Reseña: Las Vegas Quiz

Introducción

Casi todos hemos soñado con ganar el gran premio de un programa de televisión. Ante una audiencia de millones de espectadores, acertar una última y endiablada pregunta que nos catapulte a la gloria y nos colme de riquezas. Pero claro, no todo el mundo sabe en qué año se inventó la tarta Sacher. Pero si la cultura general no es tu fuerte, no te preocupes, te traemos la solución. Porque en aquí lo importante no es conocer la respuesta correcta. Lo importante es distinguir entre quién parece que lo sabe y quién lo sabe realmente.

Portada
Portada

Así se nos presenta este Las Vegas Quiz, un juego diseñado por Dominic Crapuchettes, autor de otros títulos como Evo o Say Anything. Como se indica en la caja, probablemente el party game más laureado de todos los tiempos. Originalmente conocido como Wits & Wagers, salió a mercado allá por el 2005 de la mano de North Star Games. De las ilustraciones se encarga Jacoby O’Connor, quien ya mostró sus habilidades en juegos como Age of Empire III: The Age of Discovery, Evolution o Bootleggers.

Contraportada
Contraportada

Se encuentra editado en nuestro país por Morapiaf. Como supondréis, el juego es fuertemente dependiente del idioma, aunque solamente el presentador gestionará las preguntas, por lo que si domina la lengua en la que esté su copia no habría ningún problema. Permite partidas de 4 equipos en adelante (pudiendo ser los equipos de una única persona), con una edad mínima sugerida de 8 años y una duración aproximada de 25 minutos. Su precio de compra recomendado es de 32,5 €. Para esta reseña se ha utilizado la edición en español de Morapiaf. Esta copia ha sido cedida por Tienda de Juegos de Mesa.

misut_meeple_banner_TDJM_las_vegas_quizjpg

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.

Ir a la Opinión Personal

 

Contenido

Dentro de una caja de cartón de piezas (tapa y fondo), de dimensiones 26,7×26,7×7 cm. (caja rectangular tipo Spartacus o Sons of Anarchy), nos encontramos los siguientes elementos:

  • 125 Tarjetas con 2 preguntas y respuestas
  • 6 Tarjetas de Respuesta (de cartón)
  • 80 Fichas de Casino (de plástico):
    • 60 Rojas de Valor 1
    • 20 Azules de Valor 5
  • 12 Marcadores de Apuesta (2 para cada equipo) (de madera)
  • 6 Rotuladores
  • 1 Tablero (de cartón)
  • Reglamento
Contenido
Contenido

 

Mecánica

Las Vegas Quiz es un party de preguntas y respuestas al más puro estilo Trivial. Sin embargo, las recompensas no se otorgarán a aquellos jugadores que conozcan la respuesta correcta. Para cada pregunta, primero, todos los jugadores ofrecerán una respuesta utilizando sus tablillas (siempre son respuestas numéricas), y, posteriormente, todos los jugadores apostarán por aquellas que consideren más correctas. Así durante siete rondas, proclamándose vencedor el equipo que más fichas acumule.

 

Conceptos Básicos

Como buen juego tipo Trivial, el eje de la partida serán las Tarjetas de Preguntas y Respuestas. Cada tarjeta contiene 2 preguntas por una cara y 2 respuestas por la otra, unas enmarcadas en amarillo y otras en verde (los jugadores decidirán con qué color de pregunta se juega). Las respuestas a las preguntas siempre serán numéricas. Junto a la respuesta se incluye un pequeño detalle para contextualizar un poco.

Preguntas
Preguntas

Para responder, los jugadores dispondrán de una tarjeta de un color con un pequeño espacio para escribir con un rotulador. Mediante esta tarjeta los jugadores responderán a las preguntas planteadas de forma simultánea. La idea es que se ofrezca un número que se acerque lo más posible a la respuesta correcta pero sin pasarse, en plan “El Precio Justo“.

Respuestas
Respuestas

El tablero simula un tapete de casino, con siete espacios con ratios de apuesta. Los jugadores colocarán sobre estos espacios sus respuestas ordenadas de forma ascendente de izquierda a derecha, quedando repartidas equitativamente a ambos lados de la casilla central (si hay un número impar de respuestas distintas se ocupa la casilla central, y si es un numero de respuestas par, la casilla central se deja libre). La central da un ratio 2:1, y, a medida que nos alejamos a un lado y otro, este ratio aumenta. Existe una casilla especial a la izquierda del todo para poder apostar por la cantidad más baja, para el caso de que creamos que todas las respuestas se han pasado.

