Reseña: MicroMacro – Crime City

Introducción

Bienvenidos a Crime City, una ciudad donde el crimen acecha en cada rincón. Aquí, los secretos mortales, robos sigilosos y asesinatos a sangre fría son el pan de cada día. La policía local ha perdido el control sobre la situación. ¡Por eso, vuestras habilidades detectivescas son indispensables!

Portada
Portada

Así se nos presenta MicroMacro: Crime City, un diseño Johannes Sich (La Cosa Nostra). El juego fue publicado por primera vez en 2020 por Edition Spielwiese en una versiones en inglés y alemán. De las ilustraciones se encargan Daniel Goll, Tobias Jochinke y el propio Johannes Sich.

Se encuentra publicado en español por SD Games (el juego es dependiente del idioma en las cartas de los casos). Permite partidas de 1 a 4 jugadores, con una edad mínima sugerida 8 años y una duración aproximada de entre 15 y 45 minutos. El precio de venta al público es de 29,95€. Para esta reseña se ha utilizado una copia de la versión en español de SD Games, que la propia editorial nos ha cedido amablemente.

Contraportada
Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.



Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas, tapa y fondo, de dimensiones 27,3×18,9×3,5 cm. (caja rectangular mediana de dimensiones similares a la expansión de Isla de Skye), encontramos los siguientes elementos:

  • Mapa de la Ciudad (75×110 cm.) (de papel)
  • 16 Sobres (de papel)
  • 120 Cartas de Caso
  • 1 Lupa (de plástico)
  • Reglamento
Contenido
Contenido

Mecánica

MicroMacro: Crime City es un juego que consiste en ir desgranando una serie de casos (en solitario o de forma cooperativa) que se desarrollan en un enorme mapa que contiene una ciudad dibujada en isométrico. Cada caso comienza con una pequeña pista que ubica a los jugadores en el mapa y, a partir de ella, tienen que deducir qué ha pasado, encontrando la sucesión de hechos. Cuando los jugadores creen haber completado la historia, consultarán las cartas de pistas para ir comprobando si han acertado (aunque se puede jugar pista a pista en un modo más asequible).


Conceptos Básicos

En primer lugar tenemos el gran Mapa de la ciudad. En esta nos encontraremos con multitud de personajes y localizaciones que deben ser entendidos como una foto en movimiento. De esta forma, para las distintas historias, nos iremos encontrando con los mismos personajes en diversas localizaciones y situaciones, como si de una secuencia de imágenes superpuesta se tratase. El mapa tiene una estructura en coordenadas con letras asignadas a las columnas y números asignados a las filas.

Mapa
Mapa

Los casos estarán representados mediante Cartas de Caso. Cada caso se conforma por un conjunto de cartas numeradas que describen una de las imágenes superpuestas en el mapa. Para resolver el caso, el jugador deberá saber responder adecuadamente a las preguntas que planteen estas preguntas, siendo la solución a cada una de ellas una coordenada. Para indicar el nivel de dificultad, cada caso muestra de una a cinco estrellas (una sería para los casos más sencillos y cinco para los más complejos).

Cartas de Caso
Cartas de Caso

Y con esto tenemos suficiente.


Preparación de la Partida

  1. Se despliega el mapa en el centro de la mesa.
  2. En caso de ser dos o más jugadores, se designa a un investigador líder que será el que lea las preguntas y las respuestas.
  3. Se escoge un caso, se sacan las cartas del sobre y se voltea la primera carta del mazo, leyendo su contenido.

¡Ya podemos comenzar!


Desarrollo de la Partida

Una partida de MicroMacro: Crime City consiste en resolver un caso resolviendo las preguntas que este plantea. Los jugadores deberán localizar la coordenada en la que se desarrolla la escena que da respuesta a la pregunta planteada.

Cuando los jugadores creen haber encontrado la solución, el investigador líder comprobará si la respuesta es correcta consultando la siguiente carta y, en caso afirmativo, pasando a la siguiente carta. En caso contrario, el investigador líder informará al resto de jugadores de que la solución no es correcta y deben seguir investigando.


Fin de la Partida

El caso se resuelve cuando se responde correctamente a la última carta del mismo.


Variantes

Variante Avanzada: los jugadores solo leerán la primera carta y deberán desentrañar toda la historia localizando las distintas escenas. Cuando crean haber reconstruido toda la secuencia, tendrán un único intento para resolver todo el caso. Si se responde erróneamente a una pregunta, los jugadores habrán fallado en su resolución.


