Reseña: Men at Work

Introducción

La construcción va creciendo cada vez más alto. En poco tiempo, las vigas de acero alcanzan alturas vertiginosas. Sin miedo alguno, los trabajadores continúan la obra, protegidos solo por sus cascos. El peligro del colapso se cierne sobre sus cabezas, ¡asegúrate de que no ocurra nada! Además, también tendrás que impresionar a Rita, la jefa, si quieres ser el Trabajador del Mes. Hay mucho que hacer, así que ¡pongámonos en marcha!

men_at_work_portada
Portada

Así se nos presenta Men at Work, un diseño de Rita Modl, siendo su única publicación hasta la fecha. El juego fue publicado en 2019 por Pretzel Games. De las ilustraciones se encarga Chris Quilliams (Reef, Coimbra, Clash of Cultures) y Bernard Bittler (Star Wars: Outer Rim, Formula Dé, Pandemic: The Cure).

En nuestro país se encuentra publicado en una versión en español por Asmodee Ibérica (existe dependencia del idioma en las cartas). Permite partidas de 2 a 5 jugadores, con una edad mínima sugerida de 8 años y una duración aproximada de unos 30 minutos. El precio de venta al público es de 49,99€. Para esta reseña se ha utilizado una copia de la versión en español de Asmodee, que la propia editorial nos ha cedido amablemente.

men_at_work_contraportada
Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.

Ir a la Opinión Personal

 

Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 29,7×29,7×7,2 cm. (caja cuadrada estándar tipo Ticket to Ride), nos encontramos con los siguientes elementos:

  • 8 Soportes (de madera)
  • 28 Vigas (7 de cada color) (de madera)
  • 16 Trabajadores con Casco (trabajador de madera, casco de plástico)
  • 37 Cartas (65×65 mm.):
    • 36 Cartas de Instrucciones
    • Carta de Jefa Rita
  • 15 Certificados de Seguridad (de cartón)
  • 13 Sellos de Trabajador del Mes (de cartón)
  • Gancho de Rescate (de cartón)
  • 9 Vigas de Madera (de madera)
  • 12 Ladrillos (de madera)
  • Grúa con Plataforma (grúa de cartón, plataforma de plástico)
  • Reglamento
men_at_work_contenido
Contenido

 

Mecánica

Men at Work es un juego de habilidad en el que tendremos que apilar vigas y trabajadores para ir formando una estructura mediante unas cartas que determinan lo que debe hacer el jugador activo. Cada jugador dispone de una serie de permisos de construcción y, cada vez que en su turno caiga algo de la estructura, perderá uno de estos permisos. A partir de cierto momento, los jugadores obtendrán premios si colocan en su turno el elemento más elevado. La partida finaliza si un jugador acumula suficientes premios, solo queda un jugador con permisos o se acaban los trabajadores o materiales de construcción, proclamándose vencedor quien más premios haya obtenido.

 

Conceptos Básicos

Los jugadores deberán construir una estructura utilizando dos elementos principales. El primero de ellos son las Vigas de Colores. Tenemos a nuestra disposición 8 vigas de cuatro colores (blanco, rojo, morado y negro).

men_at_work_vigas
Vigas de Colores

El segundo elemento fundamental son los Trabajadores con sus Cascos. Estos trabajadores se colocarán sobre las vigas, debiendo cumplir que ambos pies apoyen sobre la misma viga. Cada trabajador tiene dos brazos extendidos sobre los que se podrán apoyar elementos.

men_at_work_trabajadores
Trabajadores

Estos elementos serán, principalmente, Vigas de Maderas y Ladrillos. Son elementos de poco tamaño que tendremos que colocar sobre los brazos de estos trabajadores, aunque también nos encontraremos turnos en los que tendremos que colocarlos directamente sobre las vigas.

men_at_work_vigas_madera_ladrillos
Vigas de Madera y Ladrillos

Todos los elementos anteriores deberán colocarse en una estructura que apoye en ultima instancia sobre los Soportes. Estas serán las únicas piezas que podrán estar en contacto con la superficie de juego (la mesa normalmente). Si cualquier otro elemento cae de la estructura y toca la mesa, ocurrirá un accidente.

