Crónicas Jugonas: Semana 19 del 2014 (05/05 – 11/05)

Llegaba la semana de mi cumpleaños (11 de Mayo), con fiestecilla incluida el fin de semana, por lo que íbamos a tener muchas partidas para relatar.

Pero antes, el miércoles Sandra y yo volvimos a sacar el Krosmaster: Arena, que comienza a convertirse en un clásico semanal. El equipo de Sandra estaba formado por: Danny Oshean, Guillermo Tell, Kreol Panikom y Srammy. El mío: Ruel Stroud, Evangelyne, Quentyn Flush, Sombra y La Reina de Los Tofus. Sandra, escarmentada de las partidas anteriores comenzó fuerte. Fue directa a por Ruel Stroud con Guillermo Tell y Kreol Panikom, liquidándolo en los dos primeros turnos. A continuación hizo lo mismo con Evangelyne, dejándome al borde de la derrota. Sin embargo reaccione con la Reina de los Tofus y Quentyn Flush. Rodee de Tofus a Danny Oshean, al que quite del medio rápidamente, pues tenía a punto de caramelo a Quentyn Flush, cuya muerte le habría dado la victoria a Sandra. Luego, tras un mal movimiento de Sandra con Guillermo Tell, Sombra le placo y acabo rápidamente con sus puntos de vida. Srammy también sufrió el efecto de los Tofus, dejando a Kreol Panikom como su único componente con vida. Pero la partida terminó de la forma más ruin y cobarde. Con dos lanzamientos de tensión míos forzando símbolos iguales y dejando a Sandra sin galones de gloria. Finalmente, comentar que jugamos mal, porque los Tofus, al ser Mupekes, no tienen la capacidad de placar, y en esta partida si tenían esa habilidad, por lo que Sandra no tuvo opción de acercarse con Danny Oshean a Quentyn Flush, al que solo le quedaba un punto de vida. Habría sido victoria suya. Pero de esto me di cuenta unos días después jugando en Internet.

Seguir leyendo

Reseña: Krosmaster: Arena

¿Os he contado alguna vez lo peligroso que es tener una novia aficionada al mundillo? No, ¿Verdad? Yo, amante de los Eurogames, veo la belleza y la perfección en las mecánicas y el movimiento de cubitos de madera sobre un tablero, nunca elegiría un juego por su aspecto (que no quiere decir que no me importe, abajo los juegos feos). Pero ella no. Ella ve componentes bonitos, y ya empieza a babear. Intentas esconderle la existencia de estos productos, aunque a veces es imposible. Entonces ya no hay escapatoria.

Krosmaster: Arena te lleva al Horamundo, un mundo extraño en los profundos pliegues del tiempo, los demonios de las horas han encontrado finalmente un pasatiempo digno de sus crueles corazones… la arena! La idea es simple, seleccionan los guerreros de todas las edades y tierras, detenerlos y mandarlos a Horamundo donde como gladiadores esclavos deben luchar por sus almas y la oportunidad de ser el último campeón. ¿Por qué los dioses no pusieron fin a este circo macabro? ¿Por qué se hace la vista gorda a la intromisión de los demonios con la delicada red de tiempo? Puedes clamar al cielo, pero no es para nosotros los mortales conocer la mente de los dioses.

Seguir leyendo