Reseña: Great Western Trail, Rieles hacia el Norte

Introducción

Aún debes llevar a tu ganado desde Texas hasta Kansas City. La industrialización del país avanza inexorable y nuevas oportunidades de negocio surgen llevando a tu ganado hacia las ciudades del norte, como Chicago o Nueva York. Pero los negocios hacia estas rutas son más complicados. Expande tu negocio hacia el norte estableciendo sucursales en las poblaciones por las que cruzan las nuevas ramificaciones ferroviarias y accede a más opciones y oportunidades para hacerte con la victoria.

Portada

Así se nos presenta Rieles hacia el Norte, la primera expansión de Great Western Trail, de Alexander Pfister (Mombasa, Blackout: Hong Kong). La expansión fue publicada en 2018 por eggertspiele en su versión en inglés, siendo licenciada en varios países. De las ilustraciones sigue encargándose Andreas Resch (Istanbul, Tinner’s Trail, Pictomania).

La expansión se encuentra publicada en nuestro país por Ediciones MasQueOca, aunque no incluye ningún elemento dependiente del idioma. Mantiene los parámetros del juego base, esto es, de 2 a 4 jugadores, con una edad mínima de 14 años y una duración aproximada de entre 75 y 150 minutos. El precio de venta al público es de 29,95€. Para esta reseña se ha utilizado una copia de la versión en español de Ediciones MasQueOca, que la propia editorial nos ha cedido amablemente.

Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.

 

Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 27,5×19,1×6,7 cm. (caja rectangular mediana tipo Saint Petersburg o Santiago de Cuba), nos encontramos con los siguientes elementos:

  • Tablero de Extensión (de cartón)
  • 8 Losetas de Edificio (2 por jugador) (de cartón)
  • 6 Fichas de Jefe de Estación (de cartón)
  • 10 Fichas de Ciudad (de cartón)
  • 20 Fichas de Intercambio (de cartón)
  • 60 Marcadores de Sucursales (15 por jugador) (de madera)
  • 4 Tableros de Acción Auxiliar Adicional (1 por jugador) (de cartón)
  • 4 Discos de Acción Auxiliar (1 por jugador) (de cartón)
  • Reglamento
Contenido

 

Mecánica

Si no conocéis el juego base os recomiendo que os paséis por la tochorreseña correspondiente, ya que se hacen referencia a muchos conceptos explicados en ella. En esta expansión, además de incluir una mayor variedad en algunos elementos, modifica el juego alterando la zona de entregas, diversificando opciones al incluir, además del rail principal, nuevas localizaciones que se pueden alcanzar colocando sucursales gracias a una nueva acción auxiliar. Además, se incluyen las fichas de intercambio, que permiten ciclar más rápidamente el mazo.

 

Conceptos Básicos

La principal novedad de esta expansión es el Tablero de Extensión. Este se coloca solapando el tablero original sobre la zona de entregas (la vía ferroviaria superior desde Kansas hasta San Francisco). Para lograr un apoyo completo, el tablero trae un pliegue que nivela el nuevo tablero y lo ajusta al anterior. Este nuevo tablero reduce el número de destinos disponibles en la vía principal, pero añade nuevos destinos en la zona superior mediante conexiones ferroviarias por las que el tren de cada jugador no podrá progresar (los trenes seguirán con su recorrido habitual). Lo que encontraremos será una serie de nodos representados con una cuadricula de 2 filas y 2 columnas en las que los jugadores deberán construir sucursales, partiendo desde una ciudad en la que ya hayan realizado una entrega o desde Kansas. Algunos de estos espacios muestran un coste o una bonificación. Por último, asociados a estos espacios para sucursales podemos encontrar tres localizaciones: poblados (que proporcionarán un efecto inmediato), estaciones (iguales que las que aparecen en la vía principal) y nuevas ciudades (pudiendo entregar cuando se haya conectado dicha ciudad mediante sucursales). La ciudad más importante es San Francisco, que ahora pasa a estar en este tablero. Cuando un jugador realice una entrega en San Francisco, activará un nuevo criterio de puntuación al final de la partida. También es importante remarcar que se han alterado las bonificaciones/perjuicios a la hora de entregar en dos ciudades adyacentes en el track principal.

