Reseña: Impact, La Batalla de los Elementos

Introducción

¿Pondrás a prueba tu destino usando la fuerza de los elementos? ¡La elección es tuya en este juego simple pero adictivo! En Impact: La Batalla de los Elementos, los jugadores tratarán de conseguir símbolos iguales para así ser los últimos en pie en el caldero de batalla, lanzando sus dados con precisión y usando los poderes especiales de los elementos.

Portada

Así se nos presenta este Impact: La Batalla de los Elementos, un diseño de Dieter Nüßle, siendo una reimplementación de Strike. Publicado por primera vez en 2018 de la mano de Ravensburger Spieleverlag GmbH en una edición multilenguaje. De las ilustraciones se ocupa Agence Cactus (compañía que se ha encargado de juegos como DAWAK o Kribbeln) y Fiore GmbH (estudio responsable de juegos como NMBR9 o The Rise of Queensdale).

El juego se encuentra publicado en nuestro país por Maldito Games en una versión en español (aunque el juego es completamente independiente del idioma). Permite partidas de 2 a 5 jugadores, con una edad mínima sugerida de 8 años y una duración aproximada de 15 minutos. El precio de compra recomendado es de 20€. Para esta reseña se ha utilizado una copia de la versión en español de Maldito Games, que la propia editorial nos ha cedido amablemente.

Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.

Ir a la Opinión Personal

 

Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 17×13×8 cm. (caja rectangular pequeña similar a Speed Cups), nos encontramos con los siguientes elementos:

  • 31 Dados de 6 caras (de resina)
  • Caldero (inserto de plástico dentro de la caja)
  • Base del Caldero (espuma)
  • Reglamento
Contenido

 

Mecánica

Impact: La Batalla de los Elementos es una reimplementación de Strike en el que los jugadores intentan mantenerse con vida lanzando dados que representan elementos a un caldero y haciéndolos chocar, de forma que podrán recuperar dados si se obtienen valores repetidos. Esta nueva versión incluye una variante que hace uso de los distintos símbolos que se muestran en las caras de los dados, aplicando efectos diversos.

 

Conceptos Básicos

El elemento fundamental de Impact son sus Dados. Estos dados representan elementos que impactarán entre ellos para intentar dominarse. En cinco de sus seis caras aparece un símbolo que representa un elemento: agua, aire, fuego, tierra y electricidad. En la sexta cara no aparece ningún elemento (es una cara lisa). Estos dados se podrán encontrar en tres ubicaciones: en la reserva personal del jugador (funcionando como puntos de vida), en el caldero (donde chocan) o retirados de la partida (por haber salido del caldero o haber mostrado la cara lisa).

Dados

Por otro lado, tenemos la parte inferior de la caja, el Caldero, que funciona como pequeño ring en el que los dados impactarán. Se trata de un habitáculo de plástico y cuenta con una alfombrilla de gomaespuma que potencia el efecto rebote de los dados.

Caldero

Con esto tenemos suficiente.

 

Preparación de la Partida

  1.  Se coloca el caldero en el centro de la mesa.
  2.  Cada jugador recibe una cantidad inicial de dados dependiente del número de jugadores en la partida (6/7/8/9 dados para 5/4/3/2 jugadores).
  3.  Se lanza un dado en el interior del caldero, asegurándose que no muestra la cara lisa (los dados sobrantes se retiran de la partida).
  4. El jugador de mayor edad será el jugador inicial.

¡Ya podemos comenzar!

Partida Preparada

 

Desarrollo de la Partida

Comenzando por el jugador inicial y continuando en el sentido de las agujas del reloj, cada jugador disfruta de un turno. En su turno, un jugador debe lanzar un dado al caldero. Ahora pueden suceder dos casos:

  • Que haya uno o más símbolos repetidos entre los dados del caldero*. En este caso el jugador toma todos los dados con símbolos repetidos y los coloca en su reserva personal. Con esto finalizaría su turno.
  • Que no haya ningún valor repetido en el caldero. Entonces el jugador puede optar por lanzar otro dado al caldero o plantarse.
Detalle Caldero

De forma adicional, se pueden dar las siguientes situaciones:

  • Si algún dado muestra la cara lisa o sale del caldero, ese dado será retirado de la partida.
  • Si al comienzo del turno no hay ningún dado en el caldero, el jugador que está en posesión del turno deberá lanzar todos los dados de su reserva personal en una sola tirada.
  • En el momento que un jugador se quede sin dados en su reserva personal quedará eliminado de la partida, no volviendo a disfrutar de turnos.

