Reseña: Castles of Mad King Ludwig

Introducción

En Castles of King Mad Ludwig, los jugadores tienen la tarea de construir increíbles y extravagantes castillos para el rey Luis II de Baviera. Como es sabido, al Rey le encanta castillos, y como muestra, el castillo de Neuschwanstein (el castillo que inspiró al logotipo de Disney), entre otros. Pero ahora se nos ha sido encomendada la labor de construir el mejor castillo jamás visto, teniendo en cuenta las cambiantes preferencias del monarca. Cada jugador actúa como un empresario de la construcción que, por un lado, amplia el castillo de cuya construcción está al mando y, por otro, vende sus servicios como maestro constructor al resto de jugadores.

Portada
Portada

Así se nos presenta este Castles of Mad King Ludwig, un juego diseñado por el conocido autor norteamericano Ted Alspach, responsable de Suburbia, One Night Ultimate Wereworlf (junto a Akihisa Okui) o Mutant Meeple. El juego fue publicado por Bezier Games en 2014 (en ediciones en inglés y en alemán). De las ilustraciones se encargan Ollin Timm (Suburbia) y Keith Curtis, siendo esta su primera incursión en el mundo de los juegos de mesa.

El juego aún no se encuentra publicado en nuestro país, aunque Viravi tiene anunciada su edición a no mucho tardar. El juego es independiente del idioma, a pesar de que las cartas y las losetas contienen texto, pero es un apoyo a la simbología, la cual es suficiente para poder jugar sin problemas. Permite partidas de 2 a 4 jugadores, con una edad mínima sugerida de 10 años y una duración aproximada de unos 90 minutos por partida. Su precio de compra recomendado es de 54,95 €. Para esta reseña se ha utilizado la edición en alemán de Bezier Games.

Contraportada
Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.

Ir a la Opinión Personal

 

Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 29,7×29,7×7,1 cm. (caja cuadrada similar a la de Ticket to Ride), nos encontramos con los siguientes elementos:

  • Tablero de Suministro (de cartón)
  • Tablero de Puntuación (de cartón)
  • 2 Tableros de Habitaciones (de cartón)
  • Tablero de Escaleras/Pasillos (de cartón)
  • 75 Losetas de Habitación (de cartón)
  • 4 Losetas de Vestíbulo (de cartón)
  • 9 Pasillos (de cartón)
  • 6 Escaleras (de cartón)
  • 77 Cartas (43×65 mm.)
    • 50 Cartas de Habitación
    • 27 Cartas de Bonificación
  • 22 Losetas de Favor (de cartón)
  • 4 Marcadores (uno de cada color: azul, rojo, amarillo y verde) (de madera)
  • 4 Tarjetas de Referencia (de cartón)
  • Marcador de Maestro Constructor (de madera)
  • 96 Monedas (de cartón)
    • 76 Monedas de Valor 1.000
    • 20 Monedas de Valor 5.000
  • Reglamento
Contenido
Contenido

 

Mecánica

Castles of Mad King Ludwig es un juego con mecánica principal de colocación de losetas en el que iremos desarrollando un castillo añadiendo habitaciones ronda tras rondas. En cada una de estas rondas, un jugador será el maestro constructor, que decidirá el precio de venta de cada habitación, recibiendo el dinero de los demás jugadores. Las habitaciones otorgan puntos al ser colocadas y desencadenan efectos al ser completadas. Además, habrá una serie de puntos en juego en base a una serie de objetivos, tanto comunes como individuales.

 

Conceptos Básicos

El elemento principal del juego son las losetas de Habitación, con las cuales iremos componiendo nuestro castillo. Existen 7 tipos de habitaciones: Habitaciones, Salones, Alcobas, Jardines, Habitaciones del Servicio, Comedores, Corredores y Habitaciones Inferiores. Estas, además, tienen una determinada superficie y forma, disponiendo de 8 clases de habitaciones. Todas las habitaciones tienen cuatro elementos comunes, independientemente del tipo o clase a la que pertenezcan:

  • Puntos Propios de la Habitación. Aparecen dentro del símbolo negro del castillo en la zona superior izquierda de la loseta.
  • Puntos por otras Habitaciones del Castillo. Se muestra una serie de símbolos en el centro de la loseta, indicando cuantos puntos se consiguen en función de las conexiones con otro tipo de habitaciones. Estas conexiones pueden ser a través de puertas, pared con pared o simplemente con habitaciones que estén presentes en cualquier parte del castillo.
  • Superficie de la Habitación. En la zona superior derecha de la loseta aparece un cuadrado atravesado con una línea (símbolo de superficie) y, a su lado, una cantidad correspondiente al valor de superficie.
  • Por la parte trasera, cada loseta de habitación muestra su superficie así como los símbolos de las tres posibles habitaciones que pueden mostrar por el anverso (siempre las mismas para un tamaño dado).
Habitaciones Pequeñas
Habitaciones Pequeñas

De forma adicional a los puntos, las habitaciones proporcionan una determinada bonificación que cuando son completadas, esto es, cuando todas sus puertas conectan con otras habitaciones, pasillos o escaleras. Aunque está permitido colocar una pared en una puerta, esto impide que dicha habitación sea completada. Cada tipo de habitación proporciona una determinada bonificación.