men_at_work_soportes
Soportes

Para determinar qué elemento se debe colocar y cómo se utilizan las Cartas de Instrucciones. Al comienzo de la partida se formará un mazo y se irán revelando cartas. La combinación de la carta superior del mazo aun sin revelar y la carta recién revelada y colocada en la pila de descarte forman la instrucción. El reverso indica qué elemento a colocar y dónde colocarlo (viga de dos posibles colores o trabajador sobre una viga de dos posibles colores) y la parte delantera indica una condición adicional a ese elemento (hay dos cuadros, uno para las vigas y otro para los trabajadores). Hay una carta especial, la Carta de Jefa Rita, que determinará a partir de qué momento los jugadores podrán puntuar en sus turnos.

men_at_work_cartas
Cartas de Instrucciones

Los jugadores recibirán al comienzo de la partida unos Certificados de Seguridad que vienen a funcionar como puntos de vida. Cada vez que un jugador cause un accidente perderá uno de estos certificados. Si el jugador se queda sin certificados, quedará eliminado de la partida. Se considera accidente que caiga a la superficie de juego cualquier elemento o un trabajador sea golpeado por un elemento (sin llegar a caer).

men_at_work_certificados_seguridad
Certificados de Seguridad

El objetivo fundamental de los jugadores será intentar ser los primeros en acumular una determinada cantidad de Premios. Estos se otorgan a partir del turno en el que se revela la carta de la Jefa Rita, y se conseguirán siendo el jugador que coloque una pieza de forma que se aumente la altura del edificio.

men_at_work_premios
Premios

Para marcar al jugador activo se dispondrá de un Gancho que, además, incluye una regla para comprobar las alturas de los elementos. Mientras un jugador tenga el gancho en su posesión, será el responsable de lo que ocurra en la estructura.

men_at_work_gancho
Gancho

Con esto tenemos suficiente.

 

Preparación de la Partida

  1. Se forma una reserva general con todos los elementos de construcción (vigas de colores, vigas de madera, ladrillos, trabajadores con sus cascos y soportes).
  2. Se entrega a cada jugador 3 certificados de seguridad (el resto se devuelven a la caja).
  3. Se forma una reserva con los premios.
  4. Se separa la carta de Jefa Rita y se mezcla el resto de cartas. Tras esto, se introduce la carta de jefa Rita aproximadamente debajo del primer cuarto del mazo.
  5. Se escoge al jugador inicial (el reglamento dice que el más joven) y se le entrega el gancho. Además, tendrá que conformar la estructura de partida, tomando 3 soportes y colocando encima 4 vigas, una de cada color, además de un trabajador con los dos pies apoyados en una misma viga de color. Aquí puede decidir el nivel de dificultad en función de cómo coloque los soportes (los 3 tumbados sería para principiantes, los tres de canto sería para avanzados, y uno tumbando, uno de canto y otro de pie sería para expertos).

¡Ya podemos comenzar!

men_at_work_partida_preparada
Partida Preparada

 

Desarrollo de la Partida

Una partida de Men at Work se desarrolla a lo largo de un número indeterminado de turnos hasta que se cumple una de las condiciones de finalización.

En su turno, el jugador activo deberá seguir estos pasos:

