Reseña: Speed Cups

Introducción

Cada jugador tiene 5 cubiletes de colores y compite por completar el objetivo lo más rápido posible. ¡Hace falta tener buen ojo y reflejos! Las cartas muestran cómo se deben colocar los cubiletes… ¿Qué pájaro está arriba del árbol? ¿Cuál debajo? ¿Los has colocado bien? ¡Pues corre a tocar el timbre! El jugador más rápido ganara la partida. ¡Un fantástico juego de reflejos para toda la familia!

Portada
Portada

Así de directo se nos presenta este Speed Cups, un juego diseñado por el israelí Haim Shafir, responsable de otro conocido juego de habilidad como es Halli Galli. El juego fue publicado en 2013 por Amigo, llegando a obtener una nominación al Kinderspiel des Jahres del 2014. De las ilustraciones se encargan Yaniv Shimoni y Barbara Spelger, esta ultima una asidua de los juegos de esta editorial.

En nuestro país se encuentra distribuido por Mercurio Distribuciones, aunque el juego es completamente independiente del idioma. Permite partidas de 2 a 4 jugadores, con una edad mínima sugerida de 6 años y una duración media de unos 15 minutos. El precio de compra recomendado es de 19,2 €. Para esta reseña se ha utilizado la edición española de Mercurio Distribuciones.

Contraportada
Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.

 

Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 17×12,7×5,5 cm, nos encontramos con los siguientes elementos:

  • 20 Cubiletes (4 en cada uno de los cinco colores: rojo, azul, amarillo, verde y negro) (de plástico)
  • 24 Cartas
  • Timbre
  • Reglamento
Contenido
Contenido

 

Mecánica

Speed Cups es un juego de habilidad en el que cada jugador intentara ser el más rápido en conseguir formar el patrón indicado por una carta con sus cubiletes.

 

Conceptos Básicos

Muy pocos conceptos. De hecho, diría que solo uno: los tipos de patrones que podemos encontrarnos en las cartas. Hay dos tipos: patrones horizontales y patrones verticales. Es importante interpretar correctamente la carta, ya que el sentido en el que se deben colocar los cubiletes viene determinado por los elementos que forman el patrón. Es decir, que solo hay un sentido correcto a la hora de interpretar el patrón: de izquierda a derecha para los horizontales y de abajo a arriba para los verticales. Es importante remarcar esto porque lo habitual será que nos sentemos alrededor de una mesa, por lo que habrá jugadores que verán la carta al revés.

Cartas Verticales
Cartas Verticales

Por supuesto, es cuestión de los jugadores definir si se acepta interpretar el patrón según lo está viendo el jugador y no según la orientación de los elementos que componen el patrón.

Cartas Horizontales
Cartas Horizontales

Y poco más.

 

Preparación de la Partida

  1. Se baraja el mazo de cartas y se coloca en el centro de la mesa junto al timbre
  2. Cada jugador recibe un set de 5 cubiletes de colores distintos que colocará en fila horizontal en su lado de la mesa.

Y ya estamos listos para empezar.

Partida preparada para cuatro jugadores
Partida preparada para cuatro jugadores

 

Desarrollo de la Partida

La partida se desarrolla a lo largo de 24 rondas, en las cuales los jugadores intentarán ser los más rápidos en completar el patrón. El procedimiento es el mismo:

  1. El jugador en turno revelará la carta superior del mazo de cartas, colocándola en el centro de la mesa
  2. En ese mismo instante, todos los jugadores intentarán formar el patrón con los cubiletes. En cuanto un jugador crea haberlo completado, tocará el timbre. El resto de jugadores prosiguen hasta finalizar el patrón y tocar el timbre.
  3. Una vez que todos los jugadores han terminado, se comprueba si el patrón completado por el primer jugador que pulsó el timbre es correcto. En caso afirmativo, el jugador gana la carta. En caso contrario, se pasa a comprobar si el patrón del siguiente jugador en tocar el timbre es correcto y así sucesivamente hasta que algún jugador haya completado correctamente el patrón. En el caso de que ninguno haya conseguido formar el patrón correctamente, la carta se descarta.
Timbre
Timbre

 

Fin de la Partida

La partida finaliza tras la última ronda. El ganador será aquel jugador con más cartas ganadas.

 

Opinión Personal

Estamos ante uno de esos fillers extremadamente sencillos a la par que efectivos. Es esta sencillez, sin duda, su mayor virtud y su mayor valor. Basta contemplar una partida a Speed Cups para que te entren unas ganas locas de jugar con los cubiletes.

