Crónicas Jugonas: Semana 21 del 2014 (19/05 – 25/05)

De nuevo, una gran semana lúdica, con muchas y variadas partidas. Llevamos una racha importante. A ver si se mantiene por mucho tiempo.

La primera partida no la tuvimos hasta el jueves. Tras muchas semanas sin partida, por fin pudimos volver a jugar con Aarón y Alejandra, los chicos de Juegos de la Mesa Redonda. Alejandra había estado indagando un poco y encontró el portal de juegos online Yucata, donde, entre otros títulos, está disponible Saint Petersburg para jugar. Y allí que fuimos. Todos habíamos jugado alguna vez, pero no nos acordábamos bien de ciertos detalles. Además, la interfaz no es que sea lo más amigable del mundo (no llega al infierno de Boîte à Jeux, pero muy lejos de las maravillas que encontramos en Board Game Arena). La partida no tuvo mucha historia. El que mejor se acordaba de cómo se jugaba era Aarón, y se aprovechó de ello en las primeras rondas, tomando una importante ventaja que luego fue imposible reducir (más bien se amplió exponencialmente. Resultado: Aarón con 92 puntos, segunda Sandra con 57 puntos, tercera Alejandra con 54 y yo último con 47. La verdad es que es un juego que me encanta. A ver si la reedición llega a las tiendas y me hago con una copia, que el rediseño me gusta mucho más que el juego original, que es feo como él solo.

Abuso de partida, aunque no jugué bien
Abuso de partida, aunque no jugué bien

El viernes Sandra y yo volvimos a sacar el que se está convirtiendo en juego de sobremesa antes del fin de semana, Krosmaster: Arena. Teníamos ganas de estrenar las nuevas figuras que nos llegaron a principios de semana. Su equipo: Perceblando, Makum Bah, Yoko Agular y Tomas Rael. El mío: Evangelyne, Tristepin, La Reina de los Tofus, Srammy y Quentyn Flush. Esta vez pensaba ir a saco. Deje a Evangelyne en una caja trasera con suficiente ángulo para atacar al centro del tablero, mientras que con el resto de personajes me lancé al centro. Sandra jugó bastante erráticamente, separando a sus figuras y dejándolas a mi merced. Primero cayo Yoko Agular, que no tuvo opción ni de atacar. Acabaron con ella entre Srammy y Tristepin. Algo parecido le ocurrió a Tomas Rael, uniéndose al equipo atacante La Reina de los Tofus. Pero Sandra no se iba a rendir sin luchar. Con las invocaciones de Makum Bah y los golpes mortales de Perceblando, fueron minando la vida de algunos de mis personajes. En un último ataque suicida, lance a Quentyn Flush contra Perceblando. Murió por poco, pero al menos hizo bastante daño. Luego lance al resto de mi equipo, rodeando a Perceblando y acabando con él, no sin perder antes a Tristepin en el cuerpo a cuerpo. Esto impidió que la muerte de Perceblando me diese la victoria, por lo que aun tenía una última oportunidad. Pero Makum Bah no resistió. Con su muerte, Sandra se quedó sin Galones de Gloria, llevándome yo la partida. La verdad es que tuve bastante suerte en las tiradas de dados, sacando críticos y dobles críticos, mientras que Sandra casi nunca obtenía valores que le viniesen bien. Pero no es excusa. No movió bien a sus figuras y por ello perdió.

La Reina de los Tofus dándome la victoria
La Reina de los Tofus dándome la victoria

Y llegó el sábado, la gran cita de la semana. Y no, no era por la final de la Champions (que también). Era el día fijado para otra maratoniana sesión lúdica a las que nos hemos aficionado José Luis, Silvia, Sandra y el que os escribe.

Empezamos con el gran plato fuerte de la sesión. Llevaba mucho tiempo esperando este momento. Por fin iba a estrenar mi copia de Brass. Por la mañana había estado preparándomelo todo, al igual que José Luis por su parte. Con todo aprendido, comenzamos a explicarles a Silvia y a Sandra los entresijos de la obra maestra de Martin Wallace. Tras esto, comenzamos a jugar. Que si una fábrica de algodón por allí, que si un puerto por allá, pongo un canal entre estas dos localidades… todo iba genial hasta que Sandra construyó el primer astillero, que otorga una cantidad importante de puntos de victoria… pero… ¿qué pasa si de repente te das cuenta que lo que había que interpretar como puntos de victoria lo interpretásemos como ingresos? Pues que la partida quedó automáticamente anulada tras una enorme decepción. El juego nos estaba gustando mucho, pero no había forma de arreglar el estropicio. Así que… ¡para la próxima!