  1. Recibir el Gancho: esto indica que el jugador está en posesión del turno y todo lo que ocurra en la construcción mientras esté en posesión del gancho será responsabilidad suya. Si en el turno anterior ocurrió un accidente, el nuevo jugador en turno es el responsable de retirar los trabajadores, ladrillos y vigas de madera. Si hay vigas de colores completamente apoyadas sobre la superficie de juego, estas se retornan a la reserva. Si solo tocan por un extremo la superficie de juego, se pueden empujar para que apoyen en vez de devolverlos al suministro. El jugador decide qué hacer con los soportes caídos (mantenerlos en su posición o retirarlos).
  2. Revelar Carta de Instrucción: se voltea la carta superior del mazo y se coloca bocarriba en una pila de descarte. La combinación de símbolo y colores de la carta superior del mazo (colocar viga de color o trabajador) con la instrucción asociada al elemento de la pila de descarte determinan la acción que debe llevar a cabo el jugador. Si una carta no puede llevarse a cabo completamente porque en el lugar de construcción no se encuentran los elementos necesarios, se revela la siguiente carta. Si el mazo se agota, se deja la carta superior de la pila de descartes y se baraja el resto para formar un nuevo mazo.
  3. Ejecutar la Acción: el jugador deberá colocar la pieza (o piezas) indicadas mediante la combinación de ambas cartas. Se deben seguir las siguientes reglas:
    • Solo se puede utilizar una mano.
    • Puedes empujar elementos ya colocados utilizando el elemento a colocar, pero no tocándolos directamente con la mano.
    • Se puede probar donde colocar la pieza antes de depositarla definitivamente.
    • Cualquier cosa que no esté específicamente prohibida en las instrucciones estría permitida.
    • Reglas de Vigas de Colores:
      • La viga a añadir debe ser de uno de los dos colores indicados en la carta.
      • Si uno de los colores está agotado, se debe utilizar una viga del otro color obligatoriamente.
      • Las vigas no pueden tocar la superficie de juego.
      • No se puede apoyar una viga sobre el casco de un obrero.
      • Se pueden apoyar vigas sobre ladrillos o vigas de madera.
      • No se puede colocar una viga solapando completamente a otra viga.
    • Reglas para los Trabajadores:
      • Los trabajadores se toman de la zona de espera.
      • Un trabajador debe colocarse sobre una viga cuyo color coincida con uno de los guantes de la carta.
      • Los dos pies del trabajador deben apoyar sobre la viga.
men_at_work_detalle_construccion
Detalle Estructura

Si durante tu turno cae a la superficie de juego (donde están apoyados los soportes) o sobre un trabajador cualquier elemento (ya sea que estuviese colocado o que se esté colocando en el turno), se provoca un accidente y el turno finaliza inmediatamente. No se considera accidente que una pieza caiga, pero se mantenga sobre la estructura y no haya golpeado a un trabajador.

Llegará un momento en el que se revelará la carta de Jefa Rita. Se deja a un lado y, a partir de ese momento, si el elemento añadido por un jugador es el que se encuentra a mayor altura, el jugador recibe un premio (se puede usar el gancho para determinar la altura).

Tras esto, el turno pasa al jugador de la izquierda.

 

Fin de la Partida

El final de la partida se detona al final del turno de un jugador si se cumple una de estas condiciones:

  • Un jugador ha acumulado 5/4/3 premios en partidas de 2/3-4/5 jugadores, proclamándose vencedor.
  • Solo queda un jugador con permisos de certificados de seguridad, proclamándose vencedor.
  • Se han agotado los materiales de construcción o todos los trabajadores están en la estructura. Cada jugador anota un punto por cada certificado de seguridad y cada premio que posea, proclamándose vencedor el que más puntos tenga (en caso de empate se comparte la victoria).
men_at_work_detalle_permisos_premios
Detalle Certificados y Premios

 

Variantes

Capataz: antes de preparar el mazo de cartas, cada jugador recibe 2 cartas. Durante el juego, si un jugador no quiere o no puede llevar a cabo la acción indicada en la carta de instrucciones actual, puede jugar una de las cartas de su mano, bien encima del mazo de tipo de elemento (bocabajo) para cambiar el elemento y/o el color a colocar o sobre la pila de descarte para variar la instrucción a aplicar. Los jugadores no reponen su mano. Se aplica una regla adicional: los trabajadores deben ser colocados siempre en la vida del color que se encuentre más alta de cada una de las dos posibilidades.

Grúa: en la preparación, se coloca en el centro de los tres soportes la grúa con su peana, y se pueden apoyar elementos en los distintos salientes de la misma.

men_at_work_grua
Grua

Rascacielos: en vez de construir sobre soportes, los jugadores utilizan el inserto de la caja. Si trabajadores, vigas de madera o ladrillos caen al interior de la caja, permanecerán ahí y no se podrán recuperar.

