Primeras Impresiones: One Night Revolution

Hace unos años Akihisa Okui revolucionó el género de los juegos de roles ocultos aplicándole un giro de tuerca realmente genial al clásico moderno que es Los Hombres-Lobo de Castronegro (aquí su tochorreseña), reduciendo a la mínima expresión una dinámica que, sin nadie que lo dirija adecuadamente, podía alargarse hasta la extenuación.

Dos claves fundamentales propiciaban un gran funcionamiento. Por un lado, la introducción de un intervalo temporal en el que los jugadores intentaban deducir qué rol posee cada jugador para lograr la victoria. Y por otro, una única fase de “noche”, de forma que cada rol aplicaba su efecto una única vez en toda la partida.

Seguir leyendo