Reseña: Patchwork

Introducción

El Patchwork es un estilo de costura que consiste en unir trozos de tela con estampados diversos formando una pieza única. Antiguamente era una forma de reutilización de piezas de telas sobrantes para fabricar ropa y edredones. En la actualidad es una forma de arte utilizada por los diseñadores, especialmente cuando se utilizan piezas de distintas formas y tamaños. Crear un edredón requiere tiempo y paciencia, ya que, muchas veces, los parches disponibles simplemente no quieren encajar. Elige tus parches cuidadosamente y mantén un suministro constante de botones para así conseguir un edredón más llamativo que el de tu oponente.

Portada
Portada

Así se nos presenta este Patchwork, uno de los dos juegos que presentó el gran Uwe Rosenberg el pasado año 2014 (junto a Caverna) de la mano de varias editoriales en paralelo. Así Mayfair Games lo publicó en inglés o Lookout Games en alemán. Como dato, ha sido una de las recomendaciones del Spiel des Jahres del 2015 y ganador del premio Golden Geek al mejor juego abstracto del 2014, además de nominado a mejor juego para dos de ese mismo galardón. De las ilustraciones se encarga Klemens Franz, responsable del aspecto de la mayoría de juegos de Uwe, como Agricola, Le Havre o Caverna.

El juego no se encuentra publicado en nuestro país, aunque es completamente independiente del idioma (a excepción del reglamento). Permite partidas a dos jugadores, con una edad mínima sugerida de 8 años y una duración aproximada de unos 30 minutos. El precio de compra recomendado es de 20,95 €. Para esta reseña se ha utilizado la edición en inglés de Mayfair Games.

Contraportada
Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.

 

Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 19,5×19,5×4,5 cm. (caja cuadrada pequeña similar a la de otros juegos como Kahuna o Los Príncipes de Catán), nos encontramos con los siguientes elementos:

  • Marcador Neutral (de madera)
  • 2 Marcadores de Tiempo (uno verde y otro amarillo) (de madera)
  • 2 Tableros de Edredón (uno verde y otro amarillo) (de cartón)
  • Tablero de Tiempo a doble cara (de cartón)
  • 33 Parches de distintos tamaños y formas (de cartón)
  • 5 Parches especiales (de cartón)
  • 50 Fichas de Botón (de cartón):
    • 32 Fichas de 1 Botón
    • 12 Fichas de 5 Botones
    • 5 Fichas de 10 Botones
    • 1 Ficha de 20 Botones
  • Reglamento
Contenido
Contenido

 

Mecánica

Patchwork es un juego abstracto para dos en el que los jugadores gestionarán dos recursos básicos para remendar un edredón: tiempo y botones. Con ellos irán adquiriendo una serie de parches que irán cosiendo en su tablero. Al final de la partida, cada espacio que no se consiga cubrir con parches restará puntos, mientras que los botones acumulados sumarán puntos.

 

Conceptos Básicos

Empecemos con los Tableros de Edredón. Cada jugador dispondrá de un tablero cuadriculado de 9×9 casillas en los que se irán colocando los parches para confeccionar el edredón correspondiente. Es importante indicar que cada casilla de este tablero que no consigamos cubrir restará puntos al final de la partida.

Tableros de Jugador
Tableros de Jugador

Los Botones es el primero de los recursos que gestionaremos en la partida. Durante la misma, utilizaremos estos botones para adquirir nuevos parches que añadiremos a nuestro edredón. Adicionalmente, al final de la partida, los botones cuentan como puntos positivos. Estos botones se podrán conseguir de dos maneras: mediante una de las dos acciones que un jugador podrá ejecutar en su turno, o mediante una fase de reparto de botones, que ocurren a medida que la partida se desarrolla.

