Reseña: Dominion – Intriga

Reseña: Dominion – Intriga

Buenas a todos. Hoy toca reseñar otro de esos juegos mundialmente conocidos, con gran cantidad de expansiones y que cualquier jugón que se precie no debería dejar escapar la oportunidad de probarlo. Estoy hablando de Dominion, la joya salida del ingenio del diseñador norteamericano Donald X. Vaccarino.

Antes que nada, aclarar que la reseña se trata de Dominion: Intriga, el otro juego completo de la colección, publicado en 2009. Si, llamémosle colección porque con la cantidad de expansiones publicadas y las que están por venir, rivaliza con Carcasonne en esta cualidad de sacacuartos, pues hay algunas que no está del todo justificada. Pero bueno, eso será motivo de otro artículo. Decía que Intriga es el otro juego completo porque es el único, junto con el juego original, con el que se puede jugar, pues provee de las cartas necesarias para ello.

Reseña: Alta Tensión

Reseña: Alta Tensión

Hoy os traigo la reseña de otro de mis juegos favoritos y que más gusta entre mi grupo de jugadores: Alta Tensión. Antes de nada, algunos datos interesantes sobre el juego.

Alta Tensión (Power Grid en el idioma de Shakespeare) es un Eurogame del diseñador alemán  Friedemann Friese, publicado en 2004 y que en España está distribuido por Edge Enterntaiment, a un precio recomendado de 39,95 €.

Reseña: Agricola

Reseña: Agricola

Llevaba tiempo dándole vueltas a esta reseña, y ha llegado la hora de sacarla adelante. Ante todo, deciros que este es, sin duda alguna, mi juego favorito y aún no he probado ninguno que me transmita más de lo que me transmite este Agricola de Uwe Rosenberg (creador de otros grandes éxitos como Le Havre u Ora et Labora), con ilustraciones de Klemens Franz.

Fue además el primer Eurogame que adquirí (si, lo sé, empecé a lo grande) por lo que le tengo un cariño especial.

Reseña: 7 Wonders

Reseña: 7 Wonders

Hoy toca hablar de uno de los juegos que, desde que lo tengo, mas veces ha salido a la mesa. Se trata, nada mas y nada menos que de 7 Wonders, el aclamado y galardonado juego del diseñador francés Antoine Bauza, con las magnificas ilustraciones del también famoso Miguel Coimbra.

Entre los muchos galardones acumulados por este titulo, hay que destacar el Kennerspiel des Jahres (Juego del Año para Expertos) dentro de los Spiel des Jahres del 2011, es decir, que tiene suficientes credenciales como para ser un Must Have.

Reseña: Asara

Reseña: Asara

Se acercaba mi cumpleaños. Y ya es tradición que entre mis colegas de Barcelona y yo nos regalásemos juegos de mesa (socorridos, del gusto de todos, asequibles y con posibilidad de jugar cuando nos visitamos). Nos pusimos a indagar un poco buscando algún juego que fuera relativamente nuevo y que ofreciese algo distinto a lo que ya tenia. Y encontré esta joyita de la que voy a hablaros.

Como carta de presentación, Asara fue uno de los juegos nominados al Spiel de Jahres del 2011 (año en el que el ganador fue Qwirkle). Pero llegar a las nominaciones da una idea de que nos encontramos ante un producto de calidad. Es un diseño de Michael Kiesling y Wolfgang Kramer.

Reseña: ¡Pingüinos!

Reseña: ¡Pingüinos!

Buenas a todos. Aquí os traigo una reseña de un juego en pequeño formato pero que esconde una gran joya dentro de el. Y la verdad es que yo no daba «un duro» por el. Lo compró mi novia, que en su día vio la edición de Devir y le llamó muchísimo la atención. Eh! Son pingüinos!!! Pero a mi es difícil «embaucarme» con una portada bonita y animales «cachondos». Así que me negaba en rotundo a comprarlo. Sobre todo por el precio, en torno a los 26 €, pues hay Eurogames importantes que cuestan mas o menos lo mismo y ofrecen muchísimo mas. Pero entonces, un día, dando una vuelta por mi querida Sevilla, entramos en una famosa tienda de comics y juegos y vimos la edición de Edge Entertainment, prácticamente de viaje, a un precio irrisorio de 11,95 €. Así que decidimos adquirirlo a ver que tal. La verdad es que fue un salto al vacío, yo que suelo navegar y navegar, leer mucho y comparar antes de elegir un nuevo titulo, accedí «prácticamente» a ciegas.

Y la sorpresa fue mayúscula…