Reseña: Bohnanza de las Galaxias

Introducción

Tras muchos días de ir probando juegos nuevos y tener poco tiempo para más, por fin toca reseñar alguna de esas nuevas adquisiciones. Y voy a empezar por el juego más ligerito de todos los que han entrado este mes en mi pequeña ludoteca. Se trata de Bohnanza de las Galaxias. Antes que nada, agradecer a Mercurio Distribuciones el detalle de enviarme el juego. Fui uno de los ganadores de su concurso, y gracias a eso, esta reseña es posible.

Portada
Portada

Un poco de culturilla general. Antes de convertirse en un referente en el mundo de los Eurogames, Uwe Rosenberg tuvo un primer gran éxito bastante alejado de los Agricola, Le Havre u Ora et Labora. Allá por 1997 se publicó un sencillo juego de cartas en el que los jugadores negociaban y vendían plantaciones de judías, bajo el nombre de Bohnanza. Tal fue el éxito del juego que comenzaron a salir innumerables variantes del juego, aprovechando el tirón. Y una de esas versiones es la que hoy nos ocupa.

En 1999 (ha llovido ya), se lanzó Space Beans, que en España Mercurio Distribuciones ha tenido a bien traducir si título a Bohnanza de las Galaxias. Nótese el lado friki de la gente de Mercurio, al utilizar el mismo patrón al traducir el título que en su día se siguió para la parodia de Star Wars, la famosa Space Balls (protagonizada, entre otros, por el sublime Rick Moranis en el inolvidable papel de Casco Oscuro). En España, Space Balls se tradujo como La Loca Historia de las Galaxias. ¿Veis el patrón? Space Balls = La Loca Historia de las Galaxias y Space Beans = Bohnanza de las Galaxias. Curiosidades everywhere

Como he dicho, en España sale al mercado en estas fechas de la mano de Mercurio Distribuciones, a un precio bastante aceptable de 11,95 € podemos encontrarlo en las tiendas especializadas. Es un juego para partidas de 2 a 6 jugadores con una duración aproximada de 30 minutos por partida.

Contraportada
Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.

Ir a la Opinión Personal

 

Contenido

En una pequeña caja de 12,5 x 9,5 x 2 cm. nos encontramos con:

  • 105 Cartas (7 tipos de judías espaciales distintas: amarillo, rojo, verde, azul, morado, gris y naranja)
  • Reglamento
Contenido
Contenido

 

Mecánica

En el juego nos pondremos en la piel de un granjero espacial, al más puro estilo Luke Skywalker en su época de pringadillo en la granja de su tío Owen. ¿Nuestro objetivo? Ser el granjero que más beneficios obtenga con sus cosechas.

 

Conceptos Básicos

Primero hablemos de las cartas. Hay 7 tipos de cartas de colores distintos (azul, verde, rojo, naranja, gris, amarillo y morado), representadas con una versión en judía de famosos personajes de series y películas de ciencia ficción, como Alien, Star Wars, Babylon 5 o Star Trek. A su vez, cada una de las cartas tiene impreso un número que va del 1 al 9.

Tipos de Carta
Tipos de Carta

El concepto más importante de este juego es sin duda el concepto de plantación. Una plantación es un conjunto de cartas de un mismo tipo que colocamos en la mesa. La plantación podrá tener el número de cartas que queramos, pero siempre se debe cumplir que las cartas que pertenecen a una plantación deben ser del mismo tipo.

Cada jugador podrá tener en el transcurso de la partida hasta 2 plantaciones, una visible (con las cartas bocarriba) y otra oculta (con las cartas bocabajo).

Plantaciones
Plantaciones

Las plantaciones pueden ser vendidas, momento en el que nos otorgarán puntos siempre y cuando entre las cartas que forman la plantación haya una cuyo número impreso coincida con el número de cartas que componen la plantación. Por ejemplo, si tengo una plantación formada por 5 cartas, si entre esas 5 cartas hay una que tiene impreso el número 5, gano 5 puntos. Si esto no se cumple, la venta de la plantación no nos reportará beneficios.

 

Preparación de la Partida

Se barajan las cartas y el repartido entrega a cada jugador, excepto a él mismo, 3 cartas bocabajo, y deja el resto del mazo en el centro de la mesa bocabajo.

 

Desarrollo de la Partida

El turno de cada jugador se desarrolla de la siguiente manera:

  1. Se reciben las cartas sobrantes del jugador de la derecha. Esto no ocurre en el primer turno del primer jugador.
  2. Se pueden robar (si así lo desea) 2 cartas del mazo, que coloca en su mano.
  3. Se pueden vender plantaciones. En primer lugar se venderá la plantación visible. Si, además, el jugador tuviese una plantación oculta, la revela en este mismo instante, pasando a ser la plantación visible, la cual también podrá vender en este momento si lo desea. En el primer turno de cada jugador no habrá plantaciones en la mesa, por lo que no se podrá vender nada. Cuando se vende una plantación, se toma la carta que coincide con el número de cartas de la plantación y la apartamos en nuestro mazo de premios.
  4. Se puede iniciar una plantación o ampliar una existente. Solo se podrá hacer una de las 2 acciones y solo sobre una plantación. Es decir, no podremos iniciar en el mismo turno 2 plantaciones ni ampliar ninguna las 2 (si las tuviésemos). Podremos bajar el número de cartas que queramos, pero siempre deberán ser del mismo tipo.
  5. Se pasa la mano sobrante al jugador de la izquierda.

