Quiero regalar un Juego de Mesa, pero no se cuál escoger…

¿Cuantas veces me habrán hecho esa pregunta?

Son muchas las variables que se han de manejar a la hora de escoger un juego de mesa. Sobre todo si se trata de un regalo (si el juego es para uso y disfrute de nosotros mismos, ya nos encargamos nosotros de elegir el que mas nos guste, ¿no?).

Siempre suelo hacerme las mismas preguntas para intentar hacerme una idea del juego que le puede venir mejor, pues no es lo mismo regalarle a un experto en la materia que a una persona que acaba de iniciarse. Por mi mente pasan cuestiones como ¿Ha jugado alguna vez a Juegos de Mesa que no sean los típicos familiares (Trivial, Party, etc.)? ¿Tiene ya algún juego? Si es así, ¿Cuáles? ¿Es un jugador habitual? ¿O juega esporádicamente?¿Tiene un grupo de colegas con los que jugar? ¿Cómo de amplio?¿De qué presupuesto disponemos?

A la hora de decantarnos por un producto determinado, lo mas importante sin duda, es ponernos en la piel del que lo va a recibir (como siempre que vamos a regalar algo, ¿no?). Obviamente, para regalar un juego de mesa que vaya mas allá de los juegos destinado al publico masivo (como he dicho antes, Trivial, Tabú, Pictionary, etc.) hay que conocer un poco los gustos de la persona. Si el sujeto en cuestión es competitivo, inquieto (mentalmente hablando), un poco “cabeza cuadrada” (como dicen algunos), que siempre intenta buscar la mejor solución al problema que tiene delante, sin duda nos encontramos ante un claro aspirante a engancharse de este mundillo. Solo hay que darle el primer empujón (como ya me lo dieron a mi).

Como diría Jack el Destripador, vayamos por partes.

Si la persona a la que queremos hacerle el regalo nunca ha echado alguna partida a este tipo de juegos pero sospechamos que le pueden gustar, lo normal es recurrir a alguno de los clásicos con el que seguro que no fallamos. Me refiero a juegos como Carcassonne, Colonos de Catán, Aventureros al Tren, Ciudadelas, etc. Juegos con no sean excesivamente complejos, cuya duración no sea exagerada (que ronde la hora por partida está bien) y que funcionen bien con cualquier numero de jugadores. A bote pronto, y sin conocer el problema, siempre recomendaría Carcassonne. Lo tiene todo para acertar: barato, sencillo de aprender, rápido de jugar y adictivo. 

Carcassonne

Otro caso es que sea una persona que ya ha vivido la maravillosa experiencia de participar en una partida con este tipo de juegos. Ya tiene una ligera idea de que va el tema, por lo que la probabilidad de fallar disminuye. Si, aunque ya haya jugado, su ludoteca está aun “vacía”, lo recomendado en el párrafo anterior es totalmente valido, así como regalarle algún juego similar a aquel que haya probado y le haya gustado. Aquí empiezan a manejarse opciones ya un poco mas avanzadas, como Puerto Rico, Agrícola, Alta Tensión, etc.

Agricola

Y finalmente tenemos el caso mas difícil. El los “iniciados”, es decir, alguien que ya está totalmente introducido en el mundillo, que maneja los conceptos, que sabe lo que le gusta. Es el mas difícil porque, obviamente, el nivel de sorpresa disminuye, y sus espectativas aumentan. Hay que intentar regalarle un juego en el que, o bien la mecánica del mismo sea algo novedosa para el (y que pensemos que le va a gustar), o siendo un juego de mecánica similar a los que ya maneja, ofrezca una experiencia de juego superior. De todos modos, conseguir esto es harto complicado, pues el por su cuenta ya habrá peinado el mundo de los juegos de mesa, y estará al tanto de las ultimas novedades, por lo que sorprenderle sería casi imposible. De conseguirlo, el sorprendido debería poneros en un monumento. Aquí al final solemos regalar la última gran novedad de la Feria de Essen.

Eclipse

Obviamente, todo lo dicho anterior debe modularse con el presupuesto del que se disponga. No es lo mismo embarcarse en esta ardua tarea de encontrar el regalo perfecto con 20 € que con 70 €.

Y si aun así, con todas las recomendaciones dadas ahí arriba, no sois capaces de elegir el juego adecuado, seguro que siempre tenéis a mano el típico colega “friki” que se sabe todos los juegos del mundo y os aliviará esa pesada carga.

3 comentarios en “Quiero regalar un Juego de Mesa, pero no se cuál escoger…”

  1. Jejeje!!!

    Si el iniciado quiere que le regalen juegos, lo mejor es que tenga actualizada la ludoteca en el perfil de Boardgamegeek y si encima tiene una whishlist

    ¡Si no tiene perfil en esa página ni es iniciado ni ná y no se merece que le regalen juegos!

    Responder
    • Jojojo!

      Totalmente de acuerdo. Pero entonces ni hay sorpresa ni hay emoción. Al "regalador" se lo dan todo "mascadito".

      Y, seguramente, el "regalador" no tiene ni idea de que existe la BGG 😛

      Pero eh! Nunca se sabe 😛

Responder a Nessa Cancelar la respuesta