Reseña: Schotten Totten

La primavera ha llegado a las montañas escocesas. Los pájaros gorjean tranquilamente sobre los pastos entre los poblados de Schotsbury de Abajo y Schotsbury de Arriba. De repente, se oyen salvajes gritos de lucha provenientes tanto del norte como del sur, e inmediatamente los hombres más fieros de ambos poblados se encuentran en medio de los pastos. Armados hasta los dientes con gaitas, bastones y garrotes, están determinados a colocar las piedras que marcan la frontera en su lugar correcto. Como el deshielo de las nieves desplaza las piedras todos los años, los Norschotburys y los Suddchotsburys están siempre preocupados por perder valiosos pastos a favor de sus odiados vecinos. Los mejores hombres de ambos poblados serán los encargados de defender sus propiedades. Los ancianos del pueblo e encargan de reunir a los hombres en poderosos grupos para intentar ganar la batalla en cada piedra.

Así se nos presenta este Schotten Totten, un diseño del gran Reiner Knizia (Ra, Modern Art, Tigris & Éufrates) resultado de una doble reimplementación (la primera versión de Schotten Totten fue reimplementado por Battle Line y este, posteriormente, por la segunda versión de Schotten Totten). La primera edición del juego se publicó en 1999 bajo el sello ASS Altenburger Spielkarten, recibiendo posteriores ediciones, como la de IELLO. De las ilustraciones de la primera edición se encargaron Dorien Boekhorst y Bärbel Skarabelo (All My Ducks), mientras que la reciente edición ha estado a cargo de Jean-Baptiste Reynaud (King of Tokyo, Titan Race, Ticket to Ride: First Journey).

Seguir leyendo