Una vez que el jugador recupere dados, decida plantarse o se quede sin dados en su reserva personal, su turno finaliza y le toca al siguiente jugador en el sentido de las agujas del reloj con dados su reserva personal.

 

Fin de la Partida

La partida finaliza cuando todos los jugadores menos uno se han quedado sin dados, proclamándose ese jugador como vencedor.

 

Variantes

  • Varias Rondas:
    • Se decide un número de rondas a jugar, teniendo en cuenta que debe ser un número de rondas múltiplo del número de jugadores, para que cada jugador pueda ser jugador inicial el mismo número de veces.
    • En cada ronda, cuando un jugador es eliminado anota tantos puntos como jugadores tengan aún dados en su reserva. El ganador de la ronda recibe 0 puntos.
    • El jugador inicial de la siguiente ronda será el jugador sentado a la izquierda del que lo fue en la ronda recién finalizada.
    • El vencedor será el jugador con menor cantidad de puntos. En caso de empate, se comparte la victoria
  • El poder de los Elementos:
    • Al comienzo de la partida, el jugador inicial lanza el dado inicial del caldero. El símbolo que se muestre será el que se active durante la partida cada vez que en la arena coincidan dos o más dados mostrando dicho símbolo (el resto de símbolos no aplicarán su efecto). Los efectos son los siguientes:
      • Tormenta de Rayos (Rayo): cuando hay 2 o más dados con símbolo de rayo en la arena, todos los jugadores deben lanzar rápidamente uno de sus propios dados. Tras esto, el jugador activo recuperará los dados con símbolos repetidos. Si tras la tormenta de rayos aún quedan dos o más símbolos de rayo en el caldero, no se vuelve a ejecutar el efecto.
      • Huracán (Viento): cuando hay 2 o más dados con símbolo de viento en la arena, el jugador activo recibe todos los dados que muestren símbolos iguale. Luego, cada jugador pasa todos sus dados al jugador de su izquierda. Los jugadores eliminados no son tenidos en cuenta.
      • Rocas (Roca): cuando hay 2 o más dados con símbolo de roca en la arena, los dados recuperados con símbolos de roca se apilan. Esta pila de dados funciona como un único dado a la hora de lanzarlas al caldero (se deben lanzar todas juntas).
      • Pantano (Gota): los dados con símbolo de gota permanecen en el caldero, independientemente de que haya o no símbolos de gota repetidos.
      • Columna de Fuego (Llama): en el momento que haya 2 o más símbolos de llama en el caldero, todos los jugadores deben intentar construir lo mas rápido posible una columna con su reserva de dados. El jugador que acabe primero avisa a los demás y gana todos los dados con símbolos coincidentes en el caldero. El siguiente jugador ser el que se encuentre sentado a la izquierda del que ha obtenido los dados.
  • Avatar: se juega con varios elementos activados. En caso de que se tenga que aplicar varios efectos, el orden de prioridad recomendado es:
    1. Quitar Caras Lisas
    2. Tormenta de Rayos
    3. Columna de Fuego
    4. Rocas
    5. Huracán
Detalle Variante

 

Opinión Personal

Hace un par de años, en las navidades de 2016, un terremoto sacudió el panorama lúdico nacional. De repente, un juego hundido en el ranking de la BGG se puso de moda y casi todos los medios centrados en los juegos de mesa hablaron de él. Un viral en toda regla.

Estoy hablando de Strike (aquí su tochorreseña), un filler tan simple como el mecanismo de un botijo y tan efectivo como Messi cuando decide que es hora de ganar un partido. Es sacarlo a la mesa y da igual el tipo de jugador que se siente frente a él. El experto, el ocasional, tu madre, tu abuela, el ameritrasher, el eurogamer, el grognard… Funciona como esas comedias de humor absurdo, que te partes de risa de lo malas que son. Así era Strike.

Aprovechando este inesperado y tardío éxito, Ravensburger decidió darle una pequeña vuelta y relanzar el producto con una nueva imagen y alguna diferencia que intente justificar esta nueva versión.

