Reseña: Tortilla de Patatas, The Game

Introducción

Ha llegado la hora de elegir al mejor cocinero de tortilla de patatas de la ciudad y en los fogones varios cocineros se preparan para poner a prueba sus habilidades. Muchos curiosos y extranjeros se han dado cita en este evento y esperan para ser jurados de las deliciosas tortillas de patatas. Mientras te afanas por terminar de preparar una tortilla grande, estás empezando a freír cebolla para otra, pero… ¡espera! ¡Tu cocinero rival acaba de robarte los huevos y ya no recuerdas cuántas patatas echaste en la primera sartén!

Portada
Portada

Así se nos presenta Tortilla de Patatas: The Game, un juego, con evidente sello patrio, diseñado por nuestro querido Xavier Carrascosa, siendo el título que nos ocupa su, de momento, único proyecto publicado. De hecho, el sr. Carrascosa es más conocido por su trabajo como diseñador gráfico. El juego fue editado en 2014 por Darbel. De las ilustraciones del propio Xavi, así como de Ana Belén Domínguez y Darío Muel, responsables de la propia Darbel y de su anterior juego, Ajo y Agua.

El juego es completamente independiente del idioma, y trae el reglamento en dos idiomas adicionales además del castellano: inglés y catalán. Permite partidas a 2 o 4 jugadores, una edad mínima sugerida de 10 años y una duración aproximada de 15 minutos. El precio de compra recomendado es de 14,95 €. Para esta reseña se ha utilizado la primera edición de Darbel, cortesía de Tienda Juegos de Mesa.

Contraportada
Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.

Banner-Publicidad-TJDM
Consigue tu copia de Tortilla de Patatas: The Game al mejor precio

 

Contenido

Dentro de una caja de cartulina de una única pieza (tapa abatible), de dimensiones 10,5×107×2,4 cm. (caja cuadrada de dimensiones parecidas a Polilla Tramposa), nos encontramos con los siguientes elementos:

  • 63 Cartas (63×88 mm.)
    • 22 Cartas de Patata
    • 14 Cartas de Huevo
    • 9 Cartas de Cebolla
    • 8 Cartas de Comodín
    • 6 Cartas de Cliente
    • 4 Cartas de Ayuda
  • Reglamento
Contenido
Contenido

 

Mecánica

Tortilla de Patatas: The Game es un juego de gestión de la mano y memoria en el que los jugadores irán preparando tortillas en sartenes (pilas de cartas), de forma que solo el último ingrediente es visible. En el momento en el que consideren que una tortilla está completa, elegirán una carta de puntuación y cerrarán dicha sartén. Pero no todo será tan sencillo, porque el rival podrá robarnos ingredientes de nuestras sartenes.

 

Conceptos Básicos

Como buen juego de cartas, estas son el eje fundamental del juego. Tenemos tres tipos de ingredientes: patatas, huevos y cebollas. Los básicos y necesarios para hacer una tortilla de patatas. Además de las cartas que representan a dichos ingredientes, existen ciertas cartas comodín que pueden funcionar como diversos ingredientes a la hora de comprobar una tortilla, pero solo como uno de ellos.

Cartas de Ingredientes
Cartas de Ingredientes

Una tortilla la prepararemos en una Sartén, que no es más que una pila de cartas en la que únicamente es visible la última colocada. Un jugador no podrá tener más de tres sartenes abiertas a lo largo de la partida, aunque si podrá cerrar sartenes y abrir nuevas.

Existen dos tipos de tortillas que podremos intentar cocinar. Cada una requiere una cantidad concreta de ingredientes:

  • Tortilla Normal: 3 o 4 Patatas, 2 Huevos y 1 Cebolla.
  • Tortilla XL: 5 o 6 Patatas, 3 Huevos y 2 Cebollas.
Cartas de Referencia
Cartas de Referencia

Los clientes serán los encargados de evaluar culinariamente las tortillas preparadas por los jugadores. Estos pueden otorgar 1, 2 o 3 puntos al final de la partida si la tortilla que prueban está correctamente cocinada, es decir, que tiene la cantidad exacta de ingredientes requeridos. Los puntos están relacionados con el número de comensales que aparecen en la carta. Estos puntos se verán duplicados si la tortilla que catan es XL. Por contra, si la tortilla no tiene el número de ingredientes correctos, restará la cantidad de puntos indicados en la carta del cliente. Y si la tortilla era XL restará el doble de puntos.