Habitaciones Grandes
Habitaciones Grandes

Los jugadores comenzarán la partida con una única habitación inicial, el vestíbulo. Esta es de tipo corredor y únicamente dispone de tres puertas.

Vestíbulos
Vestíbulos

Por otro lado tenemos los Favores, que no son otra cosa que objetivos comunes para todos los jugadores que, al término de la partida, proporcionaran puntos en función de la clasificación de los jugadores respecto al requisito que el favor exija. Estos favores puntúan por cantidad de habitaciones de determinados tipos, por superficie de habitaciones de determinado tipo y por diferentes patrones en el castillo.

Favores
Favores

La tercera forma de puntuar, alternativa a las habitaciones y a los favores, son las Cartas de Bonificación. Estas son propias de cada jugador y se mantendrán en secreto hasta el final de la partida. Estas cartas proporcionan puntos en función de ciertos requisitos. De nuevo, estas cartas puntúan por cantidad de habitaciones de determinados tipos, por superficie de habitaciones de determinado tipo y por diferentes patrones en el castillo.

Cartas de Objetivo
Cartas de Objetivo

Un concepto importante es el del Maestro Constructor. En cada ronda, uno de los jugadores desempeñará este papel. Su labor no será otra que la de establecer el coste de construcción de cada una de las habitaciones disponibles para dicha ronda. Los demás jugadores tendrán que pagarle a él para poder conseguir las habitaciones. Por contra, el jugador que interprete el papel de Maestro Constructor en una ronda deberá pagar a la reserva si desea adquirir alguna habitación.

Marcadores
Marcadores

Como ya habréis supuesto, el recurso a gestionar por parte de los jugadores es el dinero. Con estas monedas los jugadores comprarán las habitaciones.

Monedas
Monedas

Para disponer las habitaciones el juego proporciona un tablero modular que hará las veces de suministro y de tablero de puntuación:

  • Uno de los tableros rectangulares contendrá las cartas de habitación y de objetivos, así como las habitaciones de valores comprendidos entre 100 y 300.
  • El otro tablero rectangular contendrá las habitaciones de mayor valor, comprendidas entre 350 y 600.
  • El tablero triangular de mayor tamaño servirá para establecer el coste de las habitaciones para esa ronda, con una pequeña escala de valores preestablecidos. El Maestro Constructor simplemente se limitará a asignar cada pieza a uno de estos valores.
  • El tablero triangular de menor tamaño servirá para contener los pasillos y escaleras disponibles para la partida.
  • Por último, el tablero con forma de torre servirá para llevar el conteo de los puntos que los jugadores vayan acumulando.
Tablero de Suministro
Tablero de Suministro

Por último, para decidir que habitaciones entran en juego en cada ronda se utilizan las Cartas de Habitación. Estas muestran una de las formas y superficie de las 8 posibles.

Cartas de Habitación
Cartas de Habitación

Y con esto tenemos suficiente.

 

Preparación de la Partida

  1. Se despliega el tablero de suministros, de forma que el tablero triangular grande de favores se coloque por la cara adecuada según el número de jugadores.
  2. Se elige de forma aleatoria al primer Maestro Constructor, cuyo marcador de puntuación se coloca en la casilla de valor 0 del tablero de puntuación, y, continuando en sentido horario, cada jugadores partirá con un punto de victoria más que el jugador de su derecha.
  3. Se baraja el mazo de cartas de Bonificación y se entregan 3 a cada jugador, de las cuales se deberá devolver una al mazo, colocándolas en la parte inferior del mismo. Este mazo se coloca en el espacio habilitado en el tablero de suministro.
  4. Se forma la reserva general de dinero, y se entrega a cada jugador la suma de 15.000.
  5. En función del número de jugadores se dispondrá un determinado número de cada componente. Los componentes seleccionados se mezclarán y se colocarán en su espacio correspondiente. Los sobrantes se dejan en la caja:
    • Cartas de Habitación:
      • Para 2 Jugadores: 22
      • Para 3 Jugadores: 33
      • Para 4 Jugadores: 44
    • Escaleras:
      • Para 2 Jugadores: 4
      • Para 3 Jugadores: 5
      • Para 4 Jugadores: 6
    • Pasillos:
      • Para 2 Jugadores: 5
      • Para 3 Jugadores: 7
      • Para 4 Jugadores: 9
    • Habitaciones de Valores comprendidos entre el 100 y el 300:
      • Para 2 Jugadores: 5
      • Para 3 Jugadores: 7
      • Para 4 Jugadores: 9
    • Habitaciones de Valores comprendidos entre 350 y 600:
      • Para 2 Jugadores: 4
      • Para 3 Jugadores: 5
      • Para 4 Jugadores: 7
    • Favores Reales (nunca pueden coincidir los favores de Habitaciones Completas y Habitaciones Incompletas):
      • Para 2 Jugadores: 2
      • Para 3 Jugadores: 3
      • Para 4 Jugadores: 4

