Reseña: Acquire

Introducción

En Saxon City emergen prometedoras nuevas empresas y los inversores inteligentes predicen que pronto se convertirá en la próxima súper ciudad. Compite con otros capitalistas de riesgo para construir la ciudad y posee acciones mayoritarias en las corporaciones más lucrativas.

Portada

Así se nos presenta Acquire, diseñado por Sid Sackson (Bazaar, Can’t Stop, Sleuth). El juego fue publicado por primera vez en 1964 por 3M en una versión en inglés. En 2016 Avalon Hill Games, Inc. lanzó una versión en la que el tablero se redujo un par de columnas.

El juego no se encuentra publicado en español, así que tendréis que tirar de importación (el juego es completamente independiente del idioma, a excepción del reglamento). Permite partidas de 2 a 6 jugadores, con una edad mínima sugerida de 12 años y una duración aproximada de 90 minutos. El precio de venta al público es de 40€. Para esta reseña se ha utilizado una copia de la versión en inglés de 2016 de Avalon Hill Games, Inc.

Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.



Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 29,7×29,7×5 cm. (caja cuadrada de dimensiones similares a las de Brass), encontramos los siguientes elementos:

  • Tablero de Juego (de plástico)
  • 100 Bloques de Construcción (de plástico)
  • 7 Sedes de Corporación (de plástico)
  • 168 Cartas de Acciones
  • 6 Losetas de Referencia (de cartón)
  • Billetes (de papel)
  • Reglamento
Contenido

Mecánica


Conceptos Básicos

Empecemos por el Tablero de Juego. Este representa el terreno de una nueva ciudad en desarrollo. Consiste en una rejilla cuadriculada de 10 filas y 10 columnas. Cada fila está marcada con una letra (de la A a la J) y las columnas están numeradas del 1 al 10, de forma que cada casilla tiene 2 coordenadas (letra y numero).

Tablero de Juego

Continuemos con los Bloques de Construcción. Estos representan diversos negocios que los jugadores construirán sobre el tablero de ciudad. Cada uno de estos bloques muestran una letra y un número, de forma que la casilla que debe ocupar en el tablero está prefijada. Los jugadores tendrán una mano de estas fichas y deberán escoger en cada turno cual color en el tablero.

Bloques de Construcción

Cuando un jugador, al colocar un bloque, crea un grupo conectando dos, tres o cuatro bloques previamente colocados pero que se encontraban aislados, tendrá derecho a fundar una Corporación. Estas corporaciones se representan mediante bloques que se acoplan sobre el bloque que generó el grupo. El tamaño de la corporación estará determinado por el número de bloques que la conforman, ya que cuando una corporación entra en contacto con otra, la de mayor tamaño absorberá a la de menor tamaño. Es importante indicar que cuando un grupo alcanza o sobrepasa los diez bloques ya no serán absorbibles. Esto provocará que determinados bloques pasen a ser no jugables, debiendo ser retirados de la partida cuando el jugador esté en su turno. Tampoco serán jugables bloques que funden corporaciones si todas las corporaciones están en el tablero.

Corporación

Los jugadores tendrán la posibilidad de obtener Acciones de las distintas corporaciones (el jugador que funda una corporación obtiene acciones de forma instantánea sin tener que asumir ningún coste). Cuando una corporación es absorbida, los jugadores que posean acciones de la corporación absorbida obtendrán beneficios. Cada corporación tiene un número limitado de acciones que los jugadores pueden obtener. Cuantas menos acciones disponibles haya, menos rentable será la corporación. Las acciones que los jugadores adquieran se mantienen en secreto.

Acciones

Como estamos ante un juego económico, el Dinero juega un papel fundamental, ya que con él los jugadores podrán adquirir acciones (también podrán venderlas). El coste de estas acciones dependerá del tamaño de la corporación, así como del tipo de corporación. Al final de la partida ganará el jugador con más dinero. Los jugadores obtendrán dinero cuando las corporaciones sean absorbidas, obteniendo ingresos en función de quien posea más acciones de la corporación absorbida. El dinero también se mantiene en secreto.

