Nuevas adquisiciones

Bueno. Mayo, el mes de las flores y de las vírgenes. Y también el mes en el que mi madre me trajo al mundo. Y como tengo muchas personas que me quieren y me conocen bien, pues me caen muchos regalitos. Y la cosecha de este año ha sido prolífica. Además, como me encuentro trabajando en Gijón, los presentes me han ido cayendo de forma escalonada.

Nuevas adquisiciones por mi cumpleaños
Nuevas adquisiciones por mi cumpleaños
En primer lugar mis hermanos y mi abuela me dieron los suyos cuando estuve en Sevilla a finales de Abril. Mis hermanos, muy bien informados ellos, me hicieron entrega de la última obra de Stefan Feld, de la cual ya he ofrecido unas primeras impresiones en una entrada anterior. Y mi abuelita querida me regaló una de las expansiones de Dominion, Alquimia. Ambos juegos con sus respectivas fundas para que puedan pasar de generación en perfecto estado.
La siguiente tanda fue una sorpresa. No fue un regalo al uso debido a mi cumpleaños, sino que fui uno de los ganadores de un concurso de Mercurio Distribuciones, en el que me tocó una copia de Bohnanza de las Galaxias, una versión temática del conocidísimo Bohnanza de nuestro querido Uwe Rosenberg, creador del afamado Agricola. Ya he tenido oportunidad de echar alguna partidilla con mi novia, pudiendo comprobar de primera mano el por qué de la fama de este filler.
Ya en la semana de mi cumpleaños llegó el ya tradicional regalo de parte de mis amigos de Barcelona. Geniales ellos, este año me regalaron ¡Pánico en Wall Street! junto con Santiago de Cuba. Esta semana he podido echar una primera partida al Santiago de Cuba, de la que próximamente ofreceré unas primeras impresiones, pero como aperitivo os diré que me ha parecido un Eurogame suavecito, ideal para introducir al personal, pero que tras su apariencia sencilla esconde mucha rejugabilidad y posibilidades.
Y finalmente, mis amigos de Gijón me obsequiaron con una de las grandes sorpresas de los últimos tiempos: Spartacus. Un juego por el que nadie apostaba, pero que ha resultado ser un gran producto. Mis amigos, que están introduciéndose poco a poco en este mundo, vendrán mañana a estrenarlo. ¡Qué ganas!
Espero no tardar mucho en ofreceros las primeras impresiones de estas nuevas adquisiciones, así como reseñas más profundas cuando haya jugado suficientes partidas a cada uno.

Seguir leyendo

Primeras Impresiones: Bora Bora

Bora Bora de Stefan Feld
Bora Bora de Stefan Feld
¡Y llegó el momento! Después de recibir el Bora Bora, cortesía de mis hermanos por mi futuro cumpleaños (como no estaré en Sevilla cuando llegue el día, me dieron el regalito por adelantado), por fin he podido probarlo y comprobar de primera mano si todo el revuelo que ha levantado este juego es casualidad, moda pasajera, o realmente se merece toda la atención que ha recibido.
Antes que nada tengo que decir que este Bora Bora es el primer juego que entra en mi ludoteca del afamado diseñador Stefan Feld, así que en ese sentido soy virgen. Mucha gente los compara con otros juegos de su catálogo para crear una clarificación intentando ordenarlos según su mayor o menor calidad como juego. Desgraciadamente yo no podré dar ese punto de vista. Digo desgraciadamente porque me gustaría probar muchos de los títulos de Feld, pero aún no ha llegado el momento.
Basta ya de tanta palabrería. ¿De qué va el juego? En Bora Bora estamos al mando de una tribu indígena de las islas de mismo nombre y competiremos contra otras tribus para lograr ser quienes más prosperemos (vamos, ver quien consigue más puntos de victoria, novedad). La partida dura 6 rondas, cada una de ellas dividida en 3 fases. En una primera fase se realizan tres acciones por jugador usando unos dados para decidir qué acciones se realizan utilizando sus valores para poder elegir entre el elenco de opciones disponible para cada acción. En la segunda fase se ejecutan hasta dos acciones, una de hombre y otra de mujer. Y en la tercera fase se reordena el orden de turno y se hacen diversas acciones que dan puntos de varias formas.
Partida de Bora Bora para 2 jugadores
Partida de Bora Bora para 2 jugadores

Lo que más novedoso me ha parecido es el uso de dados para elegir las acciones que se van a llevar a cabo. Al menos para mí es novedoso. No sé si en otros títulos, ya sean de Feld o no, se utiliza este concepto. El concepto es que el valor del dado que se coloca en la acción se usa en dos momentos. En primer lugar, para poder realizar la acción, solo podremos poner el dado si no hay ningún dado de valor igual o inferior al que queremos poner.

Por otro lado, las acciones tienen un elenco de posibilidades marcadas con un determinado valor (obviamente, de 1 a 6), y podremos elegir entre estas desde el valor del dado que hemos usado hacia abajo.

Seguir leyendo

Nuevas Adquisiciones: Bora Bora & Dominion: Alquimia

¡Pues sí! Mi ludoteca se ha visto incrementada esta semana pasada con dos nuevos títulos.
Por un lado tenemos una expansión de Dominion (otra más), Dominion: Alquimia, para darle más gracia a esas tensas partidas que, sobre todo, disputo con mi novia.
Y por otro lado tenemos una de las sensaciones de la temporada, el nuevo juego de Stefan Feld (en mi caso, mi primer Feld), Bora Bora.
Dominion: Alquimia & Bora Bora
Dominion: Alquimia & Bora Bora
El Bora Bora llevaba tiempo en mi lista de “deseados”, sobre todo debido al “hype” que ha ido levantándolo. Supongo que este fin de semana lo estrenaré con mi novia y tendré unas primeras impresiones.
Y que Dominion: Alquimia haya acabado en mi estantería es una historia, cuanto menos, curiosa. Esta semana pasada bajé a mi querida Sevilla para pasar una semanita de vacaciones (con boda incluida), y en los ratos muertos, mi novia y yo echábamos innumerables partidas a Dominion a través de la nueva plataforma oficial de Goko, mediante la cual puedes jugar al juego básico de forma gratuita, pudiendo adquirir el resto de expansiones abonando el precio establecido. Y como ya tenemos muy trillado el set básico, viendo que el coste de una de las expansiones “pequeñas” (Alquimia y Cornucopia) y teniendo en formato físico el Cornucopia, decidimos pagar los 4 dólares (3 € y poco al cambio en ese momento), para poder echar partidas más novedosas. Y la verdad es que, a diferencia de lo que me ha pasado con Cornucopia, las cartas de Alquimia me gustaron muchísimo, así que se lo pedí a mi abuela. Maldito Dominion online, como si no fuese ya suficiente mi adicción, me ponen a disposición una plataforma en la que, a módico precio, puedo jugar con el resto de expansiones. Al final me las compraré todas…
Otro día haré una entrada sobre esta plataforma, con sus pros y contras. De momento id quedándoos con la copla de que en breve tendré nuevas reseñas.

Seguir leyendo