Reseña: Cacao

Introducción

Cacao transporta a los jugadores al exótico mundo del “alimento de los dioses”. Cada jugador es el jefe de una tribu que intenta llevar a su pueblo a la fama y colmarlo de riquezas, cultivando y vendiendo cacao. Al final de la partida, el jugador con más oro será el ganador.

Portada
Portada

Así se nos presenta Cacao, el último juego de Phil Walker-Harding, autor de otros títulos como Sushi Go! o Dungeon Raiders. El juego ha sido editado en 2015 por ABACUSSPIELE en una edición en inglés y alemán, aunque también ha sido editado por Z-Man Games en inglés, Filosofia Édition en francés y por G3 en polaco. De las ilustraciones se encarga Claus Stephan, quien ya nos mostrase sus maneras en títulos como Alea Iacta Est, Amerigo o Artus.

Contraportada
Contraportada

El juego ha sido editado en nuestro país por Devir en perfecto castellano, aunque el juego es completamente independiente del idioma (a excepción del reglamento). Permite partidas de 2 a 4 jugadores, con una edad mínima sugerida de 8 años y una duración aproximada de unos 45 minutos. El precio de compra recomendado es de 24 €. Para esta reseña se ha utilizado una copia de la edición española de Devir.

cacao_banner_devir

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.

Ir a la Opinión Personal

 

Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 27,5×19×6,5 cm. (tamaño estándar rectangular mediana tipo Race for the Galaxy), nos encontramos los siguientes elementos:

  • 44 Losetas de Trabajadores (11 de cada color: rojo, amarillo, morado y blanco) (de cartón)
  • 4 Tableros de Tribu (1 de cada color: rojo, amarillo, morado y blanco) (de cartón)
  • 4 Meeples de Aguadores (1 de cada color: rojo, amarillo, morado y blanco) (de madera)
  • 28 Losetas de Selva (de cartón)
  • 20 Fichas de Cacao (de madera)
  • 12 Fichas de Templo Solar (de cartón)
  • 48 Monedas (de cartón)
    • 24 Monedas de Valor 1
    • 12 Monedas de Valor 5
    • 12 Monedas de Valor 10
  • Reglamento
Contenido
Contenido

 

Mecánica

Cacao es un juego de colocación de losetas y activación de elementos mediante lo que podríamos llamar reparto de puntos de acción. Mediante un peculiar sistema de colocación en damero, los jugadores irán explorando la selva para establecer plantaciones, mercados, templos y cenotes que les permitirán prosperar y convertirse en la tribu más poderosa.

 

Conceptos Básicos

El elemento fundamental son las Losetas de Recolectores. Estas muestran una pequeña cabaña y una serie de meeples en cada uno de los márgenes de la loseta. En cada loseta habrá siempre cuatro meeples recolectores que activarán las losetas adyacentes, pudiendo estar distribuidos de las siguientes formas:

  • Un meeple en cada uno de los cuatro lados.
  • Dos meeples en uno de los lados, un meeple en los dos lados perpendiculares al anterior, y ningún meeple en el lado paralelo al primero.
  • Tres meeples en uno de los lados, un meeple en uno de los lados perpendiculares al anterior, y ningún meeple en los dos lados restantes.
Losetas de Jugador
Losetas de Jugador

Las losetas de jugador no harán otra cosa que activar las Losetas de Selva, que serán las que permitan ejecutar diversas acciones. Tenemos cinco tipos de losetas con sus respectivos beneficios:

  • Plantaciones de Cacao. Por cada activación permite recolectar cacao (1 o 2 unidades).
  • Mercados. Por cada activación podremos vender una unidad de cacao recolectado a cambio de una determinada cantidad de monedas (2, 3 o 4 monedas).
  • Minas. Por cada activación proporciona una determinada cantidad de monedas de forma directa (1 o 2 monedas).
  • Cenotes. Por cada activación permite progresar al aguador al siguiente remanso del rio.
  • Centros de Culto Solar. Por cada activación se obtendrá una piedra solar.
  • Templos. Estas losetas no se activan, sino que otorgan puntos al final de la partida al primer y segundo jugador con más recolectores adyacentes.
Losetas de Jungla
Losetas de Jungla

Uno de los conceptos originales es la colocación de las losetas en damero. Esto significa que dos losetas de un mismo tipo (de Recolectores o de Selva) nunca podrán estar ortogonalmente adyacentes. Únicamente estarán adyacentes de forma diagonal. Así pues aparece el concepto de Espacio de Selva, que se genera en el momento que hay al menos dos Losetas de Recolectores adyacentes de forma diagonal y alguno de los espacios ortogonales compartidos por ambas losetas está vacío (puede darse el caso de que, al colocar una loseta, se genere más de un espacio de Selva).

