Reseña: Dragon Keepers

En este universo de fantasía, los jugadores asumen el rol de jefe de una tribu de guardianes de dragones. Los jugadores deben entrenar y defender a los dragones de los ataques de los malvados cazadores, que ven a estos adorables dragones como si fueran trofeos. Los guardianes utilizan armas ancestrales y magia en las batallas para derrotar a los cazadores. Cada guardián pertenece a una tribu diferente, pero juntos tienen un objetivo común, proteger a los dragones.

Así se nos presenta Dragon Keepers, un diseño de Vital Lacerda (Lisboa, The Gallerist, Vinhos) y Catarina Lacerda, su hija. El juego fue publicado por primera vez en 2019 por Knight Works, LLC tras una exitosa campaña de financiación mediante micromecenazgo. De las ilustraciones se encarga Mihajlo Dimitrievski, responsable del aspecto de juegos como Coloma, Arquitectos del Reino del Oeste o Claim.

Seguir leyendo

Crónicas Jugonas: Semana 22 del 2020 (25/05 – 31/05)

Primera semana completa en fase dos aquí en Asturias, y por fin hemos recuperado los sábados jugones (por supuesto, cumpliendo las estrictas medidas de seguridad, manteniendo la distancia y con mascarillas). Muchísimas partidas y un buen puñado de estrenos: La Islas de los Gatos (un diseño con poliominós que se combina con interesantes mecánicas), Días de Ira: Budapest 1956 (un juego asimétrico en el que reviviremos la revolución húngara), Pequeños Grandes Mechs (la nueva entrega de la saga Tiny Epic, esta vez con máquinas de guerra), 7 Steps (un juego combinacional con una interesante propuesta), Maestros del Renacimiento (una versión reducida de Lorenzo il Magnifico) y Fantastic Factories (un juego con gestión de dados muy directo). Venga, vamos allá.

Comenzamos la semana con una partida a Linja (aquí su tochorreseña). Un juego de Steffen Mühlhäuser en el que los jugadores cuentan con una serie de peones situado en los extremos de un campo dividido en secciones horizontales al estilo fútbol americano. En su turno, un jugador dispone de dos movimientos, uno primero que siempre es un avance de 1 posición que determina el número de avances del segundo movimiento en función de cuantos peones hubiese en la sección a la que accedió el primero. Si consigue llevar un peón a la última fila utilizando todos los movimientos, recibe un movimiento extra de una posición hacia adelante o hacia atrás (de cualquier color), salvo de los que hayan llegado al final. Partida muy igualada en la que, a pesar de que Sandra comenzó fuerte, llegó un momento en el que quedó algo bloqueada, con una distancia grande entre su grupo inicial y el final. Esto me permitió reducir las distancias. Es cierto que cada vez que tenía la oportunidad, retrasaba una de sus fichas buscando evitar que pudiese progresar adecuadamente. Al final, sorpresa, pues acabamos empatados a 51. Linja es un abstracto simpático y con una producción original y vistosa. Portable y con un ritmo vertiginoso, con una duración bastante acotada. Como pega, que, con el paso de las partidas, se puede activar el piloto automático (aunque aún no he llegado a asimilar bien los patrones), ya que no es complicado proyectar a futuro los siguientes movimientos que se intentarán realizar. Pero, aun así, es muy entretenido. ¡Molan los palos de bambú!

Seguir leyendo