Tipos de Botones
Tipos de Botones

El Tablero de Tiempo contabiliza el otro recurso que se gestiona durante la partida: el Tiempo. En total el tablero muestra 54 casillas en forma de espiral, cuadrada por una cara del tablero y circular por la otra. Las caras son idénticas en cuanto a distribución de casillas, botones y parches. Cada una de estas casillas equivale a una unidad de tiempo que el jugador tendrá a su disposición. El tiempo se emplea en conseguir botones y en coser los partes al edredón. A diferencia de los botones, el tiempo no se recupera. Cada jugador tendrá un marcador para indicar las unidades de tiempo de las que aun dispone. La partida finalizará para cada jugador cuando su marcador de tiempo llegue a la casilla central. También será importante la posición de los marcadores de tiempo, ya que el orden de turno dependerá de la posición de los mismos.

Tablero de tiempo por ambas caras (tablero único)
Tablero de tiempo por ambas caras (tablero único)

Los Parches son de distinta forma y estampado. Cada parche mostrará una etiqueta indicando el coste en recursos a la hora de añadirlo a nuestro edredón. Este coste podrá indicar botones (con un símbolo de un botón) y/o unidades de tiempo (con un símbolo de reloj de arena). Como es obvio, estos parches deberán poder colocarse completamente sobre el tablero de edredón. Además los parches podrán mostrar una serie de botones que proporcionarán botones en una determinada fase. El coste de cada retal dependerá del tamaño (casillas que ocupa) y el número de botones impresos, además de una relación directa entre botones y unidades de tiempo.

Losetas de un mismo tamaño
Losetas de un mismo tamaño

Adicionalmente, en el Tablero de Tiempo aparecen unos botones y unos parches del tamaño de una casilla de los tableros de edredón. Los primeros desencadenan una fase de reparto de botones, de forma que el jugador que atraviese estas casillas obtendrá botones en función de los parques que actualmente tenga en su tablero. Los segundos son pequeños parches especiales que únicamente recibirá el primero de los dos jugadores que atraviese las casillas en los que se encuentran.

Monoparches
Monoparches

También tenemos el Marcador de Parches, que determinará los parches que actualmente puede elegir el jugador en turno.

Marcadores
Marcadores

Por último, indicar que hay una loseta de bonificación que otorgará puntos adicionales a aquel jugador que primero logre componer un edredón de un determinado tamaño.

Loseta de Bonificación
Loseta de Bonificación

Y con esto ya tenemos suficiente.

 

Preparación de la Partida

  1. Se dispone sobre la mesa el Tablero de Tiempo (se elige una de las dos caras)
  2. Cada jugador recibe un Tablero de Edredón
  3. Se colocan los dos marcadores de tiempo en la primera casilla (más exterior) del tablero de tiempo
  4. Se disponen los parches formando un circulo (u ovalo) alrededor del tablero de tiempo, y se coloca entre la pieza de tamaño 2×1 y la siguiente en el sentido de las agujas del reloj.
  5. Se reparten cinco botones a cada jugador, y se dispone el resto de botones de forma que esté al alcance de los dos jugadores.
  6. Se escoge al jugador inicial.

¡Y ya podemos comenzar!

Partida preparada para dos jugadores
Partida preparada para dos jugadores

 

Desarrollo de la Partida

Una partida de Patchwork se desarrolla a lo largo de un número indeterminado de turnos hasta que ambos jugadores alcanzan la última casilla del tablero de tiempo con sus marcadores.

El primer turno lo disfrutará el jugador inicial. Pero, a partir de ese momento, el siguiente turno corresponderá a aquel jugador cuyo marcador temporal se encuentre más atrasado. En caso de que ambos marcadores se encuentren en la misma casilla, el jugador que disfrutará del siguiente turno será aquel cuyo marcador se encuentre en la parte superior de la pila, es decir, el último en alcanzar la casilla.

