Crónicas Jugonas: Semana 16 del 2014 (14/04 – 20/04)

Bueno, una semana más aquí están las crónicas jugonas. Esta semana ha sido magnifica, tanto en cantidad como en calidad de partidas, en parte gracias a que el fin de semana nos escapamos a Rentería a los Encuentros Rúnicos donde por fin pudimos conocer en persona a Alejandra y Aarón, los chicos de Juegos de la Mesa Redonda. Además, pudimos quedar dos veces con José Luis y Silvia. Vamos allá.

El jueves quedamos con la feliz pareja para echar unas buenas partidas, como empieza a convertirse en sana costumbre semanal. Y por fin pudimos enseñarles a José Luis y a Silvia el Bora Bora. Llevaba mucho tiempo hablándoles de él, pero cada vez que íbamos a jugarlo ocurría algo que lo impedía. Sobre la partida, yo me centré en la acción de hombre que expande por agua (x3) y una loseta de mujer que construye. Mi motor era, expandirme, conseguir un recurso extra, construir. Intenté mantener dos sacerdotes en el templo y siempre me llevé la mayoría de losetas de Dios, que apenas tuve que usar. José Luis y Silvia comenzaron algo perdidos, sobre todo por no estar acostumbrados a las ricas ensaladas de puntos del Dios Eurogamer, pero poco a poco fueron pillándole el truco y nunca se quedaron descolgados. Sandra siempre fue de las últimas y muy a remolque, aunque al final pegó un pequeño estirón. Resultado final: yo primero con 177 puntos, Sandra segunda con 137, Silvia tercera con 124 y último José Luis con 118. Dentro de la colección de ensaladas de puntos del Sr. Feld, actualmente este Bora Bora es mi favorito.

Seguir leyendo

Crónicas Jugonas: Semana 15 del 2014 (07/04 – 13/04)

Otra semana que comienza despacito y acelera en cuanto se acerca el fin de semana. Esta vez no hemos tenido jugadores externo, por lo que todas las partidas han sido entre Sandra y el que os escribe.

El jueves estrenamos el juego “del momento” (del momento porque está de liquidación en las tiendas Poly a un precio irrisorio): Los Colonos de Catan, el Juego de Dados. Aunque me haya costado una miseria, no he podido evitar barnizar los dados para que perduren eternamente. Y bicheando por la BGG descubrí que, en su día, el Sr. Teuber presentó dos prototipos a Kosmos, y la editorial se quedó con el primero, que era el que menos gustaba al diseñador. Pero poco tiempo después lo puso a disposición del público, así que me lo bajo y decidimos probar ambos y así decidir cuál es el que más nos gustaba a nosotros.

Seguir leyendo