 

Opinión Personal

Ya sabéis que los juegos de apilar tarugos tienen buena acogida por estos lares. Son juegos que consiguen algo aparentemente imposible que sería generar tensión en los jugadores y, paralelamente, resultar mentalmente relajantes. Como ya he dicho en varias reseñas de este tipo de juegos, supongo que esa tranquilidad es producto de la nostalgia que nos retrotrae a nuestra infancia, cuando jugábamos a apilar tarugos de madera o de plástico para formar diversas estructuras con las que jugar.

men_at_work_detalle_trabajadores
Detalle Construcción

Si en el mundo de los fillers es complicado destacar porque no hay demasiado margen a la hora de diseñar (tanto material como conceptualmente), en el género de los juegos de destreza esta dificultad se eleva a la enésima potencia. ¿Cómo diferenciarse de lo publicado hasta el momento en juegos cuya premisa básica es apilar cosas?

Pues Men at Work opta por potenciar el aspecto visual y la dificultad como reclamos principales. Vamos a ver si a la diseñadora le funciona la jugada, no sin antes agradecer a Asmodee la cesión de la copia que posibilita esta tochorreseña.

En Men at Work nos ponemos al frente de una caótica construcción de un edificio. Para ello dispondremos de grandes vigas de colores y trabajadores que deben operar en la estructura.

men_at_work_detalle_altura
Detalle Altura

En cada turno, el jugador activo (que se convierte en responsable de todo lo que ocurra en la obra hasta que ceda el testigo al siguiente jugador) recibirá unas instrucciones bastante específicas de cómo debe resolver su turno. Estas instrucciones se conforman mediante la conjunción de dos cartas. Una indica en su reverso el elemento a colocar (viga o trabajador) y de qué color o sobre qué color colocarlo. La segunda añade un criterio variable a dicho elemento, como puede ser apilar elementos adicionales o colocar el elemento de una forma aún más específica.

Alcanzado el cuarto de partida, se revelará una carta que dará el pistoletazo de salida a intentar convertirse en el trabajador favorito del capataz. A partir de ese momento tendremos que intentar conseguir que el elemento que toque colocar se convierta en la parte más alta del edificio, recibiendo un premio por ello. Así, si un jugador alcanza una determinada cantidad de premios se convertirá en ganador.

men_at_work_detalle_estructura
Detalle Estructura

Hasta aquí todo bien. La premisa está simpática y como juego de destreza es más exigente de lo habitual, pero sin llegar a extremos como el de Riff Raff (aquí su tochorreseña). Si tenéis un pulso poco apto para robar panderetas, mejor no os acerquéis a Men at Work porque puede generar un alto grado de frustración, sobre todo como nuestros rivales pudiesen operar a corazón abierto sin generar estropicios en el paciente. Y las estructuras que se forman son muy fotogénicas.

Es cierto que a lo mejor las reglas son un poco estrictas a la hora de indicar qué se considera un accidente. Temáticamente tiene sentido que se considere un accidente que un elemento golpee a un trabajador, aun no llegando a caer a la superficie de juego. Pero teniendo en cuenta que las piezas no es que sean especialmente voluminosas, yo habría dado algo de manga ancha, especialmente si jugamos con niños.

El problema (y grave) aparece cuando se nos explica el segundo sistema de detonación de la partida, relacionado con los susodichos accidentes. Cada jugador dispone de una serie de certificados de seguridad. Cuando se causa un accidente, no solo se pierde el turno (que ya es un castigo importante) sino que se perderá uno de estos certificados. Si un jugador se queda sin certificados, quedará eliminado de la partida.

men_at_work_detalle_grua
Detalle Grúa

¿Un juego con eliminación de jugadores y con duración no delimitada? No veía algo así desde Bang! (aquí su tochorreseña). Una decisión de diseño que, en mi opinión, es nefasta, pues puede destrozar la experiencia de juego. Y es que no es en absoluto complicado que un jugador no tenga el día y en pocos turnos haya perdido todos sus certificados, pasando a ser un mero espectador (sin branquias). Y la partida puede alargarse sus 20-30 minutos más sin problemas

Esto me obliga a recomendar Men at Work únicamente a dos jugadores, ya que en esta configuración la eliminación de uno de los dos participantes implica la victoria del contrario, porque a números altos (4 o 5), las probabilidades de que tengamos gente mirando y resoplando son muy elevadas. Y no porque escale mal, porque con más jugadores es como, en teoría, más se disfruta. Pero lo dicho, mala decisión de diseño.

