Reseña: Bubblee Pop

Introducción

Las Bubblees son criaturas pequeñas, redondas y llenas de color con extrañas habilidades. Flotan por los cielos cerca de los planetas y acaban juntándose entre ellas, empujadas por la gravedad. Pero cuando aterrizan en uno de los planetas, las Bubblees pierden su unión… Necesitas unirlas y alinearlas, emparejándolas por color, y asegurarte que la mayor cantidad de Bubblees aterrizarán en tu planeta.

Portada

Así se nos presenta este Bubblee Pop, un diseño de Grégory Oliver, autor de Outlive. El juego fue publicado en 2016 por Bankiiiz Editions en una edición bilingüe (francés e inglés). De las ilustraciones se encarga Alexey Rudikov, siendo esta su única incursión hasta la fecha en el mundo de los juegos de mesa.

El juego se encuentra publicado en nuestro país por SD Games, aunque es completamente independiente del idioma (a excepción del reglamento). Permite partidas de 1 a 2 jugadores, con una edad mínima sugerida de 8 años y una duración aproximada de unos 20 minutos. El precio de compra recomendado es de 24,95 €. Para esta reseña se ha utilizado una copia de la edición en español de SD Games que la propia editorial nos ha cedido amablemente. El juego se puede probar en Board Game Arena.

Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.



Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo) de dimensiones 17,6×22,7×4,3 cm. (algo más grande que las cajas de Blueprints o Traders of Osaka), encontramos los siguientes elementos:

  • 96 Bubblees (16 de cada color: roja, violeta, amarillo, azul, verde y negro) (de cartón)
  • Tablero a doble cara (de cartón)
  • Bolsa (de tela)
  • Reglamento
Contenido

Mecánica

Bubblee Pop es un juego abstracto en el que tendremos que intentar formar filas o columnas de tres burbujas de un mismo color en nuestra zona de juego. Estas se obtienen, de dos en dos, de una zona central con dos filas. Previamente, podremos permutar 2 de estas burbujas para intentar adecuarlas según nuestro objetivo. Cuando se consigue formar una fila de 3 o más burbujas, estas se retiran de la zona de juego y se aplica un efecto asociado al color. La partida se acaba cuando se agotan las burbujas.


Conceptos Básicos

Empecemos con el Tablero. Éste muestra dos planetas en los extremos y una zona central con un cielo. En los planetas encontramos una malla de espacios circulares de cinco filas por tres columnas. En el cielo, entre ambos planetas, encontramos dos filas de cinco columnas. Cada planeta ejercerá una fuerza gravitatoria hacia su centro, de forma que, desde el punto de vista de cada jugador, los elementos caerán hacia abajo.

Tablero

El eje fundamental de la partida son las Burbujas de Colores, ya que el objetivo básico del jugador será extraerlas de su zona de juego. Para ello deberá conformar líneas de al menos 3 burbujas del mismo color, retirando todas aquellas del mismo color conectadas ortogonalmente entre sí (aunque no formen parte de la línea). A su vez, estas burbujas desencadenan diversos efectos cuando son retiradas del tablero. Efectos positivos para el jugador en turno o negativos para el rival. Al final de la partida, cada burbuja proporciona un punto.

Burbujas de Colores

Estas burbujas pasarán del cielo (zona central del tablero) al planeta de cada jugador (zona propia), pudiendo alterar ligeramente la disposición de las mismas antes de hacerlas descender, reponiendo posteriormente los huecos generados con nuevas burbujas que se roban de una bolsa.

Existe un tipo de burbuja especial, las Burbujas Negras, que no se comportan de igual forma que el resto de burbujas, ya que no pueden ser retiradas por la vía anteriormente explicada. Serán estorbos que dificultarán conseguir formar los patrones adecuados. Sin embargo, si será posible retirarlas mediante el efecto de unos de los tipos de burbuja de colores, proporcionando también puntos de victoria al final de la partida.

Burbujas Negras

Con esto tenemos suficiente.


Preparación de la Partida

  1. Se despliega el tablero en el centro de la mesa.
  2. Se apartan las burbujas negras y 2 burbujas de cada color. El resto se introducen en la bolsa.
  3. Se colocan las 10 burbujas de colores en las dos filas centrales del tablero, teniendo en cuenta que dos burbujas del mismo color no pueden colocarse en espacios ortogonalmente adyacentes.
  4. Se añaden 3 burbujas negras a la bolsa.
  5. Cada jugador un numero de burbujas negras y las coloca en su planeta:
    • Fácil: 3 burbujas, colocadas en la fila inferior en las posiciones impares (primera, tercera y quinta).
    • Medio: 4 burbujas, las 3 del nivel anterior y una cuarta colocada en la segunda fila y columna central.
    • Difícil: 5 burbujas, las 3 del nivel fácil y dos en la segunda fila de las columnas laterales (primera y quinta).
  6. Finalmente, escogemos al jugador inicial.

¡Ya podemos comenzar!

Partida Preparada

Desarrollo de la Partida

Una partida de Bubblee Pop consta de un número indeterminado de turnos alternados hasta que se cumple alguna de las condiciones de finalización.

