Primeras Impresiones: Ligretto

En la famosa CometCon celebrada en Marzo de este año (2014) tuve la oportunidad de probar uno de los juegos de cartas más famosos que existen (aunque se puede encontrar en otras modalidades). Si amigos, el famoso Ligretto. Un juego de cartas con una mecánica ultrasencilla que pondrá a prueba nuestros reflejos.

Ligretto, caja azul
Ligretto, caja azul

El desarrollo de una partida es muy sencillo. Las cartas se separan según el color del reverso de las mismas. Así se forman cuatro mazos, compuestos por las mismas cartas (36 cartas numeradas del 1 al 9 y en cuatro colores distintos). Cada jugador toma uno de estos mazos, lo baraja, y roba 10 cartas que se colocan bocabajo. Además, colocaremos otras tres cartas bocarriba al lado de este mazo. Y nos quedarán una serie de cartas en la mano.

Seguir leyendo

Reseña: Gardens

Últimamente anda caliente la red con el tema del amiguismo en el mundo lúdico nacional. Gente que afirma que algunos generadores de contenidos son, en algunos casos, demasiado indulgentes con determinados productos solo por venir de quienes vienen (normalmente autores españoles). Esto provoca que, cada vez que se reseñe un título publicado por un autor patrio, haya que hilar fino. Ya sabéis que yo, en este humilde blog, solamente transmito mis propias sensaciones. Es cierto que soy, de natural, optimista, y siempre intento verle el lado bueno a las cosas, pero eso no quiere decir que obvie los aspectos negativos. Sobre el título que nos ocupa, decir que a mí me entró por los ojos desde el primer día, y, desde que supe de su publicación, lo anoté como fijo en mi próximo pedido. Y aquí estamos.

En Gardens, los jugadores se convierten en jardineros y deben crear, entre todos, un maravilloso jardín. Pero cada uno de ellos debe tratar de que su color de flores favorito sea el que ocupe el mejor lugar en cada parterre. Para ello, debe mover a sus jardineros con astucia, de modo que estos consigan acceder a los laberínticos accesos del jardín.

Seguir leyendo

Reseña: Takenoko

Hace mucho, mucho tiempo, en la corte imperial japonesa… Después de una larga serie de conflictos, las relaciones diplomáticas entre Japón y China por fin están recuperándose. Para celebrar adecuadamente esta alianza, el Emperador de China regaló a su homólogo japonés un animal sagrado, un oso panda gigante, como símbolo de paz. El emperador japonés ha confiado a los miembros de su corte (los jugadores), la difícil tarea de cuidar de este animal, mediante la creación de un jardín de bambú.

Así se nos presenta este Takenoko de Antoine Bauza, famoso diseñador francés que se ha llevado algunos de los últimos Spiel des Jahres. 7 Wonders, Hanabi, El Principito son algunos de los títulos que hacen de Antoine un diseñador de referencia entre los juegos familiares y apto para todos los públicos.

Seguir leyendo