Reseña: Takenoko

Introducción

Hace mucho, mucho tiempo, en la corte imperial japonesa… Después de una larga serie de conflictos, las relaciones diplomáticas entre Japón y China por fin están recuperándose. Para celebrar adecuadamente esta alianza, el Emperador de China regaló a su homólogo japonés un animal sagrado, un oso panda gigante, como símbolo de paz. El emperador japonés ha confiado a los miembros de su corte (los jugadores), la difícil tarea de cuidar de este animal, mediante la creación de un jardín de bambú.

Portada
Portada

Así se nos presenta este Takenoko de Antoine Bauza, famoso diseñador francés que se ha llevado algunos de los últimos Spiel des Jahres. 7 Wonders, Hanabi, El Principito son algunos de los títulos que hacen de Antoine un diseñador de referencia entre los juegos familiares y apto para todos los públicos.

El juego se publicó en 2011 de la mano de Asmodee, la misma editorial que lo distribuye aquí en España a un precio recomendado de 37 €. Permite partidas de 2 a 4 jugadores con una duración aproximada de unos 45 minutos por partida.

Antes de comenzar, si ya has jugado a Takenoko y conoces sus componentes y sus mecánicas, o simplemente sólo te interesa mi opinión sobre el titulo, puedes pasar directamente al punto 4.

Contraportada
Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.

 

Contenido

En una preciosa caja (de dimensiones 33,7 x 22,9 x 7,6 cm) nos encontramos con:

  • 28 hexágonos de parcelas (de cartón)
  • 36 secciones de bambú verde (de madera)
  • 30 secciones de bambú amarillo (de madera)
  • 24 secciones de bambú rosa (de madera)
  • 20 canales de riego (de madera
  • 9 mejoras (de cartón)
  • 46 cartas de objetivo
  • 4 tableros individuales (de cartulina)
  • 8 fichas de Acción (de madera)
  • 1 dado de tiempo (de madera)
  • 1 panda (de plástico y prepintado)
  • 1 jardinero (de plástico y prepintado)
  • Reglamento
Contenido
Contenido

 

Mecánica

En Takenoko tomaremos el papel de jardineros al servicio del emperador que tendremos que intentar cuidar lo mejor posible del Panda. Para ello tendremos que hacer crecer el jardín de bambú con distintas especies para que el plantigrado se encuentre a gusto y pueda tener una dieta rica y variada. La forma de actuar nos ira siendo determinada mediante una serie de cartas de objetivos que iremos tomando que, a la postre, serán los puntos de victoria que decidirán el vencedor.

Los jugadores tendrán que cultivar parcelas de tierra, regarlas y hacer crecer en ellas una de las tres especies de bambú (verde, amarillo y rosa) con la ayuda del jardinero Imperial. Juntos tendrán que intentar controlar el hambre que este voraz

 

Conceptos Básicos

Algunos conceptos que se deben manejar.

Mejoras, Tokens y Figuras
Mejoras, Tokens y Figuras

El movimiento del Panda y del Jardinero Real. A lo largo de la partida, tendremos acciones que nos permitirán mover al Panda y al Jardinero. Este movimiento será tan largo como deseemos sobre las parcelas colocadas en la mesa, pero siempre se realizará en línea en alguna de las 6 direcciones posibles (recordemos que las parcelas son hexagonales).

Para que en una parcela pueda crecer bambú, esta debe estar irrigada. Hay tres formas de irrigar una parcela:

  • Colocándola adyacente al estanque
  • Colocando canales de irrigación desde el estanque central
  • Colocando una mejora de pozo

En el momento que una parcela comienza a estar irrigada, crece una sección de bambú inmediatamente.

Las mejoras son características que podemos añadir (o que vienen de serie en la parcela) son:

  • Pozo: irriga automáticamente esa parcela (pero no puede servir como inicio de irrigación para otras).
  • Vallado: impide que el Panda pueda comer en esa parcela (el bambú nunca decrece)
  • Fertilizante: mejora el crecimiento del bambú. Cada vez que crezca bambú en esa parcela, se añaden dos segmentos de bambú en vez de uno.
Cartas de Objetivo
Cartas de Objetivo

Existen tres tipos cartas de objetivos que habrá que ir cumpliendo: objetivos de parcela, de jardinero y de panda.

