Crónicas Jugonas: Semana 34 del 2014 (18/08 – 24/08)

Esta semana hemos dejado de pisar el acelerador lúdico. Era la primera semana tras nuestras largas vacaciones y se ha notado el bajón anímico tradicional. Pero bueno, alguna cosita se ha sacado.

El lunes, para intentar paliar los efectos esta la depresión post-vacacional… ¡Sesión lúdica en casa de José Luis y Silvia! Empezamos con el que, para mí, es y será mejor juego de todos los tiempos: Agricola. Pero para añadirle algo de chicha, yo me llevé la expansión Bosques y Cenagales. Tras explicarles las modificaciones que añade la expansión, comenzamos arar, sembrar, talar y secar ciénagas. Por si con la expansión no era suficiente, jugamos con el mazo I en vez de con el E. Sobre la partida, hablar de mi fracaso estrepitoso. Comencé muy bien, fabricando un estupendo motor de comida, con prácticamente todos los campos arados necesarios y el horno de piedra. Pero cuando intente empezar a ampliar mi casa con nuevas habitaciones, no conseguía obtener los materiales adecuados. Tal vez debí tomar el primer jugador antes, pero obsesionado con intentar optimizar mis jugadas, el tiro me salió por la culata. La partida se decidió entre José Luis y Silvia, llevándose el primero finalmente la victoria con la compra del Pozo, que le dio los 4 puntos que le separaron de Silvia. Resultado final: José Luis vencedor con 51 puntos, Silvia segunda con 47, yo tercero con 37 y Sandra última con 34.

Grandiosa partida, con sus buenas dosis de agobio
Grandiosa partida, con sus buenas dosis de agobio

Tras este desastre pasamos a otro. Lleve el Valley of the Kings, que tenía ganas de probarlo a cuatro jugadores. Excepto para mí, era la primera partida para todos los jugadores. Tras explicar las reglas, comenzamos a preparar nuestra cámara funeraria. Falle en la primera regla de oro, ir mejorando mi mazo. Obsesionado con los sets y las acciones de mi mano, me olvide de ir consiguiendo cartas cuyo aporte monetario fuese en aumento, y al final me encontré con un mazo algo extenso (más de 15 cartas), siendo la mayoría de ellas de aporte 1 de monedas, por lo que en el momento que pasamos a la tercera era (que a cuatro jugadores ocurre muy rápidamente) me quedé sin margen de maniobra. La partida se la llevó Sandra, que hizo caso de los consejos que di en la explicación, y fue llevando una tumba progresiva, haciendo hincapié en un par de sets, lo que le dio una gran cantidad de puntos en el recuento final. El resultado final: Sandra primera con 49 puntos, José Luis segundo con 43, Silvia tercera con 38 y yo último con 27. Fracaso absoluto. A cuatro jugadores, si todos conocen el juego, la partida debería no llegar a los tres cuartos de hora.

Una tumba algo pobre
Una tumba algo pobre

Mientras José Luis y Silvia preparaban la cena, Nico se sentó con nosotros para jugar un trepidante Animal sobre Animal, para que Sandra pudiese mostrar su entrenado pulso de cirujano. Mira que es difícil conseguir tirar los animales de madera que parece que tienen imanes entre ellos. Pues Sandra conseguía tirarlos. También es cierto que para igualar el nivel entre Nico y nosotros, los mayores jugamos con nuestra mano mala (yo con mi zurda al ser diestro y Sandra con su diestra al ser zurda). Pero, como he comentado, el pulso de Sandra es ideal para llevarla a robar panderetas, y claro, pasó lo que pasó. Echamos dos partidas, la primera se la llevó Nico, mientras que la segunda me la llevé yo. Un juego muy entretenido para disfrutar con los más pequeños y que, si se juega con algún adulto torpón, deparara muchas risas.