Un jugador en su turno deberá elegir obligatoriamente una de las siguientes opciones:

  • Comprar un Parche y coserlo al edredón. El jugador tomará uno de los tres parches siguientes al marcador de parches, devolverá la cantidad de botones correspondientes a la reserva como indique el parche y avanzará tantas casillas en el marcador temporal como indique el parche. El parche deberá colocarse completamente sobre el tablero de edredón (no podrá sobresalir por ninguno de los cuatro lados). Por último, el marcador de parches se coloca en el espacio que ocupaba el parche recién adquirido.
  • Comprar Botones. El jugador avanzará hasta la siguiente casilla de aquella ocupada por el marcador del jugador contrato, y recibe tantos botones como casillas haya avanzado.

Con esto finalizaría el turno. A continuación se comprueba qué marcador temporal se encuentra más atrasado (o en la parte superior de la pila en caso de encontrarse en la misma casilla que el otro), siendo este el que disfrutará del siguiente turno.

Hay tres tipos de eventos que ocurrirán a lo largo de la partida a medida que los marcadores de tiempo de los jugadores progresen en el tablero temporal:

  • Producción de Botones. Cuando el marcador temporal de un jugador pase por encima de uno de los botones del tablero temporal el jugador dueño del marcador recibirá tantos botones de la reservas como botones tenga impreso en los parches que actualmente posee su edredón.
  • Parche Especial. Cuando el marcador temporal de un jugador pase por encima de uno de los parches pequeños del tamaño de una casilla, el jugador tomará dicho parche y lo colocará sobre su edredón. A diferencia de la fase anterior, este evento solo ocurrirá si el parche se encuentra sobre el tablero temporal, es decir, que solo lo recibirá el primer jugador que atraviese las casillas correspondientes.
  • Bonificación de Edredón 7×7. El primer jugador que consiga componer en su edredón un cuadrado de 7×7 casillas mediante los parches adquiridos recibirá la loseta de bonificación de 7 puntos.
Detalle del tablero de jugador
Detalle del tablero de jugador

 

Fin de la Partida

La partida finaliza en el momento que el marcador temporal de ambos jugadores alcance la casilla central final. Si un jugador tuviese que avanzar más casillas de las que dispone (solo al colocar parches), simplemente llegará a la casilla central y ahí permanecerá hasta que el marcador del siguiente jugador también alcance esta casilla.

Se procede a la puntuación final. Cada jugador anota los siguientes puntos:

  • 1 Punto Positivo por cada botón que posea actualmente (fichas, no botones ilustrados en las losetas)
  • 2 Puntos Negativos por cada casilla no cubierta de su tablero de edredón
  • 7 Puntos Positivos para el jugador que posea la loseta de bonificación.

El ganador será el jugador con más puntos. En caso de empate, el ganador será el jugador que primero alcanzó la casilla final.

 

Opinión Personal

Bueno, aquí estamos con uno de esos dos títulos que demuestra, al menos a priori, que Uwe Rosenberg no se ha vendido a las editoriales y se limita a sacar una revisión más de su buque insignia. De hecho, en esta ocasión nos encontramos con algo bastante alejado de la colocación de trabajadores y la compleja gestión de recursos. ¿Será un soplo de aire fresco en su catálogo? ¿O simplemente un juego más que intenta aprovechar el buen nombre de su diseñador para sacarle los cuartos a los jugones confiados? Vamos a verlo.

Ya lo he comentado en el punto anterior, pero no está de más recordarlo de nuevo: Patchwork es un juego abstracto. Es cierto que se le ha disfrazado con un tema bastante original y sugerente y que encaja relativamente con la mecánica, pero podría haber sido cualquier otra cosa. Muy en la línea de la serie para dos jugadores de Kosmos. Es más, no desentonaría en absoluto en esta colección.

Así nos encontramos con dos mecánicas principales. Por un lado tenemos la colocación de losetas que, en este caso, no deja de ser un puzle al más puro estilo Ubongo. Tendremos una serie de piezas estilo Tetris que tendremos que ir encajando en nuestro tablero.

