Crónicas Jugonas: Semana 45 del 2013 (04/11 – 10/11)

Semana lúdica dividida en dos partes muy diferenciadas. Los primeros días no hubo apenas oportunidad de jugar a nada, pero a partir del viernes ha sido un no parar.

Pues eso, el viernes quedamos con los chicos de Juegos de la Mesa Redonda para echar nuestra típica partidita semanal. Además de Aarón y Alejandra, también se incorporó a la partida Alex, lector habitual de estas crónicas y hoy protagonista destacado. Decidimos que era un buen día para freírnos neuronas, y decidimos jugar un Caylus. Para Sandra y para mí era la primera vez que jugábamos con el máximo número de jugadores posible (hasta ahora solo habíamos jugado a partidas de dos), y lo notamos demasiado, pues estábamos acostumbrados a poder desarrollar nuestros planes de manera más o menos asequible, cosa que, obviamente, no ocurrió en esta partida. A 5 jugadores el estrés alcanza cotas hasta ahora desconocidas para mí. Entre una acción y otra ha cambiado tanto el panorama que hay que hilar muy fino en cada acción para no cometer fallos. Y cada error vale su peso en puntos de victoria. Destacar que Aarón se dedicó a acumular dinero para luego mover el Preboste a saco y fastidiar al resto de jugadores (especialmente a mi). Yo no logre construir apenas en el castillo, lo que me lastró bastante a lo largo de la partida. Me centré en obtener favores y residencias. Logré construir un monumento (el único de toda la partida) que me permitió alcanzar la cabeza en la recta final, pero un error de cálculo impidió que pudiese construir en el castillo en el último turno, lo que me sustrajo 4 puntos. Alex fue sin duda quien mejor se manejó en la partida, llevándose la victoria de forma clara con 61 puntos. Aarón, a pesar de haberse dedicado no dejar progresar al personal, alcanzó un sorprendente segundo puesto con 48 puntos. Yo, gracias a mis errores garrafales quedé en tercera posición con 46 puntos. Alejandra quedó carta con 40 puntos y Sandra en última posición con 33.

¡Cuanto colorido y alboroto!
¡Cuanto colorido y alboroto!

Para darles a mentes un respiro, decidimos jugar un par de partidas al Saboteur. Destacable que, de las seis rondas que jugamos (3 por partida), Sandra fue saboteadora en cinco de ellas. En la primera jugué tan horrorosamente mal que casi parecía que el saboteador era yo, sobre todo en una carta que destruí sin querer un túnel vital para llegar hasta la pepita (tembleques de ratón inside). Eso sí, nos reímos mucho pegándonos palos y faroleando mucho. Finalmente, la primera partida la ganó Alejandra con 8 pepitas y la segunda la gané yo con 7.

Ay ho, ay ho, a caaaasa a descansaaar...
Ay ho, ay ho, a caaaasa a descansaaar…

Ya el sábado nos juntamos con Ciro, Juan y Lara (la hermana de Sandra) para celebrar el cumple de Sandra, que fue esta semana pasada. Primero jugamos un Carcassonne. No hubo mucha interacción en la partida, y la suerte a la hora de tomar las losetas estuvo más o menos repartida. Al final la partida me la llevé yo gracias a que coloqué un granjero en mi último movimiento que me otorgaba 6 puntos extra que me dieron la victoria con 63 puntos. Segundo quedó Ciro con 56, tercero Juan con 55, cuarta Sandra con 35 y ultima Lara con 32.

¡Enorme rush final!
¡Enorme rush final!

Luego sacamos el juego favorito de Juan, el Bang!, que hacía tiempo que no jugábamos. Echamos un par de partidas. En la primera, Sandra era la Sheriff, Juan el Alguacil, Lara la Renegada y Ciro y yo los forajidos. Sandra fue a la carga contra Juan (resentimiento acumulado de muchas trolleadas en partidas anteriores), con la mala suerte de que aniquiló en las primeras rondas a su mayor valedor. Ciro por su lado arrasó a Lara, por lo que el futuro de Sandra se tornó negro, enfrentándose a dos forajidos de gatillo fácil. Acabamos con ella en un par de rondas.