 

Fin de la Partida

La partida finaliza en el turno del jugador que alcance los 30 puntos. El jugador termina normalmente esa ronda. Inmediatamente todos los jugadores revelan sus plantaciones ocultas y se intentan vender. Adicionalmente, el jugador que finalizó la partida recibe 3 puntos extras. El jugador que más puntos haya acumulado será el vencedor.

 

Opinión Personal

La verdad es que me he llevado una grata sorpresa con este juego. Teniendo en cuenta que no lo elegí yo, sino que me tocó en el concurso de Mercurio Distribuciones, pensé que iba a ser un refrito de Bohnanza. Puestos que el juego original no lo tengo, pues no me parecía una mala entrada en mi ludoteca. Pero he de admitir que mis prejuicios fueron destrozados rápidamente. También tengo que advertir que a Bohnanza no he jugado nunca, solo conozco su mecánica gracias a reseñas que he ido leyendo. Así que no tengo experiencias personales que me sirvan de referencia a la hora de comparar ambos.

Como he dicho, me ha gustado mucho. Con una mecánica sencilla pero muy dinámica, que no da pie a mucho Análisis-Parálisis. Básicamente te llegan cartas, haces lo que puedas y pasas las que te sobren a tu izquierda. Puede parecer que el juego es simplón y sin posibilidades. Pero nada más alejado de la realidad. ¿La clave? La plantación oculta. Cada vez que nos llegan cartas tenemos el problema de que el jugador anterior sabe exactamente que nos ha pasado, así que nuestra mejor jugada será tomar todas las cartas que nos interese para la plantación oculta, pues la jugada será difícil de adivinar por nuestros rivales.

Partida en Juego
Partida en Juego

A su vez, a la hora de elegir que cartas tomaremos para cultivar una nueva plantación podremos tomar varios caminos. Podríamos intentar prever que plantaciones ocultas tienen nuestros rivales (las visibles, como su nombre indica, ya las estamos viendo), teniendo en cuenta las cartas que pasaron por nuestra mano y en la siguiente ronda ya no están. Y en función de esta suposición, decidir que nos interesa más, si ir un poco por nuestro lado, comenzando una plantación oculta con cartas que creamos que necesita nadie más, o coger cartas que están esperando nuestros rivales para evitar que sus plantaciones (sobre todo las visibles) prosperen. Hay que recordar que las plantaciones ocultas no se pueden vender hasta que la visible se venda.

Si bien en el reglamento se especifica que el juego permite partidas de 2 a 6 jugadores, a 2 jugadores el juego cojea un poco, porque, como supondréis, por mucha plantación oculta que se tenga, adivinar lo que nuestro rival está haciendo es sumamente sencillo, por lo que plantear estrategias con la plantación oculta que desconcierten a nuestro rival no es un recurso que podamos utilizar.

Comparándolo con el Bohnanza original, podríamos decir que si le hubiesen cambiado el tema de las judías, podrían ser dos juegos totalmente distintos. Vale, que se utiliza la misma terminología, pero la mecánica se aleja lo suficiente del juego original como para considerarlo un juego independiente.

Como siempre, al ser un juego de cartas, estas tendremos que enfundarlas si queremos que nos duren lo suficiente.

En definitiva, este Bohnanza de las Galaxias es un filler con encanto, que además tendrá un plus si somos amantes de la ciencia ficción. Eso sí, no debemos jugar demasiadas partidas seguidas porque si no lo quemaremos con rapidez. Por todo esto le doy un…

Aprobado

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

6 comentarios en “Reseña: Bohnanza de las Galaxias”

    • Muchas gracias por el comentario Romo (especialmente lo de que te haya parecido amena, intento que así sea).

      Un saludo!

  1. Muy buena la reseña; me ha gustado mucho. Yo soy poseedor del original pero, según leo, al ser lo suficientemente diferente y al ser (yo) lo suficientemente friki de Star Wars, ¡creo que caerá en breve!

    Responder
    • Gracias por el comentario!

      Como digo en la reseña, yo al original no he jugado, pero por lo que he leido si, es suficientemente diferente. Además en este las partidas a 2 tienen sentido, por lo que es mas jugable.

  2. Me acabo de comprar el Bohnanza y mira por donde, doy con esta reseña… Me ha hecho gracia eso de “en mi pequeña ludoteca” xD Te has echado a perder en mu poco tiempo!! Eso es lo que nos espera a tus seguidores?? 😛

    Cuando he ido a coger el bohnanza en la estantería de la tienda, me he dado cuenta de que por detrás le habían pegado el bohnanza de las galaxias, vendiendo las dos cajitas por el precio de una. Han caído este y el Sushi Go para atender las partidas veraniegas de amigos y terraza, a ver qué tal 😉

    Responder
    • Oh, pues los 2 por 1 es un buen pack. Son dos buenos juegos del maestro Uwe antes de que la fama le alcanzara. Yo prefiero el Space Bean, porque la mecánica de negociación no va mucho conmigo.

      Y el Sushi Go! es una tontería entretenida. Un 7 Wonders sin parafernalia. Te gustará, pero eso, puede saber a poco 😛

Responder a Yol Cancelar la respuesta