Crónicas Jugonas: Semana 36 del 2013 (02/09 – 08/09)

Nueva semana, nuevas partidas. ¡Viva! Encima con muchas novedades en mi pequeña ludoteca.

Tras la buena experiencia la semana pasada con los chicos de Juegos de la Mesa Redonda (Aarón y Alejandra, La Doble A), esta semana volvimos a emplazarnos para jugar a algo. De nuevo en Board Game Arena, esta vez fue Sandra la que eligió jugar a Takenoko, en el que si teníamos más experiencia. La partida se desarrolló bastante igualada, aunque tengo que admitir que tuve muy mala suerte con las cartas. No conseguí tener objetivos que me diesen más de 5 puntos, así que mi única alternativa era acabar la partida lo más rápido posible. Sin embargo, cuando creía que iba a cerrar la partida, cometí un gravísimo error (hice que el panda comiese una sección de bambú verde, cuando la que necesitaba era amarilla), que permitió que se desarrollase una ronda más. De todos modos Aarón, que jugo a un ritmo más constante, realizo objetivos de más entidad (y uno extra de regalo), por lo que no podría haber ganado de todos modos. No recuerdo exactamente el tanteo final, pero el ganador fue Aarón, segunda quedo Alejandra, tercero yo y en última posición Sandra. Depresión inside.

Como la partida se terminó relativamente rápido, decidimos echar un Saboteur. Y fue cuando más nos reímos, y por motivos totalmente ajenos a la partida. Cuando la creé e intenté invitar a Sandra, Alejandra y Aarón, un taiwanés obcecado en querer jugar no dejaba de ocupar el último hueco, así que decidimos dejarle participar. Ya la primera vez que le tocó, tardó más de la cuenta, por lo que no se me ocurrió otra cosa que ir al Google Translate y traducir algo al Chino Tradicional y pegarlo en el chat general. Eso nos sirvió para descubrir que el portal tiene implementado el mismo Google Translate, y si alguien escribe en un idioma que no es el que tengamos configurado, nos da la posibilidad de traducirlo. Y ya eso fue el despiporre. Porque Google Translate traduce relativamente bien entre Inglés, Español, Francés, etc. Pero cuando nos fuimos al chino, las expresiones las traducía como quería, dando lugar a frases realmente tronchantes. El taiwanés tuvo que acabar hasta los mismísimos de nosotros. Respecto a la partida, las ganadoras fueron Sandra y Alejandra, que empataron a 7 pepitas. Luego quedaron Aarón y el taiwanés, dejándome a mí en último lugar con el marcador a ceros. En mi defensa diré que me tocó jugar las tres partidas como saboteador y en una estuve a punto de cumplir mi malvado objetivo. Pero nada.

Como he dicho al principio, esta semana nos han llegado muchas novedades, por lo que había que ir probándolas. El miércoles por la tarde estrenamos Mr. Jack in New York. Sandra le tenía muchas ganas a este juego de estrategia e intriga para dos. Jugamos un par de partidas para asimilar todos los conceptos, cada una con un bando distinto. En la primera yo tomé el papel de Jack y Sandra era el investigador. Cuando creía que me había descubierto logré hacer una jugada que la despistó, y acusó injustamente a un inocente personaje, por lo que logré escaparme en medio de la confusión. En la segunda partida yo tomé el papel del investigador. Sabiendo algo mejor como iba el juego, comencé sistemáticamente eliminando sospechosos, y cuando solo quedaron dos, realicé un movimiento que iba a dejar claro quién era Jack, por lo que me hice con la segunda victoria.

Las oscuras calles de Manhattan
Las oscuras calles de Manhattan

El viernes volvimos a sacar el Mr. Jack in New York, que nos dejó muy buen sabor de boca. Ahora, con la mecánica bien aprendida y conociendo las posibilidades de todos los personajes, volvimos a echar dos partidas (intercambiando los roles). De nuevo volví a ser el ganador (en ambas), aunque he de admitir que la partida en la que yo jugaba con el investigador y Sandra con Jack creí que la perdía. Sandra tenía preparado a su personaje listo para escapar con uno de los barcos, y cogió los dos personajes que prácticamente le dejaban vía libre. Con el que me quedaba a mí no podía alcanzarlo con movimientos estándar. Sin embargo, este era el personaje que puede construir bocas de metro, así que construí una justo al lado del único sospechoso y teletransporté a mi personaje (tenia adyacente otra boca de metro ya construida) logrando atrapar a Jack en el último instante. Grandioso.