¡Ya podemos comenzar!

Partida Preparada
Partida Preparada

 

Desarrollo de la Partida

Una partida a Castles of the Mad King Ludwig consta de un número indeterminado de rondas hasta que el mazo de cartas de habitación se agota. Cada una de estas rondas se divide en dos fases: Maestro Constructor y Construcción de Habitaciones.

Fase I: Maestro Constructor

El jugador que esté en posesión de la pieza del castillo será el Maestro Constructor este turno. Este jugador deberá realizar las siguientes tareas:

  1. Colocar una moneda de valor 1.000 sobre cada habitación que aun quede disponible (si ya tuviese monedas se acumulan a estas).
  2. Revelar tantas cartas de Habitación como espacios haya en el suministro (el primer maestro constructor robará tantas cartas como huecos haya disponibles en el tablero de suministros). Si no quedasen cartas suficientes, se baraja la pila de descarte y se forma un nuevo mazo.
  3. Por cada Carta de Habitación se revela la loseta de habitación correspondiente, entrando en juego en este momento.
  4. Por último, el Maestro Constructor deberá asignar precio a cada habitación, colocando cada loseta debajo del valor correspondiente.
Pasillos y Escaleras
Pasillos y Escaleras

Fase II: Construcción de Habitaciones

Comenzando por el jugador de la izquierda del Maestro Constructor y continuando en el sentido de las agujas del reloj, cada jugador disfrutará de un turno en el que deberá optar por una de estas tres acciones:

  • Construir una Habitación. Para ello deberá abonar su coste al Maestro Constructor (este deberá hacerlo a la reserva), teniendo en cuenta que las monedas que la habitación pudiese tener encima pueden ser utilizadas en el pago. Posteriormente deberá colocarla adecuadamente en su castillo.
  • Construir un Pasillo/Escalera. El jugador abonará 3.000 al Maestro Constructor y tomará una pieza de escalera o de pasillo (si quedan en el suministro) y la colocará en su castillo.
  • Pasar y obtener monedas por valor de 5.000.

A la hora de colocar las habitaciones en el castillo hay una serie de normas que se deben cumplir:

  • Al menos una de las entradas de la nueva habitación debe conectarse con una de las entradas abiertas de habitaciones ya colocadas.
  • Las habitaciones pueden colocarse de forma adyacente, tocando muro con muro o, incluso, muros tapando entradas.
  • Las habitaciones se pueden colocar en cualquier orientación.
  • Las habitaciones inferiores solo podrán conectarse a escaleras que bajen a la planta inferior, pasillos de la planta inferior u otras habitaciones inferiores, aunque sus muros si pueden tocar a los de habitaciones superiores.
  • No se pueden colocar habitaciones adyacentes a las rejas de los jardines.
  • No se pueden colocar dos escaleras o dos pasillos conectados entre sí.
  • Si una loseta no puede ser colocada de manera legal, esta no podrá ser comprada.

Cada vez que se coloque una habitación, esta proporciona los siguientes puntos al jugador:

  • Puntos indicados en la zona superior izquierda de la loseta.
  • Puntos por otras habitaciones indicados en la zona central de la loseta recién colocada (pueden ser puntos negativos).
  • Puntos por habitaciones directamente conectadas o adyacentes a habitación recién colocada indicados en su zona central (pueden ser puntos negativos).
  • Puntos por habitaciones inferiores indicados en su zona central.
Tarjeta de Referencia
Tarjeta de Referencia

Cuando una habitación es completada se aplica de forma inmediata una bonificación (si se completan varias habitaciones a la vez el jugador decide el orden de aplicación de las bonificaciones):