Para evitar la colocación aleatoria de las piezas, el diseño nos provee de un doble objetivo, uno a medio y otro a largo plazo. El primero es una carrera por alcanzar esa loseta de bonificación que proporciona 7 puntos adicionales. Para ello tendremos que ir cuadrando los parches de forma que completemos la cuadricula 7×7 antes que nuestro rival. Y por otro, intentar rellenar el máximo número de casillas para reducir al máximo la penalización que sufriremos al final de la partida por no haber completado el edredón. Así los jugadores tendrán dos factores a sopesar (en cuanto a forma) a la hora de elegir parches: por un lado completar esa cuadricula de menor tamaño y por otro no olvidarse del encaje entre los parches para intentar optimizar al máximo las piezas y poder rellenar el mayor espacio posible.

La segunda mecánica principal es la gestión de recursos. Aquí Uwe saca su librillo de maestro para poner a nuestra disposición dos recursos tan importantes como escasos. El primero serán los botones, con dualidad moneda-punto de victoria, ya que serán el elemento mediante el cual obtendremos los parches, aunque al final de la partida se convertirán en puntos positivos.

Por otro lado tenemos el inexorable paso del tiempo. Cada jugador dispondrá de 54 unidades de tiempo que deberá gastar de forma óptima y cuidadosa para, en fin último, completar la mayor superficie posible de su edredón. Este tiempo siempre se convertirá en puntos positivos, ya sea en forma de botones o empleado en coser parches a nuestro edredón, lo que, al fin y al cabo, también implica puntos al cubrir casillas y disminuir la penalización final.

Detalle de los botones
Detalle de los botones

Así pues, contamos con dos recursos, uno variable y que fluctuará durante la partida (los botones), y otro fijado desde el comienzo y que simplemente irá decrementando hasta llegar a 0.

Es cierto que las primeras partidas pueden resultar carentes de decisiones, ya que la mayoría de las veces los jugadores optarán por la pieza que puedan permitirse y que más edredón cubra o botones proporcione, sin pensar en las posibles consecuencias.

Pero, a medida que la experiencia aumenta, la interacción indirecta entre los contrincantes se hará palpable, influyendo notablemente sobre las decisiones de los mismos a la hora de desarrollar sus turnos.

En primer lugar se toma conciencia del tiempo. Como hemos dicho, este es un recurso limitado e irrecuperable (como ocurre en la realidad). Tenemos un tiempo fijado de antemano y tendremos que gastarlo lo más óptimamente posible. Así que nuestra primera fijación será intentar obtener parches lo más extensos posibles utilizando la menor cantidad de unidades de tiempo. Pero claro, solo tendremos tres posibles parches en cada turno, y es bastante probable que ninguna de ellas encaje con nuestros intereses.

Además estos parches tienen un coste en botones, y esto, al comienzo de la partida, son escasos, por lo que, en más de una ocasión, tendremos que avanzar el marcador de tiempo unas cuantas casillas para obtener líquido y poder adquirir ese trozo de tela tan deseado.

Entonces aparece la tercera pata de este juego: el orden de turno. Uwe toma prestado de otro gran título como es Glen More este sistema en el que el siguiente en jugar será aquel cuyo marcador temporal se encuentre más retrasado. Esto provocará que intentemos preveer el siguiente movimiento del rival para tener una idea de qué parches estarán disponibles en nuestro siguiente turno. La única forma de que un jugador disfrute de turnos consecutivos será que la pieza que cosa consuma menos tiempo que la diferencia entre los marcadores de los jugadores.

Detalle del tablero de tiempo
Detalle del tablero de tiempo

Entonces, ¿qué gracia tiene adquirir los parches que cuestan mas unidades de tiempo? Lo obvio sería ir siempre a por la que menos coste temporal implica. Sin embargo, habrá determinados momentos en los que interesará pegar un acelerón, ya sea para activar una fase de botones, conseguir un parche o cuadrar nuestro edredón para acercarnos al bonus.

Así que tenemos tres elementos sobre los que estar constantemente haciendo cábalas: unidades de tiempo, botones y orden de turno. Todo para hacernos con el máximo de piezas posible antes de que nuestro marcador llegue al final.