Damero
Damero

Otro componente son las Piedras Solares, que sirven para poder colocar una loseta sobre otra propia ya colocada cuando se acerque el final de la partida, además de otorgar puntos al final de la partida.

Piedras Solares
Piedras Solares

El elemento de transacción principal del juego es el Cacao. Este se representa con unas piezas que acumularemos en nuestro poblado. Con su venta, conseguiremos unas Monedas que no se utilizan propiamente como tal, sino que hacen las veces de Puntos de Victoria.

Monedas
Monedas

Por último, el Tablero de Poblado de cada jugador sirve como pequeño marcador de progreso y almacén. Es un tablero circular que muestra en el borde el curso de un rio con una serie de remansos con una determinada cantidad de monedas indicadas en él. Sobre cada tablero se colocará un meeple (el aguador), que irá progresando a través de dichos remansos mediante la activación de una determinada loseta. Adicionalmente, en el borde donde no hay rio aparece un pequeño almacén para las unidades de cacao. Este solo tiene espacio para contener cinco unidades, por lo que nunca podremos acumular una cantidad mayor. Finalmente, en el centro del tablero aparece el poblado y tres espacios para colocar piedras solares.

Poblado
Poblado

 

Preparación de la Partida

  1. Se mezclan las losetas deselva y se forma una pila con ellas, revelando las dos primeras, formando lo que se conoce comoselva explorada. Si es una partida de dos jugadores, habrá que retirar previamente:
    • Dos Plantaciones Simples
    • Un Mercado de Precio de Venta 3
    • Una Mina de Valor 1
    • Un Cenote
    • Un Centro de Culto Solar
    • Un Templo
  2. Se disponen las monedas, las piedras solares y las fichas de cacao en una reserva general al alcance de todos.
  3. Cada jugador recibe un Tablero de Poblado, un Meeple Aguador (que coloca en el remanso de valor -10), y 11 Losetas de Recolectores, las cuales mezclará y formará una pila con ellas. Finalmente, robará las tres primeras para formar su mano.
  4. En función del número de jugadores habrá que retirar ciertas Losetas de Recolectores:
    • Para 2 Jugadores: no se retira ninguna.
    • Para 3 Jugadores: se retira una Loseta de 1-1-1-1 Recolectores
    • Para 4 Jugadores : se retiran 2 Losetas, una de 1-1-1-1 y otra de 1-2-1-0 Recolectores
  5. Se determina el jugador inicial (según el reglamento, el jugador de más edad).

¡Y ya estamos listos para comenzar!

Partida preparada para cuatro jugadores
Partida preparada para cuatro jugadores

 

Desarrollo de la Partida

Una partida de Cacao consta exactamente de un número de rondas especifico según el número de jugadores (11 para 2, 10 para 3 y 9 para 4) en las que cada jugador dispondrá de un turno, comenzando por el jugador inicial y continuando en sentido horario. El turno de un jugador se desarrolla de la siguiente manera:

  1. Colocar Loseta de Recolectores. El jugador colocará una de las Losetas de Recolectores de su mano y la colocará adyacente a alguna de las Losetas de Selva. Una vez que las todas las losetas de Selva se hayan colocado se abre la posibilidad de colocar losetas sobre otras ya colocada (siempre del mismo jugador). Para ello, el jugador deberá descartar una ficha de piedra solar y, tras esto, colocará una de las losetas de su mano sobre cualquiera ya colocada que sea de su mismo color.
  2. Llenar Espacios de Selva. Si al colocar la loseta se han generado uno o más espacios de selva, es el momento de rellenarlos con Losetas de Selva Explorada (las que están reveladas). En el hipotético caso en el que se generasen más de dos espacios de selva, primero se colocan las dos reveladas y, a continuación, se roba la loseta situada en la parte superior de la pila de losetas de selva y se coloca en el espacio restante.
  3. Activar las Losetas de Selva. Cada Loseta de Selva se activará tantas veces como recolectores contenga en el lado adyacente la Loseta de Recolectores que la activa. Si se ha colocado la loseta haciendo uso de una piedra solar, se activarán todas las losetas de Selva que correspondan según los recolectores de esta nueva loseta. El orden de resolución de las losetas de Selva lo deciden los jugadores. Existen dos posibilidades:
    1. Que la Loseta de Selva que se active ya estuviese colocada en la mesa. En este caso, solo la activará el jugador en turno en el caso de que la loseta de recolectores colocada contenga recolectores en el lado adyacente a la loseta.
    2. Que la Loseta de Selva se acabe de colocar al haber generado un espacio de Selva. En este caso, además de la posible activación por la Loseta de Recolectores del jugador en turno, es posible que la Loseta sea activada por otros jugadores (o incluso el mismo jugador) al tener recolectores en el margen adyacente a la nueva Loseta de Selva colocada.
  4. Revelar Losetas de Selva Explorada. Si alguna de las dos (o las dos) losetas de Selva Explorada se ha colocado en la mesa, se revelan nuevas losetas de la pila hasta volver a tener dos losetas reveladas.

Tras esto, el turno pasa al jugador de la izquierda.

Fichas de Cacao
Fichas de Cacao

 

 

Fin de la Partida

La partida finaliza una vez que todos los jugadores han colocado sus losetas de Recolectores. Tras esto, se procede a la puntuación final:

  1. Se suman todas las monedas acumuladas.
  2. Se suma (o se resta) el valor del remanso del rio en el que se encuentra el meeple aguador.
  3. Cada piedra solar que tengamos en el poblado aporta 1 punto de victoria.
  4. Se evalúan los templos. Primero y más importante,es obligatorio tener al menos un recolector para puntuar en un templo. En cada templo, el jugador con más recolectores adyacente obtendrá 6 puntos, y el segundo jugador con más recolectores obtendrá 3 puntos. En caso de empate en la primera posición, los jugadores se reparten los 6 puntos (redondeando a la baja si fuese necesario) y los puntos de la segunda posición se perderían. Si el empate es por la segunda posición, los 3 puntos se reparten entre los jugadores implicados (redondeando a la baja si fuese necesario). Las losetas pisadas por otra no se tienen en cuenta al evaluar los templos, solo las losetas visibles.

El jugador con más puntos de victoria será el vencedor. En caso de empate, el jugador con más fichas de cacao será el ganador. Y si la igualdad persiste, se comparte la victoria.

Meeples Aguadores
Meeples Aguadores

 

Opinión Personal

Si, lo sé. Cada vez que reseño un juego de colocación de losetas con tablero modular tengo que tirar de la comparación con una de las vías de entrada al mundo lúdico casi por obligación. Por supuesto, me refiero a Carcassonne. Pero es que el diseño del juego de Klaus-Jürgen Wrede es sencillamente genial y sigue vigente a día de hoy y sin visos de notar el paso inexorable del tiempo.

Y así de directo confrontamos a un clásico con este Cacao, el nuevo juego de Phil Walker-Harding, que nos sonará por ser el responsable de uno de los últimos fillers publicados por Devir que más aceptación ha tenido. Me refiero a Sushi Go! Pero, a diferencia de lo que ocurría con el juego de comida japonesa, en este caso Cacao no consiste en una “enfillerización” de un juego consolidado, como lo era 7 Wonders. Al menos no en esencia.

Porque lo primero que llama la atención de Cacao es su estricta duración. Cada jugador va a disfrutar exactamente de un número concreto de turnos en la partida (de 11 a 9 según el número de jugadores). Ni uno más y ni uno menos. Un número especícifo de losetas que habrá que optimizar al máximo para intentar alcanzar la victoria. Pero hasta aquí llega el uso de las tijeras.

Detalle Damero
Detalle Damero

La primera consecuencia directa de esta decisión es beneficiosa para los amantes del control. Todos pueden conocer exactamente las losetas que los rivales aun disponen en sus manos, ya que solo hay tres tipos de losetas. Es fácil contar lo que ya está colocado en el tablero. Y lo mismo ocurre con las losetas de selva, aunque son algunas más, también son únicamente cinco tipos de losetas. Conociendo el número de cada una, se sabe lo que esperar. Esta primera diferencia con Carcassonne ya es importante. En el juego de la ciudadela francesa llevar la cuenta de lo que ha salido está solo al alcance de los profesionales que aspiran a alcanzar la gloria en los torneos oficiales del famoso juego. En este sentido Cacao si es una simplificación que hace más accesible el intentar controlar el juego todo lo posible.