Dinero

Cada jugador dispondrá de una Tabla de Referencia en la que se indican los ingresos que obtienen los tres mayores tenedores de acciones de cada corporación según su tamaño cuando esta sea absorbida o al final de la partida en el recuento final. En esta tabla también se indica el valor de las acciones según el tamaño si un jugador decide venderlas cuando la corporación sea absorbida.

Tabla de Referencia

Con esto tenemos suficiente.


Preparación de la Partida

  1. Se coloca el tablero en el centro de la mesa.
  2. Se forma una reserva de bloques de construcción colocándolos bocabajo y mezclándolos.
  3. Se escoge a un jugador para que sea el banquero. Éste toma los billetes y los organiza según su valor en varias pilas.
  4. Este jugador también toma las cartas de acciones de las distintas corporaciones y las organiza por corporación.
  5. Cada jugador roba ahora seis fichas para formar su mano inicial y recibe un capital inicial de 6.000$ (4 billetes de 1.000$, 3 billetes de 500$ y 5 billetes de 100$).
  6. Se escoge al jugador inicial.

¡Ya podemos comenzar!

Partida Preparada

Desarrollo de la Partida

Una partida de Acquire se desarrolla a lo largo de un número indeterminado de turnos, comenzando por el jugador inicial y continuando en el sentido de las agujas del reloj.

En cada turno, el jugador activo debe proceder de la siguiente forma:

  1. Colocar un Bloque de su mano en el tablero principal. El jugador escoge uno de los seis bloques de su mano y lo coloca en la casilla correspondiente según sus coordenadas. Tras colocar el bloque pueden haber ocurrido varias cosas:
    • Si el jugador funda una corporación (con su bloque forma un grupo con bloques previamente colocados que no estaban conectados a ningún otro), escoge uno de los edificios de corporación disponible y lo coloca sobre el bloque que acaba de color, obteniendo 1 accionarial de la corporación reciéntenlo fundada. No es posible colocar un bloque que funde una nueva corporación si todas las corporaciones están en el tablero.
    • Si este bloque conecta de forma legal dos o más corporaciones, ocurrirá una fusión entre las corporaciones conectadas. El turno del jugador se suspende temporalmente para resolver la fusión. No es posible colocar un bloque que provoque una fusión entre dos o más corporaciones con 10 o más bloques.
  2. Comprar Acciones. El jugador puede en este momento comprar hasta 3 acciones de corporaciones presentes en el tablero (cada acción puede ser de cualquier corporación de las presentes en el tablero). Si no dispone de suficiente dinero, no podrá comprar ninguna acción.
  3. Reponer. En primer lugar, el jugador comprueba si uno o varios de los bloques de su mano no es jugable, en cuyo caso revela cada uno de estos bloques, que quedan fuera de la partida. Tras esto, el jugador repone su mano hasta volver a tener seis bloques, robando de la reserva general.

Una vez completados los tres pasos, el turno pasa al jugador de la izquierda.

Una fusión ocurre cuando dos o más corporaciones son conectadas mediante el bloque colocado por el jugador. No es posible fusionar corporaciones con 10 o más bloques entre sí (está permitido fusionar una corporación de 10 o más bloques con una de menos de 10 bloques). La corporación de menor tamaño es absorbida por la de mayor tamaño (en caso de empate, el jugador activo decide qué corporación es la que se mantiene en el tablero, y si se fusionan varias corporaciones, la evaluación de qué corporación permanece se hace al comienzo, aunque luego cada fusión se resuelva individualmente), procediéndose a realizar una fase de beneficios sobre la corporación absorbida:

  1. Los jugadores revelan las acciones que poseen de la corporación absorbida.
  2. Los tres primeros tenedores de acciones obtienen beneficios según el tamaño de la corporación absorbida. En caso de empate, los jugadores empatados suman las cantidades de las posiciones que ocupan y se divide entre el número de jugadores empatados (redondeando hacia arriba).
  3. Tras esto, los jugadores, en orden de turno comenzando por el jugador activo, deben decidir qué hacer con las acciones de la corporación absorbida (se puede escoger varias opciones, repartiendo las acciones entre ellas):
    • Mantenerlas. Se pueden retener acciones de una corporación que ahora no está en el tablero con la idea de que vuelva a ser fundada.
    • Venderlas. Cada acción tiene un valor dependiente del tipo de corporación y del tamaño de la corporación absorbida.
    • Canjearlas. El jugador puede obtener acciones de la corporación que permanece en el tablero mediante un cambio de 2 acciones de la corporación absorbida por 1 accionarial de la compañía que permanece en el tablero. Si no quedan acciones en la reservan, no es posible escoger esta opción.

Fin de la Partida

La partida finaliza al termino del turno en el que un jugador anuncia que todas las corporaciones están seguras o una corporación ha alcanzado un tamaño de 38 o más bloques (puede estar ocurriendo pero que ningún jugador lo anuncie, en cuyo caso la partida continua). Tras el turno del jugador que ha ocasionado esta situación, se realiza una última entrega de beneficios para todas las corporaciones activas en el tablero según las acciones que posea cada jugador (como si hubiesen sido absorbidas) y todos los jugadores venden las acciones de cada corporación al precio correspondiente.

El jugador con más dinero será el ganador.


Variantes

  • Modo a 2 Jugadores. Cuando una corporación absorba a una o varias corporaciones, se considera que la banca es un tercer tenedor de acciones. Para determinar cuantas acciones posee, se revela un bloque de la reserva general, siendo el valor numérico de este el total de acciones que este jugador virtual tendría, teniéndose en cuenta a la hora de repartir los ingresos, entregando ingresos solo a los 2 mayores tenedores de acciones (a la banca no se le entrega dinero). Tras esto, se devuelve el bloque a la reserva y se vuelve a mezclar. En el final de la partida se procede de igual forma para los ingresos finales.
  • Información Pública. Los jugadores pueden decidir jugar con el dinero y las acciones a la vista de todos los jugadores.
  • Versión Original. La versión original difiere de la versión de 2016 (utilizada en esta reseña):
    • El tablero tiene 9 filas y 12 columnas (108 bloques por 100 bloques de la versión de 2016).
    • Una corporación está segura con 11 o más bloques (por los 10 de la versión de 2016).
    • El tamaño de una corporación necesario para detonar el final de la partida es de 41 (en vez de 38 de la versión de 2016).
    • Los ingresos de una corporación se entregan a los dos mayores tenedores de acciones (en vez de a los 3 mayores tenedores en la versión de 2016).
    • Si solo un jugador tiene acciones de una corporación, obtiene los ingresos de la primera y la segunda posición (en vez de los ingresos de la primera y la tercera en la versión de 2016).
    • Cuando un jugador va a reponer su mano y ningún bloque es jugable, descarta todos y repone su mano (en vez de poder descartar los bloques no jugables al final del turno en la versión de 2016).

Opinión Personal

Hay clásicos. Hay superclásicos. Y luego están los diseños del gran Sid Sackson (que esperemos esté teniendo un descanso placentero). Todo un pionero en el mundo de los juegos de mesa que nos dejó numerosas obras de arte que siguen vigentes más de medio siglo después. La mayor pena es que no viviese lo suficiente para ser testigo de la explosión a nivel mundial de la afición que tanto amó.

Detalle Corporación

Justamente es el caso del juego que hoy nos ocupa. Nada más y nada menos que el mundialmente conocido Acquire. Un juego económico apto para todo tipo de jugadores y que nos pone en la piel de magnates inmobiliarios que desarrollan una nueva ciudad. Vamos a ver qué tal se comporta en mesa.

La mecánica principal del juego no será otra que la colocación de losetas, aunque dependiendo de la versión que tengáis, lo normal es que coloquéis bloques de plástico. Estos bloques tendrán unas coordenadas consistentes en una letra y un número que se corresponde con una posición concreta del tablero de juego.