Tablero
Tablero

Para representar las ganancias el juego incorpora una serie de fichas de plástico simulando a las de casino. Hay de dos colores: roja, de valor 1, y azules, de valor 5 (aunque no vienen numeradas). Estas fichas se utilizarán, a su vez, para apostar en rondas posteriores, obteniendo ganancias en caso de acierto o perdiéndose en caso de fallo.

Fichas
Fichas

Los jugadores tendrán opción a realizar dos apuestas para cada pregunta. Para ello se utilizan unos discos de madera que funcionan como fichas, aunque estas no se perderán en caso de apuesta fallida. Es decir, colocar una ficha de madera equivale a colocar una ficha normal, con la diferencia de que la recuperaremos pase lo que pase.

Tarjetas y Discos
Tarjetas y Discos

Y con esto ya tenemos suficiente.

 

Preparación de la Partida

  1. Se despliega el tablero sobre la mesa.
  2. Los jugadores se dividen en equipos (o juegan individualmente). El número mínimo de equipos es 3 y el máximo 6.
  3. Cada equipo/jugador recibe una tarjeta y unos discos de un color, así como un rotulador.
  4. Se disponen las fichas de casino a un lado.
  5. Se toman 7 tarjetas de preguntas y se decide qué color de pregunta se utiliza (verde o amarillo).
  6. Por último, se elige a un jugador que haga de presentador, encargado de leer las preguntas y ofrecer las respuestas.

¡Ya estamos listos!

Partida preparada
Partida preparada

 

Desarrollo de la Partida

Una partida a Las Vegas Quiz consta de 7 rondas divididas en tres fases:

  • Fase I: Preguntas y Respuestas. El presentador plantea a los jugadores una pregunta, y estos escriben en sus tarjetas una posible respuesta, manteniéndola en secreto hasta que todos los jugadores hayan terminado. En ese momento todos los jugadores revelan sus tarjetas y estas se ordenan en orden creciente y se colocan en el tablero. Las tarjetas deben quedar centradas sobre las casillas del centro. Si varios jugadores escriben la misma respuesta, se colocan todas las tarjetas sobre la misma casilla.
  • Fase II: Apuestas. Ahora, cada equipo debe realizar dos apuestas sobre las casillas, independientemente de a qué equipo pertenezca la tarjeta o tarjetas que se encuentren en la misma. Para ello colocarán sus dos discos junto con la cantidad de fichas que se crean convenientes (nunca se podrán colocar fichas sin disco de color del equipo). Se pueden realizar las dos apuestas a una misma casilla.
  • Fase III: Resolución. El presentador dirá en voz alta la cantidad exacta indicada en la tarjeta, comprobando que casilla es la que más se acerca a dicho valor sin pasarse. Las apuestas colocadas en esa casilla reciben ganancias en función del ratio indicado (teniendo en cuenta que el disco de madera equivale a una ficha que es devuelta, por lo que debe tenerse en cuenta a la hora de entregar las fichas). Adicionalmente, aquellos equipos cuyas tarjetas se encuentren en la casilla que ha resultado más acertada reciben una ficha adicional. El resto de jugadores no reciben nada y pierden todas las fichas apostadas a excepción de los discos de colores, que son recuperados por sus respectivos dueños.
Ronda en Juego
Ronda en Juego

 

Fin de la Partida

La partida finaliza al término de la séptima ronda. El equipo con más fichas será el vencedor. En caso de empate se comparte la victoria.

 

Opinión Personal

Aquí estamos otra vez. Hoy toca analizar un party game que ha hecho furor allá por donde ha aparecido. Sin embargo, cuando uno coge la caja, lo primero que piensa es “otro Trivial más” ¿Qué tiene este Las Vegas Quiz para encandilar al personal? Veámoslo.

Los que seáis de mi quinta o de una quinta anterior seguro que recordáis al gran Joaquín Prat (padre) y el famoso concurso de televisión El Precio Justo, y ese inolvidable movimiento de break dance con el que el presentador sacaba a los concursantes del público. Pues este Las Vegas Quiz podría haberse titulado perfectamente El Precio Justo: The Boardgame, pues, básicamente, es el mismo concepto, con la diferencia de que los jugadores asumen todos los roles del programa: presentador, concursantes y público.