Así nos llega Impact: La Batalla de los Elementos, pasando de un tema tan adecuado como el de gladiadores en un coliseo por de elementos primordiales que dan vueltas en el caldero de un alquimista. Sí, ya sé que ninguno de los dos temas se siente en ningún momento durante la partida, pero ya comenzamos con un punto menos de epicidad. Pasamos de ser Espartaco a un fabricante de crecepelos de tres al cuarto. Veamos qué tal le sienta este cambio, no sin antes agradecer a Maldito Games la cesión de la copia que posibilita esta tochorreseña.

Detalle Dados

A nivel mecánico el juego mantiene completamente su esencia, esto es, un juego de habilidad con una importante cuota de forzar la suerte que vértebra el juego.

Los jugadores intentan ser los que consigan mantenerse con vida lanzando dados a un cuenco de uno en uno. Al lanzar un dado, este chocará con los que ya se encuentren en el interior del caldero, rezando para que resulten dados con símbolos repetidos. En este caso recuperaremos todos esos dados con símbolos repetidos, quedando en el caldero únicamente los dados cuyo símbolo sea único.

En caso contrario, esto es, que no haya dados con símbolos repetidos, el jugador decidirá si lanza un nuevo dado de su reserva personal o decide plantarse, ya que su reserva de dados es su nivel de vida. En el momento que un jugador se quede sin dados quedará eliminado de la partida.

Hay dos detalles que redondean el sistema. El primero es que una de las caras de los dados es lisa y no muestra ni un símbolo. Cada vez que, tras un lanzamiento, uno o varios de estos dados muestren está cara, serán retirados de la partida. Esto ocurrirá también si un jugador demasiado impetuoso lanza un dado y este sale del cuenco.

El segundo detalle es que si el cuenco se queda sin dado (porque todos los dados han quedado eliminados o han sido recuperados por el jugador anterior), el siguiente jugador en el turno estará obligado a lanzar todos sus dados al cuenco y rezar porque resulten al menos dos dados con símbolos repetidos, pues, en caso contrario, se quedarán sin dados de forma directa, para jolgorio del resto de jugador, en especial del que provocó esta situación. Son momentos grandiosos porque todos los jugadores entonarán un grito que mezcla a partes iguales sorpresa y emoción, salvo el jugador perjudicado, que maldecirá al causante.

Y no tiene más. Si es la primera vez que leéis sobre este diseño, seguramente estaréis pensando que el mundo se ha vuelto loco. Que cómo es posible que la gente vibre con tal absurdez. Pues por el mismo motivo que nos hace gracia ver como alguien se cae. Disfrutamos de los lanzamientos torpes y de las tiradas increíbles.

Pero lo mejor es ese “engorilamiento” que posee a los jugadores de forma casi continua cuando lanzan un dado y no consiguen recuperar ninguno. Al haber un dado símbolo más en el cuenco las probabilidades de conseguir recuperar dados (salvo que hayamos conseguido caras lisas), y por eso tenderemos a arriesgar. Habrá jugadores que se suicidaran lanzando dados con tal de no dejar el caldero repleto de dados para el siguiente jugador en turno. Y es que ocurre como cuando un jugador empieza a meter monedas en una máquina tragaperras acercándola al ciclo en el que se consigue premio y, en un descuido, se nos cuela alguien que con una sola moneda se aprovecha de todo nuestro esfuerzo, quedándonos con cara de circunstancias. Sublime.

Detalle Caldero

Además, el juego original (y este) incluye una variante a puntos que se juega durante varias rondas que le añade un punto estratégico que completa el diseño, convirtiéndolo en un filler de habilidad imprescindible en cualquier ludoteca que se precie. También es ideal como regalo para cualquier tipo de jugador, independientemente de sus gustos.

Rejugabilidad total que prácticamente obligará a los jugadores a encadenar partidas, pues imposible echar solo una. Y no escala mal, ya que el juego, al tener eliminación hará que la partida pase por todos los números de jugadores.

Hablando de la eliminación, que es un aspecto poco deseable en los juegos. En este caso no molesta porque las partidas se resuelven en cuestión de minutos. Y quedar de espectador seguirá siendo entretenido.