Lo siguiente a destacar es que cada una de las losetas de recolectores es importante y se debe intentar colocar de la forma más óptima posible. Y aquí es donde aparece el elemento que, personalmente, me parece más interesante: qué hacer con cada loseta. Es posible que en las primeras partidas se enfoque el juego de manera más táctica, intentando aprovechar al máximo lo que el tablero ofrece en el mismo instante de posar el cuadrado de cartón. Sin embargo, cuando juguemos algunas partidas nos daremos cuenta de que puede llegar a ser muy interesante colocar losetas de forma que en el turno en curso no activemos ninguna loseta de Selva, apuntando todos nuestros recolectores hacia afuera, de forma que podamos aprovechar las losetas de los futuros espacios de selva que se generen.

Esto dará pie a la interacción, pues a la hora de colocar las losetas de Selva tendremos que estar muy pendientes de a quien beneficiamos a la hora de poner un tipo u otro en determinados espacios de selva. Pero esta es una de esas interacciones peligrosas en las que el kingkmaking está a la vuelta de la esquina. Un jugador poco avispado puede dejar opciones suculentas al siguiente jugador en el orden de turno, ganándose los improperios del resto de jugadores. Sin duda, el gran lunar del título. Por eso es fundamental ser consciente de esta capa de interacción y actuar en consecuencia, de forma que si estamos obligados a beneficiar a algún jugador, esto permanezca en nuestra memoria para, en turnos posteriores, repartir un poco los beneficios si no queremos tener un claro ganador antes de tiempo.

A pesar de los detalles anteriormente comentados, la mayoría de los turnos seguirán planteándose de forma táctica, ya que es difícil resistir la tentación de aprovechar las oportunidades que el tablero ofrece. Esto es debido a los diferentes elementos a los que hay que atender durante la partida si no queremos que nuestro desarrollo cojee.

En primer lugar tenemos el leitmotiv del juego: la recolección y venta del cacao. Sin duda, esta rama es la que más monedas/puntos llega a proporcionar si se aprovecha adecuadamente. Una pequeña mecánica de gestión de recursos en la que tendremos que acumular las fichas de cacao para, posteriormente venderlas. La vía que mayor planificación requiere, aunque habrá turnos en los que podamos hacer un pequeño combo y activar loseta de plantación y loseta de mercado, obteniendo directamente las monedas. Hay que tener cuidado con la activación de las losetas de plantación, ya que puede darse el caso de que nuestro almacén esté repleto y la activación de la loseta que total o parcialmente desperdiciada. Lo mismo a la inversa, activando losetas de mercado sin tener cacao en la reserva.

Detalle Partida
Detalle Partida

El segundo elemento que no se debe dejar de lado es el remonte del rio de nuestro querido meeple aguador. Y es que hay en juego nada más y nada menos que 26 puntos. En las partidas que he echado está cerca del 50% de la puntuación total. Cada vez que salga un Cenote a mesa hay que lanzarse a por el cómo alma que lleva el diablo. Dejar pasar la oportunidad de pasar a remansos superiores penalizará y mucho al final de la partida.

Y el tercero fundamental, a mi modo de ver, son las losetas de centro de culto solar. No tanto por los puntos sino por disponer de las fichas para, en las rondas finales, poder planchar losetas ya colocadas. Si hemos sido cuidadosos con la colocación, es posible que el golpe de efecto que asestemos en estos momentos sea definitivo. Esta es la componente estratégica más poderosa del juego, ya que desde la primera loseta hay que estar pensando en esas rondas finales, sobre todo a la hora de guardar losetas en la mano que encajen adecuadamente con las losetas de selva ya colocadas que queramos volver a activar.