  • Habitaciones (Morado): se repuntúa esta habitación, tanto los puntos de la zona superior izquierda como los de las conexiones.
  • Salones (Marrón): se reciben 5 Puntos de forma inmediata.
  • Alcobas (Azul): se escoge un tamaño de loseta y se toma la pila del suministro. Se pueden escoger 0, 1 o 2 de estas losetas y se colocan sobre el mazo de cartas de habitación (de forma que serán las siguientes en entrar en juego sin necesidad de robar cartas). El resto de losetas se devuelven a su sitio barajándolas.
  • Jardines (Verde): se reciben monedas por valor de 10.000
  • Habitaciones del Servicio (Naranja): se roban 2 cartas de bonificación, se elige una y se descarta la otra.
  • Comedores (Amarillo): se juega un turno extra de forma inmediata.
  • Corredores (Gris Claro): se recibe de forma gratuita un corredor (escalera o pasillo), que el jugador colorará inmediatamente.
  • Habitaciones Inferiores (Gris Oscuro): si, al completar la habitación, el número de habitaciones inferiores completadas es par, el jugador elegirá cualquiera de las bonificaciones anteriores.

Una vez que el Maestro Constructor disfrute de su turno, pasará la pieza de Maestro Constructor al jugador de su izquierda y comenzará una ronda (salvo que fuese la última).

 

Fin de la Partida

En el momento que el mazo de cartas de habitación se agote (aunque haga falta barajar la pila de descartes para completar la oferta) comenzará la ronda final. Tras esta, la partida finalizará, procediendo a la evaluación final. A los puntos ya sumados, cada jugador suma:

  • Puntos por Favores. Cada favor proporciona puntos en función de lo mejor o peor que cada jugador cumpla el requisito (8 puntos para el primero, 4 para el segundo, 2 para el tercero y 1 para el cuarto). Es necesario tener al menos una habitación que cumpla el requisito para puntuar.
  • Puntos por Cartas de Bonificación. Cada jugador recibe los puntos indicados en sus cartas de bonificación.

Tras esto, el jugador con más puntos será el vencedor. En caso de empate, el ganador será aquel con el castillo más grande, esto es, con más superficie (se suman los valores de superficie de las habitaciones).

Tablero de Puntuación
Tablero de Puntuación

 

Variantes

Juego en Solitario:

  • Preparación:
    • El tablero de Suministro se coloca por el lado de 2/3 jugadores.
    • El resto de elementos se disponen como si de una partida para 3 jugadores se tratase, a excepción de los favores, que no se colocará ninguno, y las cartas de bonificación inicial, que directamente recibirá 2.
    • El marcador de Puntos de Victoria comienza en 0.
  • Desarrollo:
    • Cada turno se revela 3 cartas de habitación que se colocan según el orden revelado en los espacios de 2.000, 4.000 y 6.000. Al final del turno se devuelve a la caja 1 loseta de cada tamaño no comprado (inclusive si se compra corredor). El resto es igual que en partidas de 2 a 4 jugadores.
  • Existe una tabla según la puntuación obtenida:
    • <50 Puntos: Bufón de la Corte
    • 51-70: Sirviente de Su Majestad
    • 71-85: Duque Constructor
    • 86-100: Supremo Príncipe Regente de los Palacios
    • >100: Rey de los Constructores de Grandes Castillos

 

Opinión Personal

Hoy toca analizar uno de los juegos de los que más se habló en el Essen del 2014. Un título con un aspecto bastante llamativo, en el que los jugadores van construyendo castillos locos. Veamos si realmente merece la pena o simplemente fue una moda pasajera.

El señor Alspach se saca de la chistera un magnifico diseño inspirado claramente en otro de sus grandes éxitos como es Suburbia. Como resumen rápido, el juego va de conseguir losetas, colocarlas en tu tablero personal de la forma más óptima para lograr combos, puntuar y abrir brecha con los demás.

Detalle de Suministro
Detalle de Suministro

Ya con esto resulta un juego muy agradable, ya que a casi todos nos gustan los puzles y ver como algo que parte desde casi la nada se desarrolla, crece y finaliza en algo digno de ser fotografiado con nuestro smartphone para, posteriormente, subir la instantánea a Instagram y presumir un poco.

Pero solo con esto no habría llamado la atención de la comunidad jugona. Lo consiguió gracias a poseer ese balance mágico que permite sentar en la mesa a jugadores casuales con jugones de trasero cuadriculado por pasar demasiadas horas delante de una mesa. Es un juego muy sencillo de explicar, muy sencillo de jugar pero que, a medida que se le van echando partidas, se aprecian diversas capas que le otorgan la profundidad que todo gran éxito requiere.

Entonces ¿cuál es el motivo por el que Castles of Mad King Ludwig no es “otro juego de losetas más”? Pues sencillamente por esa fase de Maestro Constructor que cambia el paradigma habitual de juego en el que cada jugador va a lo suyo en una carrera de puntos de victoria.