Opinión Personal

Ya sabéis que en el mundo de los juegos de mesa se premia bastante la innovación. Cuando un autor da con la tecla y encuentra un concepto que logra distanciarse lo suficiente de lo publicado hasta la fecha, la repercusión alcanza cotas muy elevadas, sobre todo si la idea se vende al público de forma adecuada antes de su lanzamiento. Y el juego que hoy nos ocupa pertenece a ese grupo de juegos. Vamos a ver cómo se comporta este MicroMacro: Crime City en la mesa, no sin antes agradecer a SD Games la cesión de la copia que posibilita esta tochorreseña.

Pero antes de empezar, el descargo. Si sois lectores habituales, seguramente os estaréis preguntando qué cables se me han cruzado para estar redactando esta tochorreseña. Ya sabéis que no disfruto de los juegos cooperativos y que me dan una pereza tremenda en el sentido de que lo que más me motiva a sentarme a una mesa desaparece casi por complejo, quedando en la mayoría de los casos un puzle a resolver (sin entrar en problemas de efecto líder y demás).

Detalle Mapa
Detalle Mapa

La cosa está en que este MicroMacro: Crime City elimina gran parte de la problemática que tengo con este tipo de juegos al no requerir prácticamente preparación ni explicación. Lo podríamos encasillar dentro de esta hornada de juegos tipo Escape Room en el que los jugadores se enfrentan a una serie de casos y, en función de diversas pistas y mecánicas, deben resolverlos adecuadamente.

Así, en la caja nos encontramos con dieciséis casos que deben ser resueltos. Y aquí es donde aparece la magia de este diseño, al menos en cuanto al concepto: el mapa. Desplegaremos sobre la mesa un enorme mapa (hace falta una buena mesa o tirarse al suelo) que, a primera vista, parecería una enorme ilustración de esa famosa saga de libro-pasatiempos dibujados por Martin Handford, «¿Dónde está Wally?» (en el mercado angloparlante, Where’s Waldo?). Unos libros en los que cada dos hojas nos mostraban una turba entre la que se escondía el carismático personaje de jersey a rayas horizontales.

Y no va desencaminado el tiro, ya que lo que propone el juego es lo mismo, en esencia. Esto es, llevarnos un buen rato escudriñando hasta el más mínimo detalle en el mapa, pero en esta ocasión para intentar desentrañar un misterio que se nos plantea al comienzo de cada uno de los dieciséis casos que se incluyen en la caja.

La genialidad aparece cuando nos damos cuenta de que el mapa realmente no es una foto estática de una enorme escena, sino que es una superposición de un mismo lugar (la ciudad) en varios instantes temporales distintos, de forma que un mismo personaje aparecerá en diversas posiciones del mapa y realizando acciones diversas.

De esta forma, el objetivo fundamental de cada caso es reconstruir la historia que se esconde tras esa primera pista. En los primeros casos ese primer indicio será el final de la historia y tendremos que ir regresionando escena por escena hasta llegar al principio. Pero, a medida que los casos aumenten en dificultad, nos encontraremos con ramificaciones, historias entrecruzadas y demás movidas.

Detalle Lupa
Detalle Lupa

En cierto sentido recuerda a Sherlock Holmes Detective Asesor por aquello de tener unos elementos en común en los que los distintos casos se van entrecruzando, aunque, como es obvio, la carga deductiva en este caso se reduce por completo a la detección de esas instantáneas clave que conforman la secuencia.

Ya digo, como concepto me parece una genialidad. Como juego ya es otro cantar. Yo no considero que tenga un buen criterio a la hora de juzgar este tipo de juegos porque a mí no terminan de satisfacerme en el sentido de que, sí, me entretengo, pero no va más allá de un pasatiempo. El disfrute, en mi caso, es similar al del resolver un crucigrama. Yo a un juego le suelo pedir más, pero teniendo en cuenta el público al que está enfocado, considero que cumple aceptablemente su misión, que no es otra que esa, mantenernos entretenidos un rato sin demasiadas pretensiones.

Algún problemilla que le encuentro es el de los casos que los propios jugadores entrecruzan sin querer. Al no tener ningún elemento de referencia más que los propios personajes y estos no tienen un nivel de detalle especialmente remarcable, habrá casos en los que confundiremos dos personajes de casos distintos y empecemos a seguir una pista «equivocada». A mí me ha pasado de resolver un caso antes de tiempo porque empezamos a desandar el camino de un personaje que se parecía mucho al del caso, y resultó ser una subtrama de otro. Y como no parábamos de tirar del hilo…

También es cierto que nosotros siempre hemos jugado en modo avanzado, pues el modo normal resulta demasiado sencillo y solo lo a consejos para uno o dos casos iniciales hasta que se le pilla el truco al concepto. A partir de ahí, a intentar desentrañar toda la historia. En este sentido, sirve de gran ayuda prestar atención al número de cartas que contiene un caso, pues nos indica el número de escenas «relevantes» para la historia.