Los templos, siendo una buena cantidad de puntos la que proporcionan, me parecen más accesorios, ya que es muy difícil conseguir la primera posición en todos ellos. Pero que no sean fundamentales no quiere decir que no sean decisivos, pues pueden suponer la diferencia entre la victoria y la derrota. De hecho, muchas veces nos plancharemos losetas para dar un vuelco a las mayorías y robarle puntos al jugador que contaba con ellos. Una pequeña mecánica de mayorías que establece el conflicto entre los jugadores, aunque personalmente queda algo floja respecto al resto de elementos.

Como veis, el juego está repleto de sutilezas. En este sentido Cacao me parece un juego de losetas muy bien pensado y que gustará a los amantes de esta mecánica. Sobre todo si aprecian todos estos pequeños detalles. Eso sí, en una comparación global con Carcassonne, yo sigo quedándome con el juego de la ciudad amurallada.

Damero en perspectiva
Damero en perspectiva

Otro de los posibles problemas del juego es su rejugabilidad. En este sentido Carcassonne gana por goleada, ya que cada partida es un mundo. Cacao, debido a su curiosa colocación en damero, ofrece un desarrollo algo más encorsetado, por lo que la sensación de desarrollo será bastante similar entre partidas, pudiendo llegar a ser algo repetitivo si se abusa de él. Solo todas las sutilezas comentadas anteriormente hacen al juego atractivo entre partidas.

Respecto a la escalabilidad, podríamos decir que la estándar en este tipo de juegos. A dos jugadores hay bastante control sobre lo que ocurre en el tablero, pudiendo mirar más allá del turno actual, mientras que a cuatro es un sálvese quien pueda en toda regla. Lo mismo que ocurre con Carcassonne. Aquí un empate.

Como siempre que se trata de Devir, una edición de mucha calidad. Cartón de buena calidad para losetas y fichas. Y las piezas de cacao son ideales. Los tableros de jugador son tal vez algo sobreproducidos, pero así tenemos más elementos para desplegar en la mesa. Todo viene recogido en una caja algo excesiva para el contenido, por lo que incorpora un inserto con cavidades para que todos los elementos encajen. Sería un inserto magnifico si no fuese porque las planchas para destroquelar vienen encajadas en un pequeño hueco que, al retirarlas, deja libre un espacio que hace que todos los componentes se desperdiguen en el interior de la caja al colocarla en vertical. El reglamento es claro y conciso, aunque algunos detalles que vienen indicados en unos pequeños recuadros pueden pasar algo desapercibidos, por ejemplo, las losetas de selva que se deben retirar en partidas de dos jugadores. Prefiero que estos recuadros se utilicen para aclaraciones o remarcaciones, pero no para indicar cosas vitales, porque se leen directamente con el resto de las normas.

Detalle Poblado
Detalle Poblado

Respecto a las ilustraciones, gran trabajo de Claus Stephen. Como ya habréis apreciado, el tema es la recolecta y venta del cacao en la selva, como podría haber sido cualquier otra cosa. Pero es bastante adecuado para un juego de colocación de losetas. Además, a medida que el tablero modular gana espacio, el verde se adueña de la mesa. Y ya sabéis que el verde es mi color. El único inconveniente es que no existen elementos de jugador verde (no se distinguirían). A mí me gusta bastante.

Y vamos cerrando. Cacao es un juego de colocación de losetas en un curioso patrón en damero con una duración muy ajustada. En mi opinión, funciona bien con cualquier tipo de jugador, ya sea novel (por su sencillez) o avanzado (por las sutilezas estrategico-tácticas ya comentadas). Gustará mucho a los amantes de la mecánica. Su mayor problema puede ser el posible kingmaking generado al mezclar jugadores de distinto nivel, y un inserto que da pena no usar.  Por todo esto le doy un…

Notable

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

18 comentarios en “Reseña: Cacao”

  1. Interesante interesante, por el precio parece apetecible, pero al comprarlo con el Carcassonne ya me deja un poco más frío, y su rejugabilidad puede preocupar, tengo que pensarlo, aunque si me lo encuentro de cara en la tienda… lo mismo cae jeje.

    Responder
    • Como siempre, lo mejor es probarlo uno mismo. Para mi tiene elementos mejor que Carcassonne, como la duración bien establecida y tener que decidir en cada colocación. El problema es ese, que las partidas si van a ser mas similares entre sí al tener que formar un patrón concreto. Pero bueno, una caja mas… tampoco ocupa tanto espacio XDDD

      Gracias por pasarte!