El jugador que ostente la sobredimensionada pieza de madera se sentirá todo un He-Man de la vida, por aquello de “yo tengo el poder”. Este jugador va a ser dueño de los destinos del resto de jugadores, ya que va a decidir el coste de cada habitación y, mejor aún, recibirá como ganancias estas cantidades si los incautos competidores deciden afrontar la inversión.

De esta forma tan sencilla se incorpora una mecánica de interacción bastante original, aunque en el fondo sigue siendo indirecta, pero en vez de dejar en manos del azar la aparición de elementos que puedan beneficiar al siguiente jugador (algo muy común en los juegos de cartas), es el jugador en turno el que decide la importancia monetaria. Para ello deberá evaluar cada castillo rival y presuponer que pieza es la más interesante para los intereses de su dueño.

Esto está genial cuando dicha loseta es obvia y, además, al maestro constructor no le interesa. Sin embargo, el problema aparece con los intereses encontrados, ya que, por un lado, querremos que la loseta aguante en la mesa hasta que llegue nuestro turno. Pero tampoco querremos tener que pagar un dineral. Ajustar el precio de estas losetas es, probablemente, la mayor fuente de análisis-parálisis que puede poseer este título. Así que cuidado con los jugadores demasiado analíticos a los que les encante echar cuentas antes de decidir.

De esta forma, esta fase da sentido a la siguiente, en la que cada jugador deberá conseguir una loseta para ir ampliando su castillo en pos de los puntos de victoria, las bonificaciones, los favores y las cartas de bonus.

En esta fase de acciones los jugadores tendrán un reducido abanico de opciones: compran o pasan. La pelota cambia de tejado, pasando al del jugador en turno, que tendrá que sopesar si pagar una determinada cantidad por una loseta, por muy interesante que sea, es práctico.

Hay que tener en cuenta que el dinero es un bien escaso y de difícil obtención, ya que solo hay dos vías para aumentar nuestra cuenta: o pasar o completar jardines. Obviamente esto segundo es lo óptimo, pero para eso debe haber un jardín incompleto en nuestro castillo. Así pues, hacer un desembolso exagerado puede ser un mal negocio si esto nos va a obligar a perder un turno en reflotar nuestras finanzas.

Normalmente a la hora de escoger losetas habrá tres intereses principales, uno de ellos compartido por todos los jugadores: los favores, las cartas de bonificación y la posibilidad de completar habitaciones.

Y es que si la fase de Maestro Constructor es la que otorga profundidad al juego, la posibilidad de lograr conectar la última entrada de una habitación es la que libera en nosotros jugadores esa dosis de endorfinas combera que tanto nos gusta. Así nos viene a la mente otro juego con la palabra Castles en su nombre, The Castles of Burgundy (aquí su tochorreseña), en el que también conseguimos losetas e intentamos, con su colocación, desencadenar combos que amplifiquen el alcance de un turno.

Detalle de Puntuación
Detalle de Puntuación

Hablando de estas bonificaciones, hay que hablar un poco de su disparidad. Es cierto que cada tipo de habitación está equilibrada en cuanto a bonificación, puntos y conexiones. Pero no es menos cierto que los jugadores menos analíticos no entran a evaluar estas variables, y se dejan llevar por el frenesí combero. De esta forma hay tipos de habitación cuyo efecto es aparentemente más atractivo que el de otras. Por ejemplo, que las habitaciones inferiores requiera una pareja para desencadenar el efecto es algo que echa para atrás a la hora de elegir una para construir. O las habitaciones moradas, cuyo beneficio es repuntuar la habitación. Es cierto que si esta se encuentra adecuadamente rodeada puede proporcionar una cantidad de puntos considerables. Pero implica factores adicionales que un jugador casual no suele entrar a valorar, por lo que efectos como los 10.000 o el turno extra son mucho más atractivos para él.

A pesar de ser un juego de colocación de losetas bastante convencional, la verdad es que el tema encaja mucho mejor de lo que lo hacen otros títulos. El objetivo es construir un castillo loco, y un castillo loco construimos. La mayor pega en este sentido es que, debido a los objetivos (favores y cartas), la locura termina de apoderarse del diseño y los tipos de habitaciones casi que nos dará un poco igual ¿Que nuestro castillo no tiene habitaciones? ¡Que más da! Como si la gente necesitase dormir… Pero bueno, son castillos locos, ¿no?