En la segunda el Sheriff era Lara, Ciro el Alguacil, Juan el Renegado y Sandra y yo los forajidos. Lara quiso vengarse de la partida anterior, cometiendo el mismo error que Sandra y aniquilando (sin querer) al Alguacil. Luego entre ella y Juan nos eliminaron a Sandra y a mí, quedando finalmente el Renegado contra el Sheriff. Finalmente se decidió todo con una dinamita que colocó Lara y le explotó tras muchos desenfundes con mucha tensión.

Esquivando balas a lo Matrix
Esquivando balas a lo Matrix

Para cerrar la noche, sacamos el Love Letter. Sandra y yo jugamos juntos (es un juego de 2 a 4 jugadores). La partida estuvo muy igualada, tanto que llegamos empatados a tres puntos a la ronda final. Deparó grandes momentos por la caraja que teníamos todos debido a la hora que era ya. Destacar que hubo pocos adivinos a la hora de jugar los Guardas. De hecho solo se eliminó a un jugador por suerte durante todas las rondas que jugamos. Finalmente la partida se la llevo Ciro, el gran conquistador.

Vaya princesa mas veleta...
Vaya princesita más veleta…
Para cerrar la semana vinieron a casa Borja, Javi y Silvia. Empezamos con El Grande, al que Borja le tenía muchas ganas. Tras explicar las reglas comenzamos a desplegar caballeros por tierras españolas. Borja comenzaba con su grande en León, Javi en Toledo, Silvia en Castilla, Sandra en Valencia y yo en Granada (tierra soñada por mí). Sandra comenzó a destacarse al no recibir resistencia por parte de nadie. Yo intenté seguir su estela, pero fui saboteado vilmente. Finalmente me tuve que conformar con una honrosa segunda posición ante la inapelable victoria de Sandra. Borja mantuvo un curioso pulso conmigo por esa segunda plaza, pero tuvo que contentarse con la tercera. Silvia quedó cuarta no muy lejos de nosotros y Javi pagó la novatada quedando a mucha distancia. 

En las rondas finales, España es una fiesta...
En las rondas finales, España es una fiesta…

Para cerrar jugamos al Takenoko (últimamente aparece mucho por estas crónicas). Borja también le tenía especiales ganas. Tras explicar las sencillas reglas nos pusimos manos a la obra. Como el juego es para cuatro jugadores como máximo, Sandra y yo jugamos en equipo. Tuvimos mucha mala suerte con los objetivos iniciales, pues eran de bajísimo valor, lo que nos impidió desarrollar una buena estrategia que nos permitiese amasar puntos. Silvia estuvo más afortunada y tuvo grandes objetivos cumplidos. Sin embargo fue Borja quien cerró la partida, llevándose el favor del Emperador. Pero para disgusto suyo, Silvia logró sumar más puntos, proclamándose vencedora. Javi quedó tercero y nosotros en última posición, sirviendo como excepción a aquello de “dos cabezas piensan mejor que una”.

Otra cosa no, pero vistoso es
Otra cosa no, pero vistoso es
Y con esto termina el fin de semana intenso. A ver si esta semana que entra es cuanto menos similar, aunque a ser posible con un reparto más equitativo de las partidas, y no tan juntas. 

7 comentarios en “Crónicas Jugonas: Semana 45 del 2013 (04/11 – 10/11)”

  1. Iván, eres un maldito saboteadooor! XDDD
    La partida del Caylus estuvo genial, pero la verdad es lo que comentas, echas humo xD Con menos jugadores todo es más bonito, los recursos sobran y las praderas están llenas de unicornios.
    Al Love Letter no se puede jugar online, verdad? Es uno de los juegos favoritos de Alejandra, y fijo que tiene ganas de jugar.
    A ver si la faena me deja un momento para volver a jugar! Fue un placer compartir la noche y las lámparas y carretas rotas con vosotros! Panda de saboteadores! XD

    Responder

Deja un comentario