Cartas de Clientes (fila superior por el anverso y fila inferior por el reverso)
Cartas de Clientes (fila superior por el anverso y fila inferior por el reverso)

Por ultimo hay que hablar del robo de ingredientes. Cuando coloquemos una carta de ingredientes sobre alguna de nuestras sartenes, si la carta visible de otra sartén (ya sea del rival o propia) contiene el mismo ingrediente, este deberá ser robado y colocado en la sartén en la que pusimos la carta. Será prioritario tomar ingredientes de sartenes rivales antes que de sartenes propia. De todos modos, esta regla no aplica sobre las cartas comodín.

Y con esto ya tenemos suficiente.

 

Preparación de la Partida

  1. Se baraja el mazo de cartas y se coloca bocabajo encima de la mesa y se revela la primera carta, formando la nevera.
  2. Se disponen a un lado de la mesa las cartas de clientes separadas por los puntos que otorgan.
  3. Cada jugador recibe 5 cartas del mazo, de las cuales deberá elegir 2 de ellas y colocarlas bocabajo para comenzar sus dos primeras sartenes.
  4. Cuanto los dos jugadores han elegido sus dos cartas iniciales, las revelan simultáneamente.
  5. Finalmente, se elige al jugador inicial.

¡Y ya estamos listos para comenzar!

Partida preparada
Partida preparada

 

Desarrollo de la Partida

Una partida de Tortilla de Patatas: The Game consta de un número indeterminado de turnos alternados entre los dos jugadores. Un jugador en su turno deberá proceder de la siguiente forma:

  1. Jugar una carta de la mano. Se colocará sobre alguna de sus sartenes abiertas o se utilizará para abrir una nueva sartén, siempre que no se abran más de tres sartenes simultáneamente.
  2. Robar ingredientes de otras sartenes. Si la carta jugada ha sido un ingrediente básico (no un comodín), se deberá comprobar si existe alguna sartén cuyo ingrediente visible sea el mismo. En este caso, se deberá robar ese ingrediente, independientemente del dueño de la sartén, y colocarlo en la sartén en la que pusimos la carta. Si el ingrediente a robar se encuentra en sartenes tanto rivales como propias, habrá que tomarlo de sartenes rivales.
  3. Robar carta de la nevera. Tomará una carta, que podrá ser oculta del mazo o la carta visible. Si fuese este segundo caso, habrá que revelar una nueva carta del mazo.
  4. Cerrar sartén. Para ello se volteará la pila de cartas correspondiente y se colocará encima una de las cartas de clientes que aun queden disponibles en la mesa. Se deja a un lado, habilitándose el espacio que ocupaba para comenzar una nueva sartén.

Tras esto, el turno pasaría al rival.

 

Fin de la Partida

La partida finaliza en el momento en el que se acaban los ingredientes de la nevera o cuando se agotan las cartas de clientes. Tras esto, se pasa a evaluar las sartenes cerradas:

  • Cada tortilla correctamente cocinada (con la cantidad exacta de ingredientes) anotará los puntos indicados en la carta de cliente. Si la tortilla es XL duplicará la cantidad de puntos del cliente.
  • Cada tortilla fallida (con cualquier ingrediente en una cantidad errónea) restará los puntos indicados en la carta de cliente. Si, además, se han usado 10 o más ingredientes para esta tortilla, se restará el doble de los puntos indicados en la carta de cliente.

El ganador será el jugador con más puntos de victoria (o con una cantidad negativa inferior).