Si bien el juego escala adecuadamente, para mi gusto queda algo descafeinado a 2 jugadores, ya que el flujo económico se reduce bastante. En partidas de 3 o 4 jugadores, lo normal es que el maestro constructor reciba una importante cantidad de monedas, casi independientemente de lo que decida a la hora de ordenar las losetas. Sin embargo, a dos jugadores, es muy común que el jugador en turno decida ir por la opción mas económica, de forma que el maestro constructor recibe poco efectivo, así que la masa monetaria conjunta va reduciéndose de forma más acentuada que en partidas con más participantes, teniendo que pasar más a menudo. El modo en solitario no lo he probado pero, para mi gusto, se antoja demasiado dependiente del orden de aparición de las losetas. Pero esto se lo dejo a los onanistas lúdicos.

Como suele ser habitual en los juegos de colocación de losetas, debido a la aleatoriedad de su aparición, la rejugabilidad es medianamente elevada. Sin embargo aquí se va un paso más allá gracias a varios factores, como son el mazo de cartas de habitaciones, los favores y los objetivos. Es cierto que en cuanto a sensaciones no obtendremos nada realmente nuevo tras unas cuantas partidas, pero el enfoque de la partida será bastante distinto gracia a estos factores.

De igual forma el azar tiene una influencia importante, sobre todo de cara a intentar cumplir los favores. Puede darse el caso de que durante toda la partida solo aparezca 1 habitación que cumpla el requisito, y si esto acontece al comienzo de la partida, el jugador que más vivo esté (o más dinero esté dispuesto a desembolsar) puede llevarse una buena suma de puntos y un importante diferencial respecto a sus competidores con una inversión bastante reducida en comparación. Es algo que se debe tener en cuenta constantemente, pues no está asegurado que todos los tipos de losetas vayan a aparecer (salvo que aprovechemos la bonificación de las alcobas).

Hablemos de uno de los aspectos más polémicos: la edición. Y, curiosamente, no nos encontramos ante una producción de baja calidad, sino más bien todo lo contrario. Es cierto que el cartón de las losetas de todos los componentes podría tener algo más de grosor, pero el utilizado en el juego dobla a ese con el que Alea nos deleitaba de vez en cuando. De hecho, sorprende la caja, que si viene con un cartón de un grosor mucho mayor del acostumbrado para este tipo de soporte. Como se suele decir, en el medio se halla la virtud… pues aquí tenemos dos extremos. Más de uno se llevará un susto cuando abra esta caja y se encuentre las planchas y una cantidad de aire considerable. La editorial pensaría que si al final la gente va a quejarse del aire aunque se utilice un inserto o cuna, ¿para qué iban a añadirlo? Aunque fuese una cuna de cartulina para que las piezas no estén danzando a lo loco en el interior. De todos modos esto no es lo más grave. El verdadero problema radica en que por unas cuantas planchas de cartón nos plantan un precio de compra equiparable al de un Agricola (aquí su tochorreseña). Algo no cuadra con la política de precios de Bezier Games. O el cartón lleva incrustaciones de diamantes y no lo sabemos, o esto huele a márgenes obscenamente inflados. Esto provoca que los jugadores no se lancen de cabeza a por el producto y esperen a que este se salde.

Respecto a las ilustraciones, alabar el trabajo de Keith Curtis y Ollin Timm, ya que, a pesar de no abultar mucho, el número de losetas es considerable, y todas y cada una de ellas (a excepción de las habitaciones de servicio) todas son diferentes, con pequeños detalles que las hacen reconocibles. Y la portada es de las más elegantes que me se han dibujado en los últimos tiempos.

Detalle de Castillo
Detalle de Castillo

Y vamos cerrando ya. Castles of Mad King Luwdig es un muy buen juego de colocación de losetas que incorpora un original sistema de tasación mediante el cual los jugadores deben pagar al jugador inicial (tasador) de la ronda pero este es el último en elegir. Todo esto para intentar formar el castillo más impresionante y que mejor cumpla los requisitos del rey. Fácil de explicar, muy entretenido de jugar y con diferentes niveles de profundidad que contentarán tanto a jugadores casuales como a jugones de pelo en pecho. Desgraciadamente es un título de Bezier Games, con lo que esto significa (precio desorbitado). Pero, a pesar de esto, es un título más que recomendable. Por todo esto le doy un…

Notable

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

26 comentarios en “Reseña: Castles of Mad King Ludwig”

  1. Me llevé una grata sorpresa con este juego. Creía que iba a ser un “solitario multijugador”, pero nada de eso. Hay mucha interacción gracias a esa tasación del maestro de turno. Creo que si todos los jugadores saben ya jugar (tienen un rodaje de varias partidas), el juego mejoraría mucho, ya que se podría establecer mejor el precio de cada habitación en función de los intereses de cada jugador. En definitiva… muy buen juego.

    Responder
    • Además es lo que comentaste, es un juego en el que constantemente estás haciendo cosas y el ritmo es una maravilla. Imposible aburrirse y el AP solo puede afectar al tasador.

