Primeras Impresiones: Jaipur

Jaipur
Jaipur

Durante estas vacaciones he tenido oportunidad de echar unas cuantas partidas a este famosísimo juego de cartas para dos personas. En Jaipur cada jugador tomará el papel de un comerciante que competirá duramente por convertirse en el comerciante del Maharajá.

Los productos con los que se podrá comerciar serán diamantes, oro, plata, especias, tela, cuero y camellos. Cada carta representará una unidad de un determinado producto. En el centro de la mesa tendremos el mercado, formado por cinco cartas descubiertas. Cada vez que se tome alguna carta del mercado (provocando un hueco), se repondrá tomando otra del mazo de robo.

Por cada tipo de producto tendremos una serie de marcadores que indicarán las rupias que obtendremos al vender esos productos. El valor de estos marcadores irán decrementando de valor a medida que vayamos adquiriéndolos. Adicionalmente, si vendemos 3, 4 o 5 unidades de un productos obtendremos un marcador de bonus que aportarán rupias extra.

La partida se jugará al mejor de 3 rondas. En cada ronda, cada jugador comenzará con 5 cartas. La mano siempre estará formada por las cartas de productos que no sean camellos, las cuales se colocaran a nuestro lado formando un mazo. En ningún momento de la partida se podrán tener más de 7 cartas de producto (excluyendo camellos).

En cada turno, cada jugador podrá realizar una de estas tres acciones:

  • Tomar una carta del mercado (en el caso de que en el mercado haya camellos, el jugador que tome un camello deberá tomarlos todos).
  • Comerciar con el mercado: se podrán intercambiar cartas (mínimo 2) entre su mano y el mercado. La norma a cumplir es que no se podrán cambiar productos idénticos.
  • Vender productos: podremos vender unidades de un determinado producto (exceptuando camellos).
Despliegue de Jaipur
Despliegue de Jaipur

La ronda finaliza cuando no se pueden reponer cartas suficientes en el mercado o se agotan los marcadores de rupias de 3 productos distintos. El jugador que más camellos tenga al final de la partida obtendrá un bonus de 5 rupias extra. El ganador será el que más rupias haya acumulado. El vencedor final será el que consiga ganar dos rondas.

Un juego como Dios manda. Sencillo de explicar, sencillo de jugar, pero con la suficiente profundidad para que cada partida sea un nuevo reto. Las primeras partidas que echemos tendremos la sensación de que todo se resuelve demasiado al azar, pero empezaremos a ver los puntos de actuación, estando pendiente siempre de cuantas cartas tiene nuestro rival, cuantas tenemos nosotros, así como un importante uso de la memoria para ir calculando las jugadas que nuestro rival está planeando e intentar chafarlas para que no consiga tantos puntos como espera. No dejéis pasar la oportunidad de probarlo.

2 comentarios en “Primeras Impresiones: Jaipur”

  1. Es un excelente juego para 2 jugadores, coincido contigo en que al principio parece muy azaroso pero luego ves que en verdad no lo es tanto. Un juego muy recomendable que como bien dices, merece ser probado 🙂

    Un saludo.

    Responder
    • De hecho, las primeras partidas directamente daba por hecho que todo era puro azar, pero eso, es clave controlar el estado de tu contrincante, para saber cuando es el mejor momento para coger cartas del mercado o vender.

Deja un comentario