Obviamente, es un juego destinado a esos jugadores que disfrutan con los juegos de habilidad en los que la agilidad, la rapidez y la capacidad visual son importantes. Apto para toda la familia. Podríamos decir que toma los mismos principios que Jungle Speed o Fantasma Blitz, pero las sensaciones son totalmente distintas.

Cubiletes
Cubiletes

Aunque, probablemente, la clave sea ese precioso timbre que incorpora el juego. Es el elemento estrella y ya fue utilizado en el anterior pelotazo del señor Shafir. Me refiero a Halli Galli, donde el concepto era similar, aunque, en mi opinión, menos atractivo. Así que el timbre no es lo único que importa. Los cubiletes son el otro gran pilar de este juego. Nos convertiremos en auténticos trileros.

Uno de los puntos negativos es el tema de la orientación de las cartas, ya que lo habitual será sentarse alrededor de una mesa, por lo que solo uno de los jugadores podrá contemplar la carta en su posición correcta, por lo que los demás tendrán el hándicap adicional de tener que interpretar correctamente la carta. Como he comentado en la mecánica, queda de la mano decidir cómo se deben interpretar las cartas. Pero bueno, es una merma que se reparte a partes iguales durante toda la partida.

Como suele ocurrir en todos los juegos de habilidad, la diferencia de nivel entre los jugadores es un factor a tener muy en cuenta, ya que puede dar al traste con la experiencia. Pero entre jugadores similares, es un desenfreno muy divertido.

Otro elemento que parece quedarse corto es el número de cartas, ya que las partidas duran un suspiro. Afortunadamente, para aquellos que finalmente adquieran el título, ya se ha publicado una expansión que incorporan nuevas cartas con nuevas formas de apilar los cubiletes, así como material para un quinto y sexto jugador.

El juego escala perfectamente, aunque, como es obvio, como más se disfruta es cuando hay más manos intentando pulsar el timbre, ya que en este tipo de juegos la competencia y el desenfreno son los factores que hacen al título disfrutable.

La rejugabilidad es la habitual en este tipo de títulos. Nadie va a poder memorizar los patrones, especialmente porque cuando se revelan todo ocurre demasiado rápido como para poder centrarse en el orden de los colores más allá de intentar ordenar nuestros cubiletes. Por lo demás, como la gran mayoría de juegos de habilidad.

Partida en juego
Partida en juego

La edición es muy correcta, destacando ese precioso timbre azul de metal. Solo querremos tocarlo desde el momento que lo coloquemos en la mesa. Los cubiletes son de plástico con buena consistencia, por lo que soportarán perfectamente el paso de las partidas. Las cartas son muy simples, con fondo blanco y el patrón dibujado sobre ellos, y con un grosor aceptable. Todo ello contenido en una caja con un tamaño peculiar, ajustada al contenido, incluyendo un inserto que mantiene a todos los elementos en su sitio. Edición muy correcta y nada que objetar.

Y vamos cerrando. Speed Cups es uno de los juegos del año en cuanto a fillers y juegos de habilidad se refiere. Concepto sencillo y efectividad suprema. Muy vistoso, especialmente gracias a ese precioso timbre que desde el momento que se coloque en la mesa será imposible resistirse a tocarlo. Tal vez su mayor defecto es saber a poco y querer más cartas, más patrones y más jugadores (cosa que se soluciona con la expansión). Obviamente, si no os gustan los juegos de habilidad, este título no es para vosotros. Pero si disfrutáis con juegos como Jungle Speed o Fantasma Blitz, Speed Cups es un título que no deberíais dejar escapar. Por todo esto le doy un…

Notable

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

6 comentarios en “Reseña: Speed Cups”

  1. No está nada mal el juego, pero para mi gusto muuuy pocas cartas 🙁
    Aún quedan combinaciones de colores, y fijo que al artista se le hubieran ocurrido más dibujitos.
    Expansión fan-made P&P ya!

    Responder
    • De FanMade nada! La expansión oficial ya existe! Con nuevas combinaciones (varias pilas) y con cubiletes para un quinto y sexto jugador 😛

      De todos modos, las 24 cartas son suficientes para una experiencia adecuada. Es un filler rapido.

  2. El juego está cachondo y es un exito para 15 minutillos que queden libres. Del mismo estilo me parece el animal sobre animal el duelo, este solo para dos jugadores.

    Responder
    • Nosotros nos hemos pillado ahora el Animal Sobre Animal ¡A Dar Vueltas! y la verdad es que estamos encantados!

      Gracias por comentar!

    • Acabo de ver un video en la BGG. La verdad es que el concepto de juego es identico, aunque sospecho que el frenetismo que se libera con los cubiletes no es el mismo que con las gomillas. Aun así, me lo apunto 😛

Deja un comentario