El turno de un jugador se desarrolla de la siguiente forma:

  1. El jugador repone los espacios libres en las filas centrales, sacando burbujas de una en una y colocándolas en dichos huecos. Este paso no se ejecuta en el primer turno de la partida.
  2. El jugador puede permutar dos burbujas adyacentes de forma ortogonal de las filas centrales, ya sea horizontal o verticalmente. Puede no permutar ninguna burbuja si así lo desea.
  3. El jugador debe, obligatoriamente, escoger dos burbujas ortogonalmente adyacentes de las filas centrales (las 2 de una misma columna o 2 en columnas consecutivas de la fila más cercana al planeta del jugador) para hacerlas caer a su planeta, manteniendo la columna en la que se encuentre cada burbuja. Las burbujas descienden hasta el primer espacio libre comenzando desde abajo.
  4. Si se ha conformado una línea de al menos 3 burbujas del mismo color (horizontal o vertical) el jugador extrae de su planeta todas las burbujas de dicha fila junto a todas aquellas burbujas de ese mismo color que estuviesen conectadas ortogonalmente con la fila.
  5. Si se han generado huecos intermedios en el planeta, las burbujas que se encuentren en posiciones superiores descienden para ocupar dichos espacios. Es posible que sucedan reacciones en cadena y se formen nuevas líneas de 3 o más burbujas de un mismo color, procediendo a retirarlas como en el paso 4.
  6. Por último, por cada fila retirada se puede activar, en ese momento, un poder asociado al color de las burbujas:
    • Rojo: el jugador puede permutar dos burbujas ortogonalmente adyacentes en el planeta rival.
    • Violeta: el jugador puede mandar una burbuja libre (sin burbujas encima) desde su planeta hasta el planeta del rival (debe haber un hueco donde ubicarla).
    • Azul: el jugador hace caer una burbuja de las filas centrales al planeta del jugador rival (debe haber un hueco donde ubicarla).
    • Verde: el jugador puede permutar dos burbujas ortogonalmente adyacentes en su planeta.
    • Amarillo: el jugador puede retirar una de las burbujas de su planeta y añadirla a su pila de puntuación. Esta es la única forma de retirar burbujas negras.

Tras esto, el turno pasa al jugador rival.

Detalle Bolsa

Fin de la Partida

La partida puede finalizar de dos modos:

  • Tras el turno que no es posible reponer las burbujas de las filas centrales. Cada jugador anota un punto por cada burbuja capturada. El jugador con más puntos será el vencedor. En caso de empate, se comparte la victoria.
  • Que, al término de su turno, el planeta de un jugador no tenga espacios libres. Este jugador pierde inmediatamente.

Variantes

Modo en Solitario: en este modo los jugadores parten de un escenario (de 20 posibles) que se establecen en el planeta rival. El jugador debe vaciar este planeta rival enviando burbujas desde el suyo, ya que, y esta es la única variación mecánica, cuando se conforma una fila de 3 burbujas, una de ellas se puede lanzar al planeta rival (manteniendo la columna). Si la línea tuviese 4 burbujas, se pueden lanzar 2, etc. Cuando se forma una línea de 3 o más burbujas en el planeta rival, estas se retiran. La partida se gana cuando se vacía al planeta rival (sin contar las burbujas negras).


Opinión Personal

Hoy toca analizar otro de esos juegos que, sin hacer mucho ruido, apareció en los estantes de las tiendas, generando cierta atracción gracias a su espectacular arte (del que hablaremos más adelante). Desgraciadamente, últimamente nos estamos acostumbrando a títulos-carcasa, muy bonitos por fuera, pero vacíos por dentro. ¿Será este Bubblee Pop otro de esos casos? Vamos a verlo, no sin antes agradecer a SD Games la cesión de la copia que ha posibilitado esta tochorreseña.

Como ya comentamos en el análisis de Potion Explosion (aquí su tochorreseña), era cuestión de tiempo que los juegos ocasionales que arrasan en los dispositivos móviles intentasen encajarse en los juegos de mesa. Hablamos de videojuegos cuya única pretensión es matar el tiempo mediante mecanismos simples y con una dificultad ajustada, además de una cuota de aleatoriedad importante. Esto es, en la mayoría de estos juegos, pasarse un nivel no depende única y exclusivamente de la habilidad del jugador a la hora de pulsar botones, sino que se tienen que alinear ciertos elementos para que, en adición a ese buen hacer, se consiga el objetivo.

Detalle Planeta

Pues bajo esta misma premisa se nos presenta este Bubblee Pop, aunque con un despliegue mucho menos espectacular como el de Potion Explosion. Nos encontramos con un abstracto en el que, sobre un tablerito de espacios circulares, iremos permutando y dejando caer hacia nuestra zona burbujas de colores con el objetivo de enlazar varias de un mismo color en línea recta.

La única decisión que tomaremos en cada turno será, simple y llanamente, qué dos burbujas hacer caer a nuestro planeta para que se apilen sobre las ya ubicadas en él, con una permuta previa opcional para intentar ajustar dichas burbujas al patrón que intentamos formar.