Rage Moment tras darnos cuenta de que estábamos jugando mal
Rage Moment tras darnos cuenta de que estábamos jugando mal

Entonces José Luis, que tenía ganas de repetir a alguna de sus últimas incorporaciones, así que elegimos el Hansa (que no el Hansa Teutónica). Tras un breve refresco de las normas, nos pusimos a mover el barquito por el Báltico. Esta vez la partida sí estuvo muy igualada, con mucho control entre todos nosotros y sin dejar a nadie beneficiarse demasiado de ninguna situación, aunque tengo que admitir que tuve un poco de suerte, tanto en la distribución de los turnos, como en mi última jugada. Y es que nunca me vi obligado a reponer mercancías en el tablero (cosa que hicieron los demás jugadores), por lo que cada vez que era mi turno podía emplear todos mis recursos en intentar tomar mercancías y establecer puestos comerciales. Finalmente, Sandra provocó el final de la partida, dejándome a mí un último turno, en el que, esta vez sí, repuse mercancías a ver si la dama fortuna me favorecía esta vez. Y así fue. La distribución fue tal que en esa última jugada pude anotar 16 puntos. Y eso me dio la partida. Resultado final: yo vencedor con 48 puntos, Silvia segunda con 45, José Luis tercero con 36 y Sandra última con 32.

Un golpe de suerte y la partida fue mía
Un golpe de suerte y la partida fue mía

Después sacamos, a riesgo de sufrir algún impacto debido al poderoso Dice Destroyer de Silvia, el Quarriors! Tras explicar las normas, comenzamos a comprar y lanzar dados. Silvia le pilló muy rápido el truco. Y, aunque todos realizamos una estrategia similar comprando más o menos los mismos dados, fue Silvia la que logro un par de combinaciones destructoras (con algún dragón por medio) que la dispararon el marcador, llevándose finalmente la partida con una sobrada de 16 puntos. Yo quedé segundo con 8 puntos y José Luis y Sandra no pudieron hacer mucho más y se quedaron con 2.

Mil bichos y casi sin posibilidad de invocarlos...
Mil bichos y casi sin posibilidad de invocarlos…

Para seguir con el festival de dados, a continuación saqué el Ligretto Dados. Tras explicarles cómo iba la historia, comenzamos con la diversión. Si el Quarriors! se le dio bien a Silvia, esta versión de dados del Ligretto se le dio aún mejor. Alucinante la combinación de velocidad, reflejos y suerte que se desplegó delante de nuestras narices. Ganó prácticamente todas las rondas. Creo que acabo antes poniendo el marcador final: Silvia vencedora con 32 puntos, yo segundo con -2, José Luis tercero con -6 y Sandra última con -16. La próxima vez le ponemos una venda en los ojos. Y aun así nos ganara. Esta versión de dados es muchísimo más divertida y tensa que su versión de cartas, además de menos agobiante. El tener que estar pendientes únicamente del tablero central hace que las partidas sean mucho menos dispersas. Grandiosa adquisición.

Una locura
Una locura

Después de cenar sacamos el Gardens de Perepau, para enroscar algunas losetas a la mesa. Esta vez casi todos usamos nuestra loseta especial, nos bloqueamos bastante, y la partida se mantuvo igualada y tensa casi hasta el final. José Luis se disparó en el marcador, lo que provocó que el resto de los jugadores nos centrásemos en parar su avance, lo que permitió que Silvia encadenase unos cuantos parterres para ponerse a la par con José Luis. Yo me quedé un poco rezagado, demasiado pendiente de los demás en vez de intentar hacer mi juego. Finalmente, José le entregó un parterre de regalo a Silvia sin querer, lo que aprovechó ella para cerrar la partida. Ganadora con 8 parterres, segunda Sandra con 7, tercero José con 6 y último un servidor con 5. Gran partida, mas igualada de lo que refleja el marcador.