Clientes esperando su tortilla
Clientes esperando su tortilla

 

Variantes

  • Juego para Juniors: se juega sin robar ingredientes entre sartenes.
  • Juego para Expertos: las cartas de cliente se toman en función de las sartenes abiertas:
    • Un jugador con 3 sartenes abiertas podrá tomar cualquier carta de cliente
    • Un jugador con 2 sartenes abiertas solo podrá tomar las cartas de cliente de valor 1 o 2
    • Un jugador con una única sartén abierta solo podrá tomar las cartas de cliente de valor 1.
  • Juego por Parejas: se forman dos equipos de dos jugadores. La mecánica es exactamente la misma, salvo que los jugadores de cada equipo comparten las tres sartenes (como si fuesen un único jugador), y deben disfrutar de turnos alternados (el primer jugador será compañero del tercero y el segundo jugador será compañero del cuarto). Se pueden aplicar cualquiera de los modos anteriormente descritos, con el añadido de que los jugadores de un mismo equipo no pueden intercambiar información referente al juego.
Comodines
Comodines

 

Opinión Personal

Hay mil maneras de enfocar un juego de mesa. Y una que suele funcionar muy bien es apelar al sentido del gusto. No es que nos vayamos a comer los componentes de un juego de mesa (aunque algunos filetes puedan parecer puro cartón), pero normalmente utilizar la comida como eje central suele provocar una agradable sensación. Y no son pocos los títulos que recientemente han utilizado esta estrategia, como por ejemplo Sushi Go!, Fungi o Calçotada Wars.

Así pues, ¿Cómo resistir la tentación de diseñar un juego sobre uno de nuestros platos más internacionales? Eso mismo debió pensar Xavi y, tras un buen tiempo como prototipo, a los chicos de Darbel se les encendió la bombilla y aquí tenemos el resultado. Como siempre, cada uno tiene sus gustos particulares: poco hecha con huevo chorreante o compacta y seca como la mojama. ¿Satisfará este Tortilla de Patatas: The Game a todo el mundo? Veámoslo.

Como buen filler, este Tortilla de Patatas: The Game se explica en un periquete, con dos normas básicas: la colocación de cartas sobre las sartenes (y su cierre) y el robo de ingredientes. Con la primera mecánica se plantea una pequeña carrera por intentar lograr completar tortillas correctamente hechas y atrapar las cartas de clientes más valiosas antes que tu rival. Ya de por si esto puede generar suficiente ansiedad mental como para que perdamos el hilo de que tenemos en cada sartén. Pero hay gente con memoria fotográfica y esto no les supondrá reto alguno.

Es por ello que se añade la segunda mecánica y que, sin duda, es el gran elemento del juego: el robo de ingredientes. Mediante una sencilla regla se dota al juego de una importante profundidad, ya que podemos utilizar el proceso en perjuicio del rival y/o en nuestro favor. Como he dicho, al final es una carrera por las cartas de clientes, por lo que entorpecer el progreso del rival será una de las claves para llegar a buen puerto. Es el elemento que añade profundidad al conjunto. Nos hará plantearnos cada colocación, sopesando si es el momento adecuado o mejor esperar para intentar aprovechar algún ingrediente en sartenes del rival que nos permita cuadrar la tortilla perfecta.

La nevera
La nevera

Pero como digo, es posible utilizar esta mecánica únicamente para provecho propio, ya que, si el rival no tiene la carta que juguemos pero nosotros sí, tendremos que trasvasar ingredientes de una sartén a otra. Así, en momentos en los que tengamos sartenes a punto de finalizar podemos evitar añadidos de última hora que estropeen nuestra obra culinaria.

Se deduce pues, que el juego con las tres sartenes será un factor importante a la hora de gestionar nuestros puntos. Es posible que al comienzo intentemos centrarnos en una única sartén, ocurriendo lo explicado anteriormente, ya que siendo nuestro único referente, es muy fácil que el rival nos fastidie robándonos ingredientes o que, nosotros mismos, sin querer, al jugar cartas sobre ella, robemos ingredientes que no nos interesan. Los más osados intentarán mantener la cuenta con tres sartenes simultáneas, pero esto es una locura, o al menos yo no lo consigo, será que no tengo tan buena memoria.

