Reseña: Tichu

Cuando a uno le da por recorrerse el ranking de la BGG (eso que hacemos todos de vez en cuando), siempre acabamos deteniéndonos en un caso curioso. Uno de esos juegos que destacan por ser tan distinto del resto de títulos que lo emparedan, pues no deja de ser un juego de cartas que, prácticamente, se juega con una baraja de naipes.

Si amigos, me estoy refiriendo a esa maravilla llamada Tichu. Y aunque pudiese parecer que se trata de un juego tradicional chino con siglos de antigüedad, en realidad obra del diseñador suizo Urs Hostettler, y vio la luz en 1991.

Seguir leyendo