Crónicas Jugonas: Semana 42 del 2020 (12/10 – 18/10)

Aquí estamos una semana más para hacer el repaso de lo jugado en los últimos siete días. Solo fallamos el viernes, que no logramos sacar ningún hueco para sentarnos a la mesa. En cuanto a primeras apariciones en esta serie de entradas, esta vez solo tenemos dos títulos: Rock Me Archimedes (un juego a caballo entre juego abstracto y juego de habilidad) y Sumatra (otra de las nuevas apuestas de Ludonova para este otoño, en la que el Doctor Knizia nos invita a darnos un paseo por una de las conocidas islas de Indonesia). Vamos allá.

La semana comenzó con uno de esos dos estrenos, Rock Me Archimedes, diseñado por Matt Buchanan. Un juego de corte abstracto en el que el objetivo de los jugadores es introducir canicas de su color en la zona central y desplazarlos hasta su extremo del tablero (el cual muestra tres carriles), de forma que el primero que logre reunir 4 canicas de su color en este espacio será el ganador. El turno es bien sencillo, o se añade canica a la zona central o se lanza un dado que determina el número de puntos de movimiento a repartir entre las distintas canicas que el jugador posee sobre el tablero. Las canicas podrán saltar a canicas rivales, pero no a canicas propias. La peculiaridad del juego es que el tablero se encontrará sobre una plataforma semiesférica, de forma que el peso de las canicas hará lo hará balancear, añadiendo una condición adicional para la finalización de la partida, ya que si en el turno de un jugador uno de los extremos del tablero toca la mesa, ese jugador perderá automáticamente. Partida en la que el dado fue el gran protagonista del juego, más allá del pedestal. Nunca hubo demasiado riesgo de que alguno de los dos perdiese por que el tablero tocase la mesa porque más o menos ejecutamos movimientos con cautelas. Como digo, en los turnos finales la señorita tuvo un punto de mala suerte obteniendo valores bajos, mientras que yo en el que sería mi turno final obtuve un tres y conseguí colocar mi cuarta canica en mi zona de puntuación. ¡Victoria de un servidor! Esperaba mucho mas de este Rock Me Archimedes, que al final se queda en un diseño más efectista que efectivo, ya que como juego abstracto está cercano a ser una oca. Si, tienes algo de margen para intentar bloquear el progreso del rival, pero al final todo queda relegado a la suerte que uno tenga con los dados, porque no es para nada difícil evaluar si un movimiento va a generar un balanceo extremo de la plataforma. Tal como jugué la partida fue puesto a la venta y ya no se encuentra en mi ludoteca. Con eso lo digo todo.

Seguir leyendo

Crónicas Jugonas: Semana 38 del 2020 (14/09 – 20/09)

Semana ya inmersos en la rutina, con partidas casi todos los días (el domingo nos tomamos un descanso) y muchos estrenos, que empiezan a llegar las novedades: Calico (un juego de draft y construcción de patrones con telitas y gatitos), Tekhenu: El Obelisco del Sol (una nueva propuesta de Daniele Tasciny con draft de dados), Alma Mater (un juego ambientado en el universo de Coimbra pero mucho más profundo), The Castles of Tuscany (una secuela de The Castles of Burgundy), Caylus 1303 (una revisión del clásico de William Attia) y Stellar (un juego para dos en el que tendremos que desarrollar un cielo de cuerpos celestes).

Comenzamos la semana con una partida a Hive (aquí su tochorreseña), que llevaba tiempo sin aparecer por estas crónicas. Un juego de John Yianni y que está considerado como uno de los mejores juegos abstractos que existen. Una especie de ajedrez con bichos donde el tablero lo forman las propias piezas hexagonales (cada una con un tipo de movimiento distinto). ¿El objetivo? Rodear completamente la pieza de la abeja reina del rival (tanto con piezas propias como contrarias). Una regla fundamental: la colmena no puede separarse en ningún momento. Partida en la que me vi sorprendido por una apertura novedosa de la señorita, utilizando al bicho bola. Yo también intenté innovar abriendo con un escarabajo y, la verdad, no me fue demasiado bien. Es cierto que la partida la llevaba bastante bien encarrilada pero efectué un paso en falso al permitir que mi rival pudiese mover a su casi encerrada reina gracias al bicho bola y tuviese que defenderme como gato panza arriba, sin margen de maniobra para evitar la avalancha de bichos que se me venía encima. Al final claudiqué. ¡Victoria de la señorita! Hive es una maravilla. Si os gustan los juegos abstractos o disfrutáis con el ajedrez y/o las damas, probad esta maravilla. Además, en su versión de bolsillo es muy asequible económicamente. A mí me parece un juego que toda ludoteca debería contener. Con un par de reglas y movimientos de piezas bastante sencillos de asimilar el autor consigue un juego tremendamente profundo a la par que directo. También es ideal por si quieres una primera experiencia en esta clase de juegos. Y, por si no fuera poco, las expansiones elevan la complejidad y la vida de uno de los mejores juegos en su categoría.

Seguir leyendo

Reseña: Set & Match

Las gradas están llenas y la presión es alta. Saca para ganar el partido en un juego de tenis donde solo alcanzaras la victoria con una combinación de destreza y estrategia.

Así se nos presenta Set & Match, un diseño de Philippe Latarse (su primer título). El juego fue publicado en 2017 por Prétexte SAS en una edición en francés e inglés. Del diseño gráfico se encarga Vincent Chatel, para el que también es su primera incursión en el mundo de los juegos de mesa.

Seguir leyendo