibilidad me estoy refiriendo al tema de ponderar cuánto valen las cosas, que suele ser lo complicado en juegos de subastas. Al ser un juego de suma cero, las sumas pujadas van a moverse por unos guarismos similares durante toda la partida, por lo que ya, desde la primera ronda, uno huele si alguien está pagando más de la cuenta.

Por contra, esto conduce a un juego mucho más ligero, en el que el peso de las decisiones no es tan importante como en los juegos anteriormente mencionados. Si te pasas en alguna puja, bueno, a lo mejor tienes que esperar una ronda más para poder entrar al trapo con opciones de ser el máximo postor, algo que no supondrá ningún trauma. Esto provoca que el juego adquiera un punto de caos que encaja bien teniendo en cuenta el público familiar al que está destinado el juego.

Esto no quiere decir que no haya momentos importantes durante la ronda. El primero nos lo encontramos nada más comenzar la partida. Y es que la primera subasta de cada ronda será por hacerse con el director estrella de cada ronda. Llevarse un director estrella supone opositar al premio final de mejor dirección. Si nos llevamos dos, ya podríamos estar acariciando el trofeo. Además, elevarán de forma importante el valor de nuestra película mediante el único tipo de loseta insustituible y necesario para completar una película. Habrá que luchar contra nuestros instintos, ya que muchos jugadores se contendrán al ser un lote de una única loseta. Pero este lote, en términos generales, valdrá más que los de dos (salvo alineación de astros). En lo único que es peor es en que solo rellenamos un hueco. El problema de pujar fuerte por este primer lote es que, con casi toda seguridad, quedaremos muy mermados para media ronda (al menos hasta la primera fiesta), por lo que nuestro ritmo de conclusión de proyectos puede verse frenado.

Y con esta mención a los ritmos es donde hace acto de aparición la característica que a mí me parece más importante. Hablo de la gestión de los tiempos, algo que afectará directamente a nuestra toma de decisiones a la hora de pujar fuerte por un lote o dejarlo pasar. Invertir losetas en un lote solo saldrá rentable cuando finiquitemos las películas, pues una producción inacabada equivaldrá a cero puntos al final de la partida. Así que nuestro principal objetivo será intentar cerrar lo antes posibles todas las películas que podamos, optando con ello a obtener el galardón menor de primera película proyectada de cada tipo de género. Pero habrá un lastre que nos obligará a contenernos, y son los premios de final de partida, algo que conseguirá aquel jugador que posea la mejor película de cada género. Las prisas no son buenas consejeras, por lo que cerrar una primera película de un género y que, además, vaya a ser mejor película del año en dicho género es rizar el rizo.

Detalle John Ford

Alguno pensará que la presión por cerrar películas pronto desaparecerá una vez esos premios de inauguración de genero hayan sido otorgados. Sin embargo, aparece otro elemento de presión que obligará a los jugadores a no dormirse en los laureles. Hablo de las nuevas películas que los estudios comenzarán a producir. Siempre que un jugador finiquite una producción, inmediatamente robará un nuevo guion que colocará en su zona, salvo que se haya agotado la reserva de películas, algo que, tarde o temprano, acabará por suceder. Y ser el que se queda sin películas será un fastidio al no poder seguir forzando la máquina. Aunque puede darse la circunstancia de que no lleguemos a cerrar ninguna película más porque no queda tiempo suficiente como para acumular las losetas necesarias.

Otro aspecto a tener en cuenta en la gestión de los tiempos es la evaluación de las películas. Y es que, salvo algunas excepciones, cada película recibirá una calificación única, representada mediante unas fichas que simulan monedas con un valor. Cuando un jugador complete una película, reclamará la ficha con el valor correspondiente al obtenido tras sumar todas las estrellas del guion y de las estrellas… si aún está disponible. Si, por contra, algún jugador ya ha finalizado previamente una película con ese mismo valor, nos veremos obligados a obtener la ficha de calificación que aún se encuentre disponible con el valor resultante más cercano (por abajo). Esto será especialmente relevante a la hora de competir por el premio de peor película, ya que es difícil cerrar películas con pocas estrellas, por lo que, a medida que las fichas vayan desapareciendo, cerrar una película con un mismo valor que otras ya completadas nos permitirá bajar el valor de la película, aunque correremos el riesgo de que otro jugador realice la misma operación y nos deje con una película de valor irrisorio y que, además, proporciona menos puntos de los que realmente vale.

Con todo esto, como ya hemos dejado caer anteriormente, Knizia nos ofrece un juego de subastas muy asequible, con decisiones interesantes, pero no especialmente cruciales. Es un juego pensado para disfrutar con la familia, y es aquí donde el tema se muestra en su mayor esplendor. Resulta paradójico, pues no suele ser un aspecto siquiera destacable en los juegos diseñados por el bueno de Reiner. Sin embargo, este Hollywood Golden Age, al apelar a elementos reales, permite que los jugadores conecten rápidamente con la ambientación, a pesar de ser un juego de subastas al que se podría haber pegado cualquier tema. Hay que admitir que a todos nos gusta montarnos en esa máquina del tiempo imaginaria y cambiar la historia. ¿Os imagináis Casablanca con John Wayne como protagonista masculino principal? ¿O Ben-Hur dirigida por Alfred Hitchcock y con Audrey Hepburn como artista invitada? Pues este pequeño juego es el que permite a los jugadores disfrutar del juego. También ocurre, al contrario, y si tenemos una determinada película y el actor o director responsable de la misma aparece en el tablero, a más de uno le gustará repetir reparto y hacer la foto correspondiente.

