Crónicas Jugonas: Semana 15 del 2020 (06/04 – 12/04)

Una semana más en confinamiento estamos aquí para repasar lo que ha visto nuestra mesa. Muchas partidas y estrenos de expansiones que teníamos pendientes: Keltis – Nuevos Caminos, Nuevos Objetivos, expansión que incorpora un nuevo tablero con caminos entrecruzados y nuevas colecciones; Claim: Reinforcements – Magic, que, además de tres nuevas razas, se añaden los objetos mágicos; El mapa de Los Países Bajos para Ticket to Ride, con un nuevo concepto consistente en costes adicionales a la hora de reclamar trayectos. Fantasma Blitz ¡Qué Susto!, una vuelta de tuerca al clásico de Jacques Zeimet; Concordia: Salsa, que añade un nuevo recurso y las losetas de foro con diversos efectos, junto al tablero de Córcega. Venga, ¡vamos al lío!

Comenzamos la semana con una partida a Keltis (aquí su tochorreseña), diseñado por Reiner Knizia. El juego gira en torno a una baraja de cartas en cinco palos con valores comprendidos entre el 0 y el 10. En cada turno, el jugador activo debe, en primer lugar, jugar una carta de su mano, ya sea en una de sus columnas de cartas (respetando el orden ascendente o descendente para ese color, pudiendo repetir el valor de la última carta jugada) o bien descartarla en la pila de descarte del palo correspondiente. Tras esto, deberá reponer su mano robando del mazo o la carta superior de una pila de descarte (que no sea la que acaba de descartar). Al jugar una carta en una de las columnas de colores, el jugador podrá avanzar el peón de su color en el camino del palo correspondiente, pudiendo obtener un bonus (representado con losetas) si es el primero en alcanzar dicho nivel. Cada nivel tiene asociada una cantidad de puntos (comenzarán restando puntos e irá aumentando la cantidad de puntos en positivo). Uno de los marcadores dobla la cantidad de puntos final (positivos o negativos), mientras que los marcadores que no hayan salido de la casilla inicial no se tendrán en cuenta. La partida finaliza cuando, entre los marcadores de todos los jugadores, hay cinco en las tres últimas filas de los caminos, procediéndose a la evaluación final según los caminos y un pequeño set colección de fichas de bonificación. Estrenamos la expansión Nuevos Caminos, Nuevos Objetivos, que sustituye el tablero por uno nuevo con caminos entrecruzados y que permite avanzar con varios marcadores por mismas casillas, además de disponer de una colecciones de gemas que hay que ir recogiendo. Partida en la que la señorita supo detectar que el color verde iba a ser el más escaso, ya que ambos comenzamos a explotarlo en la misma dirección y enviamos varios peones por ese camino. Yo cometí el error de liberar un 10 gracias a uno de los efectos de las fichas y no dudó un instante en tomarla para avanzar. Este paso fue el que necesitó para quitar el tapón y desatascar su situación. Además, al quedarme yo sin poder progresar, ella disparó su último peón y pudo capturar varias gemas con las que disparar su puntuación final. Resultado: victoria de la señorita por 80 a 64. Keltis es una revisión de Lost Cities que amplía el rango y que, manteniendo la esencia del juego original, le aplica ciertas modificaciones que le encajan relativamente bien, destacando la carrera sobre los caminos de piedra por las losetas de bonificación y que sean los jugadores los que detonen el final de la partida. Por contra, el factor azar se ve acentuado al doblar el número de cartas y a dos jugadores no termina de cuajar (con esa configuración, mejor volver a Lost Cities). Aun así, suele dejar buen sabor de boca tras cada partida. Respecto a la expansión Nuevos Caminos, Nuevos Objetivos, me ha gustado mucho la vuelta de tuerca que supone este tablero, sobre todo por el desequilibrio que supone a la hora de explotar unos caminos y dejar de lado otros. Mucho más interesante que el tablero original en el que los bloqueos son más probables.

Seguir leyendo

Crónicas Jugonas: Semana 14 del 2020 (30/03– 05/04)

Tercera semana en confinamiento y, de momento, mantenemos el ritmo de partidas. Vamos dosificando los estrenos de expansiones a la espera de retomar cierta normalidad. Así, aparece por primera vez en esta serie de entradas la primera expansión de Isla de Skye: El Viajero (que añade un tablero con tres tracks sobre los que progresaremos planificando rutas con un peón que debe visitar losetas con diversos elementos, además de nuevas losetas y objetivos), y la primera expansión de Luxor: The Mummy’s Curse (que añade cinco módulos en el que destaca el de la momia, que habilita unas losetas con efectos especiales que se activan mediante talismanes que se consiguen al jugar cartas de luxor que hacen desplazarse a la momia y puede dejar inactivos exploradores de los jugadores). Venga, ¡vamos al lío!

