Primeras Impresiones: To Court the King

Hace poco que descubrí este grandioso juego del conocido Thomas Lehmann, diseñador del Race for the Galaxy. Un juego en el que representamos a peticionarios en la corte real, intentando obtener el favor del Rey. Para ello tendrá que obtener el favor de muchos otros sirvientes y oficiales de la corte. Un juego cuyas mecánicas principales son tiradas de dados, construcción de patrones y drafteo de cartas.

¡Pirataaaaa!

La mecánica es muy sencilla. Al comienzo de la partida un jugador dispone de tres dados. Se lanzan todos y, a continuación, debe bloquear (quedarse con el valor resultante), al menos uno de ellos. El resto puede relanzarlos. En cada relance deberá, de nuevo, bloquear al menos un dado. Así hasta que no le queden dados que relanzar o haya obtenido una combinación interesante. Y es que los valores del conjunto completo de dados (bloqueados y no bloqueados) nos servirá para obtener una de las cartas disponibles (solo se puede tener una copia de cada). Estas cartas muestran una condición para conseguirla (un patrón a formar con los dados) y un efecto que se aplica en el turno del jugador que la haya conseguido anteriormente. Estos efectos suelen ser añadir nuevos dados al conjunto inicial o modificar valores de los dados. Así hasta poder optar a tomar el Rey. Al acabar la ronda, el testigo de jugador inicial se pasa a la derecha, de forma que el último jugador dispone de dos turnos consecutivos.

Seguir leyendo

Reseña: Goblins, Inc.

Voy a comenzar poniendo aquí el título de un juego que hará que a más de uno se le pongan las orejas tiesas: Galaxy Trucker. Y es que el título que hoy reseñamos se inspira claramente en el genial juego de Vlaada Chvatil, pero ofreciéndonos un producto que transmite unas sensaciones completamente distintas. Hoy reseñamos Goblins, Inc.

Bzzt. ¡Crrrd! Atención, trabajadores goblin. Esto es un men- ¿está encendida ésta cosa? ¿Cómo..? Ok, bien. Atención, trabajadores goblin. Esto es un mensaje del Jefe: Como sabéis, planeo jubilarme al final del año. Pero quiero anunciar que he decidido que no dejaré la fábrica a mi sobrino llorica. Porque hacer robots-gigantes-de-la-destrucción es algo que no te enseñan en la escuela. Hacer robots- gigantes-mecánicos-de-la-destrucción es algo que solo puedes aprender en la fábrica. Hablo de engranajes, grasa y puñaladas al goblin que va a promocionar antes que tú. Ésta es la razón por la que anuncio la competición de diseño de robots-gigantes-mecánicos-de-la -destrucción, abierta a todos los trabajadores. El goblin que gane conseguirá ser el nuevo Jefe. Correcto. Me habéis oído bien. El ganador consigue mi trabajo. Buena suerte a todos, y que gane el peor sinvergüenza.

Seguir leyendo

Crónicas Jugonas: Semana 42 del 2014 (13/10 – 19/10)

Semana posterior al Festival de Córdoba, aun de vacaciones por mi querida Sevilla. Como siempre, muchas partiditas, sobre todo con Sandra y mi hermano, que cada vez que podía se apuntaba a echar algo rápido, de ahí que el Machi Koro haya sido el juego de la semana.

Empezamos el lunes con dos partidas al mencionado juego de erigir ciudades. Para los que no lo conozcan, Machi Koro fue una de las sensaciones del año pasado, publicado recientemente por Homoludicus (ahora Devir). El juego, diseñado por Masao Suganuma, toma una de las mecánicas básicas de Los Colonos de Catán, la activación de elementos mediante tiradas de dados afectando a todos los jugadores, dándole un pequeño giro de tuerca, con edificios que se activan en el turno del jugador o en el de cualquiera y que reportan beneficios de la banca o de otros jugadores. El ganador es el primero en lograr construir todos los puntos de interés (unos edificios especiales). En esta edición además se incluye de forma muy acertada la primera expansión, El Puerto. Pero para aprender a jugar, Sandra y yo echamos la primera partida únicamente con el juego básico (con todos los edificios disponibles). Esta primera se mantuvo muy igualada casi hasta el final, pero la suerte me sonrió potenciando mi estrategia con los mercados, permitiéndome finalizar los puntos de interés antes que ella, proclamándome vencedor. El juego básico no deja de ser un entretenimiento. Sin apenas decisiones y muy dependiente del azar. Como comentan muchos compañeros, el efecto bola de nieve es bastante importante, permitiendo que si un jugador se escapa, sea difícil darle alcance.

Seguir leyendo