Reseña: ¡Aventureros al Tren! El Juego de Cartas

Introducción

Bien, tras unas cuantas reseñas de juegos con enjundia, esta vez toca reseñar algo más ligerito. Se trata del famoso ¡Aventureros al Tren! en su versión de cartas.

Portada
Portada

Primero un poco de historia. Allá por el 2004, de la mano de Days of Wonder, veía la luz un juego de tablero llamado ¡Aventureros al Tren! (Ticket to Ride en la lengua de Shakespeare) diseñado por Alan. R. Moon. En él nos poníamos al frente de una compañía ferroviaria que buscaba la prosperidad estableciendo rutas entre las ciudades más importantes de los Estados Unidos de América. El juego ha sido todo un éxito hasta el punto de que es uno de los títulos de referencia a la hora de hablar de juegos de mesa. Y, como es normal, la editora comenzó a exprimir a la gallina de los huevos de oro, lanzando al mercado diversas versiones del juego, variando sobre todo el mapa sobre el que se juega la partida. Así tenemos otras versiones como ¡Aventureros al Tren: Europa!, ¡Aventureros al Tren: Asia!, etc. Y también pequeñas expansiones que modifican la mecánica de juego. Y, como no podía ser menos, tenemos una versión de cartas. Y es este último producto el que nos ocupa hoy.

Como hemos comentado, auspiciado por el peso de la marca ¡Aventureros al Tren! El Juego de Cartas. Publicado en 2008 por Days of Wonders y localizado al Español por Edge Entertainment, nos encontramos con un curioso juego de cartas que adapta en gran medida la mecánica ya vista en el juego de tablero, pero con ciertas modificaciones que justifiquen el desembolso. A un precio recomendado de 15,95 €, permite desarrollar partidas de 2 a 4 jugadores, con una duración media de unos 30 minutos por partida.

Contraportada
Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.

Ir a la Opinión Personal

 

Contenido

En una coqueta caja de dimensiones 20 x 20 x 4,3 cm. nos encontramos el mazo de cartas dividido en 3 departamentos, en la que se contiene:

  • 148 Cartas:
    • 46 Cartas de Ticket
    • 96 Cartas de Tren (10 de cada color más 16 locomotoras)
    • 6 Cartas de Premio de grandes ciudades
  • Reglamento
Contenido
Contenido

 

Mecánica

¡Aventureros al Tren! El juego de cartas es un juego que, como su nombre indica, es un juego de cartas en el que tendremos que intentar completar suficientes trayectos como para sumar más puntos que nuestros rivales. Para ello tendremos que hacer uso de una cualidad muy apreciada en las personas y en los elefantes… ¡la memoria!

 

Conceptos Básicos

 

Conceptos Básicos

Definamos ciertos conceptos que se deben comprender antes de explicar la mecánica.

Por un lado tenemos las cartas de ticket. Estas cartas serán las que nos marquen los objetivos a lo largo de la partida. En estas cartas se indica una ruta ferroviaria entre dos ciudades que podremos completar mediante unos determinados vagones. En la carta se indica un valor, que serán los puntos que obtendremos si logramos completar la carta. En caso contrario, es decir, que no consigamos completar el ticket, la cantidad indicada nos será restada de la puntuación final. Las ciudades indicadas en las cartas son muy importantes porque al menos una de ellas será una de las grandes ciudades indicadas en las cartas de premio.

Tickets
Tickets

Las cartas de tren son las cartas que utilizaremos para completar las cartas de ticket. Tenemos los siguientes colores para los vagones: azul, rojo, verde, amarillo, naranja, negro, blanco. Por otro lado tenemos las locomotoras, que funcionan como comodín.

Por último tenemos las cartas de premios de grandes ciudades. Cada una de estas cartas otorgan puntos extras al final de la partida. Cada una de ellas será obtenida por aquel jugador que complete más cartas de tickets que incluyan en su trayecto (como inicio o fin) a la ciudad del premio en cuestión. Hay que destacar que el color del premio no está elegido al azar. Indica que las cartas de ticket que incluyan a la gran ciudad, al menos necesitará una carta de tren del color de la carta de gran ciudad.

Definiremos cómo la vía del tren el espacio en el que iremos colocando las cartas de tren. Y definiremos cómo apartadero la zona donde iremos acumulando las cartas de vagón que usaremos para completar los tickets de destino. Es importante recalcar (lo haremos varias veces en la reseña), que las cartas que vayamos colocando en nuestro apartadero no podremos volver a consultarlas hasta el final de la partida, por lo que tendremos que tirar de memoria para realizar un seguimiento más o menos acertado de que tickets vamos completando.

 

Preparación de la Partida

La preparación es sencilla. A cada jugador se le reparten:

  • 1 comodín
  • 7 cartas de tren
  • 6 tickets de trayecto

En el momento de repartir, cada jugador puede descartarse de tantos tickets de destino como desee, aunque al menos deberá quedarse con uno.