Detalle de Ronda en Juego
Detalle de Ronda en Juego

El presentador será interpretado solo por un único jugador, aunque tristemente no podrá traer a la mesa al público desde el sofá, pero bueno. No se puede tener todo. Este jugador tendrá la importantísima labor de realizar las preguntas. Y para esto no sirve cualquiera. Hace falta carisma, saber aplicar la entonación adecuada para que los jugadores se metan en el papel.

Los concursantes serán todos los jugadores (incluido el que hace el papel del presentador). Su labor no será otra que intentar acercarse a la cantidad justa, sin pasarse, que aparece en el reverso de la tarjeta. Este es uno de los importantes pilares del juego, ya que no solo consiste en intentar acertar, sino en jugar con las emociones y farolear un poquito. Esto dependerá del grado de amistad y conocimiento que los participantes tengan de ellos mismos. Así, si se lanzan preguntas para las que la gente crea que uno conoce la respuesta, este pueda jugar a desmarcarse para aprovecharse en el turno de apuestas.

Estas apuestas son el otro gran eje en torno al cual gira el juego. Aquí es como si nos sentásemos en el sofá como televidentes, intentando acertar qué jugador es el que ha ofrecido la cifra más correcta (o menos incorrecta). Pero mientras los espectadores se quedan mirando la caja tonta, nosotros pasaremos a la acción, jugándonos el capital acumulado en pos de elevar nuestro montante.

Aquí es donde enlazamos con el posible faroleo de la fase anterior, ya que si estamos convencidos de que el resto de jugadores nos consideran expertos en una determinada pregunta, podemos forzar colocando una respuesta errónea pero plausible, de forma que, cuando el resto de jugadores desvelen su opción, nosotros pujemos por la que si consideremos más justa. Obviamente esto desvelará nuestra tapadera en este mismo instante, cosa que podemos volver a reutilizar en esos dobles y triples juegos de engaños.

Así nos encontramos con un magnifico juego de preguntas y respuestas en el que no ganará el que más sepa, sino el que mejor sepa apostar, eliminando el típico problema de los juego tipo Trivial en los que nos encontramos una competición por ver quién sabe más datos y necesita tirar menos de Wikipedia.

Pero, sin duda, los mejores momentos ocurrirán cuando los jugadores escriban verdaderas barbaridades en sus tarjetas o justo lo contrarios, que haya una corriente común y la respuesta real deje a todos patidifusos.

Otra de las grandes virtudes del diseño de Crapuchettes es su tiempo ajustado. Únicamente 7 preguntas para comprobar quien han obtenido más fichas. Entre carcajadas y demás historias, en unos 20 minutemos habremos finiquitado el asunto. Lo normal será nos hayamos quedado con ganas de muchísimo mas por estar acostumbrados a juegos eternos como Trivial o Party & Co., en los que los jugadores deambulan por un tablero hasta que los astros se alinean y el suplicio finaliza. De esta forma encadenaremos partida tras partida hasta que de verdad la mente diga basta. Pero eso, seremos nosotros y no el juego quienes decidiremos cuando parar.

Quizás se le puede achacar que como elemento didáctico deja mucho que desear, ya que las tarjetas aportan más información en el pequeño detalle que se incluye con la respuesta que con la pregunta en sí, por lo que difícilmente sabremos un poco más tras una partida. Sobre todo porque la cifra exacta la olvidaremos casi al instante (aunque tal vez recordemos órdenes de magnitud cuando la respuesta fuese algo que no esperábamos).

Detalle de la Banca
Detalle de la Banca

Un aspecto importante en este tipo de juegos es la rejugabilidad. Para asegurarla, Las Vegas Quiz incorpora 125 tarjetas con dos preguntas, 250 en total, y sus respectivas respuestas. A 7 preguntas por partida tenemos un mínimo de 35 partidas sin repetir ni una pregunta. Es cierto que este número puede parecer bajo, pero no debemos olvidar que las respuestas, a diferencia de otros juegos de preguntas y respuestas, son exclusivamente numéricas, por lo que memorizarlas será más difícil (salvo excepciones con respuestas inesperadamente exageradas por arriba o por abajo). De todos modos no estaría mal que Morapiaf sacase algún paquete de expansión.

Un factor común en los juegos sociales, cuantos más jugadores más diversión. Y este caso no es una excepción. Como de verdad se disfruta es con cinco o seis equipos. Con tres o cuatro sigue siendo disfrutable, pero la reducción del abanico de apuestas hace que se pierda emoción.