Tablero de Expansión

Las Sucursales se representarán con pequeñas casas del color del jugador. Como hemos dicho, para poder colocar una sucursal en un espacio cuadriculado, dicho espacio debe encontrarse conectado directamente a una ciudad en la que el jugador ya haya entregado (muestra un disco de su color), a otra sucursal o a Kansas.

Sucursales

Como hemos dicho, los poblados ofrecerán un efecto inmediato al colocar una sucursal en su espacio asociado. Estos efectos se representan mediante Fichas de Poblado. En cada partida entrarán seis distintas y se colocarán de forma aleatoria sobre el tablero.

Fichas de Poblado

Para poder colocar sucursales se habilita una nueva acción auxiliar, representada en una Loseta de Extensión del tablero personal de los jugadores (con su disco correspondiente para tapar la segunda opción). Esta acción permitirá colocar una sucursal descartando una carta de un determinado valor. Además, esta loseta sirve para colocar la reserva de sucursales, organizada en 5 columnas de 3 sucursales cada una. Los jugadores irán retirando sucursales de izquierda a derecha, de forma que, cuando se libere una columna, quedará visible una campana. Estas campanas proporcionarán puntos al final de la partida siempre y cuando se haya activado el criterio de puntuación asociado a San Francisco.

Extensión de Tablero Personal

Alguna de las columnas anteriores, además, muestran el símbolo de las Fichas de Intercambio. Estas fichas permiten a los jugadores robar dos cartas y descartar dos cartas, y se pueden activar en cualquier momento de la partida, incluso cuando no es el turno del jugador o en mitad de una acción.

Fichas de Intercambio

Como buena expansión, se incluye una mayor variedad de elementos ya presentes en el juego base. Por un lado, tenemos dos nuevas losetas de edificio a doble cara para cada jugador. Dos caras están relacionadas con los peligros, mientras que las otras dos lo están a las sucursales.

Nuevos Edificios

Por otro lado, se añaden nuevas Fichas de Jefe de Estación, sobre todo para cubrir los nuevos espacios disponibles en el nuevo tablero. Sin embargo, como pequeña novedad, ahora las fichas sobrantes se colocarán junto a New York, para ofrecer un aliciente a los jugadores de cara a alcanzar este punto del tablero (sin necesidad de entregar un trabajador a cambio).

Nuevas Fichas de Jefe de Estación

Con esto tenemos suficiente.

 

Preparación de la Partida

  1. A los pasos del juego base se añade lo siguiente:
  2. Se forma una reserva general con las fichas de intercambio, y se entregan 2 a cada jugador.
  3. Se coloca el nuevo tablero solapando el track de ciudades, teniendo cuidado de que quede bien alineado.
  4. Se mezclan las fichas de poblado y se coloca, de forma aleatoria, una en cada espacio de poblado del nuevo tablero. Las no utilizadas se devuelven a la caja.
  5. Se mezclan las fichas de jefe de estación y se coloca una en cada espacio del tablero. Las 4 sobrantes se colocan junto a New York.
  6. Cada jugador recibe una loseta de extensión de tablero personal, un disco (que se coloca sobre el segundo espacio de la acción auxiliar) y 15 sucursales (que coloca en las cinco columnas de la loseta de extensión, 3 en cada una).

 

Desarrollo de la Partida

El desarrollo estándar de la partida solo se ve alterado en dos aspectos:

