Crónicas Jugonas: Semana 6 del 2016 (01/02 – 07/02)

Semana intensa, culminada con una visita a Madrid en la que, como suele ser habitual, hemos quedado con mucha casta lúdica. Vamos al lío.

Empezamos la semana llevando al trabajo Intrigue (aquí su tochorreseña), del gran Stefan Dorra. Un juego de negociación pura y dura en el que cada jugador dispone de un palacio que ira albergando personajes del resto de participantes. Las distintas estancias de cada palacio otorgan una serie de ingresos a cada jugador por ocuparlas. El problema aparece cuando se nos dice que en un mismo palacio no pueden entrar personajes de un mismo gremio, y cada jugador posee dos fichas de cada uno de estos gremios. Se plantean conflictos, sobornos, mentiras y puñaladas por la espalda de forma constante. En la mesa: Raquel, Borja, Marta, Víctor y el que os escribe. Traje este juego a sabiendas de que iba a ser apaleado vilmente por el resto de mis contrincantes, pero bueno, la cosa era divertirse con las puñaladas. La cosa se puso muy favorable para Borja, que logró colocarse en puestos muy suculentos en varios palacios. Degraciadamente para el, no logro mantener a sus familiares por mucho tiempo, siendo Marta quien logró copar estos sitios de privilegios de cara al final de la partida, llevandose la victoria de forma holgada. Resultado: Marta vencedora con 165K, Víctor con 123K, Raquel con 106K, yo con 90K y Borja con 81K. Un juego que parece diseñado para romper relaciones. En cada decisión de colocación vas a tener que fastidiar a alguien, y siempre mirando por tus intereses. Las relaciones entre los jugadores cambian constantemente, y quien ahora mismo es tu mayor enemigo, en la siguiente ronda puede convertirse en tu colega del alma. Una genialidad que debe ser tomada a coña, porque si no el enfado de alguno puede durar unos cuantos días.

Seguir leyendo

Crónicas Jugonas: Semana 4 del 2016 (18/01 – 24/01)

Semana algo más relajada que las anteriores (no se puede mantener un alto ritmo de forma constante). Solo una sesión y un par de estrenos menores. ¡Vamos allá!

El lunes me llevé al trabajo ¡Aventureros al Tren! El Juego de Cartas (aquí su tochorreseña), que hacía tiempo que no salía a mesa. La versión de cartas del clásico de  Alan R. Moon en el que los jugadores intentan completar unos tickets de destino que requieren cartas de determinados colores. Estas se consiguen jugándolas en la mesa (tres distintas o dos o más de un mismo color de los 8 disponibles), esperando que no nos las levanten nuestros rivales para poder consolidarlas. La cosa es que estas cartas consolidadas no se podrán consultar durante la partida, por lo que tendremos que tirar de memoria para optar a la victoria. En la mesa éramos cinco: Marta, Borja, Víctor, Sandra y el que os escribe. Ya sé que el juego admite solo hasta cuatro jugadores, pero no me disgusta cómo se comporta aumentando en uno el número de participantes. Desgraciadamente, estuve más pendiente de corregir y tutorar al personal que de mi partida, y al segundo turno ya no recordaba que había logrado acumular. Demasiado hice con no quedar último. La batalla por la victoria estuvo entre Víctor y Sandra, que fueron los que lograron completar más tickets de destino, siendo la señorita la que se proclamase vencedora. Resultado: Sandra 85 puntos, Víctor 74, yo 43, Marta 42 y Borja 28. Es cierto que cuando una editorial da con un título exitoso es habitual intentar convertirlo en franquicia, publicando versiones distintas, con las cartas o dados como alternativas habituales. Se puede hacer mal, y se puede hacer bien. En este caso considero que se consigue un título bastante apañado, consiguiendo captar el alma de Ticket to Ride añadiéndole un factor de memory que lo diferencia lo suficiente del juego padre. Además con un aspecto grafico nivel Days of Wonders.

Seguir leyendo

Crónicas Jugonas: Semana 3 del 2016 (11/01 – 17/01)

Semana ligeramente más floja que las anteriores. Entre semana únicamente una partida nocturna (el resto en el trabajo). Menos mal que el sábado me pude desquitar con sesión doble. Vamos allá.

El lunes me llevé al trabajo Se Vende. Un juego diseñado por Stefan Dorra en el que los jugadores primero pujarán por una serie de cartas de propiedad que, posteriormente, utilizarán para una puja por cheques que, junto a las monedas restantes de la fase anterior, equivaldrán a los puntos de victoria. En la mesa éramos seis: Raquel, Víctor, Jorge, Borja, Sandra y el que os escribe. Tal vez no expliqué el juego adecuadamente y el personal andaba algo perdido. Como supondréis, los que teníamos una partida más en el currículum (Sandra y yo), dominamos la partida, quedándome yo con la victoria. Resultado: yo 45, Sandra 42, Jorge 41, Raquel 39, Víctor 36 y Borja 35. Filler simpático y con chicha. Son dos juegos en uno. Una primera en la que intentamos forzar a los jugadores a pujar para quedarse sin monedas (al más puro estilo Félix, El Gato Encerrado) y poder acceder a cartas interesantes a bajo coste, y una segunda en la que Raj (del gran Alex Randolph) nos viene a la mente con una selección simultanea de cartas para obtener cheques. Muy entretenido.

Seguir leyendo