Primeras Impresiones: To Court the King

Hace poco que descubrí este grandioso juego del conocido Thomas Lehmann, diseñador del Race for the Galaxy. Un juego en el que representamos a peticionarios en la corte real, intentando obtener el favor del Rey. Para ello tendrá que obtener el favor de muchos otros sirvientes y oficiales de la corte. Un juego cuyas mecánicas principales son tiradas de dados, construcción de patrones y drafteo de cartas.

¡Pirataaaaa!

La mecánica es muy sencilla. Al comienzo de la partida un jugador dispone de tres dados. Se lanzan todos y, a continuación, debe bloquear (quedarse con el valor resultante), al menos uno de ellos. El resto puede relanzarlos. En cada relance deberá, de nuevo, bloquear al menos un dado. Así hasta que no le queden dados que relanzar o haya obtenido una combinación interesante. Y es que los valores del conjunto completo de dados (bloqueados y no bloqueados) nos servirá para obtener una de las cartas disponibles (solo se puede tener una copia de cada). Estas cartas muestran una condición para conseguirla (un patrón a formar con los dados) y un efecto que se aplica en el turno del jugador que la haya conseguido anteriormente. Estos efectos suelen ser añadir nuevos dados al conjunto inicial o modificar valores de los dados. Así hasta poder optar a tomar el Rey. Al acabar la ronda, el testigo de jugador inicial se pasa a la derecha, de forma que el último jugador dispone de dos turnos consecutivos.

Cuando un jugador logra acceder al rey fija la tirada a batir, pudiendo ser superada por el resto de jugadores. Al final de esa última ronda, quien tenga al rey en su mano será el ganador.

Las ilustraciones de las cartas son una maravilla
Las ilustraciones de las cartas son una maravilla

Y ya está. El juego se explica en un santiamén y se juega en otro. Es su principal característica: partidas rápidas y divertidas, que provocan los ánimos de revancha y echar varias seguidas. Al ser un juego de dados el factor azar va a estar siempre presente, sobre todo a medida que vamos bloqueando dados y las opciones, incluso con varias cartas conseguidas, se van reduciendo.

Pero, aunque el azar sea importante, el notar que el riesgo a tomar en cada decisión influye en que podamos avanzar o no hace que el juego posea suficiente entidad como para no ser un simple tiradados sin sentido.

También es curioso el sistema de juego, que básicamente es una carrera de preparación para llegar a la ronda final en condiciones de poder optar a la victoria. Desgraciadamente, la interacción entre los jugadores es prácticamente nula. Únicamente la lucha por las cartas disponibles.

Y las ilustraciones de las cartas son una maravilla, sobre todo teniendo en cuenta que el juego es de 2006. Ya sabéis que por aquel entonces no se cuidaba tanto el aspecto visual de los juegos de mesa.

Es una pena que este To Court the King, Um Krone und Kragen en alemán, esté descatalogado, pero estoy convencido de que tarde o temprano se lanzará una reedición. De hecho, existen numerosas versiones en Print&Play, ya que con un set de dados te montas rápido el juego.

11 comentarios en “Primeras Impresiones: To Court the King”

  1. Me recuerda un poco al Louis XIV, pero visto que lo último desarrollado por Lehmann ha sido el Roll for the Galaxy, no me extraña que esto fuese una primera prueba de concepto. Si en algo es un hacha el bueno de Tom es en los juegos de combos y cartas.

    Responder
  2. Pues tiene pinta de interesante este juego, un push your luck que seguro a Neiban le iba a gustar. Si lo veo por ahí y alguien me dice de jugar no diría que no sabiendo de lo que trata.

    El Pirata de la portada se da un aire a iMisut de aquí a 20 añitos hahaha

    Responder
  3. Tiiio, tenia un comentario bastante largo escrito y al no estar logueado, se me ha borrado… seré noob T-T

    Para ser un juego de dados, la verdad es que este juego me tiene enamorado. Yo he jugado en alemán, y opino una falta de respeto no llamarlo "Un Truñen un Cagarren". Aunque el juego sea bueno. Pero el título así mola más. O To Court the iMisut, si no fuera porque el otro nombre ya está muy arraigado en mi grupo de jugadores, impondría la Misutidad.
    Este juego y el Diabolo son… si, creo que si, los únicos juegos con dados que exhibo orgulloso en mi colección. O lo haría si lo tuviera, shit! P&P is coming, ahora solo falta encontrar buenos dados, que la calidad de este juego de materiales es infinita. Las cartas son cartones, maldita sea! Si hay que enfundarlas para protegerlas, hay que usar adamantio.

    P.D.: Te he comentado al blog, guapo :3
    P.D.2: #SandraSiempreGana #MushaSandra

    Responder
  4. Uy, pues no sabía prácticamente nada de este juego y por tus líneas ha entrado directamente en mi rádar. Si lo veo baratito cae.

    Gracias, a la par que… mamoooooon 😛

    XD

    Saludos!

    Responder
    • Lo de encontrarlo va a estar dificil. Por internet las únicas copias que andan rulando cuestan en torno a los 80 €!! Está ultradescatalogado. Pero si encuentras algún sitio… pillame una 😛

      Siempre nos quedará el Print&Play…

  5. Alan Wake 2 sería genial. Que bien podría no ser una secuela directa. No me importaría otro protagonista en su mismo universo, incluso en Brigth Falls. Ese pueblo esconde muchos misterios aún…

    Responder

Deja un comentario