  • Los objetivos de parcela se cumplirán cuando en la mesa exista la composición de hexágonos mostrada en la carta. Esta composición podrá estar en la orientación que sea, pero debe ser exacta. Es decir, que si cogiésemos la carta y empezásemos a rodear la mesa, debería llegar un momento en el que la composición mostrada en la tarjeta coincida con la que estamos viendo en la mesa. Y muy importante, todas las parcelas implicadas deben estar irrigadas. Si no, el objetivo no podrá cumplirse.
  • Los objetivos de jardinero se podrán cumplir cuando en la parcela o parcelas adecuadas haya una torre de bambú con el número exacto de segmentos indicados en la carta. Ni más ni menos. Es decir, que si tenemos una carta con 4 torres de bambú de tres segmentos, no podremos cumplir dicha carta hasta que en el tablero haya cuatro parcelas con torres de bambú de esa altura concreta.
  • Los objetivos de panda se podrán cumplir a medida que en nuestra reserva vayan acumulándose los segmentos de bambú requeridos en la carta.

 

Preparación de la Partida

Muy sencillo. Primero colocamos la parcela del estanque en el centro de la mesa. Se reparte a cada jugador su tablero individual, sus dos fichas para marcar las acciones en cada turno, tres cartas de objetivo (jardín, jardinero y panda) y ya estamos listos.

 

Desarrollo de la Partida

Cada jugador, al comienzo de su turno lanzará el dado de clima y lo aplicará inmediatamente. Los distintos climas que existen son:

  • Soleado: permite al jugador realizar una acción extra en este turno
  • Lluvioso: hace crecer una sección de bambú en una parcela irrigada que elija el jugador
  • Tormenta: asusta al Panda, el cual puede colocarse en cualquier parcela, comiéndose una sección de bambú si es posible
  • Nublado: permite al jugador jugar dos veces la misma acción, aunque no es obligatorio
  • Ventoso: el jugador obtiene una mejora de la reserva
  • Incierto: permite al jugador elegir el clima según sus necesidades.

A continuación realizará sus dos acciones distintas (siempre que el clima no modifique esto, otorgando una tercera acción o permitiendo realizar dos acciones iguales). Solo como excepción, en el primer turno no se lanza el dado de clima y se comienza realizando las acciones directamente.

Parcelas
Parcelas

Las acciones disponibles son:

  • Colocar parcela de jardín: se roban los tres primeros hexágonos de la pila, se elige uno y se coloca en el tablero adyacente a alguno de los ya colocados (los otros dos se vuelven a colocar en la pila).
  • Mover al jardinero real: se puede mover desde su posición actual a cualquier parcela en línea recta (en alguna de las seis direcciones). Crecerá un segmento de bambú (dos si hay mejora de jardín) en el segmento en el que el jardinero se detenga, así como en todos aquellos adyacentes del mismo tipo (es decir, mismo color).
  • Mover al Panda: se puede mover al panda en línea recta. El panda devorara una sección de bambú del segmento de jardín en el que se detenga, siempre que ese segmento no tenga una mejora de vallas.
  • Tomar irrigación: se toma una irrigación de la reserva y se coloca en el tablero personal.
  • Tomar carta de objetivo: se toma una carta de objetivo de uno de los tres tipos disponibles. Si el objetivo ya está cumplido, este se descarta y se toma otro del mismo tipo.

Adicionalmente, el jugador podrá ejecutar objetivos que se estén cumpliendo a lo largo de su turno, colocar irrigaciones y mejoras en los hexágonos de jardín. Es importante señalar que las mejoras solo pueden colocarse en parcelas que las que no haya crecido bambú y que no tengan ya una mejora previa sobre ellas (ya sea impresa en la parcela o colocada por un jugador).

 

Fin de la Partida

La ronda final comienza en el momento que un jugador cumple el número mínimo de objetivos establecidos para la partida (dos jugadores: 9 objetivos; tres jugadores: 8 objetivos; 4 jugadores: 7 objetivos). Ese será su último turno, mientras que el resto de jugadores dispondrán de un turno más. El jugador que cumplió el mínimo de objetivos en primer lugar recibe la carta de favor del emperador.

