Crónicas Jugonas: Semana 15 del 2014 (07/04 – 13/04)

Otra semana que comienza despacito y acelera en cuanto se acerca el fin de semana. Esta vez no hemos tenido jugadores externo, por lo que todas las partidas han sido entre Sandra y el que os escribe.

El jueves estrenamos el juego «del momento» (del momento porque está de liquidación en las tiendas Poly a un precio irrisorio): Los Colonos de Catan, el Juego de Dados. Aunque me haya costado una miseria, no he podido evitar barnizar los dados para que perduren eternamente. Y bicheando por la BGG descubrí que, en su día, el Sr. Teuber presentó dos prototipos a Kosmos, y la editorial se quedó con el primero, que era el que menos gustaba al diseñador. Pero poco tiempo después lo puso a disposición del público, así que me lo bajo y decidimos probar ambos y así decidir cuál es el que más nos gustaba a nosotros.

Primero echamos una partida al modo comercial (el que viene en la caja). Quince rondas en las que hay que intentar puntuar lo máximo posible. Sandra comenzó fuerte, eligiendo bien sus dados, expandiéndose rápido. Yo por mi parte empecé fatal. De hecho solo pude conseguir un par de caballeros y algún camino. Incluso tuve una ronda en blanco (que me restaría puntos en el global). Entonces intente ir paso a paso. Aproveché de forma inteligente los comodines de los caballeros. Al final cogí carrerilla y me llevé la victoria por un punto. Le fastidió bastante porque siempre tuvo la sensación de tener la partida encarrilada, pero mi acelerón final le pilló por sorpresa.

Ajustada victoria
Ajustada victoria

Después jugamos al modo Plus (el publicado por Teuber a posteriori). Este me gustó mucho más porque, como indica el autor en este modo, se asemeja más al juego original. En este no hay límite de rondas, sino que la partida se acaba en el momento que alguno de los dos jugadores acumule 10 o más puntos, proclamándose vencedor. Aquí empecé yo en cabeza y mantuve el ritmo hasta el final. Me centré en conseguir en primer lugar la carretera más larga, para tener siempre opciones de construir cuando fuese posible. Además fui acumulando bastantes caballeros. Sandra me robó la carretera más larga, pero decidí dejársela un rato hasta acumular seis puntos entre poblados y ciudades, momento en el que me centré en las carreteras para coger esos dos puntos especiales y finiquitar la partida. De nuevo el menda vencedor.

Versión plus, Diversión plus
Versión plus, Diversión plus

El viernes Sandra tenía ganas de revancha, así que jugamos otro Catan de Dados, de nuevo al modo Plus. La partida se resolvió de una forma muy similar a la del día anterior, aunque esta vez Sandra comenzó más entonada. De hecho se puso por delante y mantuvo una ventaja de uno-dos puntos. Pero de nuevo se olvidó de los puntos especiales, y aprovechando adecuadamente los comodines, finiquité la partida con una nueva victoria. Tras esta ronda de unas cuantas partidas decir que la compra ha sido muy satisfactoria. No soy amante de Los Colonos de Catán, sobre todo por el azar y la negociación. Pero este juego de dados elimina el tema de la negociación. Y, hombre, el azar en un juego de dados va a estar siempre. Pero al menos el azar es únicamente contigo mismo. Tus tiradas no benefician a ningún rival. Así que, como suponéis, me ha gustado mucho más esta versión que la original. Y por el precio que se puede conseguir actualmente… es un regalo.

¡Repetimos!
¡Repetimos!

El sábado sacamos uno de los últimos juegos que estrenamos, el Hansa Teutonica. Queríamos ver que tal funcionaba a dos. Se añade el tema de las provincias y las aduanas para evitar colocar en cualquier parte del mapa alegremente. La verdad es que esto modifica de forma importante las sensaciones. Te obliga a gastar acciones en llevar al peón donde te interese. Claro, hablar de mayorías a dos deja de tener tanta gracia, pero con el peón se palia un poco este tema. Sobre la partida, Sandra me dejó jugar demasiado a mi aire. Empecé centrándome en colocar un mercader en la ciudad que permite aumentar el número de acciones, y, a continuación, comencé a reclamar rutas una tras otra en el mismo sitio para aumentar mi número de acciones y ganar puntos. De hecho, me separé bastante de Sandra. Luego cometimos un fallo tonto, que nos confundimos con la ciudad que permite mejorar la habilidad Liber Sophiae con la del Privilegium, así que simplemente decidimos seguir así. Como digo, Sandra me dejó mucho a mi aire, tanto que logré conseguir la ruta Arnheim-Stendal, lo que finiquitó la partida. Sandra tenia gran cantidad de bonus y la mayoría de ciudades controladas, pero yo mejoré bastante la habilidad de Llaves de la Ciudad, lo que unido a la ruta más larga, me dio una cantidad importante de puntos. Finalmente, la victoria cayó de mi lado por 59 a 46. A dos jugadores se deja jugar, aunque me gustó mucho más la partida a cuatro.