  • Se habilita una nueva acción auxiliar, colocar sucursales, que permite a los jugadores colocar una o dos sucursales en el nuevo tablero descartando una o dos cartas de valor 2. Para poder colocar una sucursal, el espacio cuadriculado debe encontrarse conectado a Kansas, una ciudad donde tengamos un disco u otro espacio cuadriculado con una sucursal de nuestro color. Si el espacio ocupado por la sucursal muestra un beneficio/coste, este se deberá recibir/asumir en el momento de colocar la sucursal. Los espacios cuadriculados pueden estar asociados a:
    • Una ciudad de entrega, permitiendo al jugador colocar un disco en su próxima entrega teniendo en cuenta el valor de la ciudad.
    • Un poblado, recibiendo inmediatamente el efecto de la ficha de poblado.
    • Una estación, pudiendo colocar un disco a cambio de las monedas correspondientes y, opcionalmente, dejar un trabajador para conseguir la ficha de estación.
  • Fichas de Intercambio. Ahora, el jugador tiene la opción de utilizar una ficha de intercambio (devolviéndola a la reserva), lo que le permite robar dos cartas y descartar dos cartas. Esto podrá hacerlo antes o después de resolver su turno.

El resto del juego se ve inalterado.

Detalle Sucursales

 

Fin de la Partida

La puntuación final no se ve alterada. Solo hay que tener en cuenta las nuevas localizaciones en las que los jugadores poseen discos, en especial la de San Francisco, que proporciona puntos según las campanas mostradas en el tablero de acción auxiliar del jugador que haya entregado en dicha ciudad.

 

Opinión Personal

Como ya hemos dicho muchas veces, una buena medida del éxito de un juego es la aparición de expansiones. Si bien a mi Great Western Trail no me parece el mejor diseño de Alexander Pfister, honor destinado a Mombasa (aquí su tochorreseña), si es cierto que, a pesar de sus defectos, es un gran juego. Precisamente esta expansión vendría a paliar alguno de estos defectos para intentar redondear el resultado final. Vamos a ver cómo funcionan los añadidos de este Rieles hacia el Norte, no sin antes agradecer a Ediciones MasQueOca la cesión de la copia que posibilita esta tochorreseña.

Antes de comenzar, si no conocéis el juego original os recomiendo que os paséis por la tochorreseña correspondiente, pues en este texto se hará referencia a conceptos y sensaciones comentados en la susodicha.

Comencemos recordando un poco cómo funcionaba Great Western Trail. Tenemos un juego en el que nuestra misión principal es realizar entregas de ganado en Kansas City atravesando un tablero con diversas rutas que se bifurcan y se fusionan. Al recorrer estas rutas iremos deteniéndonos en ciertas localizaciones que nos permitirán ejecutar diversas acciones enfocadas a, por un lado, ir conformando una mano de cartas con variedades de reses distintas y, por otro, ir desarrollando nuestro tablero y nuestro mazo. Todo esto porque, al llegar a Kansas, hay que intentar mostrar una mano de cartas lo más variado posible (cartas repetidas en mano es el mal).

Alrededor de ese objetivo principal encontrábamos diversas vías de desarrollo y obtención de puntos, destacando especialmente la construcción de edificios y el progreso de las conexiones ferroviarias, que nos permitían realizar entregas a ciudades más importantes (no se podía entregar dos veces a una misma ciudad).

Detalle San Francisco

El juego funcionaba adecuadamente bien, era tenso, tenía muchos caminos a la victoria. Una muy buena ensalada de puntos, con prácticamente cualquier elemento puntuando al final de la partida (reses en el mazo, objetivos, trabajadores, monedas, fichas de peligros retiradas, edificios, estaciones…).

Sin embargo, el juego tenía ciertos problemas. El más importante es el tema de la repetición inherente a la mecánica de pick-up and deliver cuando las rutas apenas varían de un ciclo a otro. Las variaciones las encontrábamos en los edificios que, para más inri, provocaban una ralentización del progreso de los peones del jugador al tener más paradas intermedias y tener un máximo de pasos a realizar. A esto le subamos que el mazo de cartas iba a crecer, por lo que tendríamos que emplear más acciones en ir ciclando el mismo para conseguir una mano variada.

Desgraciadamente, este problema no lo resuelve la expansión que hoy nos ocupa. Se mantiene la bajada de velocidad paulatina a medida que hay más edificios y tenemos más cartas en la mano. También es cierto que es una característica propia del juego y que difícilmente se va a poder mejorar sin alterar de forma radical las mecánicas principales del diseño.