Animales malabaristas
Animales malabaristas

Para cerrar la velada, un Airlines Europe. Como me suele ocurrir con este juego (o con el Union Pacific), al comienzo de la partida una compañía se dispara en su valor económico y, casualmente, es una de las que no consigo obtener acciones hasta después de la primera fase de puntuación. Tras esto acabo yendo a remolque. En este caso fue la gris, impulsada por Silvia, que comenzó muy bien posicionada en ella. Menos mal que pude unirme a la azul y llevarme la verde claramente, siendo de las compañías más elevadas. Pero esto no fue suficiente para reducir la brecha de la primera fase de puntuación, en la que claramente fui el jugador que menos puntos obtuvo. La partida se la llevó Silvia, que era la que faltaba por ganar a algo en la velada, aunque por muy poco. Resultado final: Silvia primera con 87 puntos, José Luis segundo con 85, Sandra tercera con 78 y yo último con 76. Al menos en esta ocasión la partida si quedó bastante igualada.

No pude remontar
No pude remontar

El jueves quedamos con Aarón y Alejandra (los chicos de Juegos de la Mesa Redonda) para echar nuestra típica partidita semanal (la cual llevábamos tiempo sin jugar). No teníamos ganas de nada muy complicado, así que jugamos varias partidas al ¡Toma 6!, al que no había tenido oportunidad de jugar hasta ahora. Tres partidas que fueron ganadas con rotundidad por Alejandra. En la primera yo caí en picado pero logré estabilizarme en 63 puntos, siendo Aarón quien dinamito la partida. En la segunda volví a caer en picado y esta vez sí fui yo quien atravesó los 66 puntos. Y en la última logré mantenerme en pugna con Alejandra, pero al final no pudo ser. Como digo, un juego al que siempre le he tenido ganas pero que por un motivo u otro no ha entrado en mi ludoteca. Pero esto lo voy a solucionar pronto. Sobre todo tras ver lo divertido que es.

Muchas risas y mucha mala suerte
Muchas risas y mucha mala suerte

El sábado iba tocando esa partidita semanal autoimpuesta de Krosmaster: Arena para amortizar la colección. Sandra formo equipo con Jeins Bond, Capitán Amakna y Lorenzo Balamish, mientras que yo lo hice con Nox, Raúl Bak y Berta Dine. Esta vez a Sandra la jugada del Capitán no le salió bien. La partida comenzó con unos cuantos turnos de tanteo, aunque Sandra abrió su formación, por lo que yo decidí ir a saco por Lorenzo Balamish, el más débil de su equipo. Al segundo turno de ataques ya estaba fuera de combate y no tuvo ni oportunidad de atacar. Tras esto, Sandra decidió pasar al ataque, no sin antes hacerse con una de las recompensas demoniacas de las caras. Estaban visibles la que permite hacer un ataque de daño base 2 (neutro) y otra que otorgaba 8 puntos de vida extra. Sandra, extrañamente, compró el arco, cuando la jugada clara era comprar la otra y colocársela a Jeins Bond. Si hubiese hecho eso, probablemente la partida se la habría llevado ella. Pero como no lo hizo, me lancé a por el rubio arquero, acabando con el rápidamente. El Capitán dio mucha guerra, pero yo tenía siempre a Berta Dine en la retaguardia recuperando el daño del malvado Xelor. Finalmente, la partida terminó por una tirada de tensión doble (ocurrieron varias), quedándose Sandra sin galones de gloria. Que conste, que yo podía haber terminado la partida antes, pero decidí acabar de forma honorable. Pero fue la dama fortuna quien quiso sacar placaje en los dos dados.

El Capitán justo antes de su derrota
El Capitán justo antes de su derrota 

Por la tarde, tras una ardua tarea de fabricación, jugamos al prototipo de Isra Cendrero y Sheila Santos, Cariño, He Encogido a los Dados, al que le tenía muchas ganas después de haberles conocido en persona en las TDN y escuchar numerosos halagos a su mecánica. Cuando lees el reglamento y ves el tinglado piensas que va a ser algo ligerito, pero no lo es en absoluto. Al sentarnos en la mesa y llegar mi primer turno, Análisis-Parálisis como hacía mucho que no me ocurría. Un buen rato intentando comprender cómo debía actuar para intentar llevarme la partida. Al cabo de unos cuantos turnos empecé a ver la luz, aunque la primera toma de contacto fue dura. Esperaba algo más ligero y no, es un juego muy competitivo en el que hay que luchar por cada punto de victoria. Tengo que darle más juego para poder hacerme una buena idea antes de poder ofrecer un veredicto, pero, de entrada, es de esos juegos que te deja pensando intentando encontrar los mecanismos de actuación para poder decantar la partida. Por cierto, la victoria me la llevé yo por 10 puntos de diferencia (45 a 35). Ya sabéis que Sandra no es muy amante de los juegos abstractos y, aunque este Cariño, He Encogido a los Dados tiene un tema aceptablemente bien integrado, cuando te pones a jugar te olvidas completamente de él. Al menos en esta primera partida.