Poca presencia, pero selecta
Poca presencia, pero selecta

Y para cerrar la semana, el domingo estrenamos el Vasco da Gama de Paolo Mori. Tras leernos el reglamento comenzamos a jugar. Antes que nada, comentar que, para variar, cometimos un error importante, y es que hicimos navegar a todos los barcos (no solo a aquellos que se encontraban en puertos completos). Pero bueno. La partida estuvo bastante igualada, alternándonos en la primera posición en cada ronda. Yo aproveche bastantes veces la habilidad del navegante para ir consiguiendo capitanes colocando el barco mercante en el puerto adecuado. Así me limité a hacer un motor en el que conseguía barcos, a continuación tripulantes y luego los mandaba a navegar. Sandra cometió un par de fallos que la dejaron bastante corta de monedas, por lo que no pudo presionar, y se quedó rezagada en las últimas rondas, por lo que me llevé la partida con bastante claridad. Resultado final: 103 a 89. La verdad es que el sistema de apuestas para las acciones con esa especie de Preboste de Caylus que hacen que el riesgo que has tomado a la hora de apostar por una determinada cantidad para intentar jugar antes luego te salga rana es bastante interesante. Solo que a dos jugadores hay demasiados números libres como para que, si queríamos, apenas nos afectase.

Buenas sensaciones. Hay que repetir
Buenas sensaciones. Hay que repetir

Con esto acaba una semana tranquilita. Nos ha faltado gente para poder jugar a algo más intenso, pero bueno, ahora vienen unas fechas intensas. La semana que viene vamos a unas jornadas en Errentería, por lo que tendremos unas crónicas curiosas.

6 comentarios en «Crónicas Jugonas: Semana 15 del 2014 (07/04 – 13/04)»

  1. Hansa Teutónica a dos cambia mucho la experiencia de juego. El hecho de necesitar que el muñeco esté en la zona para realizar ciertas acciones hacer que a veces se vuelva algo dirigido, si ambos jugadores se dan cuenta de que quieren desarrollar cierta habilidad (sobre todo la de más acciones) y no puedes dejar al otro a su aire. Como dices, se deja jugar pero funciona mucho mejor con más gente.

    En cuanto al Vasco da Gama, lo que he leído apunta a que es muy seco y poco emocionante ¿Qué tal lo viste tú?

    Responder
    • A dos no estuvo mal (ya sabes que no soy ultraexigente, me divierto con cualquier cosa). Pero tiene pinta de que a 4 puede estar agobiado en cuanto al tema del dinero, porque se tienen que tomar 16 de los 20 numeros, por lo que con casi toda seguridad algunos tendrán que pagar (y mucho) si quieren ejecutar todas sus acciones. Y elegir adecuadamente el numero y la acción es vital.

      No te diría que no es seco, aunque lo de poco emocionante no creo. Son bastante variables y, sobre todo eso, las cagadas que seguro que se van a cometer. Tengo ganas de probarlo a cuatro que creo que funcionará muy bien.

      Pero a dos básicamente consiste en intentar no cagarla (que tampoco es facil), porque con los número hay tranquilidad, pues hay bastantes probabilidades de no tener que pagar para realizar tus cuatro acciones. La chicha queda a la hora de establecer bien tus barcos y la lucha por los personajes.

    • Si eso si. Basicamente el proceso estaba claro:

      1) Consigues proyectos de barcos/marineros/capitanes
      2) Una vez que puedes fletar el barco (porque tienes todos los marineros necesarios), lo fletas
      3) Si tienes barcos fletados y capitanes disponibles, a navegar.

      Son solo 4 acciones. Esperaba algo mucho mas "complejo" tipo Vinhos, con mil variables. Pero no. Una vez leído el reglamento, Sandra y yo lo jugamos sin muchas dudas. Y eso que cometimos algún fallo. Pero bueno. Nos gustó.

  2. Pues nos ha convencido el Catan de dados, sobre todo por la versión plus y hemos leído que hay otra "extra" por ahí. Así que mañana iremos al Poly más cercano, jeje. Y eso del barniz, ¿cómo lo has hecho? Pincel, spray,…?

    Responder
    • Ya lo tuve que hacer con el Krosmaster, que los dados son con serigrafía en vez de troquelados. Es el barniz acrílico Vallejo mate. Echo un par de gotas sobre alguna superficie en la que pueda mojar el pincel, y le doy a todas a una de las caras de todos los dados y las dejo secar. Con esta capa, la serigrafia queda protegida y te puedes hartar de tirar los dados sin miedo a que el sudor los vaya desgastando.

      Y si, está la XXL, que también tengo ganas de probarla, en la que todos los jugadores juegan sobre el mismo mapa, que cabe en un A4, por lo que hay interacción, cosa que el original no existe, y en el Plus solo con la lucha por la carretera mas larga y el ejercito mas grande.

      Gracias por pasaros!!!

Deja un comentario