Mi peor partida hasta ahora
Mi peor partida hasta ahora

Y para cerrar la sesión, el juego que reseñe esta semana. El magnífico Galaxy Trucker del famoso Vlaada Chvatil. Tras explicarles a José Luis y Silvia de que iba la historia, comenzamos con la diversión. La verdad es que la partida fue un poco abuso. Se notó mi experiencia en el juego y en las tres rondas monté naves bastante poderosas, mientras que el resto de jugadores lanzaron al espacio engendros, lo que provocó risas constantes. Especialmente en la primera ronda, en la que Silvia no se enteró bien de las normas de conexión, y antes de despegar media nave se quedó en el camino. Especialmente tronchantes las fases de meteoritos, viendo como nuestra nave recibía impactos destruyéndola poco a poco o partiéndola por la mitad impactando en la pieza que mantenía unido todo el conjunto. El gran fallo del resto de jugadores (además de no montar buenas naves) fue no ojear lo suficiente las cartas de aventuras para prepararse adecuadamente, cosa que yo si hice. El resultado final lo dice todo: yo vencedor con 94 créditos, José Luis segundo con 49, Silvia tercera con 12, y Sandra última con 0. Sin duda esta ha sido la partida más divertida que he jugado hasta ahora a este juego.

Fructíferos paseos espaciales
Fructíferos paseos espaciales

Y fin. El domingo estábamos muy perrunos (además que teníamos cosas que hacer), por lo que no cayó ninguna partida. A ver cómo se da esta nueva semana que entra.

Bonus Track:

Aquí uno de los "magníficos" diseños de Sandra
Aquí uno de los “magníficos” diseños de Sandra

16 comentarios en “Crónicas Jugonas: Semana 21 del 2014 (19/05 – 25/05)”

  1. San Petersburgo no es feo, es barroco, hombre… ba-rro-co.

    Lo de las reglas del Brass me ha ocurrido a mi igual con el Vinhos. Todo preparado, estudiado y luego por dos reglas mal interpretadas, que ya me estaba dando una paliza como siempre, partida anulada, impugnada y borrada de los registros de la BGG. Y aún así el juego ha gustado y mucho. Una de cal y una de arena.

    En mi grupo, lo de tener que reponer es motivo de polémica, sobre todo a cuatro, ya que quien repone debería tener suficiente pasta o estar bien colocado como para sacar ventaja, y a cuatro la cosa está tan apretada que todo el mundo fuerza al otro a que sea quien deba reponer. Un final estilo "atentos al combo", sin duda… xD

    ¿Sandra con 0 puntos? ¿Quién es esa Sandra y qué habéis hecho con ella? xD

    Responder
    • Te reto desde aquí a hacer algún boceto para comparar. 😛

      Supongo que ese es el punto de azar en el que te la juegas a ver si sale lo que te conviene, además si sabes cuántas mercancías quedan. Además también depende de si llegas al final bien colocado en las rutas y ciudades.

    • Creo que el Bonus Track lo dice todo 😛

      Lo mejor del final del Hansa fue que José Luis me dijo: si te sale un naranja de 3 lo triunfas! Y no solo salió el naranja de tres donde tocaba, sino que salio otro marrón de 3 que me venia bien. 16 puntacos de una tacada! xD

  2. Semana bien completa, por lo que vemos, tiene un poco de todo!
    Tenemos un P&P del Saint Petersburg pendiente de fabricar…de los que más pereza nos da porque necesita traseras diferentes. A nosotros el diseño original nos encanta (y ese es el que tenemos impreso, jeje).
    El Hansa tenemos ganas de probarlo, que dicen que escala bien, estilo Santiago de Cuba.
    Y en el Krosmaster estais en otra liga, jeje, qué de muñecos, y habilidades diferentes!
    A seguir jugando!

    Responder
    • Fua pues no podemos parar. Esta semana tienen que llegarme otras tres figuras, dos de la nueva temporada. Maldito vicio 😛

      Estamos planteandonos pillar alguno de los maletines xD. Y si, el Hansa jugaría en la misma liga que el Santiago de Cuba. Me parece menos caótico a 4 jugadores que este último, aunque el Santiago de Cuba es mucho mas bonito y mas rejugable 😛

    • Voy a estar jugándolo hasta que vuelvas a probarlo y te encante!! xDDDD

      No hombre, pero está bien porque, siendo de losetas, hay bastante fastidio entre los jugadores, y eso mola. Aunque en esta partida me dejaron solo puteando y lo pagué en el resultado.

      Y al St. Petersburg le tengo muchas ganas. A ver si logro hacerme con alguna copia de la nueva edición. Espero que no solo hayan hecho copias para los del crowdfunding!

      Gracias por pasarte!

Responder a Escuela de juegos Cancelar la respuesta