No es mal juego, pero hay tantos que le superan ampliamente dentro de este género, como Junk Art (aquí su tochorreseña) o Villa Paletti (aquí su tochorreseña), que no encuentro motivos para recomendarlo abiertamente más allá de la vistosidad y el tema.

La rejugabilidad es la típica en este tipo de juegos, aunque se ha intentado alargar mediante variantes. La más llamativa (y que debería ser la principal) es el uso de una grúa en el centro de la estructura que permite apoyar los elementos y crecer de forma aún más llamativa.

men_at_work_detalle_cartas
Detalle Instrucciones

Otro detalle que influye notablemente sobre el desarrollo de la partida es el azar a la hora de revelar las cartas. Y no me refiero a que los jugadores puedan tener más o menos suerte en un momento dado (que esto se da por descontado en este tipo de juegos). Me refiero a que, dependiendo del orden de aparición de ciertas cartas, la estructura ganará altura más o menos rápido. Y es que hay ciertos criterios que, en conjunción con tener que colocar una viga, permiten añadir nuevos soportes, amplían las posibilidades y permiten establecer travesaños más elevados. Pero claro, si, cuando se revelan estas cartas, el reverso asociado es un trabajador, pues se pierde la oportunidad. Y si el asunto no tira para arriba, los jugadores pueden quedar insatisfechos (aquí hace falta un afrodisiaco).

Pasemos a la edición. Aquí no tengo más que alabar el acabado del producto. Los elementos de madera están cuidados, tanto en el corte como en el pintado, destacando sobremanera esos espectaculares trabajadores con sus pequeños cascos de quita y pon. Las cartas son de buen gramaje, textura en lino y respuesta elástica adecuada (no veo necesario enfundarlas porque tampoco se barajan tanto y no se tienen en mano). El reglamento podría estar algo mejor, con algunas normas un poco escondidas, aunque no se generan especiales dudas.

En el apartado visual solo se puede analizar la portada, que es muy llamativa y refleja la premisa del juego (aunque de manera un poco engañosa porque difícilmente conseguiremos alturas similares a las mostradas en la misma) y las cartas, en las que destacan los reversos y el inteligente uso de la simbología para mimetizarla con elementos típicos de una zona en construcción.

men_at_work_detalle_trabajador_caido
Detalle Accidente

Y vamos cerrando. Men at Work es un juego de habilidad que llama mucho la atención por su despliegue y su relativamente elevada dificultad. A dos jugadores funciona adecuadamente bien, pero a mas tiene el gran problema de incluir eliminación de jugadores, existiendo la posibilidad de que uno o varios jugadores se queden un buen rato mirando sin hacer nada, lo que es inexplicable a estas alturas. Sin este problema habría obtenido una mejor calificación, pero le voy a dar un…

Aprobado

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

 

3 comentarios en “Reseña: Men at Work”

  1. Esperaba ésta con ansia, muchas gracias por una nueva tochoreseña.
    Una pregunta, ¿lo recomendarías para alguien que no tiene ningún juego de apilar tarugos (me encanta esta denominación) y cuyas partidas casi siempre son a dos?, ¿o en este caso particular hay mejores opciones?.
    Un saludo!!

    Responder
    • Para mi el mejor es Junk Art (a ser posible la edición de madera, la de Ludonova es de plástico). Me parece un diseño infinitamente más atractivo y que encima escala genial. Échale un ojo a la tochorreseña a ver que te parece.

Responder a Barkis Cancelar la respuesta