Comenzamos con una primera partida a la hora del café a ¡Pingüinos! (aquí su tochorreseña), diseñado por Günter Cornett y Alvydas Jakeliunas. Se trata de un abstracto con unos adorables pingüinos que lucharan por hacerse con el mayor botín de peces posible. Un tablero formado por losetas hexagonales en las que nuestros pingüinos se moverán en línea recta tomando la loseta sobre la que estaban al comienzo del movimiento, sin pasar por encima de otros pingüinos ni por huecos. La partida finaliza una vez que todos los pingüinos han quedado bloqueados sin poder ejecutar movimientos legales. Partida que quedó sentenciada muy pronto, con jugadas muy arriesgadas por parte de la señorita, que me dejó encerrar a casi todos sus peones en un cuadrante del tablero, quedándome con una gran cantidad de losetas en el borde. Además, muchas de estas losetas eran de 2 peces, lo que explica la gran diferencia en el tanteador final. Resultado: victoria de un servidor por 59 a 41. ¡Pingüinos! es un abstracto apto para toda la familia, con un tema bien escogido y que encaja con las mecánicas (losetas de hielo que se derriten y van dejando pequeños huecos en el mar), convirtiéndolo en un título atractivo. Además, escala perfectamente, algo poco habitual dentro de los abstractos para más de 2 jugadores gracias a variar el número de peones disponibles, aunque es cierto que ese punto táctico y de caos que se introduce cuando hay tres o cuatro jugadores no le sienta nada mal.

Seguir leyendo

Crónicas Jugonas: Semana 13 del 2020 (23/03– 29/03)

Segunda semana en confinamiento con un ritmo de partidas similar, aunque el número de estrenos cae en picado al quedarme pocos títulos que puedan salir a mesa para dos jugadores. En esta ocasión, solo expansiones. Así, es la primera vez que vemos en esta entrada la segunda expansión de Potion Explosion, El Sexto Estudiante (que añade un nuevo dispensador y un nuevo tipo de ingrediente, además de un par de tipos de pociones) y las expansiones de Cyclades: Hades (que añade dioses que añaden un punto de variabilidad muy interesante, además de otros módulos), Titans (que añade los titanes, que funcionan como transportadores de tropas, además de unidades militares, y un nuevo mapa que muestra una isla amplia con territorios) y Monuments (que añade unas miniaturas que se obtienen cuando se controlan dos tipos de edificios concretos y proporcionan un efecto para el que controle el monumento). Venga, vamos al lío.

Comenzamos la semana con una partida a Tak (aquí su tochorreseña), diseñado por James Ernest y Patrick Rothfuss. Se trata de un juego abstracto en el que los jugadores tendrán como objetivo conectar dos lados de un tablero cuadriculado mediante piezas de su color sobre casillas formando un camino de casillas ortogonalmente conectadas. En su turno, un jugador podrá añadir una pieza de su reserva al tablero en una casilla vacía (tumbada o de pie) o mover una ficha/pila que controle (que la ficha superior sea de su color), pudiendo apilarse y dejar piezas por el camino. Las piezas de pie no podrán capturarse, aunque no se tendrán en cuenta a la hora de conformar el camino. Partida disputada, con la señorita cargando continuamente llegando casi agotar su reserva de piezas. Yo mantuve posiciones defensivas, atrapando sus piezas y manteniéndolas confinadas. Cuando llegó el momento, pasé al ataque y la señorita apenas tuvo margen de maniobra, hasta que establecí una cruz que no fue capaz de bloquear. ¡Victoria para un servidor! Tak puede recordar a otros diseños pero que incorpora conceptos únicos que lo convierten en un producto más que interesante para aquellos que disfruten de este tipo de juegos. Es cierto que, a veces, el desarrollo de la partida puede sentirse ligeramente monótono o a trompicones, pero cuando se domina, genera una tensión creciente que mantendrá a los jugadores concentrados. La producción deja algo que desear (sobre todo teniendo en cuenta el coste), aunque siempre os podéis fabricar recurriendo a un ebanista…

Seguir leyendo