Una vez que todos los jugadores han jugado su último turno, se suman los puntos otorgados por los objetivos cumplidos. El ganador será aquel con más puntos de victoria. En caso de empate, el ganador será el jugador con mayor número de objetivos cumplidos. Y en caso de mantenerse el empate, el ganador será el jugador con mayor número de objetivos de panda cumplidos.

 

Opinión Personal

Bueno señores, si por algo se caracteriza el señor Bauza es por diseñar juegos familiares con reglas sencillas y que tienen una gran aceptación entre todo tipo de jugadores (aunque es cierto que a los jugones más exigentes les suele saber a poco sus títulos). Y Takenoko no es una excepción.

Piezas de Bambú e Irrigaciones
Piezas de Bambú e Irrigaciones

Lo primero que llama la atención, como ya habréis notado por las fotografías, es su aspecto. Una portada con aire desenfadado, con un Panda rechoncho disfrutando de la vida al que le da igual todo. Y cuando abrimos la caja, esas sensaciones se acrecientan. Visualmente atrayente podríamos decir. Prácticamente todos los componentes del juego llaman la atención. Las parcelas tienen un diseño único cada una, representando sus características. Así, si alguna lleva una mejora de serie, esta se ve reflejada en la imagen (por ejemplo, si tiene un pozo, la parcela tiene un pequeño estanque que remarca que en dicha parcela ya hay agua para que el bambú pueda desarrollarse). Y hablando del bambú ¿se puede tener unas piezas de madera más encantadoras? Hay dos tipos de secciones, las bases para sujetar la planta y luego las secciones. Estas tienen un pequeño inserto por un lado y un agujero por el otro, de manera que la planta de bambú crece colocándole las secciones y se mantiene estable. Además mantiene el colorido característico del juego.

Aunque habitualmente no suelo destacarlo, debo decir que el reglamento es una delicia. Es cierto que el juego no es para nada complejo y se explica en pocos minutos, pero a esto ayuda unas reglas bien redactadas, apoyadas con un cómic que nos introduce en el tema, mostrándonos los problemas de los jardineros por controlar el apetito voraz del Panda. Para cerrar el tema del aspecto, comentar un pequeño punto negro. Si bien los elementos de cartón son de un grosor considerable, los tableros son de cartulina (como ocurre en Eclipse). Es cierto que el tablero no va a sufrir un desgaste importante porque solo sirve de soporte para colocar los elementos (que no van a ser muchos a lo largo de la partida), pero no podemos negar que un tablero de cartón ofrecería más seguridad y sería menos propenso a dobleces y probables desperfectos (sobre todo si jugamos con niños).

Partida en Juego
Partida en Juego

Como ya hemos comentado anteriormente, Takenoko es un juego familiar, de mecánicas sencillas y fáciles de jugar. Esto es innegable y debe ser tenido muy en cuenta a la hora de decantarse por adquirirlo. Pero eso no quiere decir que no nos vaya a deparar grandes momentos de diversión y tensión. Partamos de la base que hay dos elementos que son compartidos por todos los jugadores, que no son otros que el Jardinero Real y el Panda. Cada jugador tendrá sus objetivos y sus intereses, e irán colocando las parcelas según les vaya interesando. Pero la interacción total es a la hora de mover a los dos protagonistas de la partida, pues la ubicación de cada uno de ellos cuando llega nuestro turno de jugar es fundamental. Y es el principal punto de conflicto. Los jugadores deberán prever cuales son los objetivos de sus rivales e intentar obstaculizarlos siempre que sea posible, para que no puntúen tan fácilmente. En el momento que detectamos que un determinado jugador necesita bambú de un determinado tipo, podemos mover al panda a una parcela que no permita el movimiento a la que ese jugador quiere acceder. Lo mismo ocurre con el jardinero. Pero esto que parece tan sencillo a priori, se convierte en un caos a medida que el número de jugadores aumenta, pues es mucho más complicado mantener el control sobre la partida, pues la probabilidad de movimientos del Panda y del Jardinero aumenta, por lo que desarrollar una determinada estrategia con estos elementos es harto complicado, por lo que acabaremos limitándonos a vivir turno a turno, intentando obtener los mayores réditos posibles.