Lo que si hace la expansión es ofrecer una mayor diversidad de opciones para que tengamos más cosas que hacer durante la ruta, disminuyendo la sensación de monotonía. El más importante, claro está, es el tablero que sustituye la zona superior del que ya venía con el juego original, habilitando una nueva acción auxiliar que supone la inclusión de una nueva mecánica en el juego: la construcción de rutas. Ahora dispondremos de un buen puñado de ciudades y poblado que querremos alcanzar para disfrutar de sus beneficios. Para ello tendremos que ir colocando sucursales (gracias a esta nueva acción auxiliar), que permitirán conectar estas ciudades alejadas con puntos en los que ya hayamos establecido nuestro control, esto es, una ciudad de la ruta principal en donde ya hayamos entregado o partiendo desde Kansas.

Detalle Peones

Es muy interesante porque además permite jugar con los tiempos de la partida, ya que cada jugador solo dispone de 15 sucursales, y existen 25 localizaciones en las que se pueden colocar sucursales. Por tanto, es imposible abarcar todo. Podremos forzar la máquina al principio para aprovechar las localizaciones de la mitad izquierda, ya disponibles mediante el enlace por Kansas, o bien podemos esperar a que la partida avance lo suficiente como para conectarnos a las ciudades situadas a la derecha de este nuevo tablero.

Repartidas por dicho tablero encontraremos localizaciones diversas, entre las que destacan, como no, las nuevas ciudades y, por encima de todas, San Francisco, que ahora se encuentra en esta zona, habilitando un nuevo criterio de puntuación al final de la partida. Pero también encontraremos nuevas estaciones donde conseguir fichas de jefe de estación o poblados, que nos permitirán aplicar efectos relativamente poderosos, como es eliminar cartas del mazo, avanzar de forma importante nuestro tren o, incluso, construir de forma gratuita (dependiendo siempre del número de constructores disponibles). Muchas opciones estratégicas encerradas en este tablero y que, de una partida a otra, variarán.

El otro elemento relevante del juego, aunque a una escala menor, es la inclusión de las fichas de intercambio. Con estas lograremos acelerar el ciclado del mazo, permitiéndonos tener un salvavidas a la hora de llegar a Kansas e intentar disponer de una mano lo más variada posible. Era tremendamente frustrante que, por cuestión de azar, no lográsemos llegar a Kansas con una mano de un valor suficiente como para no tener que entregar en una localización que nos penalizase. Cada jugador comenzará la partida con dos de estas fichas y se podrán conseguir algunas más durante la misma gracias a ciertas localizaciones del nuevo tablero (un motivo más para no dejar de lado el tema de las sucursales).

Detalle Sucursales

Y poco más. Si bueno, la expansión aumenta el número de edificios disponibles (enfocados a la eliminación de peligros y a la colocación de sucursales) y unas cuantas fichas de jefe de estación que habilitan nuevos criterios de puntuación, con sus correspondientes efectos permanentes.

Me parece un muy buen añadido que aporta aún más opciones estratégicas a un juego ya bastante surtido de ellas, pero que no enfanga el diseño principal, algo que podría haber resultado tremendamente peligroso teniendo en cuenta los defectos anteriormente comentados. La sustitución de la ruta principal me parece un completo acierto y va a dotar de más vida a un juego que ha salido mucho a mesa, por lo que si tenéis el juego original, no deberíais dejar pasar la oportunidad, que ya se sabe que este tipo de productos luego son complicados de conseguir porque las reimpresiones no están aseguradas.

Sin embargo, es posible que a alguno le sepa a poco, esperando haber recibido algún añadido adicional, como nuevos tipos de los elementos ya presentes en el juego (indios, trabajadores, variedades de reses…) y, sobre todo, algo que hubiese añadido aún más agilidad al juego. Pero cuando uno se pone a analizar lo que supone el nuevo tablero, llega a la conclusión de que la expansión merece mucho la pena.

En cuanto a los acabados, nos encontramos elementos de cartón (de un grosor similar al del juego base) y elementos de madera para las sucursales (que parecen las casitas del Alta Tensión pero cortadas a la mitad). La única pequeña pega que se le puede poner es que la loseta de expansión del tablero personal sea de cartón (cuando la del juego base es de cartulina). Podrían haber aprovechado incluyendo un tablero personal para cada jugador ya ensamblado, lo que habría permitido variar algún elemento más. El reglamento de la expansión está adecuadamente ordenado y no deja lugar a dudas.

