Crónicas Jugonas: Semana 11 del 2014 (10/03 – 16/03)

Semana de depresión postvacacional. Es lo que tiene pasárselo tan bien. Volver a la rutina cuesta más de lo normal. Pero bueno, poco a poco la maquinaria se vuelve a engrasar. Aun así he estado algo desconectado del mundo lúdico. No he logrado sacar todo el tiempo que habría deseado para el blog, de ahí las pocas entradas.

Y peor aún, poco tiempo para jugar. De hecho, la primera partida no cayó hasta el sábado. Y es que este fin de semana nos visitaron mis padres. Así que aprovechamos para sacar el incombustible Carcassonne y, aprovechando que mi madre estaba receptiva, se apuntó a echar una partidita. Tras explicarle las reglas (que pilló muy rápido) empezamos a jugar. Empezaron mi madre y Sandra fundando dos ciudades con entidad alrededor de la ficha inicial, mientras que yo me centré en un par de caminos. Tuve una racha de losetas de ciudades por solo un lado, por lo que empecé a montar una urbanización de miniciudades alejados del centro del tablero, por lo que cada vez que podía, colocaba un granjero. Hubo un momento que tenía 18 puntos en granjeros, aunque Sandra se encargó de unirme y disminuir de forma importante esta cantidad. Mi madre empezó a acumular claustros, lo que al final de la partida le inflaría su marcador final. Al final Sandra llegó en cabeza, pero en el recuento final (sin granjeros) yo y mi madre adelantamos a Sandra. Pero mi madre solo colocó un granjero, mientras que Sandra y yo nos hartamos, además muy disgregados. Al final la partida cayó de mi lado con 86 puntos, segunda Sandra con 69 puntos y tercera mi madre con 65. Buena primera partida de mi madre. Habrá que forzarla a jugar más cuando ande por Sevilla.

¡Ole mi madre! ¡Quedó última pero lo hizo muy bien!
¡Ole mi madre! ¡Quedó última pero lo hizo muy bien!

El domingo fuimos a Avilés a dar una vueltecita, pero volvimos pronto y estuvimos perruneando en casa descansando un poco después de tanto paseo por Asturias. Y a media tarde Sandra me dijo de echar un Tuareg, al que le ha pillado el punto y en el que me apaliza vilmente. Y hoy no ha sido una excepción. Y eso que la partida la empecé muy bien. Intenté poner en práctica los autoconsejos que me di tras la última derrota, sobre todo el de intentar construir una carta de tribu por ronda. Al comienzo de la partida conseguí seguirlo a pies juntillas, pero a medida que la partida avanzaba, Sandra se embalaba y me igualó y luego me adelantó por la derecha. De nuevo no supe gestionar bien mis acciones, intentando construir cartas de tribu poco jugosas. Cuando me quise dar cuenta la partida ya no tenía solución. De hecho, la derrota fue bastante abultada: 37 puntos a 21. Tengo que jugar más.

Empiezo a tener la misma sensación que con el Dungeon Petz...
Empiezo a tener la misma sensación que con el Dungeon Petz

Y con esto acaba la semana. Al final pudimos sacar un par de ratitos, sobre todo gran momento el Carcassonne con mi madre. Esta semana que empieza será mucho más rutinaria, por lo que probablemente saquemos más ratitos para jugar.

7 comentarios en «Crónicas Jugonas: Semana 11 del 2014 (10/03 – 16/03)»

  1. Qué buenas esas partidas con los padres! De momento sólo hemos podido enganchar a los nuestros al ¡Pingüinos! jeje.
    Y lo mejor será darle un respiro al Tuareg o úsalo sólo para motivarla a jugar, porque una vez que le cogen el truco…no hay forma, jeje. Pero sobre todo, no recurras a buscar estrategias en foros! 😛

    Responder
    • Que va! Suelo disfrutar mas descubriendo las estrategias por mi mismo. Cada vez que pierdo me pongo a darle vueltas que he hecho mal (y que ha hecho bien Sandra) para intentar mejorar a la próxima. Pero bueno. El Tuareg aun no lo tenemos muy quemado 😛

      Gracias por pasaros!!!

  2. A mi madre la tengo enganchada con el Zombicide, uno de los juegos que mas le gusta nunca se niega a jugar una partida. Eso si cuando se trata de jugar a algo nuevo, ella aprende jugando como los de verdad, que las instrucciones son muy aburridas.

    Eso si el Descent no quiere ni verlo :p.

    Que no sea demasiado aburrido esa rutina ;).

    Saludos.

    Responder
    • Hombre, mi madre aun no está entrenada para temáticos molones 😛 Pero nunca se sabe!!!

      Un saludo y gracias por pasarte!

Deja un comentario