Los jugadores alternarán turnos colocando estos bloques procedentes de sus respectivas manos (cada jugador dispone de seis bloques) con la idea de conformar y ampliar corporaciones. Una corporación inicia su andadura cuando un jugador forma un grupo de bloques interconectados entre sí que inicialmente se encontraban aislados en el tablero, obteniendo como recompensa una primera acción de dicha corporación.

A partir de este momento todos los jugadores (no solo el fundador) tendrán la opción de comprar acciones de las corporaciones que se encuentren en el tablero. Las corporaciones se identifican gracias a unos llamativos edificios que se colocan sobre el bloque que causó su fundación.

¿Y que deben intentar los jugadores con estas corporaciones? Pues, como no podía ser de otra forma, rentabilizar sus acciones para obtener ingresos. Pero no será tan sencillo como simplemente comprar acciones y esperar, ya que las corporaciones solo proporcionarán ingresos cuando sean absorbidas por otras. Y esta es la clave absoluta del diseño.

Detalle Bloques

Cada vez que un jugador coloque un bloque que conecte los conjuntos de bloques de dos o más corporaciones, estos pasarán a formar una única corporación, permaneciendo en el tablero el edificio de la corporación más fuerte al comienzo del proceso de fusión, siendo la fuerza de una corporación el número de bloques la conforman.

Esto provocará que corporaciones presentes en el tablero dejen de estarlo, momento en el que los mayores tenedores de acciones obtengan un beneficio en función de la clasificación relativa entre ellos según este aspecto. Tras esto, todos los jugadores con acciones deberán decidir qué hacen con ellas, pudiendo intercambiarlas por acciones de la corporación que permanece en el tablero (aunque con un cambio de 2 a 1), venderlas al precio indicado según el tamaño que tenía la corporación o mantenerlas con la idea de refundar la corporación y tener ya una importante posición de poder en la misma.

De esta forma, la idea principal del juego será intentar crear y fusionar corporaciones en el momento adecuado, de forma que seamos los mayores tenedores de acciones y podamos incrementar nuestro capital. Aquí es donde gana importancia la otra gran mecánica del juego, la gestión de la mano.

Los jugadores estarán continuamente evaluando sus bloques para detectar cuales son aquellos que pueden generar situaciones interesantes. Por ejemplo, escoger el momento adecuado para colocar un bloque que provoque una fusión será crucial. Con esta información el jugador intentará posicionarse como mayor tenedor de acciones de la corporación que vaya a ser absorbida al colocar este bloque.

En este sentido también es muy importante interpretar los movimientos de otros jugadores. Así, si vemos que un jugador compra muchas acciones de una corporación, es más que probable que dicho jugador tenga un bloque que permita su absorción. Aunque también es posible que un jugador esté invirtiendo a largo plazo asumiendo que la corporación de la que está comprando acciones va a ser una de las que sobreviva hasta el final de la partida.

Detalle Tablero

Y es que en el momento que una corporación crece lo suficiente ya no podrá ser absorbida por otra corporación, provocando que ciertos bloques no puedan ser jugadores porque conectarían dos o más corporaciones que ya hayan alcanzado el tamaño mínimo en el que «están a salvo».

Otro detalle muy importante es la gestión del dinero. En Acquire el dinero son los puntos de victoria, pero también son un recurso. Pero un recurso que se utiliza puntualmente, pues los jugadores comienzan con poco capital y, salvo que posean acciones de una corporación que sea absorbidas, no tendrán una vía alternativa para recuperar efectivo. Es cierto que es complicado quedarse bloqueado, pero si un jugador invierte demasiado en una corporación que tarde demasiados turnos en ser absorbida, seguramente se quede sin margen de maniobra.

También es interesante picotear entre corporaciones si esto nos permite ser uno de los máximos tenedores de acciones. Poner todos los huevos en la misma cesta no suele ser una buena estrategia en juegos económicos y, teniendo en cuenta lo ajustado que va uno en cuanto a efectivo, hay que escoger muy bien donde se invierte.

