Reseña: Hammer of the Scots

Hammer of the Scots es un juego de bloques para dos jugadores ambientado en las guerras de Independencia Escocesas (1297-1314). Las tropas de William Wallace se enfrentan al poderoso rey inglés Eduardo I en un escenario de intriga y traición, donde los nobles decidirán el futuro de Escocia.

Así se nos presenta este Hammer of the Scots, diseñado por Jerry Taylor y Tom Dalgliesh, ambos responsables de juegos como Crusader Rex, Richard III: The Wars of the Roses. La primera edición del juego fue publicada en 2002 por Columbia Games. De las ilustraciones se encargan Mark Churms (Julius Caesar, Chainmail) y los propios Tom Dalgliesh (Klondike, Slapshot) y Jerry Taylor.

Seguir leyendo

Crónicas Jugonas: Semana 13 del 2019 (25/03 – 31/03)

Aquí está una nueva entrega de las esperadas Crónicas Jugonas. Y llega con un buen puñado de partidas, aunque, desgraciadamente, esta semana no ha caído ningún estreno (llevaba preparado Quebec, pero no nos dio tiempo a sacarlo en la sesión del sábado). Pero, aunque no haya estrenos, eso no quiere decir que los juegos que hayan visto mesa no tengan interés, ya que un par de ellos están de candente actualidad por haber visto salido al mercado en nuestro país la semana pasada. Venga, no os entretengo más.

Empezamos el lunes con una partida a Pocket Mars (aquí su tochorreseña), diseñado por Michał Jagodziński y editado en nuestro país por 2 Tomatoes Games. Un pequeño juego de cartas en el que tendremos que poblar el planeta rojo, trasladando colonos desde la tierra hasta los distintos edificios ya establecidos en la superficie. Mediante una mecánica principal y peculiar de gestión de la mano los jugadores organizarán sus cartas en proyectos (2 cartas bocabajo) y acciones (2 en mano). Las jugadas bocabajo serán las que permitan transportar población desde nuestro transbordador al planeta dependiendo del valor de la misma y las jugadas anteriormente. Además, activarán un efecto secundario y otro del edificio al que está asociada la carta. Las cartas de la mano podrán ser activadas para ejecutar un evento principal. También podremos emplear nuestro turno en conseguir energía o embarcar población desde la Tierra. El detalle interesante es que cualquier rival puede obligarnos a jugar uno de nuestros proyectos para recibir el beneficio del edificio, permitiéndonos únicamente activar el efecto secundario. Partida rápida en la que la señorita pisó el acelerador demasiado pronto con la intención de cerrar la partida por la vía rápida. El problema es que descuidó ciertos aspectos, como por ejemplo el haber logrado encajar alguno de sus cubos en la posición de valor de los edificios o haber logrado colocar cuatro en un mismo edificio para poder obtener el bonus. Yo, que no logré meter a todos mis colonos en las estructuras, acabé llevándome la partida gracias a haber conseguido encajar dos de ellos en esas posiciones de alto valor, además de haber trasladado a mi transporte a mis dos últimos cubos. Le faltó haber esperado un par de turnos para haberme arrebatado alguna de estas posiciones. Resultado: victoria para quien os escribe por 18 a 17. Un pequeño juego con temática marciana tan de moda que ofrece mucho más de lo que uno podría esperar. Decisiones constantes, una carta conceptual por encima de lo habitual en el género y pinceladas de originalidad, como el sistema de programación de las cartas debido al uso doble que admiten. No deja de ser una carrera por ver quien consigue transferir más colonos y de forma más eficiente desde la Tierra a Marte. Tal vez su mayor defecto es que el sistema de preparación de cartas se ha quedado un poco a medio camino, y resulta algo previsible y los jugadores no entrarán al trapo a la hora de fastidiar a los demás porque, salvo casos claros, no será rentable. Este pequeño bajón se compensa con una producción de alto nivel, tanto en materiales como en ilustración.

Seguir leyendo

Reseña: The Cousin’s War

Las Guerras de las Dos Rosas se libraron entre las Casas de York y Lancaster durante más de tres décadas durante el siglo XV en Inglaterra. Ambas casas eran ramas de la familia real, por lo que las guerras se conocieron originalmente como “La Guerra de los Primos”.

Así se nos presenta The Cousin’s War, un diseño de David J. Mortimer (Pocket Imperium, Dragon Slayer, Twilight Squabble). El juego fue publicado en 2017 por Surprised Stare Games Ltd en una versión en inglés y por Frosted Games en una versión en alemán. Al año siguiente se publicó una segunda edición que incluía una pequeña expansión. De las ilustraciones se encarga Klemens Franz (Agricola, Orleans, Citrus).

Seguir leyendo