 

Desarrollo de la Partida

La mecánica también es muy sencilla. Cada turno se divide en dos fases:

  1. Poner vagones en nuestro apartadero: cogeremos una carta de vagón de cada color que tengamos puestas en las vías. Estas cartas que vayamos apartando no podremos volver a mirarlas durante la partida, por lo que tendremos que ir memorizando las que apartemos.
  2. Realizaremos una de estas tres acciones:
    1. Bajar cartas de vagón a la vía. Se podrán bajar 2 o más cartas de un mismo color (aquí podemos bajar los comodines) o bajar tres cartas de distinto color, cumpliendo la siguiente norma: no pueden permanecer vagones del mismo color en vías de distintos jugadores. Si un jugador quiere bajar a su vía vagones de un color que ya está en uso por un rival, se deberá bajar al menos un vagón más de los que tiene en la vía nuestro contrincante. Si hacemos esto, las cartas de vagón de nuestro rival se descartan.
    2. Robar 2 cartas de tren: podremos robar dos cartas del suministro o del mazo (o una del suministro y otra del mazo), con la excepción de que si robamos un comodín del suministro (que no del mazo), solo robaremos esa carta. Si el comodín nos tocó en el mazo, seguimos tomando 2 cartas.
    3. Robar 4 cartas de ticket. Se ojean, y se descartan aquellas que no nos interesen (se pueden descartar las 4 incluso).
Vagones
Vagones

 

Fin de la Partida

Si la partida es a 2 o a 3 jugadores, en el momento se robe la última carta del mazo de vagones (ya sea porque se roba directamente o porque se toman cartas del suministro visible y al reponerlas, se agota el mazo), cada jugador disfruta de un turno más. Es decir, el jugador que provocó que se agotase el mazo de vagones es el último en jugar un turno.

A continuación, cada jugador intenta completar tantas cartas de ticket como sea posible con las cartas de vagón que ha ido acumulando en su apartadero. Con los tickets completados se procede a repartir los premios. Se comprueba, para cada uno de las grandes ciudades, el jugador que más tickets ha logrado completar con dicha ciudad como inicio o destino del trayecto. En caso de empate, el premio se entrega integro a cada uno de los jugadores empatados.

Finalmente, se suman los puntos otorgados por estos grandes premios a los conseguidos por completar los tickets y se restan los puntos de aquellos tickets que no se han conseguido completar.

Premios
Premios

El jugador con más puntos es el vencedor.

Si la partida es a 4 jugadores, al acabarse el mazo, se intentan completar todos los tickets posibles. Los tickets completados se apartan del mazo del jugador. Las cartas de vagón que estuviesen en las manos de cada jugador permanecen ahí. El resto de cartas de tren se descartan y se vuelve a formar un nuevo mazo. Se reparten 4 cartas de vagón a cada jugador y se vuelve a jugar otro mazo completo. Tras este segundo mazo, se realiza el mismo procedimiento que para 2 o 3 jugadores.

 

Opinión Personal

Ante todo debo aclarar que no he jugado nunca al juego de tablero (en ninguna de sus variantes), por tanto mi punto de vista es relativamente “virgen” en este sentido.

Aclarado esto, comienzo por decir que esta versión es un filler con encanto que hace uso de un elemento en su mecánica que habitualmente no suele ser muy utilizado en los Eurogames: la memoria. Si amigos, en este juego tener genes de elefantes (a ser posible referentes a la memoria) probablemente nos dará la victoria. Y es que no poder volver a ojear que cartas de tren hemos ido apartando a medida que la partida transcurre es el elemento que le da ese puntito de incertidumbre y mantiene la tensión durante la partida.

El juego tiene cierto punto de interacción en el sentido de que podemos ir fastidiando las jugadas de los demás. Aunque esto es más un efecto “colateral” que realmente un ataque directo contra un rival, pues tienen que darse varias circunstancias, como que en nuestra mano tengamos suficientes cartas de tren de un determinado color (incluyendo comodines), y que el rival al que queremos atacar porque suponemos que está jugando mejor, tenga en su vía cartas de ese mismo color.

Tocando el tema de los materiales, hay que remarcar la buena calidad de las cartas, de un buen gramaje y gran tamaño. Además las ilustraciones son bastante llamativas. Si acaso se puede achacar algo es el parecido entre el color amarillo y el color naranja, que en función de la iluminación a veces se confunden. Se podría haber elegido otro color.

Aunque como siempre en todos los juegos de cartas, el inconveniente es que tendremos que realizar un gasto extra para adquirir las fundas que las protejan para que el juego nos dure mucho tiempo. Afortunadamente no son muchas cartas.

En definitiva, un filler curioso, que bebe de las fuentes de su hermano mayor adaptando las mecánicas a un juego de cartas (que siempre será más transportable que el de tablero), que si bien no nos marcará al jugarlo, sí que tendremos sensaciones ligeramente diferentes al juego base. Pero, aun así, queda a años luz del original. Por todo esto le doy un…

Aprobado

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

4 comentarios en “Reseña: ¡Aventureros al Tren! El Juego de Cartas”

  1. Parece una versión "de viaje" del de tablero, pero sin embargo el elemento de la memoria no se da en el otro. Sin embargo, el de tablero ha llegado a ser una referencia en los Eurogames yo creo que por la mezcla de muchas cosas: familiar, no muy complejo, no largo, y entretenido.
    Creo que tenéis que probarlo por lo menos una vez (o también puedes piratear la versión de Apple y probarlo en el aifon). Si tenéis cualquier duda un MP y listo!!!
    Saludos, tenéis un blog muy bonito

    Responder
    • Mejor que eso, cuando tengamos un rato, probaremos la versión que hay publicada en la BGG! Que además permite jugar online (aunque te obliga primero a jugar 3 veces solo para cogerle el truco antes).

Responder a Sandra Cancelar la respuesta