En definitiva, muchas sutilezas que vas apreciando a medida que juegas. Y como buen juego de memoria, cada partida puede ser un mundo en función de cómo tengamos la cabeza ese día. De hecho, el intentar distraer al rival es otra estrategia posible. Algo sucia, pero el reglamento no dice nada… vacío legal. Cualquier mínima interferencia en el proceso mental del contrario para intentar retener los ingredientes de cada sartén puede ser fatal. Tanto que mas de uno podría enfadarse, así que cuidado con los malos rollos.

Merecen mención especial los dos modos de juego alternativos para modificar la dificultad. Por un lado el junior, que elimina la mecánica más interesante del juego, pero lo hace apto para los más pequeños convirtiéndolo en un memory puro y duro. Y por otro, el modo experto, forzando la apertura de sartenes si queremos optar a los clientes más numerosos.

En este caso no hay mucho que hablar de la escalabilidad. Tortilla de Patatas: The Game es un juego para dos jugadores, aunque, mediante un pequeño artificio, se permiten partidas a cuatro jugadores. Pero, al contrario de la mayoría de ocasiones en las que estos apaños suelen ser más de cara a la galería que otra cosa, en esta ocasión el modo para cuatro jugadores funciona realmente bien, ya que, al no poder compartir información con nuestra pareja de juego, será complicado llevar para adelante las tres sartenes con modificaciones no propiciadas por uno mismo.

La rejugabilidad es la típica de este tipo de fillers, es decir, que las sensaciones dependerán más de los propios jugadores que de la mecánica. Esta, una vez explicada, no dará mucho más de sí. Así pues, es recomendable no abusar del título si no queremos que se quede demasiado tiempo en la estantería

Partida en Juego
Partida en Juego

Hablemos de la edición. Los chicos de Darbel aprendieron mucho con su primer título y han subsanado algunas de las deficiencias detectadas, si bien otras permanecen. Las cartas son el elemento más destacable y, a la postre, el más importante. De buena calidad y grosor importante. Además con los bordes blancos para evitar el marcado, por lo que no es fundamental enfundarlas, aunque, como siempre, yo lo recomiendo. El reglamento viene en una hoja plegada, suficiente para contener toda la explicación en los tres idiomas comentados. Finalmente, el lunar: la caja. De nuevo, como ocurriese con Ajo y Agua, nos encontramos con una caja de cartulina de una única pieza abatible que impide almacenar correctamente las cartas si estas han sido enfundadas. Que sea de cartulina fastidia, pero se puede aceptar. Pero que sea abatible es un fastidio, ya que deja la caja medio abierta en el momento que el mazo de cartas abulta más de la cuenta. Con una caja de dos piezas, aunque la caja quede más abultada y no cierre del todo, al menos queda recta y no se deforma. A ver si a la tercera va la vencida. ¡Queremos cajas de dos piezas!

Respecto al arte gráfico, se ha mantenido prácticamente el diseño original del propio Xavi Carrascosa, con un estilo minimalista y muy atractivo para representar los ingredientes. Sencillo y sugerente. También a destacar el logo del juego, inspirado en los típicos bares que se ven mucho por mi tierra, con dibujos sobre azulejos blancos. El logo del juego, con las guirnaldas de patata me encanta.

Y vamos cerrando. Tortilla de Patatas: The Game, es un filler de memoria con un punto de interacción muy interesante que funciona estupendamente en sus dos posibles configuraciones. Da lo que promete, con partidas que no duran más de quince minutejos. La perfecta implementación de un juego piscinero. Además, con un precio acorde a su nivel de producción. Obviamente, los jugadores con memoria de pez que odien este género que no se acerquen. Pero por lo demás, muy recomendable. Por todo esto le doy un…

Notable

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

2 comentarios en “Reseña: Tortilla de Patatas, The Game”

  1. A nosotros nos sorprendió para bien. No esperábamos gran cosa y sin embargo nos encontramos con todo lo que comentas, destacando la rapidez de las partidas y la interacción. La gran pega, el precio, teniendo en cuenta que la caja no vale para nada si lo enfundas…

    Responder
    • Si, la edición es lo peor en ese sentido. La caja, de cartulina, abatible… un rollo. El Ajo y Agua es igual. Entiendo que es cosa del fabricante, pero no deja de ser una cutrada, sobre todo porque no es barato.

Deja un comentario