Y es que, en realidad, Acquire es un juego de especulación en el que los jugadores deben juguetear con el valor de las acciones y las oportunidades que el tablero ofrece, con ese punto de gestión de información parcial (la mano de bloques) que confiere cierta ventaja en momentos concretos de la partida que hay que saber aprovechar.

Como veis, es un juego con muchas capas pero que mecánicamente es muy accesible. No es casualidad que a este diseño se le conozca como «Monopoly bien hecho». Aquí el azar únicamente entra en juego a la hora de reponer tu mano de bloques. Es cierto que un jugador puede estar poco afortunado a la hora de robar y que la información que maneja no sea especialmente potente de cara a plantear estrategias. Pero al final lo importante es prever el desarrollo de las corporaciones, y esto implica intentar descubrir las intenciones de nuestros contrincantes.

Detalle Acciones

Que un diseño de la década de los sesenta siga estando vigente a día de hoy con la cantidad de juegos que son publicados y que se mantenga como un referente dentro de los juegos económicos es toda una hazaña. Para mi es una de las recomendaciones básicas cuando me preguntan por económicos mecánicamente accesible junto con, tal vez, Alta Tensión (aquí su tochorreseña). Es, sin duda alguna, la referencia en cuanto a económicos centrados en la especulación, teniendo como grandes escuderos a Hab & Gut (aquí su tochorreseña) o Stockpile (aquí su tochorreseña).

Hablemos de escalabilidad. Acquire admite un rango de jugadores bastante amplio, aunque, como en casi todos los juegos económicos, a mayor número de participantes, mayor diversión. A dos jugadores no recomiendo jugarlo, aunque puede ser un ejercicio interesante de cara a consolidar conceptos y probar estrategias teniendo solo un rival al que leerle las intenciones. Pero diría que el número mínimo recomendable es cuatro. De entrada, porque en cada fusión lo normal es que al menos un jugador se quede sin ingresar (solo reciben beneficios los tres mayores tenedores de acciones). A seis jugadores el tablero cambia tanto en el entreturno que se vuelve muy oportunista, y tal vez para una primera partida no sea aconsejable optar por esta configuración. Pero una vez se domina el juego, es muy divertido.

La rejugabilidad es la típica de los juegos de corte familiar con un nivel de interacción aceptable. Es fácil que salga a mesa porque la explicación no se extiende más allá de los diez minutos y cualquier tipo de jugador puede disfrutar de la partida. Eso sí, como económico que es, puede ser un juego que genere cierta frustración cuando hay diferencia de nivel entre los competidores, pues esas capas de profundidad que hemos comentados no se aprecian hasta que es testigo de cómo se desarrollan las partidas.

Pero como la duración de la partida está bastante contenida, es más complicado que haya jugadores molestos tras ser derrotados por empresarios expertos, pues basta con echar otra partida casi de seguido y nunca queda la sensación de haber empleado demasiado tiempo. De hecho, las partidas se mantienen bastante tensas gracias a la información oculta, que le aporta ese punto de juego de memoria intentando recordar cuantas acciones tiene cada jugador de cada corporación, algo que al comienzo es relativamente sencillo, pero a medida que las fusiones ocurren y los jugadores van actuando sobre las acciones de las corporaciones absorbidas, el asunto se complica.

La revisión de 2016 ha generado cierta polémica porque se acusa al juego de haber recortado la experiencia de juego al haber eliminado dos columnas del tablero personal. Pero el tijeretazo no es tan importante al haber incluido una fila más, de forma que solo hay 8 casillas de menos respecto a la versión original, lo que se traduce en una reducción de la partida en una o dos rondas (dependiendo del número de jugadores), por lo que la experiencia de juego no se ve apenas impactado. El cambio de reglas más importante, además de ofrecer premios a un tercer tenedor de acciones, es que los jugadores no tienen que esperar a no poder colocar bloques, sino que al final de su turno pueden liberar su mano de bloques no colocables en el tablero, ganando en agilidad.