Detalle Vía Principal

En cuanto al aspecto visual, Andreas Resch mantiene el mismo estilo del juego original en cuanto a los componentes. Si llama la atención el abandono de las ilustraciones en 3D para la portada, volviendo a un estilo más clásico y que encaja mucho mejor con el juego. Una pena que no se pueda rehacer la portada del juego original.

Y vamos cerrando. Great Western Trail: Rieles hacia el Norte es una muy buena expansión para un muy buen juego. En esencia, añade un gran modulo consistente en la sustitución de la recta principal de la vía con las ciudades de entrega, por una serie de localizaciones ramificadas por dos tipos de conexiones, la presente en el juego original y las conexiones mediante sucursales (gracias a una nueva acción añadida). Aumenta las posibilidades y mejora ligeramente el ritmo (aunque no tal vez todo lo deseable). Muy recomendable. Por todo esto le doy un…

Notable

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

4 comentarios en “Reseña: Great Western Trail, Rieles hacia el Norte”

  1. Otra reseña que estaba esperando, te luces últimamente jejje!! Personalmente me parece algo cara para lo que trae no?? El juego base trae mil cosas y solo cuesta 10 euros más. Creo que 20 euros sería un precio más justo para esta expansión.

    Por otro lado, creo que con todas las opciones extra que trae, podrían haber hecho algún añadido para aumentar algo la duración del juego. Si ya ahora el juego acaba cuando por fin he conseguido o un edificio potente o conformar un mazo de ganado potente, si añades más opciones… Supongo que el problema es que yo seré muy malo. Pero creo que en unas 15 partidas, solo en 1 fui capaz de poner 2 discos en San Francisco. Y edificios de más de 6 constructores, si pongo alguno suele ser en ultima o penúltima ronda, por lo que solo lo puedo usar una única vez. No sé, me sabe a poco.

    Además, con el tipo de expansión que han hecho creo que se podría haber aumentado la interacción entre jugadores, con algo tan sencillo como poner bloqueos para que solo pudieran poner sucursales n-1 jugadores o algo así. A mí ya me está bien como está, pero mis compañeros lúdicos se quejan de que tiene poca interacción. Podría ser algo opcional, y abarcarías un ratio más amplio de jugadores.

    En fin, coincido contigo leyendo las opciones que es una buena expansión, que mantiene la esencia del juego y amplía las opciones. Y digo lo que quizá tú no te atreves al usar una copia cedida gratuitamente: me parece cara para el material que trae.

    Responder
    • No te voy a decir que no. Pero el precio de las expansiones se ha disparado. Una expansión de un juego de caja “grande” no te baja de los 30 euros. Ahí tienes las de Lorenzo il Magnifico, Marco Polo. Al final se va mas dinero en logistica y mercadotecnia que en fabricación.

      Y respecto a la duración, ahí ya es cuestión de gustos. Yo hubiese preferido lo contrario, porque como haya alguno que se lo piense demasiado, la partida se puede alargar. Y teniendo en cuenta que el desarrollo es algo repetitivo, el factor diversión puede decaer.

      Como cierre del comentario, casi nunca suelo hablar del precio salvo que sea algo muy exagerado. Primero, porque aunque el PVP sea uno, luego entre descuentos online y bonos, se reduce el precio un porcentaje relevante. Y por otro, no creo que el precio de un juego inluya en lo importante, que es el juego. Otra cosa es que la relación calidad/precio varíe. Yo ya te digo, me parece que está “en precio” respecto a otras expansiones. Otra cosa es que todas esas expansiones también me parezcan caras 😛

      Un saludete!

    • Mi juego favorito es Agricola. Fue mi primer juego y, para mi, aun no he encontrado uno que me haya proporcionado tantas satisfacciones y quiera seguir jugandolo tras tantas partidas.

      Un saludo!

Deja un comentario