Tableros Individuales
Tableros Individuales

Tampoco debemos olvidar el importante componente de azar del juego. De entrada tenemos el dado de clima, que si bien no modifica en gran medida el desarrollo del turno, si puede condicionar la estrategia de algún jugador en el momento que necesite un clima concreto (recordemos que las mejoras solo se pueden obtener mediante el clima nublado). Si el jugador tiene algún objetivo de Jardinero que implique una determinada mejora en una parcela, o tenemos la suerte de que al robar la parcela ya la lleva de serie, o tendremos que rezar por que nos salga el clima nublado o el comodín para poder obtenerlo. Y cuando hay que robar algún elemento también aparece este factor suerte que puede decantar partidas muy igualadas hacia un jugador. Esto es especialmente sangrante a la hora de robar objetivos. Si bien es cierto que podemos elegir el tipo de objetivo que queremos, será la suerte la que determine si, por un lado, es un buen objetivo (que otorga un buen puñado de puntos) y que podemos cumplir de forma más o menos asequible, o por otro, es un objetivo de poco valor que lo único que hará es estorbarnos en la mano (recordemos que solo podemos tener 5 cartas de objetivo sin cumplir como máximo). Si un jugador no tiene un día afortunado, puede encontrarse con una mano de objetivos de muy pocos puntos y que se verá forzado a cumplir, mientras que el resto de jugadores puede que tengan menos objetivos, pero de mucho más valor, por lo que con menos acciones van a obtener más puntos de victoria. De hecho, en mi opinión, la gestión de las cartas de objetivo es el aspecto más importante de una partida de Takenoko. Saber en qué momento cumplir un objetivo es fundamental para no dar pistas al resto de jugadores. Por ejemplo, no es nada práctico ir cumpliendo los objetivos a medida que se van cumpliendo, porque les marcamos a nuestros rivales el progreso de nuestra partida, y si estamos más o menos cerca de acabar. De hecho, lo interesante es mantener en la mano objetivos cumplidos cuya condición no va a variar, como son los objetivos de parcela, los de panda (siempre que adjudiquemos las secciones de bambú a cada objetivo) o los objetivos de jardinero con mejora de vallado. Los que si son recomendable cumplir cuanto antes son los objetivos de Jardinero, pues la configuración de los tallos de bambú está en constante cambio.

Pero el factor suerte del juego también tiene su parte positiva. Y no es otra que la rejugabilidad. Cada partida es una historia totalmente distinta. Número de jugadores distintos, con distintos objetivos y con más o menos suerte a la hora de robar parcelas, lo que provocará una configuración del jardín totalmente distinta en cada partida. Pero tampoco nos hagamos muchas ilusiones. Como ya ha quedado de manifiesto, es un juego familiar, y la mecánica es la que es, por lo que tendremos que sacarlo a la mesa con cuidado, pues jugar demasiado seguido puede provocar que luego se lleve en la estantería unos cuantos meses.

Detalle de Partida en Juego
Detalle de Partida en Juego

Ya lo hemos comentado brevemente, pero, aunque el juego funciona perfectamente en las tres configuraciones posibles (2,3 y 4 jugadores), las partidas son totalmente distintas en función del número de jugadores. A dos jugadores la partida es control absoluto. Solo tenemos un rival del que estar pendiente, por lo que suponer que objetivos tiene en la mano no es demasiado complicado, por lo que la lucha encarnizada por evitar que los cumpla está servida. En contraposición, las partidas a 4 jugadores son un caos delicioso. Es imposible presuponer donde va a estar el Panda o el Jardinero cuando nos vuelta a tocar, o que altura van a tener las plantas de bambú. La virtud está en el término medio. Las partidas a 3 jugadores son las que más se disfrutan, pues permiten cierto control sobre los elementos que permite trazar ciertas estrategias, pero con ese punto de incertidumbre que nos obliga a reaccionar modificando nuestros planes iniciales, pero sin la radicalidad que suele exigirnos las partidas a 4 jugadores.