  2. Muy bien plasmado lo que el juego ofrece. Tras unas cuantas partidas a distinto número de jugadores me surgen dos preguntas:
    No crees que en una partida a dos jugadores las piedras solares son mucho menos poderosas? Estas piedras solo pueden ser usadas cuando todas las losetas de selva han sido colocadas. En las partidas a dos jugadores se colocan menos losetas de selva que a mas jugadores, de modo que incluso, la partida podría acabar sin que las losetas de selva se agoten. Al final cada piedra solar te da un puntito si no la has usado pero el verdadero poder de éstas reside en poderlas usar para pisar losetas propias.
    Y otra pregunta me surge tras la lectura de las reglas en las que se habla de un hipotético caso en el que se pueden colocar mas de dos losetas de selva. En ninguna partida se nos ha dado la situación y no veíamos forma de que se tuviesen que colocar más de dos losetas de selva por turno. El único supuesto que se me ocurre es que a algún jugador previo se le olvide colocar una y esto lo hagas tú en tu turno.
    Qué opinas?

    Responder
    • Hombre, a dos jugadores lo que ocurre es que el tablero que se forma es mas diagonal que rectangular, intentando sacar el máximo posible de losetas. Pero es cierto que las probabilidades de que no se agoten las losetas de jungla aumentan. Pero también es cierto que la capacidad de elección de losetas aumentan. Es mas dificil que te quiten losetas que tu necesitas o que no puedas llegar a aprovecharlas.

      Respecto a lo de las tres losetas, yo también lo he pensado, porque al colocar una loseta, uno de los lados está fijado porque es obligatorio colocarla adyacente a otra de selva, por tanto solo quedan tres lados que podrían desencadenar espacios de selva. Y uno es el paralelo al primero, por lo que para que genere un espacio de selva, uno de los dos lados perpendiculares tiene que estar ocupado para que, encima, haya otra loseta de recolectores. Yo también creo que es imposible que ocurra. Pero bueno, a lo mejor a alguien le ha ocurrido y comenta aquí! 😛

      Muchas gracias por pasarte!

  3. Me encanta la reseña, a diferencia de muchas otras éste sí lo he jugado en Zona Lúdica y tuve las mismas sensaciones que tu has descrito. Parece que desde la primera partida el juego lo da todo.

    Aprecio el valor de Carcassonne como clásico atemporal y me parece obviamente el ejemplo perfecto a comparar. Pero veo bastantes diferencias incluso al público objetivo. Imagino que ambos viven a la perfección en la misma estantería, incluso habráv gente como yo que compraría antes este cacao.

    Me ha dejado un poco frío la poca rejugabilidad que le has otorgado porque no me dió esa sensación. Sin embargo, es verdad que acabado el juego ya tenía en mente que sólo hay un mercado 4 y 3 o 4 ríos.

    Tengo ganas de comprarlo aunque no tengo prisa porque me da la sensación de que dará poco juego y teniendo ya Gardens no llega a convencerme lo suficiente. ¿Que juegos de losetas tienes y cuales crees que son los mejores?

    Responder
    • Carcassonne juega en otro mundo por haberse convertido en un icono, además de ser infinitamente expandible con todo el material publicado.

      El problema de la rejugabilidad se la veo en su concepto original. Al colocar en damero y haber pocas losetas, al final yo creo que las partidas van a tener un sabor muy similar, al contrario que en Carcassonne, que cada partida puede ser totalmente distinta a no haber ninguna restriccion a la hora de expandir el tablero (a parte de las reglamentarias).

      Enumero:
      – Carcassonne
      – Gardens
      – Cacao
      – Qin
      – Tigris & Éufrates
      – Glen More
      – Galaxy Trucker
      – Goblins, Inc.
      – Lobo
      – Pelican Bay

      Tengo mas juegos con mecánica de colocación de losetas, pero no es su mecánica principal. Dejame al menos que me quede con dos, uno para juego familiar y otro para juego experto. Para el familiar, Carcassonne sigue siendo mi favorito, aunque con un par de expansiones. El básico se me queda corto. Y como experto, Tigris & Éufrates es una autentica maravilla (pero como minimo a 3, y preferible a 4). Vaya tochamen 😛

  4. Hola,

    El problema que hay con el inserto se puede resolver colocando las planchas destroqueladas debajo del inserto, al igual que se recomienda con el juego Smallworld.

