Crear afición

Si… ya se… llevo unos días sin
publicar. Pero es que he estado de mudanza y no he tenido tiempo para nada.
Muchas reseñas y comentarios pendientes. Pero bueno, ya ha vuelto todo a la
normalidad, por lo que puedo volver a retomar el ritmo habitual.
Y esta entrada está directamente
relacionada con el tema de la mudanza. No ésta última, sino la que tuve que
realizar al mudarme desde mi Sevilla natal hasta mi Gijón actual. Y no es otro
tema que el de encontrar nuevos compañeros de juegos en una nueva ciudad donde
no se conoce a nadie.
Partida al ¡Aventureros al Tren!
Partida al ¡Aventureros al Tren!

Los que ya estamos metidos en este maravilloso universo de los juegos de mesa conocemos y disfrutamos de todas sus
ventajas, como son el entretenimiento, la diversión, la competitividad,
relacionarnos directamente con personas (y no como ocurre más a menudo, que
debido a las nuevas tecnologías tenemos menos contacto humano cada vez). Además
a un precio irrisorio comparado con el resto de entretenimientos que nos pueden
venir a la cabeza. Y una vez que nos introducimos en este mundillo, no queremos
abandonarlo. Pero como es obvio, para poder desarrollar plenamente esta afición,
necesitamos disponer de un grupo de colegas que se unan (salvo que nos encanten
los juegos solitarios).

Y claro, ¿qué podemos hacer si nos acabamos
de mudar y no conocemos a nadie? Pues bien, en esta entrada intentaré daros
algunos consejos para conseguir nuevos acólitos.
El primer camino es, en mi opinión, el más práctico
y sencillo para conocer gente que comparta nuestros gustos. Y no es otro que
unirnos a alguna asociación lúdica o establecimiento que promueva este hobby
como tiendas especializadas. La gran ventaja de optar por esta solución es que
no hay que “enganchar” a nadie, porque los asistentes ya suelen estar
igual de enganchados que nosotros, por lo que solo tenemos que preocuparnos por
intentar establecer relaciones personales (que puede no ser algo sencillo, pero
suponiendo que seamos personas extrovertidas y abiertas).
Partida a Agricola
Partida a Agricola
Pero si nuestro cupo de amigos ya es
suficientemente amplio y no tenemos ganas de que nuestra cuenta de Facebook
siga aumentando de contactos, podemos hacer el proceso inverso. Y no es otro
que iniciar a nuestros amigos. Se supone que tenemos un buen conocimiento de
sus gustos, por lo que deberíamos poder elegir adecuadamente a los amigos que
mejor puedan adaptarse a este mundillo. El candidato ideal suele ser una
persona competitiva y que le guste devanarse los sesos para solucionar
problemas. 
Sin embargo, realizar la iniciación al
mundo de los juegos de mesa no es una tarea sencilla. Hay que establecer una
curva de aprendizaje adecuada. No podemos empezar a saco con juego muy sesudos,
pero tampoco deberemos llevarnos mucho tiempo sacando juegos livianos a la mesa
que puedan motivar el desinterés. Obviamente esto está relacionado con el
tamaño y la variedad de nuestra ludoteca. Si solo tenemos dos o tres juegos, no
tendremos mucha capacidad de maniobra. La idea es ir sacando a la mesa juegos
que vayan subiendo el nivel poco a poco. Una progresión habitual que suelo usar
es la siguiente:

  1. Juegos de iniciación: son juegos que
    contienen la esencia de estos juegos de mesa modernos, pero que no son muy
    sesudos. La idea básica es que podamos explicar el juego en pocos minutos, de
    forma que sea asimilable fácilmente por cualquier público. Algunos juegos que
    se adaptan a este punto son Carcassonne, Colonos de Catán, ¡Aventureros al Tren!,
    etc.
  2. Juegos avanzados: son juegos en los que la mecánica
    es parecida a los anteriores, pero ofrecen muchas más posibilidades, por lo que
    a la hora de explicar el juego tenemos que utilizar mucho más tiempo mostrando
    todas las variantes. No es recomendable sacar directamente estos juegos a no
    iniciados porque pueden abrumarse con tantas opciones, obteniendo una
    experiencia negativa y un posible rechazo. Juegos que entran en esta categoría:
    Alta Tensión, Agricola, Dominion, etc.
  3. Juegos para expertos: el nivel máximo.
    Cuando ya tenemos a una persona totalmente enganchada, y jugar una partida al
    Agrícola con cartas de oficio y adquisiciones no supone ningún problema, es el
    momento de llevarle al último nivel, donde tendrá que estrujarse la cabeza al
    máximo. Son juegos donde hay que controlar cada movimiento al máximo y tener
    controlado tanto tus movimientos como los de nuestros rivales. Todo ello
    aderezado con una cantidad de opciones muy importantes, lo que nos obliga a
    realizar una explicación del reglamento exhaustiva, que nos puede llegar a
    tomar un intervalo temporal cercano a la hora. En esta categoría entraría
    alguno de estos híbridos tan de moda últimamente como es Eclipse o Juego de
    Tronos (El Juego de Mesa)
    .
Partida a Eclipse
Partida a Eclipse
Si hemos completado todo el proceso, ya
tendremos un nuevo colega más para echar esas partidas emocionantes que hagan
que el tiempo se nos vaya volando. Lo ideal es tener a 4 personas, que suele ser el número mas común en la mayoría de juegos.
Por última, indicar que lo comentado en esta entrada es una serie de recomendaciones
por parte de un humilde servidor, basadas en la experiencia personal. Cada persona es un
mundo y cada juego también. Pero considero que son unos pasos adecuados para
montarnos un grupito de juego adecuado allá donde el mundo nos lleve.

Deja un comentario