Como he dicho, muy en la línea de esos juegos para dos de Kosmos tipo Rosenkönig o Kahuna. Si os gustan estos títulos o similares, Patchwork no os decepcionará. Si, por el contrario, el juego de la Guerra de las Rosas o el del archipiélago ficticio de los Mares del Sur no son santo de vuestra devoción, probablemente este juego de Rosenberg no os hará especial ilusión.

Probablemente el mayor punto negativo que se le puede encontrar al juego es la preparación de la partida, con un despliegue un tanto aparatoso y que requiere bastante mesa para ser un juego para dos. Esto impide que sea un título para llevar y sacar en cualquier lado, ya que necesitaremos una mesa espaciosa para poder colocar el ovalo/círculo de piezas con una separación aceptable.

Detalle del suministro
Detalle del suministro

Hablemos de la edición. En esta ocasión nos encontramos con un pequeño juego cuyo material más utilizado es el cartón, el cual nos encontramos en los tres tableros, en las fichas de botones y en los parches. Todos de buen grosor y consistencia, de fácil destroquelado. Los marcadores son de un tamaño considerable, en especial el marcador de parches, que es un señor peón de madera. Todo recogido en una caja de tamaño estándar sin cuna, la cual no le habría venido mal para sujetar adecuadamente los tableros, aunque no nos vamos a poner tiquismiquis. El reglamento es claro, conciso y bien estructurado, sin dejar lugar a dudas.

Respecto a las ilustraciones de Klemens Franz, nada que objetar. Cumplen a la perfección y le proporcionan mucho carisma al juego. Un ilustrador con unas señas de identidad muy marcadas y cuyos trabajos son reconocibles a la legua, aunque en esta ocasión, al no haber prados ni personas es más complicado percatarse de la autoría si uno no es avisado previamente.

Y vamos cerrando. Patchwork es un muy buen juego abstracto para dos, y que deparará un buen entretenimiento. Una buena combinación de gestión de recursos con puzle que resulta muy entretenida. En la línea de la serie para dos de Kosmos. Si os gustan juegos tipo Kahuna, Tuareg o Rosenkönig, este Patchwork os agradará bastante. Eso sí, si los juegos anteriormente mencionado no os encajan o preferís retos más exigentes, mejor no os acerquéis. Por todo esto le doy un…

Notable

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

18 comentarios en “Reseña: Patchwork”

  1. Justo lo que quería escuchar, un juego para dos, de duración contenida y que además tiene suficiente chicha para entretener. Al precio que esta, desde luego, es para pensárselo entre poco y nada. Saludos!!

    Responder
    • Consiguiendolo a buen precio es una buena adquisición. Pero eso, hay que tener claro que no te vas a encontrar un juego ultraprofundo. A mi me parece, cuanto menos, muy entretenido. El puzle con la gestión de recursos es una mezcla, cuanto menos, curiosa 😛

  2. Gran reseña! Buena pinta el Patchwork

    A mi me está viniendo este Patchwork, junto con otro de 2 jugadores, el Akrotiri, y el Arboretum.

    Responder
  3. Estoy un poco como yol, visualmente el juego me llamaba la atención y después de la opinión personal y las fotos me has terminado de convencer, un juego abstracto para dos, me lo compro.

    Excelente reseña como siempre.

    Responder
    • A mi me resulta muy entretenido. Tampoco es que te plantee un abanico de opciones muy grande en cada turno, pero es muy agradable de jugar.

  4. Una excelente reseña, muy currada y amena.

    Un juego que en casa ha gustado mucho, sencillo de reglas, pero con cierta profundidad, rápido de colocar y de recoger y en 20 o 30 minutos has finalizado una partida, lo cual suele dar pie a revancha casi siempre.

    Tan solo comentarte que en el apartado de preparación de la partida, en el punto cuarto, se te ha colado un pequeño gazapo, ya que el peón neutral se coloca entre la pieza de tela de tamaño 2×1 y la siguiente que esté junto a ella en el sentido de las agujas del reloj. (Página 2 del reglamento en inglés, punto 5 del setup).

