Reseña: Bounce Battle

Introducción

Coge un color. Elige una batalla y…¡Rebota para ganar! Juega por turnos y concéntrate en la precisión o juega rápido y sé el primero en terminar. Hay docenas de modos de juego.

Portada
Portada

Así se nos presenta Bounce Battle. Un juego publicado por primera vez en 2013 por Battle Games en una versión en inglés.

El juego se encuentra publicado en español por SD Games (aunque el juego es completamente independiente del idioma). Permite partidas a 2 o 4 jugadores (por equipos), con una edad mínima sugerida de 6 años y una duración aproximada de 15 minutos. El precio de venta es de 23,95€. Para esta reseña se ha utilizado una copia de la versión en español de SD Games, que la propia editorial nos ha cedido amablemente.

Contraportada
Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.



Contenido

Dentro de una caja de plástico con solapa, de dimensiones 16×16×16 cm. (caja cubica parecida a la edición en cubo de Quarriors!), encontramos los siguientes elementos:

  • Matriz (de madera)
  • 27 Pelotas (14 naranjas y 13 blancas) (de plástico)
  • Reglamento
Contenido
Contenido

Mecánica

Bounce Battle es una propuesta de habilidad en el que nos encontramos con un conjunto de pelotas de tenis de mesa y un artefacto consistente en 16 pivotes dispuestos sobre una base de madera que vienen a funcionar como los vértices de un tablero cuadriculado de tres casillas por lado visto desde arriba. El juego admite numerosas variantes, pero, en esencia, consiste en alternar turnos en los que cada jugador debe intentar introducir una de las pelotas de su color dentro del artefacto previo rebote en la mesa. Así hasta cumplir el objetivo de la variante escogida.


Conceptos Básicos

El elemento fundamental del juego es la Matriz. Consiste en un cuadrado de madera dividido en nueve casillas con una serie de mástiles en los vértices, que vendrían a ser los vértices de una de las dimensiones de un cubo.

El objetivo de los jugadores será introducir en este artefacto un conjunto de Pelotas de tenis de mesa (las hay naranjas y blancas) con el requisito fundamental de tener que hacer rebotar dichas bolas sobre la superficie en la que apoya el artefacto de forma que acaben encajándose en alguna de las columnas.

Matriz y Pelotas

Con esto tenemos suficiente.


Preparación de la Partida

  1. Se coloca la matriz de madera entre los jugadores.
  2. Se forman dos reservas cada una con las trece pelotas de un color.
  3. Se escoge uno de los modos de juego.
  4. En caso de que el modo sea por turnos, se escoge de forma aleatoria al jugador inicial.

¡Ya podemos comenzar a jugar!


Desarrollo de la Partida

Una partida de Bounce Battle se desarrolla a lo largo de un número de turnos indeterminados hasta que se cumple la condición de victoria de la variante escogida.

En cada turno el jugador activo tomará una pelota de su reserva y realizará un lanzamiento haciendo rebotar la pelota sobre la superficie intentando que, tras el bote, se encaje en la matriz.

Si no lo consigue, recuperará la bola y la devolverá a la reserva.

Tras esto el turno pasará al jugador de la izquierda.


Fin de la Partida

La partida finaliza tan pronto como uno de los jugadores alcance la condición de victoria, proclamándose vencedor.