Hablemos de la edición, probablemente el aspecto más polémico del juego que hoy nos ocupa. Y es que la edición de Morapiaf ( al igual que toda la tirada internacional de la que procede) tiene un fallo garrafal: las tarjetas para escribir las respuestas son de cartón estándar, de forma que una vez escribes en ellas es imposible borrarlas. Para solucionarlo se adjunta una pequeña hoja de pegatinas de plástico translucidas que se pegan sobre la cuadricula en la que se escribe. Pero, aun así, sigue siendo una solución un tanto chapucera, porque en el momento que utilicemos el borrador, vamos a empezar a ensuciar la tarjeta en la zona donde no hay pegatina (salvo que seamos extremadamente cuidadosos en el borrado). Afortunadamente yo he optado por una solución mucho más limpia, sencilla y eficaz. ¿Lo adivináis? Si amigos, he enfundado las tarjetas. Pero tranquilos, no vais a necesitar un soldador (que no soplete) para proceder del mismo modo, ya que las fundas estándar tipo magic se ajustan perfectamente. Así tenemos un soporte que aguanta el borrado, el mojado y, en casos extremos, tirarlo a la basura y poner una funda nueva. Y la tarjeta como el primer día. El cartón del tablero y de las tarjetas es aceptable y las fichas de madera son de un tamaño considerable (discos de toda la vida vitaminados). Las fichas de plástico cumplen perfectamente su función, aunque se echa en falta un poquito más de nivel en las mismas (sobre todo si ojeamos alguna versión del Wits & Wagers que hay por ahí). Será inevitable acordarnos del Conecta Cuatro la primera vez que abramos la caja. Las tarjetas de pregunta tienen un formato un tanto diabólico, impidiendo enfundarlas y provocándome una ulcera. Pero bueno, como apenas son barajadas y manoseadas, puedo soportar el sufrimiento. El breve reglamento está bien estructurado y no deja lugar a dudas.

Las ilustraciones no son el fuerte de este juego, aunque se le podría haber dedicado algo más de mimo. Pero bueno, es algo casi irrelevante, así que tampoco voy a entrar a valorar.

Detalle de tablero y banca
Detalle de tablero y banca

Y vamos cerrando ya. Las Vegaz Quiz es, probablemente, el mejor juego de Preguntas y Respuestas. Tal vez porque, en el fondo, sea más bien un juego de apuestas que un Trivial de toda la vida, de forma que ningún jugador se sentirá excluido por sentir que no alcanza a los demás en nivel de conocimiento de datos no muy útiles. Conocer cantidades exactas de detalles rebuscados no puede ser considerado ni siquiera como culturilla general. Esta carencia de componente didáctico se compensa con el elevado nivel de diversión. Cierto es que la edición es bastante mejorable, pero nada que no sea subsanable. Si andáis detrás de un party de este tipo, esta es la mejor elección. Por todo esto le doy un…

Notable

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

 

 

6 comentarios en “Reseña: Las Vegas Quiz”

  1. Tengo muy buenos recuerdos de ese juego (y del día que lo jugamos). Se respiraba tensión en cada respuesta. Muy buen juego para esas sesiones más multitudinarias. Aunque no deja de ser un juego de preguntas vitaminado, le sientan muy bien esas vitaminas.
    Después de leer tú reseña… me vienen a la cabeza el Fauna y el Terra. Juegos que tengo que informarme bien sobre ellos con vistas a hacerme con uno de los dos.

    Responder
    • Es muy divertido para pertenecer a este género. Para mi mil veces mejor que un Trivial o un Party. Divertido pero con chicha y sin azar.

  2. Don Iván, yo sigo a lo mío tirando de viejuno…vi vuestro programa 50 en Youtube de Más Madera y me moló mucho cuando sacaste este juego. Así que reseña leída y a la buchaca.

    He visto que el juego tiene problemas con las tarjetas de cartón donde se escriben las cifras y me gusta tu solución. ¿Recuerdas cuáles son las fundas exactas? Me gustaría adquirirlas. Por lo que veo no hay problema en escribir sobre ellas y luego borrarlas…

    Gracias como siempre!

    Responder
    • Son fundas estandar tipo magic, vamos las de 63,5×88. Quedan muy ajustaditas y se borran bien. Y si se van poniendo feas, pues otras 6 fundas… xD

      No sé cómo les quedarán las premium, que a lo mejor tienen mas vida. Pero con las normales va que chuta.

Deja un comentario