Reseña: Lucky Numbers

Lucky Numbers es un juego rápido y para toda la familia en el que tendréis que gestionar los números de los tréboles para rellenar vuestro tablero antes que nadie. Tienta la suerte y gestiona las filas y columnas, intentando optimizar la posición y el orden de los números en la cuadrícula y completar el jardín para hacerte con la victoria.

Así se nos presenta Lucky Numbers, un diseño de Michael Schacht (Zooloretto, China, Mondo). El juego fue publicado por primera vez en 2012 por Ravensburger. Posteriormente fue reeditado por TIKI Editions, encargándose de las ilustraciones Christine Alcouffe (Reinos de Papel, Tichu, Pharaon).

Seguir leyendo

Reseña: Quetzal

Quetzal es un juego de exploración que te trasladará a la ciudad mágica de Quetzal, la ciudad de las aves sagradas. Explora la ciudad y recoge los objetos más bellos y hermosos que se encuentran en su interior. Para ello, tendrás que gestionar adecuadamente las actuaciones del equipo que se te ha encomendado para que tus excavaciones sean todo un éxito.

Así se nos presenta Quetzal, un diseño de Alexandre Garcia, responsable de Gemville o Dilluvia Project. El juego fue publicado por primera vez en 2020 por Gigamic en versiones en inglés y francés. De las ilustraciones se encarga Nastya Lehn, responsable del aspecto de juegos como Last Bastion, Gates of Mara o Taverns & Dragons.

Seguir leyendo

Crónicas Jugonas: Semana 40 del 2021 (04/10 – 10/10)

Semana con menos partidas de lo habitual debido a nuestra travesía por el Mediterráneo a bordo del Harmony of the Seas, un crucero de la clase Oasis de Royal Caribbean que te deja con la boca abierta de lo enorme que es y las opciones de ocio que ofrece. Pero, así con todo, no podía irme sin un buen surtido de juegos con los que matar el gusanillo entre tanta comida y diversión. Además, el crucero tiene como puerto base Barcelona, por lo que el último día lo pasamos en la BlackCueva con el famoseo, pudiendo estrenar Obsession (un juego de combos ambientado en la sociedad británica de mediados del siglo XIX) y Bitoku (el esperadísimo diseño de Germán P. Millán). Vamos al lío.

Seguir leyendo