El sábado no tuvimos mucho tiempo libre, pero al menos logramos sacar un pequeño hueco para echar una ronda de prueba a La Villa, para hacernos con la mecánica.

Mi familia no pasará a los anales de la historia
Mi familia no pasará a los anales de la historia

Ya el domingo, nos dispusimos a utilizar los conocimientos adquiridos el día anterior echando, ahora sí, una partida a La Villa. Como todo el mundo seguía muy ocupado (el 8 de Septiembre es el día de Asturias, y este año el día festivo se pasa al lunes, así que no había muchos colegas disponibles) la partida volvió a ser un cara a cara entre Sandra y un servidor. Mucha gente opina que ir al mercado es una estrategia ganadora. Y en este caso se cumplió. Sandra fue la que realizó la acción de mercado más veces, teniendo al final de la partida dos losetas de cliente más que yo (y con puntos más altos). En las crónicas de la villa Sandra logró colar un familiar más que yo (4 a 5) y, como gran jugada final, en la última ronda metió a 3 familiares en la iglesia, convirtió gran cantidad de grano en monedas y, en la misa final, pagó tres monedas por sacar a sus tres familiares, y pagó 3 unidades de grano por hacerlos ascender. Esto, combinado con su mayoría en las crónicas, le otorgó la victoria final, con una amplia ventaja de 14 puntos (57 a 43).

Para seguir la fiesta, nos animamos también a echar la primera partida al Dungeon Petz. Tras un buen rato leyendo las reglas (un rato muy divertido por cierto, de los reglamentos mejor explicados y más amenos que he leído), nos dispusimos a jugar. A mí me costó bastante ir viendo cuales eran los puntos importantes a tener en cuenta a lo largo de cada ronda (andaba bastante espeso ayer). Tanto, que TODAS las exhibiciones las gano Sandra (ya os vais haciendo una idea de cómo acabó la partida). Además, no supe organizarme adecuadamente. Ni cogí buenas jaulas ni cogí apenas comida durante toda la partida, por lo que, a medida que mis mascotas crecía, mas sufrían porque no lograba satisfacer todas sus necesidades. No se me murió ninguna, pero prácticamente todas estaban echas polvo, por lo que a la hora de venderlas no conseguía colocarlas en el mercado. Además nos dimos cuenta al final de la partida que el tema de la tarima no lo estábamos haciendo bien. Pero bueno, no sirve de excusa para la soberana paliza que me endoso Sandra. Atentos: 54 a 19,5. Y Sandra quiere que nos compremos alguna mascota…

No tengo futuro como cuidador de mascotas...
No tengo futuro como cuidador de mascotas…

Y con esto acaba la semana. A lo largo de ella he recibido una gran cantidad de juegos nuevos, pudiendo estrenar tres. Quedan ahí pendientes de estrenar el Vinhos, y esta semana me entra el Trajan. Estoy on fire. Os dejo una foto de cómo va mi pequeña ludoteca. Ya empieza a tener algo de entidad, ¿eh?

La gente dice que parece una tienda...
La gente dice que parece una tienda…

Lo único malo es que, probablemente, esta semana y la que viene no podremos jugar a muchas cosas nuevas. El viernes bajo de vacaciones a mi querida Sevilla natal y estaré allí diez días (esperemos que las previsiones meteorológicas mejoren, porque si no me temo que vamos a llevar el clima asturiano al sur de golpe). Pero seguro que en Sevilla jugamos a muchas cosas. Ya os cuento…

2 comentarios en «Crónicas Jugonas: Semana 36 del 2013 (02/09 – 08/09)»

Deja un comentario