Detalle Película

Su mayor problema, más allá de que a los jugadores más exigentes se les puede quedar algo corto, es su escalabilidad. Como buen juego de subastas, como más luce es con el máximo de participantes. A cinco jugadores es complicado cerrar una película, y las decisiones a la hora de pujar ganan en peso y en interés. Además, aunque haya pujas altas, el dinero se reparte muchísimo, así que el valor de los lotes desciende. A tres jugadores el dinero fluye a borbotones y se cierran muchas películas, agotándose la pila de películas y dejando con el gesto torcido al que haya tenido algún problema para cerrar sus películas y ya no queden cuando le toque robar. También puede ocurrir que un jugador, de forma relativamente sencilla, acumule casi todo el dinero en circulación (bastan dos subastas en las que los otros dos jugadores se calienten), pudiendo fijar un tope de mercado y llevarse muchas losetas. Esto, aunque como estrategia puede ser interesante, rompe con la idea del juego y lo hace menos satisfactorio. Además, a cinco el orden de turno se convierte en una variable muy interesante, ya que ser el primero en asistir a una fiesta es una ventaja importante a la hora de escoger entre cinco losetas. A tres jugadores en la fiesta solo habrá tres losetas, por lo que no será tan traumático al tener menos margen. A cuatro jugadores las sensaciones son más cercanas a las de partidas a cinco jugadores, así que yo solo lo recomendaría a 4-5 jugadores.

En cuanto a rejugabilidad, siendo un juego de subastas con mucha interacción, siempre será agradable sacarlo a mesa, aunque las sensaciones de una partida a otra no serán especialmente diferentes. Su punto de suerte (influye en como aparecen los lotes o qué losetas conforman la fiesta) y su punto de caos (no se puede controlar lo que hacen los jugadores, y puede darse el caso de que algún jugador fastidie al rival que no debe a la hora de luchar por la victoria) hacen que cada partida tenga su intríngulis, además de las posibles historias que los jugadores puedan montarse a la hora de utilizar actores, directores y películas.

Pasemos a la edición. Aquí Ludonova ha realizado un gran trabajo. Todo son elementos de cartón de buen grosor, con una última capa algo porosa, pero no en exceso. La resistencia del cartón es adecuada para destroquelar de forma cómoda sin que ocurra ninguna catástrofe. No habría venido mal una bolsita de tela para meter las losetas y que la configuración de cada ronda fuese más directa. Y el reglamento está adecuadamente estructurado para no dejar lugar a dudas.

Detalle Chaplin

Junto a unos buenos componentes, encontramos el que probablemente sea el punto más remarcable de Hollywood Golden Age: su acabado visual. Sophie Eves consigue unas ilustraciones basadas en fotos reales de los artistas, pero con un acabado con filtros de acuarela que queda genial. La única pega que le pondría es la distribución de los edificios sobre el tablero, ya que hay dos lotes (los que aparecen tras la primera fiesta) que están demasiado juntos, y los edificios que sirven para agruparlos no están lo suficientemente resaltados como para que quede claro qué losetas pertenecen a cada lote. Pero bueno, una vez indicado el detalle de los edificios y haya pasado la primera ronda, ya nadie incurrirá en error.

Y vamos cerrando. Hollywood Golden Age es un juego de subastas de corte familiar que aprovecha de forma magnifica un tema como pocas veces se ha visto en un diseño de Reiner Knizia. Los jugadores controlan estudios cinematográficos que deben completar películas de diversos géneros mediante la obtención de losetas que se deben colocar sobre los guiones. Estas losetas se consiguen en lotes que se subastan, con la peculiaridad de que se trata de un juego de suma cero, de forma que lo ofrecido por un lote es automáticamente repartido entre el resto de jugadores. Apto para todo tipo de jugadores, ofrece decisiones relativamente interesantes, aunque no de un peso especialmente relevante. Cumple a la perfección teniendo en cuenta el público al que está enfocado, destacando especialmente el acabado visual, muy atractivo. Por todo esto le doy un…

Notable

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

2 comentarios en “Reseña: Hollywood Golden Age”

  1. Muy buena reseña, muy ilustrativa. Si que hay una cosilla, en los clubes Mocambo y Ciro’s, el orden de elección de las losetas es del que tenga más actores/ actrices contando también los de reparto, aun contabdo los guinoes no terminados; siendo en caso de empate el jugador inicial quién tenga preferencia y si no está, el que esté más cerca de él, el que elija primero. Supongo que contra más actores tengas, más dispuestos estarán a trabajar en tu estudio, gracias por las reseñas que realizas. ¡Un saludo!

    Responder

Deja un comentario