Reseña: Krosmaster: Arena

¿Os he contado alguna vez lo peligroso que es tener una novia aficionada al mundillo? No, ¿Verdad? Yo, amante de los Eurogames, veo la belleza y la perfección en las mecánicas y el movimiento de cubitos de madera sobre un tablero, nunca elegiría un juego por su aspecto (que no quiere decir que no me importe, abajo los juegos feos). Pero ella no. Ella ve componentes bonitos, y ya empieza a babear. Intentas esconderle la existencia de estos productos, aunque a veces es imposible. Entonces ya no hay escapatoria.

Krosmaster: Arena te lleva al Horamundo, un mundo extraño en los profundos pliegues del tiempo, los demonios de las horas han encontrado finalmente un pasatiempo digno de sus crueles corazones… la arena! La idea es simple, seleccionan los guerreros de todas las edades y tierras, detenerlos y mandarlos a Horamundo donde como gladiadores esclavos deben luchar por sus almas y la oportunidad de ser el último campeón. ¿Por qué los dioses no pusieron fin a este circo macabro? ¿Por qué se hace la vista gorda a la intromisión de los demonios con la delicada red de tiempo? Puedes clamar al cielo, pero no es para nosotros los mortales conocer la mente de los dioses.

Seguir leyendo

Crónicas Jugonas: Semana 18 del 2014 (28/04 – 04/05)

Gran semana lúdica. Aprovechando el puente de Mayo, Sandra y yo nos escapamos a Madrid, donde por fin conocimos a los chicos de Análisis-Parálisis, Nancy y Ushikai (Sergio). Escapada jugona en toda regla. Pero eso no fue hasta el jueves, que es cuando cogimos carretera y manta.

Tras una vueltecita y un rato charlando, llegó la hora de sentarnos en la mesa y no parar. Empezamos fuerte. Para poder mantener mi defensa acérrima de mi querido Agricola, Sergio y Nancy nos sacaron el Caverna: The Cave Farmers, el último gran pelotazo del Sr. Rosenberg, que poco a poco ha ido escalando puestos en el ranking de la BGG y ya está entre los 15 primeros. Tras una explicación rápida contando las diferencias entre Agricola y Caverna, empezamos a jugar. Yo empecé demasiado fuerte, tal vez incitado por esa sensación generalizada de que este juego es «menos agobiante» en las fases de cosecha (que son idénticas a la del Agricola, recolección, alimentación y crianza), así que a las primeras de cambio amplié mi familia de enanos. Decisión que si me mantendría agobiado el resto de la partida (que aún era mucho). Cada fase de cosecha era un pequeño suplicio, porque lo poco que lograba acumular para despegar tenía que gastarlo en mantener alimentados a mis pequeños barbudos. Afortunadamente en el rush final de la partida pude coger algo de aire, y prácticamente no dejé espacios libres y pude terminar dignamente. Sandra más o menos siguió una estrategia parecida a la mía, aunque ella amplio la familia más tarde, por lo que no sufrió tanto, aunque no aprovecho esta libertad para realizar una mejor partida. Nancy por su parte, nunca amplió la familia, y esa cantidad de acciones extra para el resto de los jugadores fue demasiado lastre. Sergio por su parte, logró la victoria gracias a la habitación que le otorgaba puntos por unidades de mineral, del cual había acumulada una cantidad brutal en una de las acciones que lo proporciona, ya que todos habíamos mandado a nuestros enanos de aventuras, por lo que dejo de ser interesante. Ante el poco control que ejercimos el resto de jugadores sobre él, aprovechó el momento oportuno (casi al final) para llevarse todo el botín y, de paso, adjudicarse la victoria. Resultado final: Sergio ganador con 65 puntos, yo segundo con 56, Sandra tercera con 45 y Nancy última con 43. Buen sabor de boca que ha dejado este Caverna. Coge el concepto del Agricola y lo adereza con la libertad del Le Havre. Si no fuese tan caro, sería una de mis prioridades, pero teniendo estos dos juegos (incluida expansión del Agricola), está aún en un puesto bajo de mi wishlist.

Seguir leyendo

Crónicas Jugonas: Semana 16 del 2014 (14/04 – 20/04)

Bueno, una semana más aquí están las crónicas jugonas. Esta semana ha sido magnifica, tanto en cantidad como en calidad de partidas, en parte gracias a que el fin de semana nos escapamos a Rentería a los Encuentros Rúnicos donde por fin pudimos conocer en persona a Alejandra y Aarón, los chicos de Juegos de la Mesa Redonda. Además, pudimos quedar dos veces con José Luis y Silvia. Vamos allá.

El jueves quedamos con la feliz pareja para echar unas buenas partidas, como empieza a convertirse en sana costumbre semanal. Y por fin pudimos enseñarles a José Luis y a Silvia el Bora Bora. Llevaba mucho tiempo hablándoles de él, pero cada vez que íbamos a jugarlo ocurría algo que lo impedía. Sobre la partida, yo me centré en la acción de hombre que expande por agua (x3) y una loseta de mujer que construye. Mi motor era, expandirme, conseguir un recurso extra, construir. Intenté mantener dos sacerdotes en el templo y siempre me llevé la mayoría de losetas de Dios, que apenas tuve que usar. José Luis y Silvia comenzaron algo perdidos, sobre todo por no estar acostumbrados a las ricas ensaladas de puntos del Dios Eurogamer, pero poco a poco fueron pillándole el truco y nunca se quedaron descolgados. Sandra siempre fue de las últimas y muy a remolque, aunque al final pegó un pequeño estirón. Resultado final: yo primero con 177 puntos, Sandra segunda con 137, Silvia tercera con 124 y último José Luis con 118. Dentro de la colección de ensaladas de puntos del Sr. Feld, actualmente este Bora Bora es mi favorito.

Seguir leyendo