Como dije al principio, Impact añade modificaciones sobre el producto original. La primera es una nueva variante en la que se asocia un efecto a los símbolos de los dados, dándole un toque caótico y de diversidad a las partidas. Desgraciadamente, este modo enfanga la experiencia, ya sea por añadir más caos o por sobrecomplicar la una mecánica que funciona a la perfección. Lo único que sirve es para justificar el cambio de tema del juego, pero lo más probable es que, tras probar esta variante, no volvamos a utilizarla jamás en la vida.

El segundo e importante cambio lo encontramos en la producción. Ahora tenemos un cuenco que es el doble de alto, pero con la de tamaño aproximado de un cincuenta por ciento de superficie. Esta reducción y elevación es consecuencia de una reducción de los dados, para evitar que salgan con facilidad al rebotar sobre la alfombrilla de goma espuma. La única ventaja de este nuevo formato que es más transportable, además de que visualmente es algo más llamativo. Pero tiene el problema de dificultar la visibilidad de los dados dentro del cuenco. Si jugamos en una mesa alta nos tendremos que levantar o atraer la caja hacia nuestra zona.

Siendo un producto tan simple y similar al anterior, opino que este nuevo formato degrada ligeramente la experiencia de juego, por lo que difícilmente sustituiremos la versión original por la que hoy nos ocupa.

Detalle Caja

Y vamos cerrando. Impact: La Batalla de los Elementos es una revisión de Strike que reduce el tamaño de los componentes (que no le sienta bien) y añade una variante totalmente prescindible, por lo que empeora ligeramente el producto original. Si no tenéis el juego anterior, este funciona igual de bien y es totalmente recomendable. Por todo esto le doy un…

Notable

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

8 comentarios en “Reseña: Impact, La Batalla de los Elementos”

  1. Ayer mismo abrí el Strike que tenía guardado hace unos meses y estuve echando unas partidas con mis hijos. De repente, te ves gritando ¡CUATRO, CUATRO , CUATRO! o levantándote de la silla porque otro jugador habia vaciado el estadio. Un rato divertido sin mayor trascendencia, más sencillo que el mecanismos de un chupete y perfecto para desengrasar cualquier día aburrido. Después de varias partidas buscamos por casa dados de otros colores e imaginamos gladiadores de distintos lugares con poderes y así estuvimos medida mañana lanzando dados, recogiéndolos del suelo ante tiradas de dados en estilos indescriptibles y riéndonos del mal ajeno… En fin, que habiendo leído tu reseña lo que acabaré probando un día son las variantes con los dados de los gladiadores. Auguro frías mañanas de fin de semana disfrutando con maldad de la suerte de los contrincantes. ¡”Ave, Caesar, morituri te salutant”!

    Responder
  2. Ayer probamos mi hijo y yo este Impact en una tienda. Pero mi duda es ¿qué le hace peor que su antecesor, a parte de un inserto algo más pequeño? Estéticamente hablando Impact es más atractivo al menos para la chavalería. Por otro lado esas “habilidades” de los eleentos las puedes implementar por tu cuenta en los dados del Strike si te apetece (o algo similar)

    Responder
    • Físicamente es peor. Que la versión de antes tuviese dados más grandes y una arena más baja y ancha le daba mayor espectacularidad. En lo único que es algo mejor es que el grabado de los dados es algo más vistoso.

  3. Las variantes en mi caso han funcionado bien, aunque no todas (el viento y los rayos son un poco de caos gratuito) pero el fuego es divertido para reenganchar a los que van perdiendo, el agua perfecta para reírte del pobre que saca muchas aguas y las rocas son una curiosidad que no molesta.

    A mí me gusta esta edición tan portátil, que lo convierte casi en juego piscinero. Para ser tan poco “juego” casi me daría reparo darle más espacio en la ludoteca 🙂

    Gran reseña, ¡como de costumbre!

    Responder
    • Hombre, la caja del original es más ancha y larga, pero más estrecha. Encaja mejor en las estanterías que la caja regordeta pero pequeña de esta versión. Es un caso parecido al de Speed Cups.

  4. Funciona a las mil maravillas, he vuelto a enganchar a mi hija, que ya apenas jugaba, y le he colado a continuación Cubirds… Tengo pedido Pauper’s Ladder, también bastante azaroso dicen pero muy bonito y divertido . Esperando reseña en este blog como agua de mayo. Saludos.

    Responder

Deja un comentario