    Responder
    • Excelente reseña. Coincido en muchas de tus observaciones. La doble gestión de botones y tiempo lo hacen muy atractivo! Una pequeña observación, no se si Rosemberg tomó la mecánica del orden de juego del Glen More, pero ésta estaba “antes” implementada en el familiar Thebes.

  5. Yo lo compre el otro dia y lo probamos un par de partidas y me gusto mucho como juego para 2 jugadores, rapido, facil, muy poco A.P., y aun asi con su puntito estrategico. Los componentes muy buenos, y visualmente muy bonito.

    La unica pega que le vi es en las reglas. En las 2 partidas nos surgieron dudas que no encontramos (en unas reglas de 5 paginas), la primera que si llegando a los ultimos turnos TODAS las piezas que pueden comprar ambos jugadores no las puedes colocar, que haces? se limitan a ir adelantandose todo el rato y se forma un bloqueo muy feo al no poder avanzar.

    Y la segunda que en ningun sitio pone nada de como colocar las piezas alrededor del tablero de tiempo, entiendo que aleatoriamente , pero si pones 3 piezas con precio mayor de 5 botones pues no sale nadie de la SALIDA porque ninguna ficha va por delante de la otra.

    Vamos que o me he saltado alguna regla fundamental o es raro que a nadie le haya pasado eso de quedarse bloqueado.

    Responder
    • Curiosos comentarios. La verdad es que no había caído en esa posibilidad, aunque bueno, como dices, realizando una configuración un poco menos hardcore se soluciona. A mi no me ha pasado nunca. Habría que ir a la BGG a ver que dicen en los foros.

    • Sobre cómo colocar las piezas alrededor del tablero, no hace falta recolocar las piezas. Si no puedes comprar parches y eres el primero en salir, como indican las reglas, puedes avanzar y te pones delante del otro jugador. De este modo cobras 1 botón. Luego el otro puede hacer lo mismo y así no hay ningún bloqueo.

  6. Quizás sea una duda muy tonta pero, como en ninguna parte se comenta nada al respecto y creo que es importante para jugar correctamente al juego, la planteo: una vez colocado un parche en el tablero, si cojo un segundo parche y veo que me encaja mejor reubicando el primero, puedo hacerlo? Es decir, se pueden cambiar de sitio los parches en el tablero a lo largo de la partida para reorganizarlos mejor y así no dejar huecos o son inamovibles desde el momento en el que se colocan sobre el tablero? Gracias!

    Responder
    • No, independientemente de los turnos (alternos o que, por el tiempo gastado por el rival disfrutes de varios turnos consecutivos), una vez colocada una pieza en el tablero, esta ya no puede moverse en lo que reste de partida. Es parte de la visión a futuro que hay que aplicar para llegar a buen puerto. Saludos!

  7. Cuando compras un parche y lo pones, avanzas la ficha tantas casillas como tiempo te indica el parche. Se reciben botones por esos desplazamientos que indica el parche?

    Responder
    • Buenas. Te hago un resumen de como funciona el track de tiempo:

      1. Siempre que tu marcador pase por encima de un botón ilustrado entre dos casillas, activas una fase de ingresos y recibes tantos botones como botones haya en los parches de tu tablero, independientemente de si el marcador de tiempo progresa por haber cosido un parche o por haber optado por recolectar botones.

      2. Si decides recolectar botones, además de los ingresos anteriores, recibirías un botón por cada casilla avanzada (siendo obligatorio colocarse una casilla por delante del marcador del rival).

      3. Si coses un parche, las casillas que avanza tu marcador de tiempo no producen botones. Solo obtendrás botones si desencadenas una fase de ingresos, pero siempre atendiendo a los botones ilustrados en tus parches, no a las casillas avanzadas por tu marcador de tiempo.

      Espero haberte solucionado la duda.

Responder a Enrique Cancelar la respuesta