  2. La reseña me ha venido al pelo, porque estaba leyéndome las reglas para estrenarlo esta semana y con la reseña he conseguido solucionar alguna duda que tenía. A ver que tal se da el estreno.

    Gran reseña como siempre

    Responder
    • Muchas gracias por el comentario!!! Ya nos comentarás que tal el estreno. Es de los juegos mas entretenidos que he probado en los últimos tiempos.

      Saludetes!

  3. Gran reseña! Gracias por el currazo que te metes.

    Me gusta mucho este juego, ahora ha salido una expansión que estoy deseando conseguir.

    Para mi gusto lo único negativo del juego es su precio. por ese precio aunque sea podrían haberse currado las monedas… Algún detallito.

    Un saludo desde Madrid

    Responder
    • Muchas gracias!!

      A mi me resulta un juego muy agradable. Además las partidas se ventilan realmente rapido. Aunque la caja diga 90 minutos, si los jugadores conocen la mecánica, en torno a la hora se ha terminado la historia.

      A ver que tal esa expansion. Y totalmente de acuerdo en el tema de los precios. Pero con Bezier es así… A ver si Viravi los ajusta un poco, pero me temo que no será posible.

      Saludos!!!

  4. Podrías puntuar las ediciones por separado cuando lo edite Viravi, así podrías castigar el abultado precio de algunas editoriales.

    En cuanto a al reseña, me parece muy correcta y bastante bien explicada. Me he hecho una idea del juego aproximada, ahora me queda probarlo. Ya lo tenía en el radar por sus buenas críticas pero no lo he comprado por la edición.

    Responder
    • Normalmente el precio no es algo que tenga muy en cuenta a la hora de poner la nota, salvo que solo exista una edición. En este caso existen mas ediciones y, al no ser especialmente dependiente del idioma, se puede conseguir mucho mas económico (como es mi caso). Ya te digo, rara vez lo tengo en cuenta salvo casos especiales.

  5. Una pregunta, cuando juegas a Castillos del Rey Loco, ¿tienes en cuenta el bonus o penalización de habitación adyacente si están comunicadas por un pasillo?

    Responder
    • Los pasillos son igualmente habitaciones. Según yo tengo entendido, la adyacencia ocurre si se comparte puerta (o pared en caso de las habitaciones de actividad). Por eso el símbolo es una puerta (o un muro).

  6. Tengo el isla sky. Este parece el hermano mayor no? Es interesante tener los dos? El isla sky sale mucho a mesa pq nos encanta

    Responder
    • Hombre, puede tener ciertos aspectos parecidos, aunque creo que son bastante distintos. En primer lugar, he de advertirte que, de momento, no he jugado al Isla de Skye, así que todo lo que sé es de oidas. A mi este juego me parece mucho mejor y con mas decisiones, pero sin que sea especialmente dificil de asimilar por la mayoría de jugadores. ¿Interesante tener los 2? Depende de tu ludoteca. Si es pequeña, tal vez miraría otras opciones mas distintas. Si es grande, pueden convivir sin pisarse.

      Saludos!

    • Yo tengo los dos. Y he de decirte que son compatibles, es decir, caben los dos en la misma ludoteca. Aunque el Isle of Skye ha visto mucha más mesa (y nos encanta), me gusta más el Castles of Mad King Ludwig.

      No sabrá cómo decirlo, pero mientras el Isle of Sye lo veo hasta como “gateway game”, en plan más ligero y corto, el Mad King me deja una sensación de más satisfacción, es más “gamer”.

  7. Como siempre, cada una de tus tocho, magnífica.
    Ahora la duda. Ayer lo jugamos con amigos y creo que hicimos todo bien salvo… cuando las habitaciones no se compran, ¿se le agregan monedas encima? ¿A ellas o al valor? Esas monedas ¿son del maestro constructor o de la reserva? ¿Luego se descuentan? Eso no lo entendí. Gracias

    Responder
    • Buenas!

      Al comienzo de la ronda, sobre aquellas habitaciones que no se hayan comprado se coloca una moneda de 1000 de la reserva. Esta moneda puede usarse para el pago de la propia loseta, así que en realidad lo que está ocurriendo es que la loseta se está abaratando 1.000 por cada ronda que permanezca en el tablero. De todos modos, lo suyo es hacerlo en 2 pasos para evitar descuadres. Cuando vas a comprar una loseta con monedas, te quedas las monedas y, posteriormente, le das al maestro constructor las monedas correspondientes a la posición.

      Espero haberme explicado bien. Un saludo y gracias por leerme.

  8. Buenas! Por lo que leo, no lo recomendarías para jugarlo casi exclusivamente a 2, ¿no?
    Saludos y gracias por tus enormes reseñas!