Cuando se consiga formar una línea recta de al menos tres burbujas, estas se extraen (explotan) del plantea junto a todas aquellas del mismo color que estuviesen conectadas a la línea de forma directa. Por último, cada color tiene un efecto asociado que podremos aplicar en ese momento. Y poco más.

La principal diferencia de Bubblee Pop con el Candy Crush de turno es que en frente tenemos a otro jugador procediendo de igual forma, intentando sacar de su tablero tantas burbujas como pueda y, mediante el efecto de ciertos tipos de estas, ponernos trabas para entorpecer nuestro desarrollo.

Sin embargo, se plantea un problema de difícil resolución. Y está relacionado con lo anteriormente comentado respecto a la dificultad respecto a los videojuegos ocasionales. Bubblee Pop es una implementación tan fidedigna que incorpora este factor, de forma que no va a estar completamente en nuestra mano el que podamos engarzar las bolas tal y como queramos. Cada vez que hay que reponer la fila, lo normal es sacar una burbuja de la bolsa que no es la que nos conviene. Obviamente, si ocurre, al contrario, nos encontramos con un combo llovido del cielo (nunca mejor dicho). Así que el azar tiene una influencia muy importante.

Pero, mientras que en el videojuego de turno solo nos queda maldecir e irnos a una esquina a llorar cuando no logremos pasarnos el nivel, aquí veremos como el rival pasa a un estado de ánimo opuesto al nuestro. Y esto es doblemente frustrante. No hay nada peor que en un juego abstracto de corta duración, el resultado dependa de forma tan importante del azar.

Detalle Puntuación

Es cierto que también se puede enfocar esta injerencia de los hados a la hora de gestionar los riesgos ¿Bajo esta burbuja sabiendo que libero un hueco que, si tiene suerte, puede beneficiar a mi rival? ¿Utilizo la permuta para alejar las burbujas que le vienen bien? Pero, al final, nos tenemos que centrar en nuestro planeta, siendo pocas ocasiones en las que podemos alinear ambos objetivos.

Sabiendo esto, yo me lo plantearía más como un juego de puzles en solitario con influencia del azar. Aquí es donde esos 20 escenarios con dificultad progresiva, completando la transportación del concepto a los juegos de mesa. Ya sabéis que yo no soy amigos de los modos en solitario, pero creo que el aporte más interesante que ofrece este diseño. En vez de fijar la vista y desgastar el plástico protector de nuestro Smartphone, desplazaremos burbujitas de cartón a ritmo pausado.

La rejugabilidad desentenderá del enfoque que apliquéis. Si lo queréis para jugar en modo versus, el juego no tiene especial recorrido, y quedará relegado a un rincón del estante, acumulando polvo por los siglos de los siglos. Me parece insuficiente los elementos introducidos para potenciar la interacción, al menos jugando contra un rival humano.

Ahora, si lo queréis por su modo solitario, entiendo que al menos unas cuantas partidas os va a asegurar con esos 20 escenarios con dificultad creciente. Hay anunciada una expansión que añade dos nuevos colores con nuevos efectos.

Pasemos a la edición. Sin duda, uno de los aspectos más positivo del juego. Es cierto que solo encontramos cartón, pero… ¡Qué cartón! Impresionante grosor y textura de la capa externa. Dan ganas incluso de golpear las burbujas como si fuese un juego de flicking. El reglamento es corto y no tiene nada que destacar negativamente.

El otro aspecto especialmente destacable es el del arte. Impresionante trabajo que permite disfrazar a un abstracto insulto lo suficiente para que, simplemente por la portada, uno coja la caja en su tienda y le eche un vistazo. Las dos coloridas caras del tablero son magníficas, por no hablar de las burbujas, que no solo hay distintos tipos según el color, sino que dentro de cada color encontramos distintas caras con expresiones variadas. Muy buen trabajo.

Detalle Cielo

Y vamos cerrando. Bubblee Pop es un abstracto para uno o dos jugadores que transporta al mundo de juego de mesas el concepto de videojuego ocasional tipo Candy Crush. El mayor problema de este tipo de juegos es que el azar tiene una influencia notable, afectando negativamente a la experiencia a dos jugadores. Es por esto que solo lo recomendaría como juego en solitario para resolver los distintos escenarios que se plantean sin depender de un dispositivo electrónico. Por todo esto le doy un…

Aprobado

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

2 comentarios en «Reseña: Bubblee Pop»

  1. Hola, compré este juego, aunque aún no lo he regalado (niño de 8 años y niña de 6), porqué espero elomento adequado.
    Tenia en mente también Potion Explotion y Collecto (éste último de Ludilo). Creéis que son repetitivos y de la misma temática? Me llama muchísimo la atención sobretodo Potion Explotion, pero dudo si es más de lo mismo, y como el precio es algo más caro, querría vuestra opinión, también teniendo en cuenta la edad de mis hijos. Muchas gracias.

    Responder
    • El potion explosion es más divertido y vistoso. Aunque si es bastante parecido en el concepto. Otro que puedes contemplar es zumos.

Deja un comentario