A falta de dados, buenas son losetas
A falta de dados, buenas son losetas

El domingo por la tarde quedamos con los creadores del juego anterior para echar otras tantas rondas de ¡Toma 6! (el descubrimiento de la semana). El Betis había encarrilado su partido (aunque luego casi acaba en susto), por lo que nos pusimos a jugar unas cuantas partidas. Jugamos dos partidas, una primera en la que solo estábamos Sheila, Isra y el que os escribe. De nuevo, misma tónica que en las partidas de entre semana. Comienzo fulgurante acumulando puntos como si no hubiese un mañana y luego a intentar no ser yo quien detone el final de la partida. Pero no lo conseguí, siendo Sheila quien se llevase la victoria. En la segunda Sandra se incorporó a la fiesta. En esta ocasión logré mantenerme a flote unos cuantos turnos, pero de nuevo entré en barrena, aunque Sandra fue la que consumió sus 66 puntos antes, pero mi último turno fue horrendo sobrepasando ampliamente a Sandra, volviendo a quedar último, siendo Isra quien se llevó esta segunda partida.

De nuevo cayendo estrepitosamente
De nuevo cayendo estrepitosamente

Y con esto finaliza la semana lúdica de reentrada a la rutina. Esta nueva que entra se antoja igual de relajada, aunque intentaremos sacar suficientes ratejos para disfrutar de nuestra ludoteca y los numerosos títulos sin estrenar que en ella descansan.

5 comentarios en “Crónicas Jugonas: Semana 34 del 2014 (18/08 – 24/08)”

  1. Gracias por probar el proto! y sobretodo por perder al Toma6! Eres todo un contrincante no veas como comes cartas "ÑAM!"

    Responder
    • Escribí en la entrada del Dominion pero tus monos (o mi falta de pericia) hicieron desaparecer mi comentario.

    • Jajajaja! Es que me gusta mucho la ternera y no lo puedo evitar… 😛

      Gracias a ti por comentar (estreno en el blog) 😛

  2. Hola Iván! No sé donde colocar este comentario, así que aquí mismo…
    Para los que somos fans incondicionales de tu blog pero estamos empezando en este mundillo, se nos hace difícil elegir juegos entre tanta cosa-chula-madre-mía-cuanta-maderita.
    Así que te propongo, ¿por qué no haces una sección actualizable donde vayas colocando tus juegos fetiche? Según temática, jugadores, precio o el criterio que decidas.

    Para algunos como yo que vamos justos de pasta, tenemos que pensarnos mucho qué juego comprar. (Ojalá tuviera tu ansiedad de mes nuevo-juego nuevo, o varios 😉
    Ahora cuento con el Agrícola, Smallworld y La Villa, aunque con los ojos puestos en Lewis and clark, Twilight Struggle, Le Havre… y tantos otros.

    Gracias, sigue así "tochoreseñas" 🙂

    Responder
    • Muchas gracias por la recomendación. Había pensado en algo por el estilo. De hecho, en mi colaboración con AP Podcast, esta semana se ha publicado la primera parte de la primera entrega, centrada en colocación de trabajadores.

      Pero es muy complejo lo que propones, porque cada persona es un mundo y tiene sus gustos. Ofrecer una sección que pudiese servir de "biblia", sobre todo para los que comienzan, es algo muy complicado. Le daré una vuelta a ver que consigo, pero siempre, ante este tipo de dudas, preguntad! Ya sea por aquí o en Twitter o por Google+!

Deja un comentario