Es por eso que resulta conveniente utilizar algún tipo de marcador para señalar una escena que consideremos que da sentido al caso. Será señal de que estamos bien encaminados si el número de marcas coincide más o menos con el número de cartas. Si hay menos, seguramente es que se nos está pasando algo por alto, mientras que si hay muchas más, o hemos marcado demasiadas escenas de transición (hay muchas veces que un personaje se desplaza mucho por el mapa, pero en ese tránsito realmente no ocurre nada) o se nos ha colado alguna subtrama de otro caso.

Detalle Mapa
Detalle Mapa

Otro pequeño inconveniente que encontramos es que no resulta cómodo de jugar. Si uno encadena dos o tres casos, es bastante probable que al finalizar el último tengamos el cuerpo ligeramente dolorido por tener que estar en una postura poco ergonómica, normalmente inclinados sobre la mesa para ver de cerca los detalles. Es cierto que el juego incluye una lupa, pero su efectividad es prácticamente nula (si necesitáis una lupa, será mejor que tengáis una buena en casa).

Y el que para mí es el más importante: la irreversibilidad del juego. No ya tanto en el sentido de la rejugabilidad, que, obviamente, no existe y una vez que resolvamos los dieciséis casos podremos deshacernos del juego, ya que difícilmente verá mesa más adelante salvo que cambiemos de grupo y nos guste ver como otros amigos resuelven un misterio del que ya conocemos la solución. Me refiero al tema de los fallos, ya que, jugando en modo avanzado nos lanzaremos a la piscina y cometeremos algún error. Si ya hemos leído la tarjeta, no tendremos opción de subsanarlo y nos habremos autodestripado a nosotros mismos, finiquitando el caso de forma poco satisfactoria.

En cuanto al tema del cooperativo, es un juego que admitiría cualquier número de jugadores siempre y cuando se puedan manejar con comodidad alrededor del mapa, aunque creo que como mejor va a funcionar es en parejas. No deja de ser un juego de agudeza visual y de deducción. Cada participante eleva las probabilidades de que un caso sea resuelto más rápidamente, pudiendo resultar aburrido para aquellos que tengan mayores dificultades con este tipo de mecánica.

En cuanto a la producción, nos encontramos con una caja que contiene el enorme mapa plegado, un mazo de cartas que tendremos que separar en sobres para mantener cierto orden (que ya podrían venir organizados y no dejarlo en manos de los usuarios, que pueden cometer algún error y estropear un caso). Las cartas son de un gramaje aceptable y no se tienen en mano ni se barajan, así que, obviamente, no requiere enfundado. El reglamento es claro y conciso.

Detalle Logo
Detalle Logo

A nivel visual el juego es una maravilla en el sentido de que es impresionante la cantidad de detalles que hay recogidos en el mapa. Es cierto que en blanco y negro no resulta especialmente impactante, pero es innegable el gran trabajo que hay detrás, porque ese mapa es prácticamente todo el juego. La verdad es que dan ganas de colorearlo cuando se terminan los casos.

Y vamos cerrando. MicroMacro: Crime City es un pasatiempo que vendría a ser una especie de fusión entre los libros de ¿Dónde está Wally? con Sherlock Holmes Detective asesor, en el que tendremos que resolver una serie de casos estableciendo una cronología a base de escenas superpuestas en un gran mapa de una ciudad. Tal vez su mayor pega es que no es difícil equivocarse y al comprobar la solución de un caso, autodestriparnos la solución, además de que no es un juego cómodo en cuanto a ergonomía (acabas dolorido si encadenas demasiados casos). Es cierto que no deja de ser un pasatiempo, pero entretenido y cumple su cometido con solvencia. Por todo esto le doy un…

Notable

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

4 comentarios en «Reseña: MicroMacro – Crime City»

  1. Cyclades, la dislexia avanza,estaba mirando si merecia la pena o no pillar el juego con sus expansiones,ya que el base lo medio suspendiste.Perdona las molestias.

    Responder
    • Hombre… medio suspenderlo… Cyclades se quedó en un 6,5… está al borde del notable, que alcanza especialmente con su segunda expansión. Disculpa si no supe transmitir mejor las sensaciones que deja el juego. Te invito a que te pases por algún suspenso para que calibres cuando de verdad considero que un juego es malo. Cuando le doy un aprobado considero que el juego no tiene errores de bulto pero que, por algun motivo, no lo considero recomendable a nivel general (aunque dependiendo del juego y de los jugadores hay aprobados que tienen un encaje).

      Saludos!

Responder a Jose Cancelar la respuesta