En resumen, Takenoko es un juego familiar, de reglas y mecánicas sencillas en el que destaca un aspecto visual muy cuidado y atrayente, que hará las delicias de los más pequeños de la casa (y de algunos no tan pequeños), y que no sobrará en ninguna ludoteca. Por todo esto le doy un…

Aprobado

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

19 comentarios en “Reseña: Takenoko”

  1. Buena reseña!
    Este juego llevo intentando catarlo desde hace bastante tiempo, y parece que el destino (por decir algo) me lo quita de en medio siempre xD ha habido 3 o 4 ocasiones en q he estado a punto de jugarlo, y cuando iba a hacerlo, zas! surge algo y no puedo participar en esa partida. Alucinante. Lo cataré algún día? xD

    Y más ahora con tu reseña, q las ganas no han disminuido precisamente.

    Saludos!

    Responder
    • Esperemos que sí hombre!!! Además es un juego muy dinamico. A mi la verdad es que me sorprendió. Es cierto que en las primeras partidas te dejas llevar un poco y te da la sensación de que todo va guiado por los objetivos y que no puedes hacer mucho por variar el transcurso de la partida. Pero tras jugar algunas veces mas, le vas pillando los puntos de actuación. Ya me contarás cuando lo catas!

  2. Yo lo veo como un juego idóneo para regalar (quizás le caiga a mi hermano por su cumpleaños), me parece un juego precioso, como dices sencillo de jugar, atractivo a la vista, y con un punto de azar que me parece aceptable para este tipo de juegos.

    En mi caso es mi novia la que no me permite meterlo en casa, aunque se lo agradezco, porque por desgracia no vería mucha mesa.

    Responder
    • Además por Amazon suele pillarse una buena oferta. El juego es totalmente independiente del idioma (cosa que se me olvida comentar siempre en las reseñas) 😛

  3. Buena reseña, coincidimos en que el número idóneo de jugadores es 3 y en la importancia del factor azar.
    El juego, sin ser un gran juego, es muy vistoso, simpático y es fácil sacarlo a mesa, por lo que es un buen regalo para estas fechas.

    Responder
    • Lo del regalo ya me lo ha comentado mucha gente. Además es un gran punto de partida como inicio en este mundillo. No llega al nivel de Carcassonne o Catán, pero en diseño artístico les da una paliza. Entra muchísimo por los ojos. Gracias por pasaros!!

  4. Es leer tu reseña y terminar de decidirme. Y es que la persona con la que más juego es mi hija de 10 años, y cada dia esta más enganchada a los juegos de mesa. Ella mira la estetica como fémina que es, pero si ademas el juego merece la pena como dices, le daré una sorpresa y lo adquiriré. Otro juego muy bonito y colorido que le ha entrado por los ojos, es el Seasons. Sabes si podria estar bien?
    Un saludo y perdona por el atraco 😉

    Responder
    • A ella le va a encantar. Eso sin duda. A mi el juego me gusta bastante. Es un euro sencillito. Si ya le metéis el tema del drafteo a la hora de robar los objetivos, el juego gana mucho.

      El Seasons también es visualmente espectacular, aunque es algo mas complejo que este. No lo he probado, pero me consta que tiene una componente de deckbuilding interesante y que tienes que conocerte muy bien las cartas para elegir adecuadamente a la hora de jugar la partida. Lo veo algo mas complejo, pero teniendo ya 10 años tampoco creo que sea una mala elección!

    • Tarde pero si alguien lo lee que le interese el Seasons. Yo tengo el seasons, y es mas complejillo. Es mas de formar combos con las cartas, pero a mi me parece adictivo y con tension de por medio. Aparte que al terminar el 3º año y recontar las cartas y demas, puede dar sorpresas.
      A mi me recuerda mucho a magis en algunos aspectos y me gusta mucho.
      Por cierto, componentes espectaculares de seasons, con esos pedazo dados

  5. Tío, tus reseñas son LAS RESEÑAS….y que fotasos que pones….le pones la valla bien alta a todos……..felicitaciones….sigue asi!!!!

    Responder
  6. Entiendo que esto lo has escrito hace mucho tiempo pero toda la primera parte se pasa de machista y misógino
    Como si no hubiera varones que les guste lo visual, como si solo fuere algo de chicas
    Desconstruite boludazo

    Responder

Deja un comentario