Variantes

  • 3 en Raya en 3D. El objetivo es conseguir a líneas tres pelotas dentro de la matriz (vertical, horizontal o diagonalmente) en cualquier plano. Se puede jugar a una única ronda (gana el primero en conseguirlo) o a 25 puntos (se introducen todas las pelotas y, en cada ronda, se contabilizan cuantas líneas han conseguido en la ronda, proporcionando 1 punto cada una).
  • 3 en Raya a Vista de Pájaro. Gana el primero en conseguir una línea de tres pelotas vista la matriz desde arriba.
  • Batalla de Velocidad (aplicable a todas las variantes): no hay turnos. Los jugadores lanzan sus Pelotas de forma simultánea de una en una. Ganará el que antes consiga el objetivo de la variante.
  • Lucky 13. Ser el primero en introducir las 13 pelotas.
  • Gran Muralla. Gana el primer jugador cuyas tres columnas más cercanas contienen 9 pelotas, sin importar el color. Alternativamente se puede jugar a construir la muralla en las 3 columnas más cercanas al rival.
  • Puntos. El objetivo es ser el primero en anotar 21 puntos. Cada pelota introducida en la matriz proporciona 1/2/3 puntos si se encuentra en la primera/segunda/tercera fila contando desde la más cercana al jugador.
  • Cofre de Guerra. Cada jugador intenta introducir las 27 pelotas en la matriz, contabilizando el número de turnos que ha utilizado (no se alternan turnos). Ganará el jugador que menos turnos haya empleado. Como alternativa, se utiliza un temporizador de 30 segundos y el jugador que consiga introducir más pelotas en ese tiempo será el vencedor.
  • Sopa de Letras. Se escoge una letra y ganará el primero en lograr confirmarla dentro de la matriz con pelotas de su color.
  • Copa 9. Gana el primero en lograr introducir una pelota en cada columna. En cada turno se lanzan 2 pelota en vez de 1.
  • Batalla de Niveles. Cada jugador compite ganar 2 de 3 mayorías por niveles. En los dos niveles inferiores ganará la mayoría quien más pelotas tenga, mientras que en el tercero ganará quien menos pelotas tenga cuando a un jugador se le acaben las pelotas
  • Modificaciones Alternativas:
    • Puntería. Antes de lanzar, el jugador debe indicar la columna en la que se va a encajar la pelota. En caso de encajar en la otra columna, el jugador deberá extraer la pelota de la matriz.
    • Doble Bote. La pelota deberá rebotar dos veces antes de entrar en la matriz. En caso contrario, si la pelota entra en la matriz, deberá extraerse y devolverla a la reserva.
    • Cubo Elevado. Se utiliza algún elemento para elevar la altura de la matriz, siendo necesario una mayor fuerza para que el bote permita a la pelota alcanzar la parte superior de la matriz.

Opinión Personal

Como bien es sabido, en este blog no le hacemos ascos a nada, ya sea un eurogame de alta densidad o un diseño que esté cercano a ser más un juguete que otra cosa. Hoy vamos a analizar un título que se acerca mucho a este segundo extremo. Y es que ya nada más con ver el empaquetado de este Bounce Battle, más o menos uno se hace una idea bastante aproximada de en qué consiste la historia. Vamos a ver cómo se comporta en mesa no sin antes agradecer a SD Games la cesión de la copia que posibilita esta tochorreseña.

En Bounce Battle la premisa es bien sencilla: ser los primeros en alcanzar una determinada meta (según la variante escogida) pero que, básicamente, exige a los jugadores introducir una conjunto de pelotas de tenis de mesa en un artefacto que perfectamente podría ser el primer fascículo de la colección «Fabrica tu propia cama de faquir», consistente en una base de madera con una serie de mástiles acabados en punta ubicados en lo que serían los vértices de una cuadricula de tres casillas por lado.

Detalle Partida
Detalle Partida

Este cubo conforma una jaula en tres dimensiones, de forma que tendremos tres niveles en altura, y tres columnas y filas visto desde arriba. La regla básica del juego es que, para poder introducir estas pelotas en este elemento con digno de ser encontrado en una cámara de tortura, los jugadores deberán hacer rebotar las pelotas sobre una superficie (normalmente la mesa en la que está apoyado el artilugio), por lo que, en esencia, nos encontramos ante una versión sofisticada de «El Duro» (conocido como Quarters en inglés), ese juego de beber en el que los jugadores hacen rebotar monedas para «encestar» en vasos con bebidas espirituosas.

Y no tiene mucho más misterio. Es un juego puro de habilidad que vendría a competir en la liga de los Cocos Locos (aquí su tochorreseña), Strike (aquí su tochorreseña) y otros tantos. El principal hándicap de Bounce Battle respecto a los juegos mencionados (que, en mi opinión, son los máximos exponentes de juegos-juguetes que ponen a prueba la habilidad y la fortuna de los jugadores) es que es un juego casi exclusivamente para dos jugadores. Es cierto que admite modos por equipos, pero pierde agilidad y gana en entreturno, por lo que la experiencia se degrada.