    Estupenda reseña como todas.

    Un saludo.

    Responder
    • Pero no deja de ser un poco chaputa. Además, aqui el inserto tiene unas pequeñas rebabas que venian para evitar que las planchas se moviesen. Aqui no queda mas remedio que colocarlas donde venian. Y es una cutrada 😛

      Gracias por el comentario!!

  5. Pues seré de los raros porque a mi Carcassonne me dejó frío, frío… Lo probamos hace tiempo con los amigos y lo único que queríamos era que se acabase para echar una partida a otro juego. Eso fue hace tiempo, quizás tocaría darle otra oportunidad…

    Probé también la versión de tablet (toca recurrir a esto cuando todos los amigos somos padres ahora) y tampoco. Todo el mundo habla maravillas de Carcassonne, pero veo que no es para mí…

    Este Cacao tiene buena pinta! A ver si me puedo pasar a probarlo algún día…

    Fantástica reseña otra vez, eres el referente para informarse! Enhorabuena!

    Responder
    • Muchas gracias por el comentario. Al final todo es cuestión de gustos. Carcassonne es un clásico porque gusta a muchos, pero a mi por ejemplo, Catán no me gusta ni una pizca. ¿Es un mal juego? No lo creo. Pero como crees que te ocurre, no es para mi. Afortunadamente tenemos un amplio catálogo para elegir 😛

  6. Pues mira una novedad que he jugado y que puedo comentar aquí.

    me pareción un buen juego, sí, de los de la misma liga que el carcassonne, un juego de esos para jugar muy de vez en cuando y así poder sorprenderte de lo bien que paren los juegos los alemanes.

    Le falta carisma pero tiene todo lo que se puede esperar de esos juegos que nos empeñamos en llamar “modernos”.

    _Y sí, claro que tiene un grave problema de profundidad, y de falta de abanico de estrategias posibles. Es un juego que justifica lo enorme de nuestras colecciones. Pero se pasa un buen rato.

    Responder
    • Ayer estrené mi copia de Cacao y me asoló una sensación: que el último jugador parte con algo de ventaja, al poder decantar a su lado algún templo o ver la jugada óptima. Quizás fue casualidad, pero las dos partidas que jugamos ayer las ganó el último jugador en colocar por sólo 2 puntos de diferencia

    • Hombre, tiene la ventaja de poder intentar “reaccionar” a lo que ocurra antes de su turno… si puede. Es decir, ha tenido que estar guardandose las losetas de 3 trabajadores (que solo hay dos) y haber hecho acopio de soles para poder sobrecolocar. Es un juego muy táctico. Cada loseta debe ser aprovechada al máximo. Si durante el desarrollo de la partida se ha optimizado bien, no creo que porque en el ultimo turno un jugador te de la vuelta a un templo la partida se decida. Es mi sensación. Al final es un juego de colocar losetas cuasi-filler. No va a llegar a nivel de Carcassonne y su objetivo no es otro que pasar un rato entretenido, pero no ir mas allá. Así que mi consejo es que lo tomes como tal.

      Saludetes!!

    • Jajajajja, entonces seguiremos jugando para no dar pie a esto! Éste lo compramos “por tu culpa”, como otros tantos 😂
      Saludos

    • Bueno, mientras lo paséis bien y no sintais que habéis adquirido un producto “malo” por “mi culpa”, yo contento 😛

      A jugar! xD

  7. hola, muy buena reseña, eh quedado solo con una duda, es que en las reglas, dice que para 3 jugadores hay que sacar una loseta de las de recolectores, y para 4 jugadores hay que sacar 2 losetas, y para 2 jugadores ninguna, la cosa es que en todos lados veo que son 11 turnos en cualquier juego de X jugadores, y si es que se sacaran las losetas correspondientes de las de recolectores serian menos turnos, y mi duda es que influira en el juego, o no es necesario ? , muchas gracias

    Responder
    • Pues tienes razón. Es una errata en mi reseña. Hay tantos turnos como loseta tengan que colocar los jugadores. Esto es, si estamos en una partida de 4 jugadores, cada jugador dispondrá de 9 turnos. Muchas gracias por la aclaración. Ya está corregida la reseña.

      Saludos!!

Deja un comentario