Primeras Impresiones: San Marco

En una de esas megasesiones que nos solemos marcar los fines de semana en casa de José Luis y Silvia tuvimos oportunidad de probar el famoso San Marco de Alan R. Moon, el archiconocido autor de la saga Ticket to Ride (¡Aventureros al Tren!), en colaboración con Aaron Weissblum.

El precioso león de la Torre del Reloj
El precioso león de la Torre del Reloj

San Marco es un juego de mayorías con una mecánica de cartas muy curiosa. Existen dos tipos de cartas:

  • De Límite: sirven para acotar los turnos. Están numeradas del 1 a 3.
  • De Acción: se utilizan para realizar diversas operaciones sobre el tablero.

La gracia es que en cada turno habrá dos roles: repartidores y selectores. Los jugadores que sean repartidores deberán preparar sets de cartas con una determinada proporción entre cartas de límite y cartas de acción. Y los selectores elegirán aquel set que les parezca más interesante para sus intereses, dejando el menos interesante a su juicio para el repartidor (que para eso el eligió la composición de cada lote).

Las cartas de acción disponibles son:

  • Distrito: se coloca un cubo en dicho distrito
  • Expulsión: se tira un dado, y el valor resultante es el número de cubos que hay que retirar de un distrito previamente anunciado (aunque esto suponga retirar cubos propios)
  • Cambio: se permuta un noble de un barrio por uno de nuestro color
  • Puente: se coloca un puente entre dos barrios que pasa a ser de nuestra propiedad. Si el Doge pasa por el obtendremos un punto de prestigio
  • Doge: se puede mover al Doge y puntuar el distrito en el que lo coloquemos

Las cartas de límite simplemente se acumulan. La gracia es que si eres el primero en acumular 10 o más puntos, el resto de jugadores que no lo hayan hecho disfrutarán de un turno extra. Tras esto, finalizaría la fase, y el jugador con menos puntos de limite acumulados anotaría en puntos de prestigio la diferencia entre su valor acumulado de limite y el que mayor valor tuviese. Tras tres fases finalizaría la partida.

La verdad es que el sistema de reparto de las cartas es lo más llamativo del juego y lo que lo diferencia de otros títulos. Ser el repartidor y tener que formar dos lotes a sabiendas de que no vas a ser el primero en poder elegir es una encrucijada superinteresante. Menos mal que están las cartas de límite que hacen que un lote que podía ser aparentemente interesante para unos sea fatal para otros.

Además, como buen juego de mayorías da pie a confrontaciones directas y riñas constantes. De hecho, en esta partida es la bronca más gorda que he tenido jugando a Eurogames, ya que me sentí atacado en una determinada acción y mi siguiente movimiento fue totalmente irracional y vengativo. Casi me cuesta la separación.

¿Por qué puente cruzaré?
¿Por qué puente cruzaré?

El gran problema es que la gran mayoría de jugadores que lo han probado coinciden en que es un juego exclusivamente para 3 jugadores, ya que a cuatro jugadores existen dos roles de repartidor y dos de selector, y estos no se alternan, sino que se sortean, y es posible que te toque se selector o repartidor de forma seguida. Demasiado parche. Y es una pena. Supongo que habrían probado a que solo hubiese un repartidor, pero con tres jugadores ya es complicado decidir la composición de los lotes, así que imaginad a más jugadores…

Además, a pesar de un juego con sus años ya (fue publicado en el 2001), el paso del tiempo le ha tratado genial, con unas ilustraciones bastante peculiares que dotan al conjunto de un aspecto con mucho carisma. Y esos minipuentes son una delicia.

Un juego mas reciente que parece un calco de este San Marco es Rialto, de Stefan Feld, en cuanto al uso de Venecia como leitmotiv principal y ser un juego de mayorías gestionadas por cartas, teniendo puentes, Doge y nobles. La verdad es que contado así parecen dos calcos, aunque el juego de Stefan Feld se acerca más a su propio estilo, ofreciendo varias maneras de puntuar. No llega a superensalada de puntos, pero casi.

El juego anda difícil de conseguir, ya que fue editado hace tiempo y no se ha vuelto a reeditar. Siento levantar curiosidad sobre un título que no está disponible, pero así al menos comparto con vosotros mi frustración por no poder conseguir una copia.

14 comentarios en “Primeras Impresiones: San Marco”

  1. Que chula la cosa esta de los puentes! Yo tengo una versión Print and Play de este juego por si me daba por probarlo ya que está chungo de conseguir.

    Responder
    • Eso por supuesto, pero el San Marco está dificil de pillar, así que, actualmente, lo mas probable es que la gente pruebe Rialto antes que San Marco 😛

  2. En laBSK hay un p&p de una versión pocket para 3 jugadores, que esta bastante bien

    El juego pinta muy bien, pero como mi número de jugadores casi siempre es 2 o 4 pues nada

    Un saludo

    Responder
  3. Yo lo conseguí en una Mathtrade 🙂 En ebay.de se puede conseguir a buen precio.
    Coincido en lo de que el juego funciona mejor a 3. A 4 es un poco raro, pero en cualquier caso es bastante jugable y un gran juego de mayorías. Me has dado ganas de sacarlo a mesa que hace mucho que no lo juego ;P

    Responder
  4. Por ebay suele estar, eso si no baja de 30 o 35, y la verdad es un juego que trae poca cosa en la caja.

    En cuanto a desarrollo es un juego que me encanta, aunque no se puede planificar mucho nada porque hay un puteillo bastante directo, pero vaya es lo que le da salsa al juego…
    Y además cuando se juega un turno, con alguien que se ha quedado fuera del mismo, ver su cara no tiene precio 🙂

    Un saludo!

    Responder
  5. Lo tengo y para mí es un grandísimo juego de mayorías. Con la particularidad de que tiene que jugarse a 3 para que brille, y que haya una tensión mágica. Además, el jodío tiene un arte espectacular. Adoro los puentes de plástico.
    Por cierto, tb tuve Rialto, y aunque me gustaba me deshice de él. Para mí si lo comparamos con San Marco pierde. San Marco es más básico, pero tb más elegante y resultón. En esta comparación para mí es el perfecto ejemplo de aquéllo de que por meterle más cosas/mecánicas no va a ser mejor un juego. Y lo dicho, que me quedé (y quedo) con San Marco.
    Saludos!

    Responder
    • Yo tengo el Rialto y no encuentro el San Marco 🙁 Sniff

      Lo mas llamativo es eso, que siendo del 2001 es un juego infinitamente mas bonito que muchos de los publicados hoy en día con muchos mas medios.

  6. HOLA ! Este jueho acabo de descubrir hace unos dias.. Y para mi desgracia creo que lo tendre que obtener con el print and play..😕, lastima que este juego lo vi en una tienda de juegos de mesa y yo ni lo registraba…🙈

    Responder

Responder a Jose Luis Robledo Cancelar la respuesta