En contraposición, la gran virtud del producto es que viene a funcionar casi como una herramienta, ya que admite una enorme cantidad de variantes. De hecho, la editorial madre ha publicado un mazo de cartas para ampliar y aleatorizar esas variantes. El número de posibilidades es bastante impresionante y, aunque la esencia se mantiene (al final hay que introducir pelotas en el cacharro de madera), cada uno puede ir buscando el modo que más encaje con sus gustos. Un poco en la línea de Dobble.

Detalle Matriz
Detalle Matriz

A mí personalmente me gusta mucho el Lucky 13, que tal vez es el más simple, pero que combina genialmente con la regla de juego en simultaneo, siendo una carrera frenética y tremendamente divertida por ver quién es el primero que logra encajar sus trece pelotas. Y claro, al estar lanzando pelotas a la vez, los choques, bloqueos y desvíos están a la orden del día.

Comparte con Cocos Locos el gran problema de tener que estar continuamente levantándote de la mesa para recoger pelotas cuyos lanzamientos no hayan resultado exitosos, con el añadido de que aquí tenemos pelotas de tenis de mesa, que rebotan bastante y que no tienen demasiada fricción, por lo que las pelotas pueden acabar en Pernambuco (que está en Brasil para quienes tienen dificultades para conseguir el quesito azul en el Trivial Pursuit). Es por eso que al final se tiende a jugar de pie, para ahorrar tiempo. Si sois jugadores sedentarios a los que no os gusta el ajetreo, pues entonces mejor no acercarse a este juego.

Es probable que muchos de vosotros ya tengáis cubierto vuestro cupo de juegos de este corte en la ludoteca, pero, aunque no sea el mejor, hay que admitir que Bounce Battle tiene ese punto adictivo que recuerda a Crokinole en el sentido de que, cuando te pones a jugar, es muy difícil echar solo una. Son partidas rápidas, frenéticas, tensas, emocionantes, con remontadas espectaculares y pinceladas de epicidad, sobre todo gracias a ese punto caótico que introduce la propia matriz con esos mástiles puntiagudos. Es cierto que cuando uno le pilla el truco es relativamente fácil «encestar», pero siempre hay pie a rebotes increíbles en los que una pelota que parecía clara sale en el último momento y viceversa.

Si que tiene la ventaja sobre el anterior, gracias a ese punto caótico, de igualar mucho el nivel de los jugadores, por lo que es ideal para confrontar a gente de distinto nivel (niños y mayores). Además, a todos nos gusta jugar con pelotitas de colores.

Detalle Pelota
Detalle Pelota

En cuanto a la producción, nos encontramos con una matriz de madera muy robusta con la que de verdad hay que tener cuidado. Durante este apartado he bromeado con el asunto, pero realmente caerse encima de esto puede provocar un estropicio. Las pelotas son de tenis de mesa y es con lo que realmente hay que tener cuidado, pues son pelotas delicadas. Lo bueno es que es un elemento fácilmente sustituible dándose un paseo por vuestra franquicia de tiendas deportivas favoritas. El reglamento no deja lugar a dudas por lo escueto que es, aunque es un tanto incomodo que sea parte de la cubierta de la caja, y sacarla de la misma no es sencillo.

Y vamos cerrando. Bounce Battle es uno de esos juegos de habilidad que están más cerca de ser un juguete que un juego, pero que es muy efectivo. Es cierto que tal vez no genera el nivel de locura que otros diseños del mismo corte, sobre todo por ser un juego que prácticamente es exclusivo a dos (admite variante por equipos pero creo que enturbia la experiencia). Es divertido, ágil, tenso y resulta difícil no encadenar varias partidas cuando se saca a mesa. El mayor problema es que hay que estar moviéndose por toda la casa recogiendo las pelotas cada vez que fallemos un tiro. Por todo esto le doy un…

Notable

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

1 comentario en «Reseña: Bounce Battle»

  1. Por fin. Pues parece divertido esto de las pelotas ping-pong, un juego diferente de habilidad para romper la rutina. No todo ha de ser estrujarse las meninges. ¡Saludos!

    Responder

Deja un comentario