    Responder
    • No va mal, pero como casi siempre, el draft pierde tensión. Y si un jugador coge ventaja, es complicado evitar que haga lo que quiera. Cuando lo juegas a 4,la tensión es mucho mayor.

      Saludos!

    • Vale, muchas gracias! 🙂 Pues te pido un poco de consejo de camino, a ver si puedes echarme una mano.

      Estoy, aparte, buscando un eurogame medio con el que iniciarme en el género y me he vuelto un poco loco al ver que hay muchísimos juegos buenos en ese nicho jajaj. Normalmente juego en pareja, por lo que me interesa principalmente que vaya bien a 2. La interacción y el azar no son ningún problema, al revés.

      De momento estoy barajando Viticulture (Edición esencial), La era del carbón, Los castillos de Borgoña y Los saqueadores del mar del norte. Pensaba pillarme 2 que encajen bien en una misma ludoteca y que me duren muchas partidas ya que tengo pocos juegos aún. También importante que no se quede atrás y siga siendo disfrutable si algún día llego a dar el paso a juegos más duros. ¿Qué par me recomendarías? Leyendo tus reseñas creo que Borgoña y Saqueadores, ¿no? jajaj. Aunque de Viticulture no llegaste a reseñar la edición esencial, que aparentemente ha mejorado al original. También he mirado un par de tutos de Dungeon Petz, que me llama bastante la atención. Se ve bastante más duro pero al tener las mecánicas tan pegadas al tema se hacen muy intuitivas, o eso me pareció. ¿Qué opinas? ¿Podría servir?

    • Yo te recomendaría que directamente te saltases a Agricola, que además ha salido una nueva tirada y debería estar disponible en tiendas. El juego tiene un modo familiar que es incluso mas facil de explicar que Viticulture, y tienes juego para rato, ya que una vez que lo domines, pasas al modo completo con los oficios.

      Agricola para mi lo es todo: elegante, asequible, profundo, con un tema muy bien implementado. Además el tema granja le encaja muy bien al personal.

      Ese es mi consejo 😛

  9. Hola ayer estrenamos el juego y tengo un par de dudas, cuando colocas una habitación, puntuas todas las habitaciones que están alrededor de esa?(lo hicimos así pero no estoy segura de que esté bien) y la otra es cuando completas una habitación morada, que vuelves a puntuar la habitación, nosotros solo puntuamos la parte central pero leyendo tu reseña veo que tb se vuelve a puntuar el castllo negro y tb habría que volver a puntuar las habitaciones de alrededor? Muy buena la reseña y el juego

    Responder
    • Buenas!

      Cuando colocas una habitación se activan las conectadas, y dependerá del tipo de habitación lo que se puntue. En resumen es:

      – Los Puntos de la loseta colocada (en la esquina)
      – Los puntos de los iconos centrales de la loseta colocada.
      – Los puntos de los iconoces centrales de todas las habitaciones conectadas a la loseta colocada.
      – Se pierden los puntos de las habitaciones de actividades que compartan muros.
      – Punots de las habitaciones de nivel inferior que coincidan en tipo con la nueva.

      Espero que te sirva.

    • Creo que si, era lo que haciamos puntuas todas las que están alrededor de la que acabas de colocar, y por ultimo las subterraneas, pero ahora me creaste otra duda, supongamos que yo pongo un dormitorio pero la habitación subterranea que tengo puntua por jardines, como no puse un jardin no puntua? Es que nosotros las puntuamos siempre.
      Y cuando completas una habitación morada puntuas otra vez esa habitación pero solo los iconos centrales de rsa habitación o tb los de las adyacentes?

  10. Buenas Iván.

    Viendo esta reseña y buscando un poco he visto que existe un juego llamado “Entre dos Castillos del Rey Loco Ludwig” pero que no tiene nada que ver con este, entiendo que es otro juego.

    Varias preguntas como referente ;.)

    Entre los dos, ¿con cual te quedarias?

    Viendo que la mecánica es la de colocación de losetas con algo más, es un juego que tendrías en tú ludoteca o tienes otros que te parezcan mejores que este?

    Mi experiencia en colocación de losetas está basada en Carcassonne con múltiples expansiones y ya, ¿tener este sería repetirse mucho?.

    Un saludo.

    Responder
    • Entre dos castillos se parece mucho más a Entre dos ciudades. Me quedaría con el original de todas todas, el cual se inspira en el sistema de suburbia.

      Respecto a la comparación con Carcasonne, aunque tienen la mecánica de colocación de losetas, son juegos muy distintos y que no se pisan apenas.

Responder a Jose Cancelar la respuesta