Detalle Mano

Pasemos a la producción. En esta versión de 2016 nos encontramos con luces y sombras. En el lado positivo, los bloques, el tablero y los edificios, todo de plástico de buena densidad y rigidez, aunque los adornos de los edificios se tienen que acoplar adicionalmente y a veces cuesta encontrar donde se encaja cada pequeña pieza (lo suyo es adherirlas con una gotita de pegamento y así no tener que volver a pasar por este tramite). En el lado negativo, las cartas, que son de un gramaje paupérrimo, textura lisa y una respuesta elástica deficiente. Es cierto que no son cartas para barajar ni tener en mano, pero se van a degradar con solo mirarlas. Los billetes son del típico papel moneda que seguramente sustituyamos por piezas de póker, aunque en este caso tendréis que utilizar algún tipo de pantalla para esconder el efectivo. No le habría venido mal una bolsita para facilitar la gestión de los bloques. El reglamento está aceptablemente bien estructurado y no quedan muchas dudas, sobre todo gracias a una primera página en la que se hace un resumen de los conceptos clave.

A nivel visual el juego no tiene un trabajo artístico especial más allá del diseño gráfico de los logos de las corporaciones y sus cartas de acción. La portada no es nada del otro mundo, pero, comparado con la portada de versiones anteriores, tal vez es la más atractiva.

Y vamos cerrando. Acquire es toda una referencia dentro de los juegos económicos y, concretamente, dentro de los juegos centrados en la especulación, jugueteando con el valor de las corporaciones mediante mecánicas tan familiares como la colocación de losetas y gestión de la mano. Su mayor defecto podríamos decir que es la escalabilidad, pues, admitiendo de dos a seis jugadores, como realmente se disfruta es a partir de cuatro. Pero es una ligerísima mota de polvo sobre un diseño resplandeciente que se mantiene vigente década tras década. Por todo esto le doy un…

Sobresaliente

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

7 comentarios

  1. Gran juego pero en esta versión, a nivel visual, localizar las coordenadas en el tablero es una tortura.

    1. Bueno, es complicado al principio pero al final acabas usando referencias más que otra cosa. Conoces las letras y rápidamente cuentas. No necesitas comprobar todas las veces que la cuarta es la D o la décima es la J. Lo interiorizas.

  2. En mi familia llevamos jugando a este juego desde los años 70, cuando lo trajo mi tío de un viaje a estados unidos. Mis padres y tíos jugaron tanto que tuvieron que re-imprimir las cartas del juego sobre una baraja española de lo desgastadas que estaban. Por aquel entonces eran Tower, Luxor, American, Worldwide, Festival, Imperial, y Continental.

    En 1999, Avalon Hill hizo la que para mí la reedición de más calidad del juego hasta el momento, añadiendo forma y altura a los edificios de las empresas, aunque cambiando los nombres originales a unos más tecnológicos (Sackson, Zeta, America, Fusion, Hydra, Phoenix y Quantum), pero conservando las normas originales.

    Para mí lo peor de la versión nueva (del Acquire cuadrado) es el tercer premio, ya que despenaliza tener un poco de cada empresa (te puede caer un tercer premio casi sin querer) en vez de elegir y competir ferozmente por el primer y segundo puesto. Suaviza demasiado el juego.

    Hay un aficionado que mantiene una web para jugar al acquire online de forma gratuita desde hace un porrón de años por si os apetece https://acquire.tlstyer.com/

    Un saludo

    1. Wow. Impresionante comentario. A mi no me parece mal el tercer premio porque evita que dos jugadores se destaquen con una corporación. Supongo que también es consecuencia de haber jugado tanto a la versión original que se han interiorizado ciertas estrategias y que dejan de ser tan potentes con este cambio.

  3. Para quienes encuentren complicado localizar las coordenadas, un poco de Art Attack con rotulador blanco y queda fetén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.